Negociación colectiva

Una decena de convenios sectoriales recogen ya el salario mínimo de 14.000 euros anuales

Hostelería y comercio concentran los salarios más bajos.

Sindicatos y patronal han firmado ya los nueve primeros convenios sectoriales que aplican el salario mínimo de 14.000 euros anuales pactado en el acuerdo marco de negociación colectiva 2018-2020, que se firmó el pasado mes de julio. Las Empresas de Trabajo Temporal (ETT), la industria química, el sector cementero y el de las conservas vegetales, las industrias salineras, los mayoristas importadores de productos químicos, la industria de la Comunidad de Madrid, los centros privados de enseñanza no reglada y hasta los fabricantes de turrones y mazapanes han acordado no pagar menos de 14.000 euros brutos al año a sus plantillas.  

La CEOE acordó con UGT y CCOO que los convenios establezcan ese suelo mínimo “de manera progresiva” hasta 2020. Una subida que beneficiará a 2,2 millones de trabajadores2,2 millones de trabajadores, según los cálculos sindicales. Así, en el de las ETT la subida será del 6% al año hasta llegar al salario mínimo en 2020 para los grupos de auxiliares administrativos, operarios de limpieza, teleoperadores, conserjes y recepcionistas, que son quienes ahora cobran por debajo de esa cifra. Para los comerciales, programadores informáticos y jefes de departamento, las alzas serán del 3,75% este año, del 3% en 2019 y del 2,25% en 2020. En conjunto, para las categorías inferiores el aumento salarial será del 26,9% en tres años, para el segundo nivel alcanzará el 15,7% y para el resto de los grupos se quedará en el 9,8%.

La implantación del salario mínimo en la industria de Madrid se traducirá en una subida del 30% para los trabajadores que no llegaban a los 14.000 euros anuales, pero para disfrutarla deberán esperar al 1 de enero de 2021, es decir, una vez concluida la vigencia del convenio recién firmado. Además, no se permitirá la compensación y absorción de los aumentos salariales para quienes cobren menos de 17.000 euros. En general, el convenio fija un alza del 2,1% para este año, así como del 2% tanto para 2019 como para 2020, más una subida del 1,5% anual como complemento para la mejora de la productividad. Es decir, la mejora salarial sumará un 3,6% este ejercicio y un 3,5% los dos siguientes.

Por tanto, en ambos convenios las subidas salariales superan las pactadas en el acuerdo marco de julio, establecidas en un 2% para la parte fija y otro 1% para la variable. El convenio de las ETT afecta a unos 750.000 trabajadores y el de la industria madrileña, a otros 200.000.

En algunos casos incluso se han pactado cantidades superiores a los 14.000 euros. El convenio de los mayoristas e importadores de productos químicos, este año se alcanzarán los 14.000 euros para llegar a 15.480 euros en 2019. En las industrias salineras, este año ya se pagarán 15.401 euros a las categorías inferiores, mientras que en 2019 serán ya 15.684. Las conserveras vegetales han acordado un mínimo de 14.100 euros anuales para sus 40.000 trabajadores. La industria química ha establecido el suelo este año en 15.264 euros, que subirá a 15.646 en 2019 y a 16.037 en 2020. En el sector cementero, el salario mínimo por convenio será ya este año aún más alto: 19.180 euros.

Navarra y Málaga

Además, UGT y CCOO han firmado con la patronal navarra (CEN) su propio Acuerdo sobre Relaciones Laborales, que fija el suelo salarial de 14.000 euros brutos anuales. Se beneficiarán unos 11.000 trabajadores. Igualmente la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) ha pactado con los dos principales sindicatos el “desarrollo y aplicación” del acuerdo marco que se firmó en julio, por lo que se compromete a implantar el salario mínimo de 14.000 euros así como el resto de las medidas.

