La cultura te hará libre

“Un tributo a esa parte de la política que nunca se ve”: así define Daniel Bernabé la serie 'Baron Noir'

Daniel Bernabé, periodista, autor de 'Ya estábamos al final de algo' y columnista de este periódico.

Daniel Bernabé (Madrid, 1980) ha aprovechado la sección veraniega La cultura te hará libre para recomendar la serie Baron Noir, centrada en los entresijos de la política, algo que él conoce de primera mano puesto que combina su trayectoria como escritor con publicaciones periodísticas de análisis político y social en medios de comunicación como infoLibre, La Marea y Público.

“Esta serie es un tributo a esa parte de la política que nunca se ve: la de la fontanería, la de los acuerdos a última hora, la de las presiones, las componendas y las estrategias poco presentables”, afirma el periodista sobre la serie producida en 2016 por Canal+ que narra las batallas políticas y judiciales de Philippe Rickwaert, alcalde en el norte de Francia y miembro del parlamento francés, quien en medio de las elecciones presidenciales ve peligrar su futuro cuando su mentor, el candidato del partido de izquierdas, se deshace de él para salvar su campaña.

Protagonistas de la serie Baron Noir de Canal + en una imagen promocional.

Philippe Rickwaert, interpretado por Kad Merad, “es uno de esos personajes ineludibles en la ficción política contemporánea”, comenta. “Por cada Birgitte Nyborg que observamos sonriendo frente a las cámaras, mientras nos abruma con su intachable moralidad, hay un Rickwaert manchándose las manos y el alma para permitírselo”, explica el escritor.

“No se confundan”, advierte el periodista, “Rickwaert puede que sitúe los medios utilizados un paso más allá de lo razonable, lo ético e incluso lo legal. Puede que mire por la construcción de su carrera política en un mundo despiadado donde casi hay que tener más miedo a los compañeros que a los rivales. Lo cual no significa que esos medios estén huérfanos de unos fines”, subraya. Para Bernabé, Rickwaert tiene principios, los de un socialista francés de la vieja escuela que desconfía de los nuevos ejes porque sabe, no por los libros sino por la calle, que al final todo se reduce a la misma lucha a la que todo se ha reducido siempre: pobres contra ricos, izquierda contra derecha. “Es un aviso de que hoy y aquí determinadas tradiciones empiezan a ser hasta subversivas”, opina.

El autor de La distancia del presente y La trampa de la diversidad destaca también el personaje de Amelie Dorendeu, interpretado por Anna Mougalis, contraparte femenina e ideológica de Rickwaert, una alta funcionaria europea que pasa de ser técnica del Partido Socialista francés a ser su líder, según el periodista, “implosionándolo al estilo del macronismo”. Según Bernabé, la tensión que mantienen ambos personajes a lo largo de las tres temporadas que dura la serie marca las dudas de la izquierda actual: “Elegir un nuevo rumbo donde hay que prescindir hasta del nombre, o encarar el futuro recurriendo a lo que siempre había funcionado hasta que el nuevo siglo nos trajo el descreimiento camuflado en vanguardia”. Sin embargo, a pesar de que Dorendeu y Rickwaert luchan, también se complementan contra las amenazas, “representadas en una extrema derecha que vuelve del cementerio animada por la incertidumbre neoliberal y por un populismo atroz”, dice.

“Puede que lo que vean en Baron Noir les desagrade, puede que Rickwaert les resulte grosero y antipático, puede que incluso le acaben tomando, a él, a sus ojeras y a su calvicie, un enorme cariño”, comenta el periodista asegurando que hay bastante más de verdad en esta ficción que en la escaleta de los informativos y las tertulias: “A veces debemos recurrir a las máscaras para contar con todo lujo de detalles la realidad”.

Julián Casanova propone cinco películas para volver al “pasado recordado, olvidado y reprimido” de la II Guerra Mundial

Julián Casanova propone cinco películas para volver al “pasado recordado, olvidado y reprimido” de la II Guerra Mundial

Más sobre este tema
stats