La cultura te hará libre

'El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes', la conmovedora novela que ha atrapado a María Llapart

María Llapart, en una imagen de archivo.

Hablar mal de una madre en Rumanía se considera casi una blasfemia, o al menos eso dice Tatiana Tibuleac, autora de El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes(Editorial Impedimenta). Una obra que la actual presentadora de verano de Al rojo vivo,Al rojo vivo, María Llapart, trae con gusto a la sección La cultura te hará libre. “La lectura te atrapa desde el principio”, dice la periodista. A golpe de tinta, esta escritora no duda en cargarse con su relato la relación idílica maternofilial y crear una historia triste donde se asoman rayos de esperanza y comprensión.

La novela tiene como hilo conductor la vida de un hijo y su madre. Aleksy, el exitoso pintor que protagoniza la historia, comienza un viaje marcado por un bloqueo artístico que lo lleva a realizar una visita a un psiquiatra, el cual le recomienda encarecidamente que escriba. Con papel y lápiz en mano, Aleksy decide escribir sobre el último verano que pasó con su madre. El odio contra quien le ha dado la vida se palpa en cada línea.Sin embargo, a través de los diferentes capítulos la relacion entre ambos va ganando matices, se vuelve compleja y se acaba comprendiendo qué hay detrás de tanta ira. Poco a poco, ese camino lleno de oscuridad se acaba convirtiendo en algo terapéutico. “Es una novela conmovedora”, comenta la también cronista palarmentaria de laSexta.

“He buceado absorta en sus páginas intentando entender por qué se puede odiar a una madre hasta desearle la muerte”, dice la periodista. “Y me he emocionado acompañando al protagonista mientras descubría que la persona que le trajo al mundo es mejor de lo que nunca había imaginado”, añade.

Para Llapart, se trata de una lectura que “te remueve hasta lo más profundo y te hace reflexionar sobre las relaciones humanas y las circunstancias que las rodean”. Agrega que la obra le ha hecho meditar sobre la importancia del lugar en el que nacemos, el padre que nos toca, la persona de la que nos enamoramos o la cercanía con la muerte, “circunstancias que nos marcan de por vida”.

Una historia, estructurada a través de capítulos breves, que mediante la crudeza y la emoción muestra la fragilidad de las relaciones maternofiliales. Con El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes, María Llapart sopesa cómo "el odio, el amor más puro yla manera en la que nos enfrentamos al fin de la vida, pueden ser un aprendizaje”

Marc Sala toma asiento en el teatro y experimenta “una pequeña catarsis” con 'El bar que se tragó a todos los españoles'

Marc Sala toma asiento en el teatro y experimenta “una pequeña catarsis” con 'El bar que se tragó a todos los españoles'

Más sobre este tema
stats