PRIMERO DE MAYO

CCOO y UGT: “No podemos esperar a 2019, cambio de política o de gobierno”

UGT y CCOO: “No podemos esperar a 2019: cambio de política o cambio de gobierno”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pide paciencia a los españoles, pero CCOO y UGT le responden que el paro apremia. "No podemos esperar que el empleo nos caiga del cielo en 2019", ha advertido el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo en referencia a la fecha en que, según las últimas previsiones del Gobierno, el desempleo habrá bajado al 15% desde el 27% de la última EPA. "Convoque urgentemente a la sociedad española, es ahora cuando la gente está en paro y tiene necesidades", ha instado a Rajoy, a quien tanto Fernández Toxo como el líder de UGT, Cándido Méndez, vuelven a reclamar un gran pacto nacional para salir de la crisis. "Cambio de políticas", ha resumido, "o cambio de gobierno".

Los discursos de ambos dirigentes sindicales han puesto punto final a la manifestación que, con motivo del Primero de Mayo, reunió a unas 50.000 personas, según el cálculo de UGT y CCOO, en el centro de Madrid. En Cataluña, dijo Fernández Toxo, han salido a la calle 180.000 ciudadanos y otros 90.000 en la Comunidad Valencia. Los sindicatos habían convocado más de 80 movilizaciones en todo el país. Entre los congregados se vio al secretario de Organización del PSOE, Óscar López; al portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, y al secretario general del PSOE madrileño, Tomás Gómez.  

En la rueda de prensa previa a la manifestación, Méndez y Toxo conminaron al Gobierno a “liderar” el proceso que conduzca al pacto, al tiempo que se ofrecieron a aportar la “cuota de compromiso” que les corresponda para alcanzarlo. Los dos sindicatos ya le han pedido a Mariano Rajoy una reunión urgente, a la que también acudirá la secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Bernadette Ségol. Según recalcaron, la situación es de “emergencia nacional”, como demuestran los 6,2 millones de parados. Por lo que Rajoy debería haber aprovechado ya la ocasión que le brindó el último Consejo de Ministros para convocar a la sociedad en la búsqueda de un gran “compromiso nacional”.

Otra política

Fernández Toxo recordó los Pactos de Moncloa, y aunque precisó que las circunstancias ahora son distintas, sí reclamó para el momento actual la “generosidad” que impregnó entonces a partidos y organizaciones. Eso sí, Cándido Méndez dejó claro que el pacto no debe traducirse en una “adhesión inquebrantable a las políticas del Gobierno”. Un Ejecutivo que tachó de “paralizado e irresponsable” y que, como subrayó también Fernández Toxo, ha “incumplido todas sus promesas electorales y gobierna vía decreto sin escuchar al Parlamento”.

De hecho, en los discursos de ambos líderes han sido constantes las llamadas a Rajoy para que cambie su política económica y sitúe su prioridad en el empleo. “El paro no es una maldición bíblica”, aseguró el responsable de CCOO, sino “el resultado” de unas políticas que no hacen sino demostrar su “fracaso” en los 6,2 millones de parados, los casi dos millones de hogares sin ingresos, los 3,2 millones de desempleados sin prestación ni subsidio o el 57% de jóvenes sin trabajo.

Desde la tribuna, Méndez y Toxo hicieron recuento de las “alternativas” posibles, desde un plan de choque para el empleo y la creación de una renta mínima para quienes no cobran prestaciones, hasta un plan de inversiones públicas, una reforma fiscal, un plan de viviendas sociales y rehabilitación urbana, el desarrollo de la dependencia, el uso de la banca nacionalizada para dar crédito a las pymes… Prácticamente el reverso de las políticas de reducción del déficit que el Gobierno ya ha declarado que no va abandonar.

Fortaleza frente a resignación

“Pero no sólo vamos a hacer sindicalismo forense”, explicó Fernández Toxo. Sino que, como dijo luego Cándido Méndez, frente a la “erosión moral” de la sociedad española, los sindicatos se ofrecieron a insuflar “fortaleza moral” a los ciudadanos frente a la "resignación" que, dicen, pide el Gobierno. La que necesitan Emilio y Teresa, técnico informático él, funcionaria jubilada de la Seguridad Social ella, a los que les faltan dedos para contar los motivos por los que han salido a la calle: “Los recortes en sanidad, educación y servicios sociales, la subida de impuestos, los sueldos cada vez más bajos, los precios cada vez más altos, los políticos corruptos y desconectados de la sociedad que nos toman por tontos, la troika, las pensiones…”.

O el futuro que reclaman Laura y Raquel, ambas de 18 años y aún en Bachillerato, que fueron a preguntar en la universidad pública para elegir carrera y les respondieron que los recortes y la falta de medios la están “hundiendo”: “En Biológicas nos dijeron que no tienen ni guantes nuevos para hacer las prácticas”.

“No podemos ser pacientes”, le reprochó a Mariano Rajoy el responsable de CCOO en Madrid, Jaime Cedrún, que abrió los discursos en la Puerta del Sol. “Entiendo”, explicó, “que pueda ser paciente Alfredo Sáenz, con sus 88 millones de euros de pensión, o los Botín, con su dinero en paraísos fiscales, o Luis Bárcenas o los donantes del PP o los dirigentes del PP con sus sobres, pero no pueden serlo el parado que se va a quedar sin prestación o quienes están a punto de ser desahuciados”. Menos aún lo fue el secretario general de UGT de Madrid, José Ricardo Martínez, quien a continuación exigió la dimisión de Mariano Rajoy y la convocatoria de elecciones anticipadas.

Rajoy se reunirá con los sindicatos y la CEOE el próximo día 16

Rajoy se reunirá con los sindicatos y la CEOE el próximo día 16

Más sobre este tema
stats