Por el contrario, otros sectores se están mostrando más reticentes. “Está costando”, reconoce el secretario de Acción Sindical de UGT, Gonzalo Pino. Según explica su homóloga de CCOO, María Cruz Vicente, el salario mínimo de convenio no se ha conseguido aún en el sector textil, donde UGT firmó en septiembre un acuerdo con la patronal que no recoge el suelo de 14.000 euros y del que se ha apeado el sindicato liderado por Unai Sordo. Las subidas salariales pactadas son de un 2% para 2018 y 2019 y del 1,8% para 2020, así como de un 3% anual para los sueldos más bajos que, remarca CCOO, no permite alcanzar los 14.000 euros.

También en Castilla-La Mancha la patronal no quiere aplicar la subida de los sueldos más bajos hasta el nivel acordado en julio, por lo que, explica María Cruz Vicente, el sindicato ha abierto una campaña de movilizaciones. Otro tanto ocurre en Asturias, destaca Gonzalo Pino, y en el sector del metal de Cantabria donde, no obstante, CEOE y Cepyme se han ofrecido a mediar para que la patronal local acepte lo firmado en el acuerdo del pasado julio. Tampoco la patronal del sector de las ingenierías quiere establecer un salario mínimo en el convenio, el mismo rechazo que han expresado los empresarios del comercio en Toledo, Ciudad Real y Albacete, donde trabajan unas 30.000 personas. El dirigente de UGT asegura que la patronal sólo accede a subir los salarios un 1%, la mitad del alza firmada por la CEOE y Cepyme en el acuerdo marco. “Si a primeros del próximo año no se ha movido la maquinaria para cumplir lo pactado en el acuerdo de negociación colectiva, abriremos una línea de conflicto”, advierte Gonzalo Pino.

La subida afectará al 67% de los convenios

Según los datos de CCOO, en el 8,3% de los convenios –el sindicato ha analizado un total de 1.438, que afectan a 11,6 millones de trabajadores– ninguna de las categorías profesionales llega a los 14.000 euros brutos anuales. Son 119 convenios, que regulan las condiciones laborales de 588.170 personas. Aunque el sindicato precisa que la mayoría de ellos llevan muchos años sin negociarse porque no se aplican realmente. Sin embargo, hay otros 221 convenios –el 15,4%– donde la mayoría de las categorías no alcanzan el suelo de 14.000 euros. Y afectan a muchos más trabajadores: casi 1,5 millones. A esta cifra habría que sumar otros 252 convenios donde son “varias” las categorías que cobran por debajo del mínimo fijado en el acuerdo de julio. Protegen a 3,4 millones de asalariados. Es decir, la aplicación del suelo salarial debería incluirse en el 67% de los convenios, aunque su impacto sería más relevante en el 41% de ellos por afectar a buena parte de sus categorías profesionales. Por el contrario, en el 33% de los convenios analizados, 474, no hay ninguna categoría que cobre menos de 14.000 euros.

El sindicato ha encontrado que algunas de las categorías profesionales con los salarios más bajos son fruto de discriminaciones por razón de edad o sexo. Por ejemplo, los aprendices durante los primeros años –de 16 a 18 años– o el personal de limpieza en convenios como el de industrias del frío industrial o de las sociedades cooperativas de crédito, que fijan salarios por hora muy bajos, de cuatro y cinco euros.

En cualquier caso, el mayor porcentaje de trabajadores con sueldos inferiores a 14.000 euros se encuentran en el comercio –el 22,3%–, la agricultura –el 13,1%– y la hostelería –el 10,9%– En total, estos tres sectores suman el 46,3% del empleo con salarios más bajos. Y es en Murcia –el 27,3%–, Canarias –23,2%–, Andalucía –22,3%– y Extremadura –21%– donde hay más trabajadores con retribuciones mínimas. También son mayoritariamente mujeres –el 54,3%, aunque en Asturias llegan a ser el 70,5%–, menores de 30 años –el 30,4%– e inmigrantes –el 29,3%, frente a un 12,8% de españoles–, con contrato temporal –el 21%– y con menos de un año de antigüedad en la empresa –el 35% cobra menos de 14.000 euros–.

Valerio afirma que, viendo el ejemplo de Francia, el Gobierno "no estaba tan loco" cuando subió el salario mínimo

Valerio afirma que, viendo el ejemplo de Francia, el Gobierno "no estaba tan loco" cuando subió el salario mínimo

Más sobre este tema
stats