x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Librepensadores

Los gobiernos de Pablo Iglesias

Rafael Sánchez
Publicada el 03/07/2019 a las 06:00
Pablo Iglesias se encuentra de nuevo en un intento de llegar al gobierno. Digo nuevo porque no es la primera vez que el líder de Podemos y su partido se presentan ante los españoles como preparados para gobernar, como partido de gobierno o con personas suficientemente preparadas para asumir las tareas de gobierno. Pero hagamos un recorrido por los momentos en los que Iglesias ha intentado llegar a la Moncloa y también en los que ha hecho todos los esfuerzos para impedir que otros llegaran.

Nadie niega que Podemos alcanzó un notable éxito en las elecciones europeas de 2014, las primeras a las que se presentó tras su fundación como partido político. Éxito que se confirmó en las elecciones generales de 2015 en las que consiguió 60 diputados. Pero tras estas elecciones España atravesó una larga etapa de bloqueo político en la que el líder de la formación morada tuvo un gran protagonismo. Pablo Iglesias no apoyó una posible investidura de Pedro Sánchez por “incompatibilidad con Ciudadanos”, que en ese momento estaba en la fórmula política que habría llevado a Pedro Sánchez a la Moncloa. Pero en el inicio de ese complicado camino de negociaciones, que no condujo a ninguna parte, Pablo Iglesias propuso al PSOE y a Izquierda Unida formar un gobierno de coalición en el que él fuera vicepresidente. Entre las imágenes de esa etapa de bloqueo político está el famoso posado de Pablo Iglesias rodeado de sus posibles ministrables, entre los que se encontraban Íñigo Errejón, Irene Montero, Carolina Bescansa y Julio Rodríguez, este último fue jefe del Estado Mayor de la Defensa en el segundo gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Pues bien, este fue sin duda el primer intento de Pablo Iglesias de llegar a la Moncloa. Nadie duda de que, con esta foto de sus posibles ministros, Iglesias buscaba un golpe de efecto. Los conocimientos de estrategias de comunicación política que posee el líder de Podemos son incuestionables y el objetivo que perseguía con esta iniciativa también estaba claro, aparecer ante los españoles como un partido con capacidad y opciones para gobernar y de liderar, ya en ese momento, la izquierda española. Pablo Iglesias no se planteaba favorecer la formación de un gobierno de izquierdas en España presidido por Pedro Sánchez. Si hubiera sido esta su intención habría apoyado la investidura del líder socialista. Pero además es importante recordar que en ese momento Pablo Iglesias se convirtió, sin saberlo o a sabiendas, en un aliado de Rajoy. El propio líder del PP siguiendo instrucciones de su fontanero y veterano asesor, Pedro Arriola, le animó a superar al PSOE en estas segundas elecciones. Rajoy llevó a la práctica aquello de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

Resulta interesante recuperar, para ilustrar esta reflexión, un artículo de Ernesto Ekaizer que con el título de “La trampa” describía a la perfección esta estrategia de Mariano Rajoy. El líder del PP en plena campaña de las elecciones de 2015 aprovechó la coincidencia con Pablo Iglesias en el Congreso con motivo del día de la Constitución para animarle a superar al PSOE, “vais muy bien” le dijo, en referencia a las encuestas que manejaba el gobierno en ese momento. Ese espíritu de triunfo que transmitió Rajoy a Pablo Iglesias le llevó a aliarse con Izquierda Unida en las elecciones de 2016, con el convencimiento de que así conseguiría su ansiado sorpasso que le llevaría a convertirse en el líder absoluto de la izquierda. Pero el resultado fue otro, no solo no consiguió el sorpasso, sino que Rajoy salió reforzado electoralmente. Lo que vino después fue el tortuoso camino hacia la investidura del líder del PP tras conseguir la traumática abstención de parte del PSOE.

El siguiente intento de Pablo Iglesias de llegar al gobierno lo encontramos en la moción de censura contra Mariano Rajoy que presentó en solitario en junio de 2017 y que perdió al no contar con apoyos suficientes. Pero más allá de este fracaso que estaba previsto, Iglesias consiguió que Podemos apareciera como una posible alternativa de gobierno.

