PORTADA DE MAÑANA
Ver
La sombra de ETA sacude la campaña al alza de EH Bildu

Impuesto Patrimonio

Los 'superricos' que residen en la Comunidad de Madrid son más del doble que en 2011

Dos mujeres pasan junto a la entrada de la tienda Tiffany de la calle José Ortega y Gasset de Madrid.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

La Comunidad de Madrid perdona casi 1.000 (989,9) millones de euros al año a 19.090 residentes en su territorio al bonificar el 100% el Impuesto de Patrimonio. Y eso tiene una consecuencia lógica: al ser la única autonomía que exonera totalmente de pagar este impuesto a la riqueza, la región madrileña se ha convertido en un aspirador de superricossuperricos, esto es, los grandes patrimonios con una riqueza personal a partir de 30 millones de euros. 

Se puede ver en la reciente estadística publicada por la Agencia Tributaria (AEAT) con datos de 2019, último ejercicio analizado. De los 701 superricos contabilizados (608 en 2018, 611 en 2017), 461 residen en la Comunidad de Madrid y no abonan absolutamente nadasuperricos por su riqueza a las arcas madrileñas. Son el 65% del total, dos tercios. Solo 240 residen fuera de la comunidad. Una cifra desproporcionada, ya que Madrid (6,5 millones) tiene algo menos del 14% de la población española y es la tercera autonomía más poblada, por detrás de Andalucía y Cataluña. 

La evolución de este colectivo privilegiado económicamente desde 2011 en Madrid es imparable: los ultrarricos se han más que duplicado desde ese ejercicio, cuando Mariano Rajoy recuperó el Impuesto de Patrimonio que había suprimido José Luis Rodríguez Zapatero en 2008 (Patrimonio es un tributo estatal que recaudan las autonomías). En la comunidad madrileña ha estado siempre exonerado el pago desde tiempos de Esperanza Aguirre. Se ha pasado de 179 grandes fortunas a 461, es decir, 2,6 veces más en apenas ocho años

Un aumento muy importante que contrasta con el de superricos en el resto del país. Si en 2011 había fuera de Madrid 173 patrimonios con una riqueza a partir de 30 millones de euros, en 2019 estos ascendieron a 240. Un crecimiento del 38%, a pesar de que en el último año (de 2018 a 2019) ha habido un considerable repunte, al pasar de 202 a 240. Pero en ese periodo crecieron todavía más en Madrid: de 406 superricos en 2018 a 461 un año después, lo que deja otra lectura: el número de grandes millonarios llegó a máximos históricos el año anterior a la pandemia. 

"Este incremento de grandes patrimonios en la Comunidad de Madrid conlleva que dos terceras partes de estas personas en toda España residan en esta región. Y que se dejen de recaudar cerca de 1.000 millones entre todos los tramos", comenta el portavoz del sindicato de Técnicos de Hacienda, Carlos Cruzado. "El ahorro que afecta en positivo a un colectivo acaudalado contrasta con el otro ahorro anunciado estos días derivado de suprimirse dos tributos propios: poco más de tres millones de euros", lamenta Cruzado. "Lo que nos da una idea de a qué sectores benefician las rebajas fiscales madrileñas".

Madrid no es la región que más declarantes de Patrimonio tiene (aunque la liquidación les salga a no pagar nada). En Cataluña hay 60.000 personas afectadas por este impuesto (79.876 contribuyentes frente a 19.090). La Comunidad Valenciana también tiene más que Madrid (23.291 personas). Pero la riqueza media por contribuyente es sensiblemente mayor en la Comunidad de Madrid, donde el patrimonio por cabeza alcanza los 10,1 millones de euros. Una cuantía que cae hasta 2,6 millones de euros por contribuyente en Cataluña y a 3 millones en la Comunidad Valenciana (3,4 millones es la media nacional). Es un hecho: en Madrid hay cada vez más ricos, y los ricos que se instalan en el territorio son los más adinerados dentro de la pirámide de abundancia dineraria

"Evasión fiscal sin fraude"

"Hay una evasión fiscal sin fraude", deplora la profesora de Economía de la Universidad Complutense de Madrid Mónica Melle. "Esa desigualdad en torno al lugar de residencia de grandes patrimonios demuestra que la competencia fiscal existe y que Madrid es un cuasi paraíso fiscal para los ricos. Y eso, a la postre, deriva en muchas desigualdades: las grandes fortunas son cada vez más ricas, acrecentándose la brecha socio-económica. La tributación, que es un principio constitucional, ha de ser progresiva, pero en Madrid los que más ganan no contribuyen". 

Contactada tras la publicación de la estadística de la Agencia Tributaria, el pasado miércoles, la Consejería de Hacienda madrileña defiende su modelo fiscal e insiste en que aboga por suprimir el Impuesto de Patrimonio en toda España. Y así se lo ha hecho saber recientemente al Gobierno Central en un informe remitido con motivo de la revisión fiscal que propugna el Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos.

El Gobierno, por su parte, ha constituido un grupo de expertos que, al igual que hicieran otros comités de sabios convocados durante el Gobierno de Mariano Rajoy, aboga por la armonización de tributos: no es que el grupo se haya pronunciado sino que individualmente sus miembros así lo han hecho en el pasado. De finalmente concluir este cónclave que hay que igualar impuestos como el de Patrimonio o Sucesiones, que Madrid bonifica al 99%, Ayuso se lo tomaría como una declaración de guerra política. El reverso son los servicios públicos: es la comunidad que menos gasta por habitante en Sanidad y Educación, además de contar con los peores servicios sociales de España.

Más sobre este tema
stats