La portada de mañana
Ver
La negativa de Milei a rectificar abre la vía para una ruptura diplomática inédita en casi medio siglo

La salida de la crisis

El Gobierno revisa al alza unas previsiones económicas que nadie se cree

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, entrega al presidente del Congreso, Jesús Posada, el proyecto de ley de Presupuestos para 2014.

El sueldo de los ministros retribuye, entre otras cosas, la obligación de lanzar mensajes optimistas a los gobernados. Pero mantener el optimismo a toda costa en un marco de datos negativos que llegan de todo el entorno es muy difícil. Pese a todo, el Gobierno insiste en la idea de revisar al alza esta semana las previsiones de crecimiento para 2014 y 2015. Ningún experto de los que ha consultado infoLibre cree que las estimaciones de crecimiento -revisadas- puedan cumplirse y llegar al 1,5% este año (1,2% es todavía la previsión oficial) y al 2% el siguiente.

¿Es razonable elevar las previsiones económicas para elaborar los presupuestos del año próximo cuando todo el entorno apunta a la parálisis? El presidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi), Emilio Ontiveros, cree que no. "No es razonable" asegura el economista. En su opinión, todo responde "a un empeño del Gobierno y del ministro de Economía, Luis de Guindos". Ese empeño, asegura, tiene como propósito elaborar unos presupuestos con previsión de mayores ingresos, lo que permitirá, a su vez, tocar menos la partida de gastos en un año electoral como es 2015.

Lo cierto es que ni las alertas lanzadas por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ni el declive del crecimiento en la eurozona que registran los indicadores adelantados (PMI), ni los últimos datos del Instituto de Estadística francés -Francia es el principal destino exportador- que muestran el estancamiento de la economía en el segundo trimestre,  enfrían el entusiasmo ministerial en España. 

Jarros de agua fría

Pero los jarros de agua fría se suceden. Economistas de la OMC han revisado a la baja su previsión de crecimiento del comercio mundial en 2014, hasta el 3,1% (frente a la tasa del 4,6% pronosticada en abril) y han reducido del 5,3% al 4,0% su estimación para 2015.

Más. Markit, la empresa de servicios de información financiera que explora por anticipado la actividad económica en el sector privado acaba de dar malas noticias sobre la zona euro. La actividad del sector privado apunta, dice la compañía,  a un "nuevo declive del crecimiento en la eurozona" después de que el indicador compuesto adelantado PMI (Purchasing Manager´s Index) haya bajado a 52,3 puntos desde los 52,5 del mes anterior. Es el nivel más bajo en nueve meses.

También baja la confianza de los consumidores, tanto en la zona euro como en el conjunto de la Unión Europea. Es el cuarto mes que sucede. En Francia y en Italia -con economías paralizadas- la confianza aún se mantiene, aunque según el conomísta José Carlos Díez, ello se debe a que el frenazo ha llegado a las exportaciones y a la inversión, pero todavía no al empleo. Aunque todo se endará.

El presidente de Economistas Frente a la Crisis, Jorge Fabra, considera que "el clima económico empieza a ser preocupante y apunta a una situación a la japonesa, con deflación y estancamiento. Son necesarias políticas keinesianas (de incentivo de la demanda) a escala europea, pero Alemania se niega". Respecto a las previsiones oficiales sobre la evolución de la economía, Fabra también es escéptico.

El vigilante de las arcas del Estado

No lo es en absoluto el encargado de vigilar las arcas del Estado, Miguel Ferr (secretario de estado de Hacienda). Durante su intervención en la jornada La inspección tributaria de las grandes empresas organizada por Deloitte, Ferre aseguró que se pueden mantener las expectativas de crecimiento tanto para este año como para los siguientes.

Sobre la evolución de los ingresos, el alto cargo explicó que que los datos del Ministerio de Hacienda, correspondientes al periodo enero-agosto, apuntan a un crecimiento de los ingresos por encima del 5% y a un aumento de la recaudación por IVA que casi llega al 7% y muy concentrada en las pequeñas y medianas empresas.

El optimismo forzado de Hacienda no convence a la mayoría de los economistas. Carmelo Tajadura, subdirector del Instituto de Macroeconomía y Finanzas de la Universidad Camilo José Cela, cree que la revisión de previsiones gubernamental "no tiene sentido", Aunque Tajadura cree que "no es lo más probable", tampoco descarta "una nueva recesión en la eurozona". "Es metafísicamente imposible que España crezca en 2014 un 1,5% -la previsión inicial es un 1,2%- y el crecimiento el año próximo estará entre el 1,5% y el 1,8%".

El economista jefe de Markit, Chris Williamson, citado por Europa Press, coincide con tajadura: "La encuesta presenta un panorama de persistente debilidad en la economía de la zona euro", advirtió Williamson, quien adelanta que el PIB de la eurozona aumentará un 0,3% "en el mejor de los casos" en el tercer trimestre, impulsado por un 0,4% de expansión en Alemania, pero arrastrado a la baja por la falta de mejora en Francia y el deslucido crecimiento observado en el resto de la región.

Salarios y devaluación interna

"Si se para la eurozona, se para la economía española" sostiene José Moisés Carretero (Economistas Frente la Crisis). "Todo el esfuerzo realizado en salarios y devaluación interna estaba orientado a que la economía creciera con comercio exterior; ahora crecemos por el tirón de la demanda interna, pero no se puede mantener". Es una situación complicada, añade el economista "justo cuando el Gobierno se ha tomado vacaciones en los ajustes", en una muestra de "uso electoralista del ciclo económico".

La actividad privada de la eurozona apunta a un “nuevo declive” del crecimiento

La actividad privada de la eurozona apunta a un “nuevo declive” del crecimiento

Como sucede en la Bolsa, hay críticas al manejo de las previsiones y la orientación de la política económica que se dan por descontadas. Pero las voces de advertencia no vienen sólo de economistas críticos o fríos con las políticas de ajuste y austeridad.

En un reciente artículo, Ángel Laborda, director de coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) explicaba "el crecimiento de la economía española se está ralentizando, tras alcanzar un ritmo del 2,3% anualizado en el segundo trimestre".

"Las causas" explicaba Laborda "son, por un lado, el freno que supone para la economía el hecho de que la eurozona esté estancada y, por otro, es posible que la demanda de consumo de los hogares e inversión de las empresas ya no crezca a los ritmos relativamente elevados de los trimestres anteriores". ¿Preocupante? Quizá sí, aunque por el momento no acaba con el optimismo oficial.

Más sobre este tema
stats