El siguiente momento en el que debemos detenernos fue la moción de censura de mayo de 2018 que interpuso Pedro Sánchez, como secretario general del PSOE, tras conocerse la sentencia del caso Gürtel en la que se condenaba al PP como partícipe a título lucrativo. En esta ocasión Iglesias si apoyó a Pedro Sánchez y con el voto favorable del PNV y los partidos independentistas catalanes triunfó la moción de censura y Pedro Sánchez fue investido como presidente del gobierno. Pero el apoyo de Iglesias no era gratis, sin duda el líder de Podemos sabía bien que apuntalando el gobierno de Pedro Sánchez se haría imprescindible y de nuevo tendría una oportunidad de llegar al gobierno. En esas estamos, pero Iglesias tiene un problema. Podemos ya no es el que era, se han ido prácticamente todos los que aparecían en el grupo de amigos y dirigentes de la emergente formación que nació al albor del 15M. Podemos está roto, dividido, y el resultado conseguido en las últimas elecciones así lo refleja.

Pablo Iglesias sabe muy bien que Pedro Sánchez le necesita para ganar la investidura y que su única opción para remontar el vuelo electoral es entrar en el gobierno. Es el triunfo que quiere presentar a sus seguidores y el gobierno de “colaboración” que le ofrece Pedro Sánchez, en el que Podemos podría tener secretarías de Estado, le parece poco y no lo acepta. La negociación entre Podemos y el PSOE ahora es “secreta”, ya lo dijo en la misma noche electoral del 28 de abril, “ahora toca trabajar con paciencia y discreción”. Criterio bien distinto al que aplicó cuando se ofreció en enero de 2016 a negociar un gobierno de coalición, en ese momento quería luces y taquígrafos y hasta pidió que se retransmitiera en streaming.

En todo este tiempo Pablo Iglesias no ha cambiado, sigue siendo el mismo y tiene el mismo objetivo, llegar al gobierno. En 2016 la consecuencia de ese empeño fue permitir que gobernara Rajoy, ahora es posible –esperemos que no– que se repitan las elecciones y si esto ocurre, una vez más él será el responsable.
_________________

Rafael Sánchez Sánchez es socio de infoLibre y autor del libro El mitin en España. De la plaza de toros a la señal institucional.
Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • aguililla aguililla 06/07/19 06:47

    Cada vez estoy más contento de haber votado ha Podemos,son los más honradosu

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Dver Dver 05/07/19 11:35

    Por favor, señor Sánchez, lea este artículo que aunque no es impecable, tiene argumentos más sólidos que el suyo. https://www.infolibre.es/noticias/club_infolibre/librepensadores/2019/06/29/bueno_para_los_ciudadanos_gobierno_coalicion_psoe_unidas_podemos_96479_1043.html

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • tito6171 tito6171 04/07/19 07:54

    El único responsable si no se llegara a formar gobierno sería Pedro Sánchez, que es el encargado de hacerlo y el quen o esta haciendo nada por llegar a algún acuerdo con nadie. Los números dan, exactamene igual que daban para la moción de censura.
    Los días de los gobiernos monopartido se han terminado, cuanto antes se enteren algunos mejor para todos.
    A lo mejor el señor Sánchez debería volver a ver aquella entrevista que le hizo Jordi Évole donde estaba tan triste y compungido y se quejaba de que no había entendido a Podemos y de que no le habían dejado los grandes poderes económicos pactar con ellos, pero vamos, que él es de izquierda de la buena.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 03/07/19 22:21

    Quiero decir algo mâs. Iglesias representa a personas que no hace tanto tiempo, valoraban sobretodo la "Revolución", es decir una toma de poder violenta.

    Reconozco que estoy totalmente contrario a esta ideología que alienta a una toma de poder violenta.

