Brexit

Once ministros británicos se preparan para forzar la dimisión de May en una semana

La primera ministra británica, Theresa May, se marcha después de una conferencia de prensa al final de la sesión del artículo 50 en el Consejo Europeo de Bruselas, Bélgica.

infoLibre

Hasta once ministros del Gobierno de Theresa May se habrían conjurado para forzar la dimisión de la primera ministra y facilitar así una salida para el BrexitBrexit, según informa el diario The Times y ha recogido Europa Press.  "Esta noche hay en marcha una rebelión total para echar a la primera ministra Theresa May", ha asegurado el director de Política del diario británico, Tim Shipman, que cita a una fuente del gabinete: "El final es esta noche. Se irá en diez días".

El número dos de May, David Lidington, es uno de los candidatos a primer ministro, pero también hay quien propone al ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, o al ministro de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, ha explicado Shipman.

La BBC matiza la información del diario británico y publica que la primera ministra británica puede conseguir el apoyo necesario en el Parlamento para que su acuerdo del Brexit salga adelante si promete dimitir. Según la cadena pública, varios parlamentarios se plantean dar marcha atrás y respaldar el pacto de May si esta se comprometiera a no estar al mando en la nueva ronda de negociaciones, las que se establecerían para llegar a un acuerdo definitivo con la Unión Europea (UE).

May se ha reunido este domingo en su casa de campo con ministros y personalidades del Partido Conservador para abordar la estrategia para el Brexit y estudiar si existen fórmulas para que el Parlamento ratifique el Acuerdo de Retirada negociado con Bruselas en una tercera votación. "La primera ministra y varios ministros del Gobierno se han reunido hoy en Chequers para unas largas conversaciones sobre el Brexit con otros altos cargos", ha explicado un portavoz de Downing Street. "En la reunión se han abordado varias cuestiones, incluida la de si hay apoyo suficiente en los Comunes para volver a plantear una votación esta semana", ha añadido.

El ministro de Finanzas de May: "Cambiar de primer ministro no nos ayudaría"

Preguntado directamente por estas informaciones, el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, ha eludido hablar sobre el tema pero ha estimado que "cambiar de primer ministro no nos ayudaría". En una entrevista a la cadena Sky también ha pedido al Parlamento británico que se centre en lograr una salida ordenada de la Unión Europea en lugar de pedir el cese de May. 

"Ahora mismo, cualquier cambio de piezas en el tablero me parecería un gesto autoindulgente", ha añadido. "Soy realista en el sentido de que es posible que no podamos obtener una mayoría para el acuerdo de la primera ministra sobre el Brexit y, si ese es el caso, entonces el Parlamento tendrá que decidir no solo sobre qué está en contra, sino a favor de qué estaría", ha indicado.

Hammond, cuando se le preguntó acerca de las posibles opciones de un segundo referéndum sobre el Brexit, dijo que no estaba seguro de que hubiera una mayoría en el parlamento para aprobarlo, pero no se atrevió a descartarlo por tratarse de una propuesta coherente. "Está claro que habrá una oportunidad en los próximos días para que la Cámara de los Comunes, si no aprueba el acuerdo de la primera ministra, intente encontrar una mayoría detrás de cualquier otra propuesta que pueda sacar adelante", ha indicado.

May se encuentra en una situación política precaria tras dos derrotas en el Parlamento de propuestas de Acuerdo de Retirada de Reino Unido a la UE en las que la oposición y parte de su propio partido han votado en contra de las iniciativas de May.

Ciudadanos en contra del 'Brexit'

Estos movimiento en el gabinete de May se producen horas después de que Londres viviera la mayor protesta en contra de la salida del Reino Unido y a favor de un segundo referéndum con el lema "ponlo en manos de la gente". Los organizadores aseguraban que la participación fue de más de un millón de manifestantes.

Además, la recogida de firmas para que el Parlamento británico revoque la activación del Artículo 50 del Tratado de Lisboa y Reino Unido permanezca en la UE ha alcanzado ya la cifra de 5 millones. El Parlamento británico tiene obligación de debatir cualquier petición presentada que recabe más de 100.000 firmas, mientras que el Gobierno debe responder a todas las que tengan más de 10.000 rúbricas, por lo que la iniciativa supera ampliamente ambas barreras.

Londres vive la mayor protesta contra el 'Brexit' para pedir un segundo referéndum

Londres vive la mayor protesta contra el 'Brexit' para pedir un segundo referéndum

Más sobre este tema
stats