X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Democracia: corregir o borrar

Publicada 09/01/2017 a las 06:00 Actualizada 08/01/2017 a las 18:51    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 140

Repetía a menudo el recién fallecido Ricardo Piglia“Escribir es sobre todo corregir, no creo que se pueda separar una cosa de otra”. Con la política, como con la vida, ocurre lo mismo. La democracia seguirá siendo el menos malo de los sistemas de convivencia siempre que demuestre su capacidad de corregir errores, de mejorar los cauces de representación, de encontrar soluciones eficaces para los nuevos problemas. ¿Queda garantizada esa capacidad de regeneración democrática con la aparición de nuevos partidos o con la fragmentación parlamentaria que ha roto el anquilosado bipartidismo gobernante desde la Transición? Desde luego se despertó esa esperanza desde el 15-M entre amplios sectores de la ciudadanía. Que esa ilusión se vea frustrada o que los partidos tradicionales (y otras instituciones clave, como las financieras o los grandes grupos mediáticos) sigan sin entender nada de lo que está pasando en la calle es una duda que podría quedar despejada en este incierto 2017.

Si atendemos a las herramientas sociológicas y pegamos el oído al asfalto, no dependerá nuestra salud política de caudillismos o liderazgos carismáticos. Ni falta que hace. Escribía recientemente el siempre lúcido catedrático de Filosofía Política Daniel Innerarity: “La renovación de nuestros sistemas políticos debe ser abordada de otra manera. Nos jugamos demasiado como para confiarlo todo a que nuestros gobernantes sean competentes y buenas personas; no podemos jugar a la ruleta rusa de que estos sean ejemplares y tengan propiedades extraordinarias. La democracia está para que cualquiera pueda gobernarnos, lo que implica que nuestro esfuerzo se dirija hacia los procedimientos y reglas a los que nuestros dirigentes tienen que atenerse, y no tanto al casting político”.

Una obligación colectiva

Una democracia es tan saludable como justas y acertadas sean sus leyes, y su vitalidad dependerá de la fortaleza sistémica para soportar el paso de los peores gobernantes. No deberíamos preocuparnos tanto por ese cansino discurso del miedo que insiste machaconamente en los riesgos que corre el sistema (siempre por culpa, claro, de las presuntas amenazas “revolucionarias”), sino por el hecho de que no se aborden con celeridad las mejoras que precisa el sistema para evitar que se pudra. Y eso no es responsabilidad exclusiva de los políticos, sino una obligación colectiva que nos atañe a todos.

¿Hacen falta ejemplos? Uno de los más flagrantes es el hecho de que vivimos en una falsa economía de libre mercado, porque subsisten de facto oligopolios que distorsionan por completo uno de los rasgos clave de la sociedad capitalista. Ocurre en el sector energético, desde la electricidad hasta los carburantes, pero también en el tecnológico o en el financiero. Hoy mismo publicamos una crónica de Begoña P. Ramírez que actualiza una cuestión recurrente desde hace décadas: siguen creciendo los márgenes de beneficio de los operadores de las gasolinas. Continuamos asistiendo como pánfilos al enigmático truco de que ellos compran la materia prima a un precio concreto en una fecha, y si a los seis meses hay una subida del petróleo inmediatamente se aplica al consumidor, pero si hay una bajada tardará mucho más en ejecutarse, y nunca en la misma proporción. Las propias ¿autoridades? de la Competencia han denunciado que funcionan como oligopolio y a menudo pactan hasta las diferencias de precios para despistar. Lo que aparentemente son triquiñuelas suponen decenas de millones de euros con los que podría amortiguarse la rampante desigualdad, verdadera termita de la fortaleza democrática.

 
¿A qué esperan PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos para poner fin a la manipulación de los medios públicos?
Podríamos referirnos a la urgente necesidad de corregir lo escrito y ejecutado por el PP en materia laboral y social, cuyas consecuencias sobre la precariedad y el empobrecimiento de las clases medias y bajas pagaremos muchos años (y con pensiones más bajas), pero vayamos a un síntoma de calidad democrática evidente. Todos los partidos, a excepción del PP, se comprometieron antes de las últimas y penúltimas elecciones a recuperar el modelo de RTVE que garantizaba la necesidad de consenso parlamentario para elegir a su dirección y la independencia editorial de su equipo profesional. ¿A qué esperan PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos para poner pie en pared a la constante manipulación denunciada por los propios periodistas de los medios públicos? Es cierto que el Gobierno tiene capacidad para vetar o dilatar iniciativas parlamentarias, pero también es obvio que hay materias en las que la oposición no considera prioritario gastar energías.