    Veo Iglesias un poco como un comunista vintage y tal vez Errejon conecta mejor con la juventud y el aire de la izquierda por venir...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    1

    • Infobron Infobron 04/07/19 00:33

      Entonces, la Revolución Francesa fue un error, ¿no?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 04/07/19 21:30

        Hay dos revoluciones en la revolución francesa. Una democrática liberadora y otra criminal a mansalva antecesora del peor leninismo que terminaba con una dictadura militar agresiva...
        Tendré que leer libros acerca de ello, me faltan mejores conocimientos. Muchos izquierdosos españoles necesitarais leer también buenos libros acerca de la Revolución Francesa porque noto que ya no habláis casi de la Revolución Soviética de 1917 y seguramente para compensar os habéis vuelto turiferarios de la Revolución Francesa, pero sin distancia analítica y critica, con mucha ligereza.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 03/07/19 22:17

    Quiero decir algo mâs. Iglesias representa a personas que hace tanto tiempo, valoraban sobretodo la "Revolución", es decir una toma de poder violenta.

    Reconozco que estoy totalmente contrario a esta ideología que alienta a una toma de poder violenta.

    Veo Iglesias un poco como un comunista vintage y tal vez Errejon conecta mejor con la juventud y el aire de la izquierda por venir...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    1

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 03/07/19 22:22

      que hace no tanto tiempo,...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 03/07/19 22:05

    Columna interesante. Mi opinión es que un rechazo de la investidura de Sanchez serîa un error mayúsculo.
    En cuanto a Pablo, es un orador sobresaliente, ha tenido un trayectoria intensa, tan intensa que personalmente estoy cansado de verlo, no le deseo ningún mal pero opino debería pasar la pelota a otros...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    3

    • Infobron Infobron 03/07/19 22:10

      Tierry, la meteorología y la lotería son imprevisibles; tu opinión, no. Menos mal que quedan valores sólidos.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      0

  • Argaru Argaru 03/07/19 20:54

    En este artículo hay varias imprecisiones que desarman todo el escrito. Eso no quita que algunas de las actuaciones políticas de Iglesias pudieran llegar a considerarse como cuestionables o, al menos, discutibles. Una, de ellas,  dónde no cabe la menor duda, es que un gobierno del PSOE con Ciudadanos no era un gobierno de izquierdas al que apoyar. Y todo esto, sin tener en cuenta, la deriva actual del partido naranja. Y atribuir una inteligencia política a Mariano Rajoy me parece es excesivo y no tener en cuenta que el éxito de la moción de censura al líder gallego hay que ponerla en el haber de Iglesias, parece un desliz. No obstante, Iglesias ha cometido muchos errores, algunos impropios de un político de su talento y, por lo tanto, absolutamente incomprensibles. Algunos tan incomprensibles, que parecen hechos a propósito. Eso explica, en parte, la bajada electoral.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • 14 de abril 14 de abril 03/07/19 20:08

    Está claro que hay gente que aún no entiende lo que pasó en el 2016 y usted es uno de ellos, aún habiéndolo explicado el actual presidente en el famosos programa de Ëvole, pero siempre con la misma cantinela de culpar a UP, cuando creo que se necesitan pocas entendederas para saber que el PSOE, no aceptaba un pacto con UP y prefería a la derecha de C´s, exactamente lo mismo que está ocurriendo ahora, o acaso es de recibo las salidas de tono de Ábalos, Calvo, Lastra, que están constantemente haciendo guiños a la derecha para que les dejen gobernar, ni que decir de los famosos barones o popes del PSOE, más a la derecha que cualquier partido liberal o de derechas de Europa.
    No parece descabellado pretender formar parte de un gobierno de izquierdas si se necesitan sus votos para la investidura y sobre todo para poder gobernar con cierta tranquilidad los cuatro años que quedan por delante, sin ir muy lejos así lo han entendido en Valencia y no parece que hubiese muchos problemas en la anterior legislatura, en formar gobiernos de coalición allí donde se necesitaron.
    Lo que es lamentable es la utilización que hacen de nuestros votos, la gente el 28 A fué a votar por un gobierno de izquierdas y un programa de izquierdas y no esta pantomima de negociación para acabar gobernando como siempre, mirando a los poderosos de este país, manda güevos, que uno de los gobiernos más progresistas haya sido el de la moción de censura.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 03/07/19 14:56

    Pablo peca en dos cosas. Pero es honesto defendiendo el bien común. Él y nosotros pagamos sus dos defectos. No tiene tablas y tiene apoyos cercanos que no le fuerzan a reflexionar.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • AMP AMP 03/07/19 11:08

    El problema no es UP, el problema es la PsoE.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5



 
Opinión