x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Redes sociales

Por qué el paro y la corrupción preocupan menos a los que se informan por Facebook

  • A aquellas personas que se informan a través de la red social les interesa más la política, la inmigración, el nacionalismo y el gasto en I+D+i, lejos de las preocupaciones que estipula el CIS
  • Un estudio revela que la plataforma tiene un impacto en qué temas se destacan por encima de otros
  • También plantea una doble hipotesis sobre el consumo de información a través de Facebook: o expone a los ciudadanos a puntos de vista y temas más diversos o puede "empobrezcer" su repertorio de asuntos que le interesan

Publicada el 24/01/2019 a las 17:35 Actualizada el 24/01/2019 a las 18:59
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Un usuario entra en Facebook

Un usuario entra en Facebook

Flickr
18 millones de usuarios españoles usan Facebook a diario. La cifra aumenta hasta los 24 millones en el caso de los datos mensuales, según las estadísticas que baraja la compañía californiana y que tienen fecha del pasado mes de junio. Es decir, poco más de un tercio de la población de España cuenta con un perfil en esta red social que usan para comunicarse con amigos, jugar, ver vídeos, comprar o informarse. En total, dedican, de media, una hora y tres minutos diarios (lejos de las dos horas y media que se suelen pasar de media al día en Whatsapp), según datos de IAB Spain de junio de 2018.

Estos datos no son una gran novedad, pero lo que se desconocía hasta ahora es que informarse a través de Facebook puede cambiar las prioridades que los ciudadanos otorgan a los temas de lo que se denomina agenda pública y que, tradicionalmente, establecía los medios de comunicación. Algo que con la aparición de los medios sociales y las redes sociales ha cambiado ya que facilitan la filtración y la personalización del contenido además de funcionar, en el caso de estas últimas, gracias a algoritmos "desconocidos que promueven el contenido a medida para que coincida con las preferencias de los individuos y de las interacciones anteriores". Según un estudio conjunto de las universidades Oberta de Catalunya (UOC), Autònoma de Barcelona (UAB) y de Oxford, la red social tiene un impacto en qué temas se destacan por encima de otros. Se trata de la primera vez que se analiza el impacto de las redes sociales en la percepción de los asuntos importantes por parte de los ciudadanos.

Según este estudio titulado Is Facebook Eroding the Public Agenda? (¿Erosiona Facebook la agenda pública?) elaborado por las investigadoras Ana Sofía Cardenal (UOC), Carol Galais (UAB) y Sílvia Majó-Vázquez (Universidad de Oxford), los ciudadanos que llegan a las noticias a través de Facebook se preocupan más por temas más variados como política, inmigración, nacionalismo y gasto en I+D+i, que aquellas personas que lo hacen a través de medios tradicionales como los periódicos, la radio o la televisión. Y es que, según el último balance del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los temas que más interés suscitan entre los españoles durante los últimos años son en primer lugar, el paro; y en segundo, la corrupción.

La conclusión principal de este estudio es que "cuanto más usa un individuo Facebook como plataforma para acceder a las noticias, menos probable es que mencione los principales problemas de la población española", es decir, que más bajo es el interés por el paro y la corrupción. Mientras que aquellas personas que no usan Facebook para informarse tienen un 47% de probabilidades de mencionar estas dos temáticas entre sus preocupaciones cuando se les pregunta cuáles son según su parecer los principales problemas de España, el porcentaje cae hasta el 9% si se mete en esta plataforma un total de 73 veces para acceder a las noticias.

¿Amplia agenda o empobrece el repertorio?

Ante esta conclusión, Ana Sofía Cardenal, que también es profesora de derecho y ciencia política, plantea una doble hipótesis para explicar estas diferencias entre aquellas personas que usan Facebook para informarse de aquellos que no lo hacen. Por un lado, podría ser que el consumo de información a través de Facebook exponga a los ciudadanos a puntos de vista y temas más diversos. Y, por otro, que los usuarios de esta red social "empobrezcan" su repertorio de temas y terminen creyendo que son relevantes temas o problemas que sólo interesan a su círculo de amistades virtuales ya que terminan más expuestos a "entretenimiento, noticias blandas o historias personales que a menudo descuidan un enfoque basado en hechos". "Las agendas pueden ayudar a expandir y enriquecer temas de interés público y ayudar a renovar la agenda pública", explica el estudio ya que informarse a través de las redes sociales no es sinónimo sólo de temas más superficiales o que no tengan ninguna conexión con los problemas públicos.

Aunque, según recoge el estudio, "la preservación de una agenda pública común es importante para la integración social, la toma de decisiones colectivas, y la estabilidad democrática", una fragmentación y diversificación de los temas que interesan a la gente gracias al uso de las redes sociales "también puede tener aspectos positivos" como, por ejemplo, "la expansión de la agenda pública".

Pero, también advierte que si informarse por Facebook reduce el conocimiento de la política y la participación promoviendo "intereses personales" es "más probable" que "la fragmentación de los temas empobrezca y erosione la agenda pública". "La falta de una agenda pública común, entendido como las preocupaciones de los ciudadanos en los asuntos públicos, podría poner en peligro la integración social, aumentar la polarización política, y maximizar las divisiones sociales, que en última instancia podría traducirse en Parlamentos fragmentados y Gobiernos seriamente comprometidos", señala el informe.

"Los estudios futuros deben investigar más a fondo si el consumo de noticias en redes sociales hace que los usuarios estén más alejados de las preocupaciones del público o, por el contrario, establecen prioridades diferentes que podrían contribuir a enriquecer y expandir la agenda pública", concluye el estudio.

Una muestra de 408 personas

¿Y cómo han llegado a estas conclusiones? Para llevar a cabo esta investigación, Cardenal, Galais y Majó-Vázquez partieron de una muestra de 408 personas de España con edades comprendidas entre los 18 y 74 años: del total, el 49% eran mujeres y el 57% tenían titulación universitaria. Además de varias encuestas, llevaron a cabo un seguimiento en línea de su historial de navegación en durante tres meses en el año 2015. La decisión de centrarse solamente en Facebook se debió a que es "de largo" la mayor plataforma social en la actualidad.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.