Presupuestos Generales Estado

Cultura vende una subida en las ayudas al cine tres veces superior a la realidad

El ministro Méndez de Vigo en la presentación de los presupuestos de su área.

El Ministerio de Cultura prevé dedicar en 2016 60 millones de euros al Fondo de Protección de la Cinematografía, el organismo encargado, entre otras cosas, de subvencionar la producción de largometrajes. Eso supondría otorgarle 7,42 millones de euros más de los que el Fondo recibió en 2015, una cantidad tres veces menor que los 23,43 millones de euros de incremento anunciados por el Gobierno.

El ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró en la presentación de los Presupuestos Generales de su área el pasado martes que las ayudas al cine crecían un 65,36% en 2016, pasando de 36,58 millones de euros en 2015 a 60 millones de euros para el próximo año. Sin embargo, a esa primera cantidad hay que sumar un crédito extraordinario por valor de 16 millones de euros otorgado el pasado mayo con la aprobación de la nueva Ley del Cine

Reajustando las cuentas, el Gobierno dedicó 52,58 millones de euros a las subvenciones al cine en 2015, por lo que al asignar 60 millones para el próximo ejercicio, las aportaciones aumentarían un 14%, lejos del incremento anunciado. Lo que el Ministerio ha vendido como un signo de especial dedicación al sector y una ayuda para desarrollar la nueva Ley del Cine es, en realidad, una subida más magra de la prometida.

Unas ayudas muy divididas

"El sistema nuevo va a coexistir con el anterior durante algunos años, y eso requiere financiación. Cuando se comienza de nuevo, montar todo cuesta más", explicaba Méndez de Vigo en la rueda de prensa. Con la nueva Ley del Cine aprobada como real decreto el pasado mayo, las ayudas a la producción audiovisual no se harán a posteriori, como hasta ahora, sino que pasarán a hacerse por anticipado, a medida que avanza la producción. Hasta 2018, sin embargo, tendrán que convivir los dos formatos.

Así, como decía el ministro, las subvenciones de 2016 tendrán que dedicarse tanto a pagar las amortizaciones de las producciones de 2014 —hasta ahora, las ayudas se entregaban dos años después del estreno— como a sufragar los proyectos iniciados en el segundo semestre de 2015 y todo 2016. Funtes del Ministerio han admitido no saber aún cómo se distribuirá el presupuesto entre esas partidas, ya que el desarrollo de la norma aún se está elaborando y no se conocen cuáles serán los criterios de adjudicación. Es decir, no tendrán que sufragar un año de cine, sino dos y medio

"Hay que suponer que la mayor parte del presupuesto irá a las amortizaciones de 2014, ya que el próximo ejercicio solo se concederá una parte del total de las ayudas por adelantado", aclaran esas mismas fuentes. El modo de concesión de las ayudas a partir de ahora será por hitos. Cada vez que una producción alcance un nivel de desarrollo (planteamiento, rodaje, distribución...), se le adjudicará una cantidad, según explican en el ministerio. 

Aumentos en la mayoría de las partidas

Los Presupuestos Generales de 2016 son más generosos con la Cultura que los del ejercicio anterior. El total dedicado a este sector asciende a 803 millones de euros, un 7,3% más que en 2015. En general, crece la inmensa mayoría de las partidas, aunque con subidas de distinta envergadura, desde el 2% que aumenta la partida de la Biblioteca Nacional de España hasta el 15% que crece la del Festival de Almagro o el 12% que sube el presupuesto del Thyssen.

Ve aumentar también su presupuesto el polémico Diccionario Biográfico Español —que negaba que la dictadura de Franco fuera totalitaria, aunque solo en 1.700 euros. "No nos arrementimos. La edición del diccionario es una obra sensacional. Necesita ajustes, pero es una pena que esas revisiones desmerezcan el trabajo", señaló Méndez de Vigo. 

La partida dedicada a Conservación y restauración de bienes culturales es de las pocas que cae, de 18,3 millones de euros a 18,1 millones. Otras se mantienen estables, como el programa PLATEA para incentivar la programación municipal de artes escénicas, que se mantiene en 5 millones de euros, o el Festival de Teatro Clásico de Mérida (187.500 euros), el Festival de Cine de Málaga (100.000 euros) y el de Huelva (80.000 euros). 

El Gobierno castiga al teatro en unos fondos congelados

El Gobierno castiga al teatro en unos fondos congelados

Más sobre este tema
stats