MINISTERIO DE HACIENDA

El informe de los expertos propone al Gobierno subir el IVA y mantener los tributos de Patrimonio y Sucesiones

María Jesús Montero, recibe este jueves en Madrid al Comité de Personas Expertas para la Reforma del Sistema Tributario entre ellos Jesús María Huerta, que le ha hecho entrega del Libro Blanco.

infoLibre

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha recibido este jueves el libro blanco que ha elaborado el comité de expertos sobre la reforma del sistema tributario, pero ha descartado que el Gobierno contemple "hacer de inmediato ninguna subida fiscal" en el actual contexto económico, de recuperación aún de la pandemia y con la guerra en Ucrania, y ha enmarcado el informe para "el medio y largo plazo", según informa Europa Press.

Montero, que ha recibido el libro blanco en la sede del Ministerio de Hacienda y de manos del presidente del comité de expertos, Jesús Ruiz-Huerta, aseguró que lo que pretende el Gobierno es pensar en una reforma estructural del sistema tributario, pero "en el medio plazo" y que se pueda "acompasar" a la situación económica del momento. En este sentido, afirmó que el Ministerio de Hacienda "se tomará el tiempo necesario para leer" el documento, de 700 páginas, y para analizar cada letra del mismo "de forma detallada", y una vez que se haya hecho, el Gobierno planteará las reformas que estime necesarias, buscando "el máximo consenso parlamentario".

"Ahora nos toca a nosotros, al propio Gobierno, estudiar con detenimiento el informe, verlo con detalle para a partir de los próximos meses y años ir formulando propuestas que cuenten con el mayor consenso posible en el arco parlamentario para un sistema fiscal más justo y que permita la igualdad de oportunidades", reiteró la ministra.

Además, reconoció que la entrega del documento se realiza en un momento "especialmente tenso" para el conjunto de la sociedad internacional, y de Europa en particular, por la escalada bélica en Ucrania, que conllevará un "importante impacto económico" y que, por tanto, hará necesario "acompasar" a estas circunstancias la reforma fiscal. "El documento académico es una hoja de ruta, un diseño para que a lo largo de los próximos años contemos con un sistema fiscal más justo", volvió a insistir la ministra, alejando otra vez la posibilidad de que el Gobierno vaya a acometer una subida de impuestos en el corto plazo.

Montero, que agradeció varias veces el trabajo de los expertos y singularmente el de su presidente, alabó que el libro blanco se haya firmado por los 17 integrantes del grupo y que se haya conseguido un consenso "unánime" en los elementos más importantes del mismo que, a su juicio, servirá de "base sólida" para la "necesaria" reforma del sistema fiscal.

La ministra de Hacienda afirmó que España y Europa necesitan un sistema tributario del siglo XXI, ya que hasta el momento ha habido iniciativas parciales para cambiar determinados aspectos, pero abogó no una reforma en profundidad "para las próximas décadas". En este sentido, se felicitó de que en el seno de la UE y también de la OCDE se haya avanzado en una serie de consensos sobre la fiscalidad "que hace años parecían imposibles", y se alegró de que la Comisión Europea esté elaborando en este momento varias directivas al respecto.

Proponen subir el IVA y nuevas deducciones en el IRPF por hijos y bajos salarios

Entras las recomendaciones que plantea este libro blanco en materia de IVA, se encuentra reducir parte de sus beneficios fiscales y propone también introducir nuevas deducciones en el IRPF por hijos menores de 18 años o para salarios bajos, al tiempo que también apuesta por "ajustes" en la tarifa de este impuesto.

Ruiz-Huerta explicó que España recauda menos en este impuesto que la media de la UE (su tipo implícito solo es superior al de Rumanía e Italia) y, por tanto, plantea reducir los beneficios fiscales en este tributo, que son "muy elevados". Así, propuso un proceso de "revisión y reducción" de los tipos reducidos y superrreducidos, pero en la medida en que estas decisiones pueden afectar a artículos de primera necesidad, los expertos plantean establecer compensaciones para las rentas más bajas. "Pero no para hacerlo hoy bajo ningún concepto, porque es absolutamente inviable", aclaró.

En el IRPF, el documento propone la aprobación de una deducción o prestación reembolsable para los trabajadores con bajos salarios y otra deducción por hijos menores de 18 años para reducir la pobreza infantil, al tiempo que se proponen "ajustes" en la tarifa del IRPF. También se apuesta por generalizar la estimación directa, lo que implica acabar con la tributación por módulos.

Mantener el Impuesto de Patrimonio y Sucesiones

Asimismo, los expertos para la reforma fiscal han propuesto mantener el Impuesto de Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones y han abogado por establecer un límite mínimo para ambos tributos, ante el actual problema de competencia a la baja entre comunidades autónomas. Ruiz-Huerta ha explicado que, en la medida que las comunidades autónomas tienen un problema de competencia a la baja, los expertos entienden que hay que evitar el "vaciamiento" y la "desaparición" de estos impuestos, por lo que han recomendado al Gobierno estudiar el establecimiento de límites mínimos de gravamen efectivo, al tiempo que se mantiene la autonomía y la competencia normativa.

