Música

¿Dónde están las mujeres en la música alternativa?

Un fotograma del documental 'Tomar el escenario'.

“Yo veo a Iggy Pop o a David Bowie en el escenario, y es que el rock no es solo música, es también teatralidad, es provocación, es show… pues sí, es sexualidad… ¿Y por qué nosotras por ser chicas no podemos jugar también a esto? ¿No? Porque entonces estás aprovechando que eres mujer y que la mayoría de tu público es masculino. Pero es que más sexual que Iggy Pop restregándose mantequilla de cacahuete sobre el escenario… ¡lo siento!”.

En este siglo XXI, ser mujer sigue siendo en muchos ámbitos un equipaje que ir arrastrando. También, y quizá paradójicamente, en el mundo de la música alternativa. Muchas veces cargados de contenidos políticos reivindicativos, movimientos como el punk, el hardcore o el hip hop también adolecen de la escasez de voces femeninas. Y no solo sobre el escenario: también en las discográficas o en las salas de conciertos. Con una veintena de testimonios de las integrantes de bandas como Rotten Nuttes (la cita inicial es de una de sus integrantes), Las Sexpeares o Core Tres y de festivales feministas como Furor Uterí, Femme Soroll o Ladyfest, el documental Tomar el escenarioTomar el escenario se adentra en este territorio definido por sus presencias y ausencias. 

No solo es la música alternativa la que muestra esta carencia. Ayer mismo, la muy reconocida y pagada diva del pop Beyoncé denunciaba que la igualdad de género en el mundo de la música se reduce a la condición de mito. “La humanidad requiere tanto de los hombres como de las mujeres, que son igualmente importantes y que se necesitan mutuamente. Entonces, ¿por qué se nos ve como menos que iguales?“, escribía la cantante estadounidense en un artículo para Shiver Report, un informe sobre la desigualdad, en el que incidía sobre la diferente remuneración dependiendo del género. 

“Se supone que tenemos claros unos aspectos, y que hoy nadie se llamaría a sí mismo sexista, pero llevar esto a cabo es muy difícil”, apunta Elena Idoate, la directora del documental. Habiendo tocado en diferentes bandas de hardcore con otras chicas, esta barcelonesa conocía bien una situación a la que, ahora, le “apetecía” aportar su mirada, canalizada en la productora audiovisual Autoexpressió, con la que también ha realizado otros proyectos audiovisuales más breves sobre temas como el aborto y los derechos reproductivos.

Financiado a través del crowdfunding y realizado con licencias Creative Commons, el documental ya se ha proyectado en distintos contextos, desde la Muestra internacional de cine realizado por mujeres de Zaragoza, a festivales musicales o colectivos feministas. Este viernes 17 se presentará en Santander, en la I Jornada sobre chicas y punk organizada por la Librería asociativa La libre, y el 25 de enero llegará a Madrid en la segunda jornada del (Tri)ciclo Mujeres y punk, que tendrá lugar en La Quimera de Lavapiés. Posteriormente, pasará por ciudades como Valencia o Castellón, y en marzo se colgará para su visionado gratuito en Internet.

El resultado del documental es una amalgama de testimonios y percepciones por parte de las entrevistadas. No hay tanto resoluciones sino impresiones e ideas.  “Quería incluir una variedad de estilos y una variedad de perfiles”, explica Idoate. “Y hay algunas chicas que han reflexionado más y han elaborado un discurso a lo largo de los años, mientras que otras, más jóvenes, no se habían planteado estas temas y su aportación es más espontánea”.

A pesar de las diferencias, sí que se percibe como trasfondo una percepción generalizada: la de que, de un modo u otro, no existe una total normalidad a la hora de percibir y ser percibidas como una banda de música, sin la coletilla del "de chicas".“No quería plantear una conclusión cerrada, porque hay muchos temas y algunos son contradictorios”, apunta la directora. “La idea era dar una visión, que es más propia mía, de que en la música existe una ausencia muy grande mujeres, de que hay un patriarcado musical donde se ubican las mujeres y que hay que ir rompiendo con eso”.

Cuatro de cada cinco artistas en las listas de éxitos musicales son hombres, según Spotify

Cuatro de cada cinco artistas en las listas de éxitos musicales son hombres, según Spotify

Más sobre este tema
stats