El comité ético de la UE ve ético que Barroso fiche por Goldman Sachs, uno de los causantes de la crisis económica de 2008

José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea.

infoLibre

El expresidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, no vulneró las reglas éticas de la Unión Europea al aceptar el puesto de director no ejecutivo y asesor del banco de inversiones Goldman Sachs, según concluyó la comisión ética ad hoc a la que el actual Ejecutivo comunitario encargó el análisis del caso.

"La comisión ética no ha encontrado base suficiente para establecer que hubo violación de la obligación de integridad y discreción (que exige el Tratado de la UE a los excomisarios)", indica el informe remitido a Bruselas y hecho público este lunes.

El presidente comunitario, Jean-Claude Juncker, ya informó a su predecesor de las conclusiones del comité de expertos independientes y "examina ahora con atención" el análisis recibido "antes de tomar una decisión", informó en una rueda de prensa un portavoz comunitario, decñlaraciones recogidas por Europa Press.

Bruselas decidió abrir una investigación interna dos meses después de que se conociera el fichaje de Barroso por Goldman Sachs, tras las críticas recibidas desde varios sectores de la sociedad, incluida una plataforma de eurofuncionarios creada para exigir sanciones contra Barroso y reglas de conducta más exigentes para los comisarios.

En su explicación, el grupo de expertos designado por Bruselas considera que Barroso "no mostró el juicio debido que uno puede esperar" de alguien que ocupa un alto cargo como el suyo durante tantos años, pero advierte de que su valoración debe basarse en la legalidad del fichaje y no en si es "juicioso o reprobable".

Avisan, además, de que no han entrado a juzgar si el Código Ético que regula el comportamiento de altos eurofuncionarios es "suficientemente estricto" o no, sino que debe cumplir con su evaluación en base al reglamento "tal y como está", y que en estas circunstancias no se ha producido un comportamiento sancionable.

Así, los expertos han recalcado que Barroso ha cumplido en todo momento las normas comunitarias, si bien han apuntado cierta "negligencia" si no valoró antes de aceptar su nuevo puesto que el paso a Goldman Sachs daría paso a críticas y "correría el riesgo de dañar" no sólo su imagen, sino también la de la Unión Europa en su conjunto.

Una vez examinadas las circunstancias y tras haber escuchado la versión del ex primer ministro luso, la comisión ética considera que no se vulneraron las reglas europeas que exigen "integridad y discreción" a los ex altos cargos de la UE.

Señala, además, que el expresidente sostiene que su labor no será la de "lobista", pese a que, de momento, Bruselas le degradó en el trato protocolario y decidió recibirle en la sede de la Comisión como representante de un grupo de presión y no como expresidente.

Además ha recordado que, aunque la imagen del banco de inversiones norteamericano esté vinculado a las causas de la crisis económica y sea parte de la "vanguardia del capitalismo agresivo", Goldman Sachs opera "legalmente" en el mercado de la UE.

La Comisión Ética también tuvo en cuenta que Barroso cerró su paso a Goldman Sachs 20 meses después de dejar Bruselas, esto es dos meses después de los primeros 18 meses, que le hubieran obligado a notificar a la Comisión el fichaje y recibir visto bueno.

La opinión fue trasladada a la Comisión Europea el pasado miércoles 26, según confirmó el portavoz comunitario, pese a que no ha sido hecha pública hasta hoy. Este grupo de expertos también está analizando la relación de la ex vicepresidenta de la Comisión Europea responsable de Competitividad, primero, y de Telecomunicaciones, después, Neelie Kroes, con una sociedad opaca en Bahamas mientras ocupaba un puesto en la Comisión.

La Comisión trata de poner freno a los escándalos de los comisarios con un nuevo Código de Conducta

La Comisión trata de poner freno a los escándalos de los comisarios con un nuevo Código de Conducta

Más sobre este tema
stats