Mentiras documentadas

Este martes recibe la ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, a los representantes de las víctimas del accidente del Yak-42 que costó la vida a 62 militares españoles, y que podría haberse evitado, como acaba de establecer el dictamen del Consejo de Estado resuelto por unanimidad de sus miembros. Se trata de un asunto tan meridianamente escandaloso que debería avergonzarnos el hecho de que casi catorce años después tengamos que seguir discutiendo si Federico Trillo tiene derecho o no a ocupar nuevamente algún cargo público. Está documentado que este individuo mintió al Parlamento, dio órdenes que derivaron en la falsificación de la identidad de los cadáveres, premió a altos mandos militares cómplices en la negligencia y maltrató a los familiares de las víctimas. Tan obvio resulta que aquel vuelo era ilegal y peligroso, que a los pocos días se contrató el transporte de tropas con compañías homologadas en la UE, y no con piratas aéreos subcontratados sin ningún control.

La investigación y las medidas tomadas por el sucesor de Trillo, el socialista José Bono, permitieron corregir esos dislates, de forma que se establecieron normas y controles suficientes para que nunca más los soldados tuvieran que asumir riesgos añadidos a los que ya corren en su obligación profesional. Dicho de otro modo, se abordaron correcciones para que el “sistema” pueda soportar el paso de mandos incompetentes o descubrir la actuación de descarados comisionistas.

¿Asumirá el Gobierno, a través de su ministra de Defensa, las conclusiones del informe (no vinculante) del Consejo de Estado en todos sus términos? Si así fuera, las familias encontrarán una nueva vía para lograr que se haga justicia (que es lo que vienen reclamando en memoria de sus seres queridos, y no indemnizaciones, como se empeñan en manipular algunos voceros del sector más cavernario de la derecha).

Efectivamente, como apuntaba Innerarity,  “la democracia sobrevive cuando la inteligencia del sistema compensa la mediocridad de sus actores”. O los intereses espurios, clientelares, individuales o de grupo, añado yo. Hay este año una oportunidad en el parlamento, y también fuera de él, para demostrar si queremos resetear la democracia para mejorarla o si nos conformamos con asistir a interesantísimos debates endogámicos o campañas empeñadas en fabricar liderazgos donde no los hay. Otro admirable escritor, el húngaro Stephen Vizinczey, iba un poquito más lejos que Piglia en su concepción literaria: “Escribir es borrar”. Ahí está el riesgo de no corregir tantos errores pendientes incluso de reconocer. Puede llegar un momento en que la tentación democrática consista directamente en borrar. Y los monstruos resultantes ya deberían estar enterrados por la historia.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



16 Comentarios
  • frida56 frida56 12/01/17 14:20

    En relación al debate anterior,que acabo de leer porque,evidentemente,he leído tarde este artículo,le diré que mi opinión es que participe,es importante que se escuchen opiniones e ideas como las suyas y la ponderación con que las manifiesta (las formas importan y la gente nota la diferencia). Comprendo que debe de ser un suplicio estar allí y tratar,a su vez,de ser ecuánime;pero le aseguro que hace Ud un gran servicio a los telespectadores.Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • frida56 frida56 12/01/17 14:12

    Luego el sistema va camino de morir,ud mismo pone ejemplos,porque los controles no están siendo eficientes,y la sensación del ciudadano medio es que no vivimos,realmente,en un sistema democrático;el ciudadano siente impotencia y frustración,dos peligrosísimos elementos que pueden terminar socavando al sistema...después ya sabemos lo que pasa...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jesús Maraña Jesús Maraña 10/01/17 21:26

    He leído atentamente vuestros comentarios, que agradezco, tanto sobre el artículo como sobre el programa 'La Sexta Noche'. Alguna vez he explicado ya las dudas que a menudo yo mismo tengo, y las razones por las que defiendo que hay que estar y debatir con argumentos y datos frente a quien sea. En todo caso, este viernes a las 12 del mediodía responderé a cualquier pregunta sobre lo que los socios consideréis oportuno en el chat convocado: http://www.infolibre.es/chats/24d22_chat_con_jesus_marana.htmlGracias y un saludo!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Raúl Suárez Raúl Suárez 11/01/17 10:28

      Decidas lo que decidas, tus socios te apoyaremos, Jesús. Salud y República.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • AML AML 11/01/17 12:12

        Opino lo mismo. Agradezco el chat y participaré si el tiempo no lo impide.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Birth 1 Birth 1 10/01/17 12:37

