X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Televisión

Pegados a la televisión: cada español vio 155 horas en un mes (50 más que cualquier otro)

  • Desde el 11 de marzo, día en que se cerraron colegios y universidades, hasta hoy, los españoles hemos visto hora y media más de televisión cada día, 50 más en un mes
  • Los mayores de 65 años triplican el tiempo ante el televisor respecto a los jóvenes de entre 13 y 24 años
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 11/04/2020 a las 06:00
Rueda de prensa ofrecida por la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Rueda de prensa ofrecida por la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

efe
Once de marzo de 2020, miércoles. Las noticias sobre la entrada del coronavirus en España se han ido haciendo más inquietantes en las últimas jornadas. Ese día se decreta el cierre de colegios, institutos y universidades. El número de españoles que se sitúan ante el televisor se incrementa ligeramente. Es tan solo el anticipo a semanas de confinamiento en los hogares. El interés por tener noticias al minuto sobre el avance del covid-19 mueve a las cadenas a ampliar los noticiarios, improvisar programas especiales, y dedicar los espacios de tertulia de manera monográfica al asunto. Pasados tres días, el sábado 14, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aparece en directo en todas las televisiones y declara el estado de alarma en toda España. En la jornada del domingo, infoLibre titula: El día de mayor audiencia de televisión de la historia. Un récord efímero: a primera hora del lunes Barlovento Comunicación informaba de que el día anterior se habían superado los 35 millones de espectadores, mayores de cuatro años, que habían visto al menos un minuto de televisión, casi un 78% de cuota de pantalla, con una media de más de siete horas de consumo.
 
Ahí saltaron todas las alarmas, que aún no estaban encendidas, en las distintas cadenas. Los programadores, que siguen las audiencias al minuto, eliminaron las parrillas con los distintos espacios previstos, para volcarse en la ya pandemia. Días después, el gabinete de estudios sobre comunicación Geca analizaba el tiempo dedicado a información los lunes 9 y 16 de marzo. El primer dato es que los tiempos de la primera fecha se han duplicado en la segunda: 1.022 minutos el día 9, frente a 2.077 el lunes 16. Por cadenas, laSexta pasa de 363 minutos a 631; porcentualmente, la que más se incrementa es Telecinco, al pasar de 146 minutos a 510. Cuatro va de los 118 a 248. Antena 3, de 183 a 340. Y La 1, de 212 a 348 minutos.
 
Transcurrido un mes desde que se inició la escalada de audiencias, los contenidos informativos alcanzan un protagonismo inhabitual: tres espacios dedicados a noticias figuran entre los cinco programas más vistos. En febrero solo entró en las estadísticas uno y lo hizo en el puesto trece. En paralelo, al ordenar los veinticinco programas de mayor audiencia de cada jornada, la mitad está ocupada por contenidos informativos. Las comparecencias del presidente del Gobierno y del rey Felipe VI en esa primera semana de confinamiento llegan a congregar ante el televisor a veinte millones de personas, y el domingo 22 vuelve a superar los récords anteriores. Desde el 11 de marzo, en que se cerraron colegios y universidades, hasta hoy, los españoles hemos visto hora y media más de televisión cada día. Un total de 155 en un mes, 50 más que cualquier otro mes.
 
Se trata de cinco horas diarias que en algunas jornadas puntuales, como los domingos 15 y 22 de marzo, llegan a superar las siete horas. Como es natural, en los análisis que día a día difunde Barlovento, los datos están referidos a medias. Si se analizan por pertenencia a grupos, las mujeres superan a los hombres, aunque quizás lo más significativo es el estudio por grupos de edad: los mayores de 65 años triplican el tiempo ante el televisor respecto a los jóvenes de entre 13 y 24 años.
 
TVE y laSexta, consagradas a la información
 
Tras la primera semana de encierro en los hogares, las grandes cadenas privadas van disminuyendo el peso de los informativos en su programación. Cierto que en Telecinco y Antena 3 los contenidos sobre la pandemia siguen dominando en los programas de las mañanas, y que ambas se suman a la transmisión de las comparecencias más importantes, pero se produce una clara vuelta a la programación de entretenimiento habitual, que responde a un fenómeno sociológico recogido ampliamente en las redes sociales, donde se multiplican los mensajes demandando espacios que resten dramatismo a una situación ya de por sí muy dramática, sobre todo para el segmento de población de más edad, principal grupo de riesgo, y que es el que más horas pasa ante el televisor.
 
Por contra, laSexta sigue dando prioridad a los contenidos informativos, territorio en el que ha fundamentado su fortaleza en los últimos años. Así, prolonga espacios como Al Rojo Vivo, o Más Vale Tarde, ambos sucedidos por los habituales noticiarios. Transmuta el programa de El Gran Wyoming, que pasa a titularse El Intermedio desde el sofá, obligado por las restricciones de movilidad. Al tiempo, dedica los espacios semanales, como La Sexta Columna, El Objetivo, o Lo de Évole a la pandemia, y no tiene empacho en suspender otros programas cada vez que la actualidad lo demanda.
 
El caso más especial se encarna en TVE que, como televisión pública y sin la presión de la publicidad, dedica a la situación del estado de alarma todos sus canales. Al margen del Canal 24 Horas, consagrado a la información, Teledeporte, ante la ausencia de competiciones deportivas, emite desde el 18 de marzo la repetición de grandes eventos del pasado, y en La 2, desde las 9 de la mañana del día 24, está el nuevo espacio Muévete en casa, con el profesor de Fitness de OT, Cesc Escolá, quién desde su domicilio presenta un programa de ejercicios con utilización de objetos de uso habitual en todos los hogares. Por su parte, el canal infantil Clan estrenaba el espacio Aprendemos en casa, tres horas para facilitar la educación de los más pequeños durante el aislamiento, que se complementa en La 2, entre las doce de la mañana y las dos de la tarde, con intención similar para los comprendidos entre los 12 y los 16 años.
 
En la primera cadena se ofrece información desde las seis y media de la mañana con Telediario Matinal, Los Desayunos, La Mañana, el nuevo espacio Coronavirus última hora y la primera edición del Telediario. Son ocho horas y media de información continua, a las que hay que sumar en la tarde el España Directo ampliado en su duración y la segunda edición del Telediario. TVE completa su oferta con un nuevo canal de noticias en Youtube para aumentar y concentrar la actividad de todos los informativos de RTVE.
 
Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 11/04/20 12:08

    ´¿Por qué, en general, no se ha aprovechado para leer este tiempo en exceso, nos hemos ahorrado todo el de los viajes al trabajo,? ¿Qué clase de falta de educacion en la lectura hay en las escuelas? Su fruto es el bajo nivel de "comprensión lectora" que revela el informe PISA. Es mucho nás placentero leer un buen libro que no oir las mismas NO noticias, dichas una y otra vez - a la segunda dejan de ser noticias - porque no dicen nada nuevo, es puro papagayeo inane. Llega al colmo cuando donde hasta el presentador ya da la NO noticia del "presunto" reportero de calle, que solo la repite. Y aun dentro del mismo telediario repiten la noticia con la misma imágenes. Y todo ello en ese infame castellano - supongo que lo mismo ocurre en las demás lenguas vernaculas - que hablan esos periodistas ¡no digamos ya los tertulianos! que ignoran las mas elementales reglas de la prosodia. Es necesario algún hipanoamericano - ¡tampoco todos! - para oir hablar en buen castellano, aunque sea con otro acento, pero castellano. ¿Por qué ninguno ha aprovechado ese tiempo extra para aprender esas reglas y practicarlas? Y digo aprender, porque estoy seguro de que a la inmensa mayoría nunca se las enseñaron ni en su casa, ni en la escuela, ni en el Instituto, ni en su flamante "Facultad de Ciencias de la Comunicación" ¿en qué idioma? Por cierto ¿sabe alguno de ellos qué es la prosodia? La pregunta, por supuesto, es retórica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión