x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

El futuro de las pensiones

Ángel Lozano Heras
Publicada el 13/10/2018 a las 06:00 Actualizada el 12/10/2018 a las 18:28
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

“Virgencita, virgencita, que nos dejen como estamos”. “Ministras, ministras, dejadnos como estamos”. Eso es lo que exclaman todos los pensionistas y jubilados cuando las ministras, los grandes del IBEX 35, los analistas y medios de comunicación “pagados” por ellos, nos quieren convencer de que los 1.080€ de pensión mínima son imposibles y de que la sostenibilidad de las pensiones es un fiasco que no nos podemos permitir. “Que no hay dinero”, fanfarronean los expertos económicos del neoliberalismo y de la socialdemocracia. Y mientras ellos no hacen nada al respecto, la precariedad llena los bolsillos de millones pensionistas. Pero sí lo hay: “Hay dinero; no es una cuestión técnica sino de voluntad política, que no la tienen”. Los políticos deben encontrar otras maneras de financiar las pensiones, ya que con los sueldos precarios de hoy en día es imposible llenar la hucha de las pensiones que vaciaron en su momento. Y el futuro de las pensiones públicas cada vez es más negro.

Una ministra, Valerio, la de Trabajo, dice que las pensiones se revalorizarán según el IPC real. Pero otra ministra, Calviño, la de Economía, le responde que “nanay de la china”, que se opone a fijar exclusivamente las pensiones al ritmo de IPC, que hay otras cosas más que contemplar. Parece que pertenecen a dos gobiernos distintos, que no van a la misma escuela, que no asisten al mismo Consejo de Ministros. El caso es que una, para llevarse bien con sus coleguis del FMI y en el Ecofin de la UE, dice lo que estos le dictan. Por el contrario, Valerio en el Pacto de Toledo ratificó lo que los pensionistas querían oír.

Ante esta indecisión de los sociatas, los pensionistas no se fían. Y le dicen al Gobierno de Pésanchez, que se aclare, y que “le apretarán” en la defensa de unas pensiones dignas. O sea, que seguirán las movilizaciones, luchando, gobierne quien gobierne.

Y es que los colectivos de las plataformas, movimientos sociales y coordinadoras regionales y estatales de jubilados y pensionistas, temen que estas concesiones de cara a la UE y al FMI van encaminadas a aceptar que tengamos unos fondos privados de pensiones, o un modelo mixto (poca pública y más privada, según pagues). Tampoco aceptan los planes de pensiones de empleo (EPSV).

Por eso, el FMI y los mercados financieras gritan hasta desgañitarse que no haya revalorización según el IPC, puesto que no hay dinero y es muy caro (en el futuro, año 2050, supondrá más de 45.000 millones de euros). Nos meten ese miedo para que nos hagamos pensiones privadas –o mixtas– y destruyamos la esencia del sistema público de pensiones. Eso es lo que también exigen a Pésanchez los socios nacionalistas e independentistas (PDeCAT, PNV), además de la oposición (Cs y PP) y algunos sociatas del ala neoliberal.

La ministra de Economía cree que hay tener en cuenta otros aspectos a mayores, no sólo la inflación anual, pero para arañar derechos. Por ejemplo, las sostenibilidad de las pensiones dependerá más o menos de la demografía. Los expertos auguran que la población en España crecerá hasta los 50 millones en 2050 gracias a la inmigración y la natalidad. También se sopesará el nivel del salario, del empleo, de los años cotizados.

Y la otra ministra, Valerio, pide que eso sólo sea para ayudar más a la sostenibilidad de las pensiones, no para mermarlas.

Para más confusión, Montero, ministra de Hacienda, interviene dando la razón a las dos compañeras. Esto es la ambigüedad del Gobierno de Pésanchez. Que las compre quien les entienda –a las ministras–. Pero parece que están más en el frívolo y engañoso juego de las palabrejas, y no en el cumplimiento serio de los compromisos.

Las pensiones puedan mejorarse incluso más allá del IPC si la evolución del PIB y de los salarios es favorable, pero en ningún caso si ocurriera lo contrario. Y no descartamos que en el futuro –ya desde mañana mismo– haya que explorar otras vías de ingresos, otros recursos financieros alternativos: más cotizaciones (o sea más empleo y mejores sueldos), más impuestos especiales. Y que las pensiones se incluyan en los Presupuestos Generales (blindadas, sin ambigüedades, en la Constitución como derecho fundamental) para garantizar la sostenibilidad del poder adquisitivo de todos los pensionistas.