    Damas (123) y el resto del foro: he leido con interés vuestra argumentación. En primer lugar, en mi opinión, el que un programa televisivo, radio o un periódico tenga que ser comercial no es nefasto per se, es la posibilidad de existir para la mayoría. No impide que tenga sus valores. En el caso de la Sexta Noche, del que se trata,es un programa que además de Inda, tiene otros aspectos de información variada. No siempre de la mejor calidad o no siempre acertadas. El hecho es que no ha debido ser tan pernicioso cuando participa el Gran Wyoming. Y si eso es lo que lo hace bueno, pues que lo sea. El que haya habido ejemplos testimoniales contra la conducta de Inda (y que me he perdido) me parece muy bien. En mi previo comentario (87) anotaba la posibilidad que se diera un levantón del conjunto de periodistas pero eso tendría que ser preparado y medido sus efectos. Aparte de lo testimonial, la vida discurre de otro modo. Ana Pardo, a la que aprecio de veras, es una bicicleta en estos momentos. Todavía le quedan millas que recorrer. Frente a Inda, que poniéndolo en la picota se le ha endiosado, se necesita tanques como Jesús Maraña. Por qué, en vez de hacer frente, hay que escapar? Para mí el pensamiento no debe de ser preservado, defendido de ofensas. Debe de fluir y ser puesto en cuestión para prevalecer. Hace cierto tiempo me dediqué a estudiar las expresiones de Inda y Marhuenda y por qué eran tan efectivos en incomodar. Me llamó la atención encontrar mi lista en comentaristas de estos foros. Si es cuestión de tiempo, hay que dar tiempo a que sean ellos los que salgan. Si la izquierda y la transversalidad decente deja de ver el programa de referencia y aún sigue porque tiene audiencia, pues más que nunca deseo, suplico que Jesús Maraña, si el cuerpo lo soporta, siga defendiendo la honorabilidad y la honestidad de una información de calidad. Es la audiencia, los espectadores, los que dan el veredicto. Algunas veces percibo con desagrado un elitismo infertil por estos barrios. Apoyo las trincheras. Y los tanques cuando son necesarios.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • AML AML 10/01/17 13:50

      Me parece lógico que un programa de TV en prime time un sábado, esté obligado a captar mucha cuota de pantalla. En el foro se ha hablado de La Clave, que consiguió ser líder dando calidad y respeto  por todas las opiniones. Por tanto, creo que ahí estamos de acuerdo, igual que en el hecho de que los otros contenidos son, a veces buenos y a veces menos. Wyo ha participado varias veces, pero creo que nunca en el mismo espacio vital que Inda. Mi ataque no es contra el programa, aunque coincido con Bidebi en que iñaki está mediatizado por la pareja Marhuenda Inda (que, curiosamente, tienen el mismo final en sus apellidos). Contra Inda no puedes lanzar la artillería pesada porque es un mentiroso, tramposo y no tiene escrúpulos. Es como el boxeador que se pone cuchillas de afeitar en los guantes y, por si acaso, lleva una pistola en el pantalón. Un periodista honrado no puede hacer nada ahí, porque para ese delincuente vale todo. Esa es la parte en que disiento, pero, como de costumbre, con el mayor respeto a tu postura.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • bidebi bidebi 10/01/17 11:26

    2/2 Mira Gualdo, a mí me parece que aquí entramos en el clásico y eterno tema del huevo y la gallina para preguntarnos qué fue primero. Si fue primero una audiencia muy frívola o los medios han convertido a la audiencia española en lo que es. Si esos medios responden a lo que quiere la gente o han conformado el sentir de la gente. Parece evidente que sin la evolución genética en el huevo de otra ave no hubiera existido la actual gallina. Hay un hecho que determina muchas de estas cosas. Es el hecho objetivo de que todos estos programas de supuesto debate, ya sea político o rosa, son los más baratos de producir y los que mayores beneficios aportan. Mantener cuatro horas de televisión en horario de máxima audiencia y en un día especial como un sábado, con el costo de un programa de supuesto debate, es un auténtico chollo si tiene éxito. La tendencia ya consolidada de todas las tvs. del mundo es apostar por los reality, la telerrealidad. Transformar la realidad hasta convertirla en tele realidad, para convertir la verdad en tele verdad. Lo que consumimos, lo que nos llega, de lo que nos informamos, es tele verdad. Así reality son desde los telediarios, pasando por los discursos del rey o del presidente, las sesiones del parlamento, los chicos encerrados en una casa, la Sexta noche o Sálvame. De tal forma que todo lo que nos rodea tiende a convertirse en un reality y corremos el peligro de ser nosotros un reality de nosotros mismos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CapitanRed CapitanRed 10/01/17 10:26

    La 6ª noche, con PI presente consiguió una audiencia de 2 millones, comparable al furgol: ahora tiene 800 mil y bajando.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • AML AML 10/01/17 12:19

      Que baje más, por favor.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Suna Suna 10/01/17 00:26

