PORTADA DE MAÑANA
Ver
España se sitúa como uno de los países europeos con mayor brecha de género en la cúpula judicial

Rusia

Rusia celebra unas elecciones locales marcadas por la ola de protestas por el veto a opositores

El presidente ruso, Vladimir Putin, votando este domingo en Moscú (Rusia).

infoLibre

Rusia celebra este domingo unas elecciones locales y regionales entre las que destacan los comicios al Gobierno de Moscú, que han provocado una ola de protestas por el veto a candidatos opositores que ha dejado miles de detenidos, incluidos destacados activistas, informa Europa Press. En el llamado día único de votación, los rusos están llamados a las urnas para elegir 22 gobiernos municipales, 16 gobernadores y 13 parlamentos regionales. También se elige a los diputados a la Duma -la cámara baja del Parlamento ruso- en cuatro circunscripciones uninominales, según informa la agencia de noticias Sputnik.

Esta votación viene precedida por las multitudinarias manifestaciones que comenzaron el pasado mes de julio en Moscú contra la decisión de las autoridades electorales de impedir la candidatura de aspirantes opositores. Las autoridades electorales alegaron que no habían cumplido los requisitos legales para inscribir sus candidaturas. Sin embargo, la oposición asegura que es una maniobra para blindar al actual Gobierno de Moscú, aliado del Kremlin.

El líder opositor Alexei Navalni y destacados activistas han sido detenidos en los últimos meses por organizar y asistir a manifestaciones no autorizadas en las que se han producido enfrentamientos con la Policía. De los más de 2.000 detenidos, muchos de los cuales fueron liberados poco después, la Justicia rusa ha abierto investigaciones penales contra más de una decena y ha comenzado a dictar sus penas más duras en años contra estas conductas.

Decenas de miles de personas exigen al Gobierno ruso unas elecciones locales libres

Decenas de miles de personas exigen al Gobierno ruso unas elecciones locales libres

La ley rusa sancionaba estos hechos con una multa pero, tras las protestas masivas que tuvieron lugar después de las elecciones presidenciales de 2012, se convirtieron en delito. Los jueces apenas han usado este tipo penal desde 2017, cuando el Tribunal Supremo encarceló al opositor Ildar Dadin, la primera persona en entrar en prisión bajo la nueva norma.

Las manifestaciones de este verano en Moscú son el mayor desafío para el Kremlin desde 2012. La popularidad del partido gobernante, Rusia Unida, está en su nivel más bajo en ocho años y la simpatía por el presidente, Vladimir Putin, también se ha reducido debido al malestar por los estándares de vida, aunque se mantiene por encima del 60 por ciento. Putin ha dicho en los últimos días que "a veces" las manifestaciones dan "resultados positivos", si bien al mismo tiempo ha subrayado que deben darse en el marco legal y "de forma constructiva, respondiendo a los intereses del país y de la gente, no a los intereses mezquinos de ciertos grupos".

Según el número dos de la Comisión Central Electoral de Rusia, Nicolai Bulaev, el sábado -día de reflexión- se desarrolló "en plena tranquilidad" y espera que la jornada electoral transcurra del mismo modo. Putin ya ha acudido a votar.

Más sobre este tema
stats