Residencias de mayores

Orpea, uno de los grupos de residencias con mayor mortalidad en la primera ola, prevé abrir 15 nuevos centros en España

Militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en un centro de Orpea en Madrid, durante la primera ola.

Orpea, el gigante francés de residencias de mayores controlado por un fondo de pensiones canadiense, no se libró de la hecatombe en los centros de mayores hace un año causada por la pandemia. Según se revela en un extracto del libro ¡Vergüenza! El escándalo de las residencias (Manuel Rico, Planeta, 2021), Orpea, en el conjunto de las 11 Comunidades Autónomas y con los datos desglosados, registró 597 fallecidos en marzo y abril (de los cuales 544 se produjeron en la Comunidad de Madrid). La multinacional francesa tuvo el 4,52% de los fallecidos totales pese a que regenta el 2,95% de las plazas de residencias en España. Entres los ocho grandes grupos del sector residencial, Orpea fue la empresa con mayor mortalidad tras Amavir y DomusVi, siempre en relación con el porcentaje de camas gestionadas.

Pese al drama ocurrido en muchos centros durante la pandemia, las principales empresas siguen con importantes plantes de expansión. Es el caso de Orpea que, según una presentación en powerpoint para inversores publicada el 22 de marzo, aspira a disponer en los dos próximos años hasta 2.339 camas más en España. Actualmente el grupo, que empezó su actividad en España en 2006, cuenta con 8.992 camas en residencias de mayores.

Eso se traduce en unos 15 geriátricos más sobre los 49 que, hasta mediados del año pasado, gestionaba Orpea en España (con una media de 162 residentes por centro). En términos porcentuales, Orpea crecerá un 26%, esto es, un cuarto de las propiedades que a día de hoy gestiona. Consultado por este medio, el grupo ha confirmado el número de camas pero no así los centros, ya que muchos de ellos ni siquiera han sido licitados a pesar de las intenciones de la compañía por levantarlos. Orpea está a la par que grupos como Colisée (50 residencias recientemente adquiridas por el gigante sueco EQT, propietario a su vez del portal inmobiliario Idealista) o Vitalia Home (51 geriátricos), pero lejos del líder absoluto, DomusVi (138). Clece (ACS) es segunda en número de residencias con 61 centros.

En el mencionado documento, Orpea dice tener 66 inmuebles en España, pero muchos son centros de día o negocios ajenos a las residencias de mayores. Portavoces del grupo en España se limitan a decir que las 2.339 futuras camas están o "en construcción" o "previstas para ser construidas". "El crecimiento en España", señalan en la empresa, "es acorde con el crecimiento global de Orpea". De acuerdo con el informe para los inversores, el grupo prevé aumentar en unas 25.000 camas en todo el mundo, es decir, un 30% más. 

El 91% de los fallecidos en centros de Orpea en la primera ola se encontraban en residencias de Madrid, como adelantó infoLibre en julio de 2020. Con 23 geriátricos y 4.023 camas, Orpea es también el grupo que gestiona más centros. Los 544 muertos arrojan una mortalidad del 13,5% con relación al número de camas. 

Solo cuatro países en el mundo prevén la construcción de más camas para el grupo que las que se dispondrán en España, siempre según los datos de la empresa. En Francia (sede social del grupo fundado en 1989) se prevén ofertar en los próximos dos años 3.543 camas, pero la proporción sobre el total es menor: Orpea regenta 32.673 camas en el país vecino. En Alemania Orpea construirá 3.452 camas, para 17.105 que tiene ya (al igual que Francia, un crecimiento menor que en el territorio español). El mayor crecimiento de Orpea hasta 2023 se dará en Portugal, donde el grupo francés gestiona 728 camas pero prevé abrir 3.336, casi cinco veces más. Finalmente, Orpea crecerá en Brasil casi tanto como España en términos globales (2.487 camas, 151 más) pero proporcionalmente también lo hará de manera mucho más pronunciada, ya que allí regenta solo 471 plazas. 

49 geriátricos en España

De acuerdo con varias fuentes del sector, Orpea estaría explorando algún tipo de alianza con Azora para gestionar residencias en España. Las dos fuentes consultadas apuntan a que una suerte de consorcio entre ambas se habría aliado para explotar la residencia de El Saler, en Valencia. El grupo no ha respondido a esta pregunta. 

Azora, uno de los fondos de capital riesgo más conocidos en España al comprar en 2013 a la Comunidad de Madrid casi 3.000 viviendas de protección oficial por debajo de precio de mercado. Un inquilino denunció la compra, y finalmente el Tribunal Supremo anuló la venta de 2.935 pisos sociales, que la actual presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso tiene que recuperar, a lo que se opone el Gobierno regional por su "complejidad". Azora entró antes de la pandemia en el negocio de las residencias a través de su socimi, Adriano Care. 

El envejecimiento poblacional es una de las principales razones que convierten al sector geriátrico español en especialmente atractivo para los fondos. En su powerpoint destinado a inversores, el grupo indica que España necesitará como mínimo 50.000 plazas más en geriátricos hasta 2030. Y el conjunto de los países de la UE precisarán más de 700.000 camas. La covid-19 provocó un drama en las residencias a las primeras de cambio, pero eso no está suponiendo una merma en los planes de crecimiento de las multinacionales que están detrás. 

Los problemas de las residencias que la vacuna no ha solucionado

Los problemas de las residencias que la vacuna no ha solucionado

Más sobre este tema
stats