PORTADA DE MAÑANA
Ver
España se sitúa como uno de los países europeos con mayor brecha de género en la cúpula judicial

Redes sociales

El ataque de los clones contra TikTok: así aprovecha su competencia el futuro incierto de la red social china

Una mujer mira un vídeo de TikTok en su móvil en Bhopal, India.

Cuando una red social o aplicación funciona, gusta y tiene éxito, en Silicon Valley, la meca de la tecnología, se encienden todas las alarmas para saber qué imitar para que sus plataformas no se queden atrás. El último ejemplo de esta forma de actuar es TikTok, pero no es el único. "Suelen copiarse entre ellas", admite Susana Pérez Soler, periodista y doctora de Comunicación Digital por la Universitat Ramon Llull, que señala que es una práctica "habitual" que "otras empresas imiten" una funcionalidad que convence al público. "En el año 2017 con el lanzamiento de las Historias de Instagram, Kevin Systrom, uno de sus cofundadores, explicó que efectivamente estaban copiadas de Snapchat. Y previamente lo había hecho LinkedIn copiando el muro de Facebook", recuerda Patricia Barcena, periodista y experta en redes sociales.

Ahora es el turno de copiar a TikTok. La red social de moda entre la generación Z –nacidos entre 1994 y 2010– y del confinamiento se ha hecho un hueco gracias a su apuesta por los vídeos cortos de 15 segundos y verticales. "Aún recuerdo cuando era 'pecado' hacer un vídeo en vertical. Desde hace unos años es tendencia, incluso a la hora de hacer películas, series y programas como podemos ver en Quibi -una aplicación al estilo Netflix pero con series ultrabreves hechas específicamente para ver en el móvil-", reconoce Patricia Barcena.

Otra de las claves de éxito de esta plataforma de origen chino, algo que la distingue de sus principales competidoras con dueños estadounidenses o europeos, es su facilidad a la hora de usarla. "Si la comparamos con YouTube, por ejemplo, cualquiera puede hacer un vídeo que se convierta en viral. TikTok es la actual cantera de los creadores de contenidos audiovisuales", asegura Pérez Soler.

Aunque, sin duda, uno de sus puntos fuertes es sus filtros y sus herramientas de edición y posproducción que hasta ahora nadie ofrecía. Hasta ahora. Instagram, Google y Snapchat preparan nuevas opciones para robarle el trono a esta plataforma que ha logrado este 2020 en el primer trimestre 315 millones de descargas y en el segundo otros 300 millones. Y lo hacen, además, aprovechándose de la tormenta generada a su alrededor por las acusaciones de falta de privacidad de los datos de sus usuarios que ha terminado con su prohibición en India y la amenaza de EEUU y su presidente Donald Trump de hacer lo mismo. "Las tres compañías han puesto en marcha funcionalidades para que los usuarios puedan producir y compartir vídeos cortos en formato vertical utilizando audios prestados", reconoce Pérez Soler.

El pastel que dejaría en caso de una prohibición en EEUU sería de un tamaño considerable. Por ello, no solo la competencia intenta desarrollar o implementar funcionalidades que recuerdan, y mucho, a TikTok, sino que sus competidores directos intentan desde ya capitalizar el futuro incierto de la red social china.

Instagram Reels

Desde que TikTok hizo acto de presencia en las listas de aplicaciones más descargadas hace más de un año, en Facebook no se han cortado ni un pelo a la hora de implementar funcionalidades para seguir la senda abierta por la plataforma de Bytedance. Primero fue incorporar la música a las Historias de Instagram. Y ahora, han dado un paso más con la aparición de Reels que pondrá a disposición de sus usuarios diversas herramientas para la producción de vídeos de 15 segundos con efectos de realidad aumentada, subtítulos temporizados, archivos de audio pregrabado o clips de música.

Según explican a infoLibre fuentes de Instagram, Reels es "un nuevo formato que brinda a las personas la capacidad de crear y descubrir videos cortos entretenidos, inspiradores y editados". Esta novedad se incorporará en una sección dentro de la propia aplicación y también en el perfil de los usuarios, entre el muro de sus publicaciones y su pestaña de Instagram TV.

