14F | Elecciones en Cataluña

La Sexta gana en audiencia el 14F y en La1 el griterío neutraliza su nueva imagen

Imagen del especial que preparó La Sexta el día de las elecciones catalanas.

Tan solo La Sexta y La 1 de TVE emitieron programas especiales en directo sobre las elecciones catalanas. Antena 3 relegó a la madrugada el análisis de los resultados y Mediaset dio la espalda al acontecimiento, salvo en los habituales noticiarios de fin de semana.

En audiencias, La Sexta obtuvo un 10% y 1.800.000 espectadores hasta las diez y media de la noche, mientras La 1 se quedó en un 7,5% y 1.400.000 seguidores. A partir de esa hora, ambas descendieron al 5,5% y 4,1%. En el conjunto del horario de mayor audiencia, los especiales electorales se ven ampliamente superados por la telenovela Mujer de Antena Mujer3 y el Sábado Deluxe de Telecinco, ambos espacios con un 17% de seguimiento.

Al margen de los datos numéricos, Antonio García Ferreras planteó su especial de manera tradicional: grafismo tan anticuado como efectista y periodistas y politólogos habituales cada día en Al rojo vivo. Sin estridencias ni novedades, la impresión era la de estar viendo el programa estrella del mediodía, emitido en horario nocturno y con los mismos seguidores que le otorgan liderazgo sobre el espacio similar de La 1.

TVE apostó por un doble escenario para la información y la opinión. Desde Torrespaña, Ana Blanco y Carlos Franganillo iban desgranando los datos de sondeo y escrutinio mientras Xabier Fortes y Genma Nierga, en Sant Cugat, pulsaban las interpretaciones de los comentaristas. Desde uno y otro plató se daban paso a conexiones informativas, aderezadas con los autorretratos de los candidatos recogidos por Carlos del Amor, reportajes grabados por la propia Genma Nierga, o entrevistas en estudio, como la realizada por Ana Blanco a una investigadora del CSIC sobre la omnipresente pandemia.

La televisión pública aprovechó la ocasión para estrenar buena parte de la nueva escenografía realizada para sus informativos, y que combina fondos virtuales con movimientos de cámaras hasta convertir los platós en un espacio de 360 grados y en tres dimensiones para introducir al espectador en cada una de las proyecciones. Con todo ello, y los armónicos cambios de escenario entre Madrid y Cataluña, se lograba una imagen dinámica y un ritmo televisivo excelente, tal y como explicitaban algunos analistas en redes: "El nuevo plató de TVE es espectacular. Sencillo, funcional, interactivo... Y utilizar ese 360 con realidad aumentada me parece brutal".

Críticas al griterío

Sin embargo, no faltaron las críticas, centradas en los invitados reunidos en San Cugat, sobre todo por las interrupciones altisonantes de Xavier Sardá y Pilar Rahola. Desde los propios periodistas de TVE se leía en redes opiniones negativas, como las de Anna Bosch: "Tanto esfuerzo profesional para que os sepulten con griterío y circo. Lo siento, colegas"; o la de Aitor Louriño: "Lo siento de veras, pero esta noche no puedo compartir el enfoque/composición de nuestra mesa de análisis. Nosotros no debemos competir así". Incluso desde profesionales de otros medios se vertían comentarios ácidos: "Ya tienen montado el pollo en TVE. Debe ser lo que buscaba la dirección de informativos con estos invitados. Qué miseria de TV pública".

El resumen final de la noche televisiva del 14F se podría concretar en que TVE cumplió con su obligación, La Sexta y Ferreras con su devoción, y las grandes cadenas privadas con su carácter de "comerciales".

'Las Cosas Claras' mejora la audiencia de La 1, aunque por detrás de 'Al Rojo Vivo'

'Las Cosas Claras' mejora la audiencia de La 1, aunque por detrás de 'Al Rojo Vivo'

Más sobre este tema
stats