PORTADA DE MAÑANA
Ver
España se sitúa como uno de los países europeos con mayor brecha de género en la cúpula judicial

Ayuntamiento de Madrid

Zapata dimite como edil de Cultura, no deja su acta y reitera sus disculpas a afectados por sus tuits

Zapata dimite como edil de Cultura, no deja su acta y reitera sus disculpas a afectados por sus tuits

El hasta este lunes concejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata, compareció esta tarde para anunciar su dimisión tras la polémica que generó la publicación de varios tuits de carácter ofensivo que escribió en 2011 y para volver a pedir disculpas “a las personas que se hayan podido ver afectadas” por ellos.

Zapata compareció en rueda de prensa al filo de las cuatro de la tarde en el Ayuntamiento de Madrid, tras la controversia que durante el fin de semana provocaron algunos tuits que había publicado en el año 2011, en los que hacía chistes sobre víctimas del terrorismo, el Holocausto o la desaparición de Marta del Castillo. Todos los partidos de la oposición –PP, PSOE y Ciudadanos– habían pedido su renuncia, a pesar de que Zapata trató de explicarse y pedir disculpas en una carta abierta.

El hasta hoy concejal de Cultura pidió perdón en repetidas ocasiones y con la voz temblorosa a los afectados por sus mensajes, y aseguró que su renuncia se debe a dos causas: la asunción de su “responsabilidad individual” por lo que calificó de error, y el intento de que su actuación no dañe la acción del Gobierno municipal, recién constituido y liderado por la alcaldesa Manuela Carmena, que aceptó su dimisión tras mantener una reunión de una hora con él durante la mañana, según explicó el propio Zapata. "Nadie me ha invitado a marcharme, ha sido una decisión colectiva", señaló.

Wyoming: “Zapata representa a los 'viejóvenes”

“Sobre el contexto de la libertad de expresión se habla de lo que puede decirse, pero ningún contexto justifica generar dolor a nadie. Las consecuencias son puramente individuales y uno las tiene que asumir”, abundó Zapata, que aseguró que “algunas de las cosas que pensaba sobre los límites del humor se han visto modificadas” al encontrarse “cara a cara” con afectados. Por ello, el edil anunció que se pondría en contacto por carta con “las personas que se hayan visto afectadas de manera más directa”, y especialmente “con la comunidad judía, para reiterarles que no soy antisemita y que rechazo cualquier modelo de violencia”.

De igual forma, Zapata explicó que había mantenido la mañana del lunes una conversación con el padre de Marta del Castillo para expresarle sus disculpas, y consideró "absolutamente normal" el hecho de que exista un "escrutinio sobre las declaraciones públicas" de los nuevos gobernantes municipales. "Si yo considerara que estamos hablando solo de opiniones políticas no estaría aquí", explicó el edil, que tampoco quiso entrar a valorar la existencia de una posible "doble vara de medir" entre él y los integrantes de otros partidos. "Las varas las mide la sociedad, no yo", declaró. 

El Gobierno municipal aún no ha decidido quien será el sustituto de Zapata al frente de la Concejalía de Cultura de la capital, si bien el ya exresponsable calificó de “ejercicio de responsabilidad” el hecho de quitarse “de en medio”. “Este es un proyecto colectivo, y el protagonismo de uno no puede ponerse por encima del de los demás”, sostuvo. En cualquier caso, Zapata no renunciará a su acta de concejal, sino que según explicó seguirá ejerciendo sus competencias de carácter “distrital” desde su escaño.

Más sobre este tema
stats