LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Del 'caso Begoña' al 'caso Peinado': el juez convierte una causa vacía en un espectáculo mediático

Cine español

El PSOE se apoya en las críticas de Almodóvar para acusar al Gobierno de “destrozar” el sector cultural

José Ignacio Wert y Cristóbal Montoro, este miércoles en la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

El Gobierno no responde al cineasta español más internacional, a Pedro Almodóvar. No se molesta en replicar al realizador que, el pasado sábado, en un artículo en infoLibre, denunciaba el "riguroso plan de exterminio" que el Ejecutivo está cometiendo contra el cine español por razones puramente ideológica, por haber salido a las calles en 2003 contra la guerra de Irak. Este miércoles, el titular de Educación, Cultura y Deporte tuvo ocasión de hacerlo en el pleno del Congreso, en la sesión de control, porque la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, le recordó las palabras de Almodóvar y le acusó de querer "destrozar" la industria cultural con su subida de impuestos. Pero José Ignacio Wert no lo hizo y sólo reiteró que el Gabinete "someterá a revisión" el alza del IVA dentro de su propuesta más amplia de reforma fiscal, anunciada para 2014. 

La número dos de los socialistas le afeó a Wert primero los desastrosos datos de la industria cultural desde que el IVA aumentara de golpe del 8% al 21% desde septiembre de 2012. "Hemos perdido 141 pantallas, 17 complejos cinematográficos, y se ha destruido más del 13% de puestos de trabajo directos. En la música, la recaudación ha caído en más de dos millones y medio de euros, y en las artes escénicas hemos perdido más del 55% del público. España es uno de los países que más grava la cultura". Wert, con cierta flema, replicó que la aplicación del tipo general de IVA a "una serie de manifestaciones culturales" obedece "únicamente a exigencias de consolidación fiscal". Tipos que se examinarán el año que viene, dijo. 

"¡Vaya papelón, señor Wert! ¡Se tragó la subida del IVA sin rechistar y hoy viene a defender la política del señor Montoro!". En el comienzo de su réplica, la vicesecretaria general aguijoneó al titular de Cultura por ser él a quien el Gobierno había encargado la respuesta, cuando ella se la había dirigido a su compañero de Hacienda, porque fue Montoro quien la semana pasada achacó el hundimiento del cine español a la "calidad de las películas", afirmación que luego intentó enmendar. "No quisieron hacer caso a los pronósticos que hizo la oposición y que hizo el sector cultural, pero las peores previsiones se han cumplido, y ahora cometen la torpeza de atribuir la crisis del cine a la baja calidad de las películas. Dígale al señor Montoro que para decir una cosa así hay que ser un irresponsable. ¿Se imaginan a un ministro británico, alemán o francés diciendo en una radio que el cine de su país es de baja calidad? Es impensable, ¿verdad? Pero ustedes dos son los responsables directos no sólo de destruir gran parte de la industria cultural, sino sobre todo de convertir la cultura en un producto de lujo al alcance de muy pocos". 

La prensa internacional se hace eco del artículo de Almodóvar sobre el exterminio del cine español

La prensa internacional se hace eco del artículo de Almodóvar sobre el exterminio del cine español

"Amnistía para defraudadores, impuestos para creadores"

Valenciano reprochó a Wert que defienda "el conocido milagro Montoro". Esto es, "subir el IVA, destrozar el sector y recaudar menos". "Es una decisión que no beneficia a nadie. Tengo que darle la razón a uno de nuestros creadores más reconocidos. No sé si les suena. Se llama Pedro Almodóvar y les acusa directamente de aplicar por razones políticas un plan de exterminio contra el cine español. El resumen es amnistía para los defraudadores e impuestos para los creadores. Gobierno de España. Dígame ahora qué le ha dicho Montoro que me conteste", remachó. 

Wert pareció no conmoverse desde su escaño, aunque sí se molestó por la insistencia de Valenciano en ponerle como un segundón y servir de escudo a Montoro –"Le rogaría que no confunda a la gente"–. Luego tiró de argumentario: que a "ningún ministro" le gusta subir impuestos, que estos sirven para financiar los servicios públicos esenciales, y que en una crisis de ingresos como la actual "es evidente que aunque sea de forma temporal hay que tocar los tipos de algunos impuestos". "No voy a glosar lo que no me toca glosar", esquivó. Después reiteró que se está articulando un mecanismo financiero que permita "atender las obligaciones comprometidas con el fondo de amortización de la cinematografía y que en los Presupuestos Generales del Estado de 2014 se incrementa la partida para el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), "lo cual va a permitir una utilización más eficiente de espacios escénicos y crear trabajo". También recordó que el Gobierno está trabajando en una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, porque por esta vía, "y de manera muy determinante, se defienden las industrias culturales de este país". 

Más sobre este tema
stats