La red social propiedad del imperio Facebook comenzó a probar esta nueva funcionalidad en Brasil a finales del año pasado y también en Francia y Alemania. Más recientemente, desembarcó casualmente en India en las mismas fechas en la que TikTok era prohibido. El 5 de agosto, la red social anunció el lanzamiento de esta herramienta a nivel mundial. "La comunidad en nuestros países de prueba ha demostrado tanta creatividad en videos cortos, y nosotros hemos escuchado tantas cosas de creadores y personas de todo el mundo, que estamos ansiosos por comenzar", asegura.

Pero ya antes de llegar Reels, Instagram parte con ventaja. "Es una plataforma muy usada entre los jóvenes y es posible que muchos de ellos se acostumbren rápidamente y no tengan la necesidad de descargarse o seguir en TikTok", explica Pérez Soler. Además, está en el aire, tal y como señala Patricia Barcena, la simbiosis que ha existido hasta ahora entre ambas, ya que la red social china se ha visto beneficiada al poder sus usuarios compartir sus creaciones en la aplicación propiedad de Facebook: "Quizá rompan este acuerdo para obligar a los que están usando su red a hacer sus contenidos en Reels".

Pérez Soler también apunta a otro punto en el que la aplicación de fotografía sale beneficiada: "Los jóvenes utilizan los mensajes directos de Instagram para charlar entre ellos con frecuencia". Un elemento con el que, de momento, no cuentan los usuarios de TikTok.

Incluso el propio Kevin Mayer, el nuevo consejero delegado de TikTok, ha acusado a Facebook de querer acabar con la presencia en Estados Unidos de la red social. A través de un comunicado publicado a finales de julio, el que fuera el máximo responsable de Disney+ asegura que la compañía de Zuckerberg pretende terminar con la plataforma china mediante "malignos ataques" y con el lanzamiento de sucesivos productos como Reels que imitan a la plataforma de microvídeos musicales.

Google

Google también va a seguir el ejemplo de Facebook con Instagram Reels y, en su caso, tiene preparados dos proyectos: Shooplop y Shorts para YouTube.

Shooplop no es, como tal, una copia de TikTok. Lo que han hecho en Google es copiar la idea de la red social de moda para comprar online. Su objetivo iría más, reconoce Patricia Barcena, en sumarse a Facebook Shop, Instagram Shopping, WhatsApp Bussines, 21 Buttons o Peoople y apostar por "el Social Selling y el Influencer Marketing", es decir, apostar por una estrategia en la que se contacta con personas que tienen mucha influencia en un determinado mercado o sector.

El equipo de Área 120 de Google, un grupo de trabajo que crea productos experimentales, ha desarrollado esta aplicación con vídeos de como máximo 90 segundos que ayudan a los usuarios a "descubrir, evaluar y comprar productos" de la mano de blogueros, en su mayoría de productos de belleza: "Todo desde una única plataforma". Así, explican, consiguen una experiencia "más interactiva que simplemente desplazarse a través de imágenes, títulos y descripciones en un sitio tradicional de comercio electrónico".

De Shorts para YouTube hay menos información oficial y en Google, preguntados directamente por este proyecto desde infoLibre, aseguran que no tiene nada que comentar. Pérez Soler apunta a que esta funcionalidad podría estar disponible "a finales de año".

Según publica The Information, el sitio por excelencia de vídeos trabaja en un servicio de vídeos cortos similar a lo que se puede encontrar a día de hoy en TikTok. Con esta novedad, Google busca "facilitar la creación de contenido" ya que los vídeos de esta plataforma requieren "cierta profesionalización" y con esta nueva funcionalidad se busca "la inmediatez y la espontaneidad", explica Pérez Soler. Aunque, la gran ventaja de Shorts será que los usuarios aquí podrán aprovecharse del catálogo de licencias musicales de YouTube Music, mucho más amplio que lo que permite la red social de moda donde, actualmente, se usan sonidos propios o audios no originales.

TikTok también está copiando elementos del éxito de YouTube. "En parte también busca ser un poco YouTube, ya que está evolucionando hacia canales de tiktokers que generan comunidad y hablan con sus seguidores", admite Patricia Barcena.

Snapchat

Snapchat tampoco se lo ha pensado dos veces a la hora de subirse al carro de copiar a TikTok. En su caso, tras ver como Instagram le robó sus stories, ahora es la creación de Evan Spiegel la que trabaja en una función de la competencia. En concreto, la aplicación está probando un nuevo sistema de navegación mediante deslizamiento vertical de los vídeos ya publicados, formato que ha popularizado la red social china, para lograr así una experiencia más inmersiva.

Patricia Barcena reconoce que Spiegel fue un "visionario" con respecto al formato vertical y efímero y este cambio es "tan solo un paso más hacia lo vertical". Sobre esta novedad, Snapchat asegura a Techcrunch que "siempre estamos experimentando nuevas formas de llevar contenido envolvente y atractivo". A pesar de que se trata de una investigación en curso, lo cierto es que algunos usuarios han podido probarlo en la sección Discover, desde donde se pueden ver publicaciones de otros usuarios.

Esta nueva funcionalidad llegaría a Snapchat en un momento dulce. Según las cifras de su segundo trimestre presentadas el pasado 21 de julio, la aplicación ha visto cómo sus usuarios activos diarios aumentaron un 17% con respecto al mismo periodo de 2019 hasta los 238 millones.

Las otras aplicaciones de videos cortos

Mientras Instagram, Google y Snapchat preparan sus propias funcionalidades similares a TikTok, el resto de aplicaciones de videos cortos intentan sacarle partido a su futuro incierto. Durante las últimas semanas, Byte, Dubsmash y Triller han visto cómo sus descargas han aumentado considerablemente en EEUU.

El día después de que el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, hiciera el primer anuncio sobre que la Administración Trump está pensando en prohibir TikTok, Byte logró 28.000 descargas frente a las 3.400 que había logrado la jornada anterior. "Un crecimiento del 126%", matiza Pérez Soler. Esta red social, con solo siete meses de vida, es producto de la mente de Dom Hoffman, cofundador de la ya desaparecida Vine.

La idea de Byte es una mezcla entre TikTok y Vine. Por un lado, cuenta con el contenido en vertical con scroll infinito seña de identidad de la red china, mientras que sus vídeos se acortan hasta los seis segundos como hacía la desaparecida plataforma.

Dubsmash también experimentó un crecimiento similar tras el anuncio de Pompeo. En su caso, logró 46.000 descargas en 24 horas. "En los últimos 30 días, hemos visto un aumento de nuevas comunidades en todo el mundo", aseguró Suchit Dash, cofundador y presidente de esta aplicación en un comunicado el pasado 14 de julio recogido por Fortune.

Twitter pone en alerta al resto de redes tras finiquitar su copia de las historias de Instagram: "No todo funciona en todas"

Twitter pone en alerta al resto de redes tras finiquitar su copia de las historias de Instagram: "No todo funciona en todas"

Dubsmash no es nueva en estas lides. Fundada en 2014 en Berlín, tuvo un inicio prometedor con 50 millones de descargas en sus primeros seis meses de vida. Sin embargo, no supo mantener a sus usuarios a pesar de que fueron los pioneros en promover el lip sync o playback de canciones o escenas de películas o series. Ahora, está viviendo una segunda oportunidad aunque aún arrastra problemas financieros y sigue a la estela de TikTok.

La tercera beneficiada por las dudas sobre TikTok es Triller. En su caso, la amenaza de prohibición de la red china le ha reportado 40 millones de nuevas descargas, según Forbes. Creada en 2015, nació como una especie de plataforma para crear vídeos musicales como si todos sus usuarios fueran estrellas del pop. Con una galería de más de un centenar de filtros y herramientas de edición, también permite bailar o hacer playback.

El problema común que tienen las tres es que TikTok ha conseguido reunir sus singularidades y puntos fuertes en una única plataforma: "el lipsync de Dubsmash, lo breve de Byte y la edición de los vídeos de Triller", explica Patricia Barcena. "Si buscamos estas características llevadas a un nivel superior, podemos usar las aplicaciones independientemente, pero su secreto es que ha conseguido hacer la receta perfecta con todos los ingredientes", admite esta experta en redes sociales que sólo le marca una dificultad en el camino del éxito: "La amenaza del veto".

Más sobre este tema
stats