x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Clima

El fenómeno meteorológico ‘El Niño’ alcanza un nivel no visto desde 1997

  • El fenómeno se produce por el calentamiento del agua en el Océano Pacífico, que en noviembre estaba 2,34 grados por encima del promedio
  • Los efectos van desde sequías, olas de calor e incendios en el sudeste asiático, hasta lluvias e inundaciones en el lado del Pacífico ecuatorial

infoLibre
Publicada el 04/12/2015 a las 09:29 Actualizada el 04/12/2015 a las 09:48
Terreno afectado por la sequía.

Terreno afectado por la sequía.

Europa Press
Un indicador mensual clave para El Niño ha llegado a un nivel que no alcanzaba desde 1997, cuando el fenómeno climático provocó fuertes lluvias e inundaciones en zonas de Sudamérica y una severa sequía golpeó las cosechas en Indonesia, de acuerdo con la agencia meteorológica estadounidense, informó Europa Press.

El Niño
se produce por el calentamiento del agua de la superficie de la región oriental del Océano Pacífico, y su fortaleza es medida según cómo de altas son las temperaturas con respecto al promedio de tres meses.

En noviembre, las temperaturas en la banda central de la zona afectada del Pacífico –una región a ambos lados del Ecuador entre los 170 y 120 grados de longitud oeste– estaban 2,34 grados centígrados por encima del promedio, según el último informe publicado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por su sigla en inglés).

Esa diferencia fue la mayor para el registro, que data desde 1950, y se sitúa incluso por encima de los 2,23 grados registrados en noviembre de 1997, aunque se trata de una diferencia que el NOAA considera estadísticamente insignificante.

Las temperaturas en la región analizada tocaron un récord semanal de 3 grados centígrados por encima del promedio en la semana terminada el 16 de noviembre, en registros que se remiten a 1990.

Las condiciones para que se produzca la anomalía climática normalmente alcanzan su máximo nivel entre octubre y enero, y luego persisten durante la mayor parte del primer trimestre.

El Niño
podría causar sequías, olas de calor e incendios en el sudeste asiático y Australia, mientras que para el lado del Pacífico ecuatorial provocaría lluvias intensas e inundaciones.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) dijo que el evento climático este año ya es "fuerte y maduro" y añadió que es el más grande en más de quince años.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión