nuevo gravamen

Montero anuncia un gravamen a las grandes fortunas temporal y aplicable desde 2023

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una sesión plenaria, en el Congreso

infoLibre

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, no ha aclarado este jueves la fórmula que estudia el Gobierno para aumentar los impuestos aplicados sobre grandes rentas y patrimonios, pero en todo caso sí ha precisado que será temporal y con vistas a empezar a aplicarla el próximo 1 de enero, según informa Europa Press.

En declaraciones en el Congreso, tras el debate parlamentario sobre la suspensión de las reglas fiscales y el techo de gasto, Montero ha asegurado que trabajan en "una idea temporal" para aumentar la recaudación entre grandes patrimonios y rentas. "Al igual que ha ocurrido en los impuestos a energéticas y banca (actualmente en tramitación en el Congreso), trabajaremos en una fórmula temporal y posteriormente las circunstancias dirán si es necesario o no prorrogarlo", ha dicho la ministra.

Preguntada por cuándo empezará a aplicar esta subida de impuestos, la titular de Hacienda ha dicho que "por lo menos, estará fundamentalmente vinculado a la entrada en vigor el 1 de enero de todo lo que son las obligaciones fiscales", y en función de la tramitación parlamentaria que siga. "Habrá que ver la fórmula, no todo puede ir en la Ley de Presupuestos", ha apostillado la ministra. Los Presupuestos Generales del Estado pueden incluir modificaciones en las figuras tributarias existentes, pero no contemplar la creación de un nuevo tributo.

Esquema temporal similar a los impuestos a eléctricas y banca

Preguntada sobre el tema en una entrevista en el programa Al Rojo Vivo de La Sexta, Montero ha aclarado que este "esfuerzo temporal adicional" que se plantea para grandes fortunas seguirá un esquema similar al estipulado para los gravámenes a empresas energéticas y banca, para los que se plantea un periodo de unos dos años, aunque todo dependerá del conflicto en Ucrania.

Montero ha asegurado que el nuevo tributo que prepara su departamento está destinado a proteger "al 99% de los ciudadanos": "Cuando hablamos de 'ricos' estamos hablando de personas millonarias", ha remarcado la ministra, aclarando que tendrá que ser una población que no supere el 1% de la ciudadanía del país.

Por otra parte, la titular de Hacienda ha tachado de "enorme irresponsabilidad" que otra comunidad, en este caso Murcia, siga la estela de Madrid tras el anuncio esta semana de Andalucía para suprimir el Impuesto sobre Patrimonio. Además, Montero ha criticado que este "regalo fiscal" se haga en una comunidad que ocupa los últimos puestos de inversión sanitaria o educativa, algo que considera "duro de admitir en un momento de crisis en el que los ciudadanos lo están pasando tan mal".

Díaz negocia con Hacienda y está convencida de que habrá acuerdo

Por su parte, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha subrayado que negocia con Hacienda, en el marco de los Presupuestos Generales del Estado, este nuevo impuesto para las grandes fortunas, aparte de otras nuevas medidas, y se ha mostrado convencida de que habrá acuerdo sobre este gravamen porque es una propuesta que "siempre" ha partido de Unidas Podemos.

En declaraciones a los medios de comunicación, ha aseverado que habrá acuerdo en "tiempo y forma" sobre las futuras cuentas públicas y este nuevo gravamen, sin entrar en el debate sobre si debe ser temporal o permanente en plenas conversaciones sobre la medida, dado que lo relevante es su despliegue en el momento actual. Asimismo, ha recalcado que hay que abordar las "urgencias" y las consecuencias derivada de la guerra de Ucrania, para lo cual se necesitan impuestos para los que "más tienen", frente a la posición del PP basada en "regalos fiscales a los ricos" y practicar "dumping fiscal".

En este punto, ha explicado que el equipo del espacio confederal, entre los que figuran su jefe de gabinete y el secretario de Estado Nacho Álvarez, aborda con "documentos" esta propuesta al igual que otras medidas para los Presupuestos, que no va a desvelar.

Previamente, el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, se ha congratulado este jueves de que el PSOE haya asumido la "demanda histórica" de su formación y ha mostrado su deseo de que siga cediendo y acabe aceptando un impuesto que se aplique de forma permanente y no temporal, como ha planteado Hacienda. Echenique ha recordado cómo hace apenas unos meses Unidas Podemos defendió en el Congreso una proposición de ley para gravar a grandes patrimonios e impedir que las comunidades autónomas pudieran bonificarlo por completo, siendo rechazado por el Congreso con el voto en contra del PSOE.

Por ello, ha ironizado con que muchas de sus propuestas primero son "bolivarianas", luego "imposibles", después "ilegales", porque la Unión Europea no lo permite, "luego empiezan a sonar bien", luego son aceptadas pero de forma temporal, hasta que después son permanentes. "Esperamos que sea este caso. Somos muy cabezones y vamos a seguir insistiendo", ha dicho Echenique, que ha dado por supuesto futuras reuniones con Hacienda para poder concretar la naturaleza y el alcance del nuevo gravamen.

El portavoz ha explicado el cambio de postura del PSOE en que, al ser una propuesta "de sentido común", "se acaba abriendo paso" y provoca que las posiciones de los partidos se muevan, recordando cómo su propuesta de acabar con los beneficios caídos del cielo no solo ha sido aceptada en España, sino en el marco de la Unión Europea.

Ribera intenta negociar una nueva excepción para que España no tenga que reducir un 5% su consumo eléctrico

Ribera intenta negociar una nueva excepción para que España no tenga que reducir un 5% su consumo eléctrico

Más sobre este tema
stats