    Buen artículo, Sr. Maraña. Lo cierto es que puede corregir quien es consciente de su error, pero estos no tienen ojos más que para mirar su ombligo. Hace falta que tengan talla ética e intelectual para poderles pedirles eso. La lógica y la justicia no es lo suyo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • TJCB TJCB 09/01/17 23:54

    El programa de la 6ª, muy bien montado para perpetuar el fascismo, resulta que invita a lo más florido de la intelectualidad española, para dar sensación de pluralidad, pero resulta que la voz cantante y lo que perciben los televidentes son las verdades a lo Goebbels de los impresentables y bien pagados por el establimant Inda y Marhuenda. Comparo este programa como cuando en alguna tertulia salía relucir alguna de las muchas tropelías de los golpistas, saliendo entonces el facha de turno como un loco con lo de Paracuellos, teniéndose que zanjar la conversación dado el giro que tomaba y quedándose muchos de los contertulios sin saber que por desgracia el franquismo está lleno de Paracuellos. Lo que no entiendo Sr. Maraña como acude a un debate con sujetos como los arriba citados, ya que creo que pierde categoría, lo mismo que el Sr. Aroca, el Sr. Escolar y los de Podemos, salvo que como los medios están en poder de la caverna y sea la única forma de asomarse un poco a la ciudadania.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Fernanda Fernanda 09/01/17 22:16

    Tremendamente injusto que Trillo vuelva y reingrese en el Consejo de Estado. Incomprensible que un señor (si se le puede llamar así) "TAN CATÓLICO" sea incapaz de pedir perdón por su actitud y decisiones inhumanas, tomadas personalmente en el caso del yak 42 y a continuación tenga la caradura de ir a misa y comulgar. En el fondo muchos de sus compañeros deben sentir vergüenza aunque no se atreven a decirlo públicamente . Al propio Maíllo hoy le ha tracionado el subconsciente "....pero que vamos a a hacer con el sr Trillo, ... le vamos a enviar a Peregil?".... Pues sí, Sr, Maíllo, eso es lo que debía hacer Rajoy. CREAR UNA PLAZA PARA EL SR. TRILLO PRECISAMENTE EN PEREJIL

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Sancho Sancho 09/01/17 21:49

    Al igual que no me gusta que vaya el señor Maraña o el señor Aroca, por ejemplo, tampoco estoy de acuerdo en que acudan los representantes de Podemos, y cada día me choca y me molesta más verlos ahí...haciendo el juego a los basureros...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Mendizabal Mendizabal 10/01/17 01:06

      Mi respetado señor: Los de Podemos de momento y que yo sepa no han cometido atropello de ninguna clase, salvo las más o menos meteduras de pata cosa habitual en los "principios" No soy de Podemos ni de otro cualquiera que se presente para mandar, pero le aseguro que voto en conciencia y después de mucho recapacitar a PODEMOS, sólo para ver que es lo que dan de sí, ya que los otros son conocidos. Le pido por favor que permita a Podemos ir a los debates, algo tendrán que contar. Gracias.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Sancho Sancho 11/01/17 02:52

        Mi opinión se entendía desde el momento en que creo que la situación del programa al que nos referíamos cada vez está más embarrada por las malas maneras y cuando el nivel deja por los suelos cualquier intento de debatir con tranquilidad y en profundidad. No se puede estar en un programa defendiéndote constantemente de lo que les dé la gana a dos o tres señores que mienten y calumnian gratuitamente sin que el presentador haga nada por evitarlo, todo lo contrario...A eso me refería. Creo que no sólo no se llega a ningún lado, sino que el mensaje puede ser que se entienda mal, puede ser contraproducente a la hora de explicar propuestas, puntos de vista que a muchos puedan interesar. A eso me refería, ya sé que Podemos y UP no son comparables a esos señores cuya única misión en el programa consiste en insultar y poner nerviosos a los demás. Salud.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    En busca de un modelo para decir adiós

    Si está contando los días y las horas que faltan para el 1 de octubre, o es de los optimistas que esperan algún tipo de milagro el día 2, es posible que sufra una decepción mayúscula. Esto no ha hecho más que empezar.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    Renuncio a mi derecho a decidir

    En España, desde la vuelta de la democracia en 1977, no habíamos padecido una avería en nuestra maquinaria democrática como la que afrontamos en torno al problema catalán.
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    No me hable usted de Cataluña

    Es posible que la operación judicial-policial-política desplegada este miércoles haga imposible nada que se parezca a un referéndum, pero la cuestión de fondo sobre Cataluña no tendrá arreglo mientras se siga pensando más en las siguientes elecciones que en las siguientes generaciones. 
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre