LAS CUENTAS DEL GIGANTE DE LA DISTRIBUCIÓN

El Corte Inglés donó ocho millones a la Iglesia y a cambio los obispos le compraron viajes, ordenadores y camisetas por otros siete

El Corte Inglés donó ocho millones a la Iglesia y a cambio los obispos le compraron viajes, ordenadores y camisetas por otros siete

El Corte Inglés donó a la Iglesia católica ocho millones de euros con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud en 2011 y, en contraprestación, el Arzobispado de Madrid se obligó a contratar con los grandes almacenes viajes y alojamientos, además de dos campañas publicitarias y a comprarle ordenadores, camisetas y mochilas, todo ello por un importe de 6,9 millones de euros.

El contrato entre el Arzobispado y El Corte Inglés ha sido desvelado por el grupo hacktivista La Nueve, vinculado a Anonymous, junto con un listado de todos los gastos del Departamento de Relaciones Externas de la empresa entre 2011 y 2016.

En el documento, la compañía de Dimas Gimeno justifica el donativo por su deseo de “colaborar en la realización, promoción y difusión” de la Jornada Mundial de la Juventud, cuya vigésimosexta edición se celebró en el Aeródromo de Cuatro Vientos (Madrid) entre los días 16 y 21 de agosto de 2011. El papa Benedicto XVI presidió el acto, al que acudieron dos millones de personas de todo el mundo. Aunque El Corte Inglés tampoco oculta que con la donación pretende obtener los beneficios fiscales que la ley concede para estos eventos.

Así, los Presupuestos Generales del Estado del 2010 incluyeron a la Jornada Mundial de la Juventud entre los acontecimientos de “excepcional interés público” de 2011, lo que permitió a las empresas patrocinadores acceder a los beneficios fiscales establecidos por la Ley de Mecenazgo. De hecho, por el volumen de la donación, El Corte Inglés pudo recuperar hasta el 90% de la cantidad aportada.

Camisetas, gorras y mochilas

Aunque no fue ésa la única ventaja del acuerdo para la empresa que entonces presidía Isidoro Álvarez. A cambio del generoso donativo, la Iglesia se comprometió a contratar con Viajes El Corte Inglés los viajes y alojamiento de los obispos y personalidades que acudieron a la celebración, por importe de dos millones de euros más IVA, también los de los peregrinos, por otro millón más IVA.

Además, a Informática El Corte Inglés debieron comprarle material informático por valor de 650.000 euros, y a El Corte Inglés 400.000 euros en camisetas, gorras y abanicos serigrafiados con el logotipo de la Jornada Mundial de la Juventud y 400.000 euros más en “mochilas del peregrino”, aunque para estos dos últimos conceptos el contrato fija un presupuesto máximo de dos millones de euros.

Además, el Arzobispado de Madrid, que entonces encabezaba Antonio María Rouco Varela, se obligaba a contratar tres campañas de promoción: en los centros Opencor, por 1,7 millones de euros; en los centros de El Corte Inglés, por 450.000 euros, y en los Hipercor, por otros 300.000 euros.

Y, para redondear el acuerdo, El Corte Inglés se aseguró de disponer de 20 invitaciones en la zona reservada a empresas colaboradoras en el Aeródromo de Cuatro Vientos para los actos de los días 20 y 21 de agosto.

El Corte Inglés busca ahora la ayuda del pequeño comercio para hacer frente a Amazon

El Corte Inglés busca ahora la ayuda del pequeño comercio para hacer frente a Amazon

Más sobre este tema
stats