El PSOE debe promover la derogación de las reformas laborales y de pensiones de 2011 y 2013, para que así se difumine el factor de empobrecimiento (el actual 0,25 % anual).

Pero si sigue esta indefinición e incoherencia en el Gobierno de Pésanchez, puede volverse en su contra en las próximas convocatorias electorales de 2019. Son muchos millones los pensionistas y jubilados indignados y engañados que seguirán luchando gobierne quien gobierne.


Ángel Lozano Heras es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

7 Comentarios
  • Ambón Ambón 13/10/18 14:33

    Respecto a las pensiones lo primnero que hay que hacer es huir del concepto sostenibilidad. ¿Es sostenible la sanidad, la educación, las fuerzas armadas, los ayuntamientos....? Nadie se hace esa pregunta, sin embarso si se hace respecto a las pensiones.

    Las pensiones son un derechos inalienable de los ciudadanos que han trabajado toda su vida y por ende han contribuído al desarrollo social y han trabajado los que han cotizado y otros muchos que sin cotizar han trabajado mucho y estoy pensando fundamentalmente en las mujeres, todas las que han trabajdo en sus casas o en casas ajenas sin que nadie las diera de alta, ellas han colaborado igualmente al desarrollo del país y tienen derecho no por cotizantes, sino porque un país decente debe preocuparse por asegurar que sus mayores tengan una vida digna.

    Afortunadamente los mismos ciudadanos que se movilizaron para traer la democracia y los derechos sociales en el tardofranquismo y en la transición han vuelto a la calle para defender aquellos derechos que conquistaron en su día y sería bueno y una gran muestra de solidaridad intergeneracional que a esos ciudadanos se unan sus hijos y sus nietos, pues ellos también serán beneficiarios de las mejoras sociales que se obtengan con la lucha.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    3

    • kelykely kelykely 13/10/18 17:45

      Es verdad que una pensión no es un salario. Es más un derecho adquirido después de una vida laboral, pagando impuestos y cotizando. Por eso debe estar exenta de  volver a pagar IRPF, pues ya se trizo anteriormente. Es injusto …Los jubilados no  son ya trabajadores; lo fueron y  tributaron. Pero otra cosa es que se pague un canon solidario para aportar a la hucha de la Seguridad Social.
      Y también recuerdo eso que se oye mucho por ahí, por ejemplo, sobre los ingresos para financiar pensiones: si suprimiesen las clases de Religión en las Escuelas públicas (y en las concertadas las pagase el propio patrón del colegio o los padres), aumentaría esa “hucha” de la pensiones en casi 5.000 millones de euros.. Ahí es “ná”…

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      2

      • Ambón Ambón 14/10/18 13:16

        Yo creo que los pensionistas deben pagar IRPF como todo ciudadano, estamos de acuerdo que la pensión no es un salario, pero si es renta y por tanto debe estar sujero al impuesto.

        Una de las cosas que nos hace ciudadanos es nuestra aportación al fondo común de la nación, aportamos lo que nos toca y exigimos nuestros derechos.

        La utopía sobre impuestos se resume en la frase "pagar según nuestras posibilidades y recibir según nuestras necesidades"

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        2

        0

        • kelykely kelykely 15/10/18 10:52

          Lo dicho Ambón, los pensionistas  IRPF no, porque no es salario ni trabajo.. Pero canon de solidaridad con ellos, sí,

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          1

  • Jorge Ulanovsky Getzel Jorge Ulanovsky Getzel 13/10/18 12:44

    Buen artículo. Conciso y certero. Según el artículo de Daniel Ríos se ha llegado a un acuerdo con Podemos para revalorizar según el IPC. ¿Compromiso real o guiño electoral? Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • kelykely kelykely 13/10/18 12:58

      A ver si ahora PNV, PDeCAT y ERC, cumplen y apoyan esos presupuestos generales tal cual… Y en cuanto a la subida pensiones según IPC anual que no anden con imprecisiones y matices. Cosa que dudo… También la reforma laboral 2012 prometida seria algo necesario e importante. A ver…Al PNV le veo en esto como en la ley mordaza, solo reformitas… y nada de derogarla.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • kelykely kelykely 13/10/18 08:51

    Y tanto, “virgencita que nos dejen como estamos”, pues el coste de la vida sube por encima del 2,6%, a causa de las subidas de la luz,  las gasolinas, el gas, alquiler vivienda, etc… La escalada de precios, la escasez de empleo y  los bajos salarios, dejan una acusada pérdida del poder adquisitivo, sobre todo 
    en los pensionistas. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.