LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Juan Carlos Cueto, empresario en espera de juicio por soborno, figura clave del 'caso Koldo'

Alabama lleva a cabo la primera ejecución con gas nitrógeno a un preso sentenciado a muerte

Un cartel de protesta contra la pena de muerte se exhibe fuera del W.C. Centro Correccional Coleman donde el estado de Alabama está planeando la ejecución del asesino convicto Kenneth Eugene Smith.

Las autoridades del estado estadounidense de Alabama han llevado a cabo este jueves la primera ejecución conocida con gas nitrógeno a un preso sentenciado a muerte en Estados Unidos, después de que el Tribunal Supremo del país rechazara intervenir en este caso, según ha informado Europa Press.

La ejecución ha tenido lugar en el Centro Correccional William Holman en Atmore, sobre las 20.25 horas (hora local), después de que el preso, Kenneth Smith, ya hubiera sobrevivido en noviembre de 2022 a una inyección letal fallida, informa la cadena de televisión estadounidense CBS.

Minutos antes, el tribunal ha vuelto a rechazar una apelación presentada por los abogados del condenado, despejando así el camino a las autoridades estatales. Este tipo de aplicación de la condena a muerte ha sido criticada por expertos por experimental y, potencialmente, innecesariamente dolorosa y peligrosa para el condenado y los presentes en la sala.

El Supremo de EEUU rechaza paralizar la primera ejecución de un preso con gas nitrógeno en Alabama

El Supremo de EEUU rechaza paralizar la primera ejecución de un preso con gas nitrógeno en Alabama

Smith, que ha estado tres décadas en el corredor de la muerte, fue condenado en 1988 por el asesinato a sueldo de Elizabeth Sennett, cuyo marido —Charles Sennett— contrató a varios hombres para matar a su mujer y que pareciera que había muerto en un robo. El esposo se suicidó una semana después, cuando las investigaciones se centraban en él. Smith fue detenido posteriormente, declarado culpable y sentenciado a muerte.

Alabama es uno de los tres estados de Estados Unidos que permite la hipoxia de nitrógeno como alternativa a la inyección letal y otros métodos tradicionales de pena capital. Oklahoma y Mississippi son los otros estados que han autorizado este tipo de pena capital, aunque hasta ahora ninguno de ellos había sido utilizado.

La oficina de la ONU para los Derechos Humanos aseguró la pasada semana en un comunicado que hay "serias" dudas sobre si esta ejecución, en dichas circunstancias, podría incurrir en "tortura u otros castigos crueles, inhumanos y degradantes".

Más sobre este tema
stats