En el último capítulo del libro blanco se analizan los principales impuestos patrimoniales, así como la conveniencia y necesidad de ordenar el ejercicio de determinadas competencias relativas a los impuestos personales sobre la riqueza, cuya regulación ha sido en parte cedida a las comunidades autónomas de régimen común y se proponen posibles reformas en este ámbito.

En relación con los fundamentos económicos y jurídicos de estos impuestos, los expertos han recordado que en España, al igual que en otros países del entorno, la desigualdad de riqueza es más amplia que la de la renta. Además, han apuntado que la brecha entre los extremos se ha hecho más profunda desde los años de la crisis financiera, de manera que una proporción relevante y creciente de la riqueza se concentra en especial en la parte más alta de la distribución.

Entrando en detalle, sobre el Impuesto de Patrimonio, el comité recomienda su mantenimiento. Además se propone el mantenimiento del límite conjunto IRPF-Impuesto de Patrimonio, con una posible elevación del impuesto mínimo a pagar. En cuanto al mínimo exento, se considera conveniente establecerlo en un millón de euros, para procurar concentrar la tributación en la parte alta de la distribución de la riqueza. Por último, el comité aboga por una reducción de la tarifa, manteniendo en todo caso su carácter progresivo.

En lo que se refiere a la necesaria reforma del impuesto sobre sucesiones y donaciones, entre otras propuestas para ampliar la base imponible, el comité propone mantener la reducción por adquisición de empresa individual, negocio profesional y participaciones en entidades, aunque, al igual que sucede con la exención del patrimonio empresarial y profesional en el impuesto de patrimonio, urge a evaluar periódicamente la efectividad de este beneficio fiscal.

Además el comité aconseja revisar la regulación de los requisitos exigidos para su aplicación, en particular, el establecimiento de un importe máximo de base imponible que pudiera beneficiarse de esta reducción. Y en la misma línea que en el impuesto de patrimonio, el comité propone un mínimo exento alto y una escala de gravamen moderada para los grupos I y II de parentesco.

Con todo, el comité sugiere al Gobierno que la reforma de estos impuestos a la riqueza ha de acompañarse necesariamente de una diferente delimitación de la capacidad normativa de las comunidades de régimen común para asegurar el fortalecimiento de sus ingresos tributarios. El comité se inclina por la conveniencia de avanzar hacia una concentración de las competencias normativas de las comunidades en el ámbito del mínimo exentos, las escalas de gravamen y posibles deducciones o bonificaciones de la cuota. Así, se mantendría la coordinación en todo el territorio de las bases imponibles y liquidables y se aseguraría una cuantía mínima de gravamen efectivo.

Un impuesto sobre los billetes de avión y gravar el queroseno

El comité de expertos también han incluido entre sus medidas la creación de un impuesto a aplicar sobre los billetes de avión y gravar el queroseno para fomentar carburantes sin emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Entre sus propuestas de fiscalidad ambiental, los expertos también plantean equiparar la tributación de diésel y gasolina, y un aumento general de la fiscalidad de hidrocarburos, entre otras medidas a implementar.

En el caso de los billetes de avión, proponen "incorporar costes medioambientales" en los mismos "con objetivos de moderación de demanda", y así favorecer alternativas en trayectos cortos y el cambio tecnológico, pues no se aplicaría a vuelos que no generen emisiones directas de GEI.

En su informe, los expertos remiten a otras experiencias internacionales y, atendiendo al tipo impositivo aplicado por Países Bajos en 2021 de 7,85 euros/pasajero, el precio final se elevaría hasta un 15% para vuelos domésticos y un 6,6% en vuelos internacionales. Esta simulación provocaría una caída en el número de viajeros del 8,5%, de un 5,6% en el volumen de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y un aumento de la recaudación de unos 951 millones de euros, según esta estimación.

Tanto para esta propuesta como para la fiscalidad del queroseno, el comité de expertos plantea considerar compensaciones a hogares con menor capacidad económica, con el fin de que este aumento de impuestos dificulte su acceso al transporte aéreo y también sugiere la devolución parcial del impuesto sobre los billetes a residentes en territorios extrapeninsulares.

Consolidar primero la recuperación económica

Con todo, los expertos recomiendan al Ejecutivo consolidar la recuperación económica antes de poner en marcha las reforma en un contexto marcado por la crisis del covid-19 y del conflicto en Ucrania y le han instado a una aplicación "gradual", a través de una "razonada" programación. Así, los expertos han advertido de que la invasión de Ucrania y la crisis del covid-19 es un "hándicap" para la posible recuperación y eso afecta en términos tributarios. "Es más difícil aplicar reformas en un contexto como el que se vive", ha alertado.

Además, han recomendado a prestar atención al vector territorial, teniendo en cuenta la integración de España en el marco internacional, así como la importancia de la descentralización del Estado español. El presidente del Comité ha querido dejar claro que éste es un informe técnico y que los expertos no son "responsables" de poner en marcha una reforma fiscal. "Nosotros no hacemos una reforma fiscal, sino invitamos a estudiar los elementos que nos parecen importantes", ha remarcado.

Impuestos a los ricos y a las eléctricas: Podemos redobla la presión sobre el PSOE en fiscalidad de la mano de Corbyn

Impuestos a los ricos y a las eléctricas: Podemos redobla la presión sobre el PSOE en fiscalidad de la mano de Corbyn

Más sobre este tema
stats