x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡Insostenible!

¿Se preocupa la ciudadanía española por el medio ambiente?

Alberto Rosado del Nogal
Publicada el 05/07/2017 a las 06:00 Actualizada el 04/07/2017 a las 18:51
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La respuesta más rigurosa a la pregunta del título es, paradójicamente, “depende”. Paro, corrupción, crisis económica, terrorismo, sanidad, educación y un largo etcétera compiten por ser los principales problemas existentes en España o que más percibimos que nos afectan, según el listado de respuestas y preferencias de los barómetros del CIS de los últimos lustros. Las cuestiones ambientales, sin embargo, quedan relegadas a un lejano segundo plano (apenas un 1%) cuando son puestas en la misma balanza que aquellas que ocupan portadas de periódicos y aperturas de telediarios. En el informe del Observatorio de la Sostenibilidad del año 2016 se manifestaba, no obstante, que esta despreocupación por el medio ambiente cambiaba sustancialmente cuando se aislaba del resto de categorías, llegándose a afirmar en el barómetro de diciembre de 2015 que que el 77,2% de los españoles “se interesa mucho o bastante por la ecología y medioambiente”, que un 41,2% se considera “bastante informado sobre la realidad ambiental” o que el 49,2% de los españoles “defiende la protección del medio ambiente aunque suponga, a veces, costes altos”. En el barómetro de noviembre de 2016 se añaden nuevas preguntas con respecto al barómetro “ambiental” de diciembre de 2015 y afirma, según su pregunta 13, que el 64,6% de la población está de acuerdo o totalmente de acuerdo con que los problemas ambientales tienen un efecto directo en su vida diaria.
 

Es más, preguntados sobre la pérdida de biodiversidad (preguntas 15 y 16 del barómetro de noviembre de 2016) —tanto en España como en el mundo— alrededor de un 90% concibe este problema como “muy serio” o “algo serio”. Un 38,7% estaría“muy a favor” o “bastante a favor” de pagar precios más elevados para proteger el medio ambiente (pregunta 26), y un 74,8% estaría “muy a favor” o “bastante a favor” de dedicar más recursos a su protección (pregunta 27). Queda demostrado que aquella despreocupación en la balanza se torna prioridad en el imaginario colectivo del país.

¿Y qué medidas tomar ante el aumento de los problemas ambientales? Las preferencias sociales (pregunta 19) son una reforma fiscal verde que obligue a pagar más a quien más contamine, normas más estrictas para evitar la contaminación por parte de ciertos sectores económicos y aumentar los espacios protegidos naturales.
 



¿Y la europea?

En el informe del Observatorio de la Sostenibilidad de 2017 se incluye a Europa dentro de su análisis. Las percepciones sobre problemas sociales, en general, y la del medio ambiente, en particular, difieren cuando el marco regional cambia. Es lógico, por ejemplo, que en España el paro sea especialmente preocupante por nuestras escandalosas cifras (17,8% en abril 2017) y, sin embargo, no lo sea en la Zona Euro (9,3%). Pero sobre medio ambiente, ¿qué cambia? Paradójicamente, también mucho.

A continuación se muestran una serie de gráficas sacadas del Eurobarómetro de abril de 2017 para entender mejor el cambio.

Este primer gráfico (gráfico 1) a nivel europeo muestra, por país, la respuesta a la pregunta “Para cada una de las siguientes opciones, ¿dirías que la acción de la actual Unión Europea es excesiva, adecuada/no tan buena o insuficiente?”. La variable que muestra la gráfica es “insuficiente” y se aísla la respuesta “protección ambiental”. Se refleja, también, la evolución desde abril de 2016 a marzo de 2017.
 

Este segundo gráfico (gráfico 2) responde a la pregunta sobre las expectativas sociales con respecto a la UE en materia de protección ambiental. La pregunta es “Para cada una de las siguientes opciones, ¿te gustaría que la Unión Europea interviniera más o menos que en el presente?”. La variable que muestra la gráfica es “más que en el presente” y se aísla la respuesta “protección ambiental”. Como en la anterior, se refleja, también, la evolución desde abril de 2016 a marzo de 2017.
 


Hasta aquí el dato más interesante es que España lidera la preocupación ambiental dentro de la Unión Europea(UE), siendo el segundo país que más insuficiente considera su acción y más intervención con respecto al presente espera de la UE en estas cuestiones ambientales. Pero, ¿lidera la percepción social de la UE la problemática ambiental? Y aquí también hay diferencia entre la sociedad española y la europea: los problemas ambientales ocupan el tercer y quinto puesto en las preocupaciones sociales de la Unión, mientras que en España, en competición con otras categorías, apenas llegaba al 1% de preocupación social. A continuación se muestra dos gráficas (3 y 4) del informe del Observatorio de la Sostenibilidad 2017 a partir de datos del Eurobarómetro de abril 2017.
 


 
Dos conclusiones de presente y futuro ambiental

La primera conclusión a la que se llega apunta dos elementos destacables:
  1. En España, los problemas ambientales continúan relegados a posiciones poco o nada significativas cuando compiten con otros problemas del calado actual como el desempleo o la corrupción. Sin embargo. 
  2. A nivel europeo, por ser una circunscripción política diferente, la sociedad española lidera la preocupación por problemas ambientales como muestran las gráficas 1 y 2, especialmente esta última.

La paradoja, en este caso, es doble. Por un lado, y tal y como se argumentaba en el informe del Observatorio de la Sostenibilidad 2016, los problemas ambientales en competición con otros pierden importancia pese a que, tratados de manera aislada, la sociedad española sí despierta un gran interés en ellos. Por otro lado, aun en competición con otros problemas existentes, la tendencia se rompe significativamente cuando el marco geográfico cambia: mientras en España los problemas ambientales se sitúan en las últimas posiciones de preocupación, a nivel europeo ocupa el tercer y quinto puesto (gráficas 3 y 4).

La segunda conclusión se refiere a las agendas políticas de lo partidos. Mientras que la sociedad española demanda más agenda verde, los partidos políticos continúan sin encarar nítidamente unos de los mayores retos de este siglo. Sea por interés electoral o por perseguir el bien general, la política verde debe ser un activo en cualquier formación a tenor de los datos que reflejan tanto el CIS como el Eurobarómetro. En las elecciones pasadas solo hubo tímidos acercamientos a planteamientos sostenibles —en sentido amplio— de las fuerzas progresistas sin que estos, no obstante, ocuparan nunca ningún espacio de protagonismo. ¿Harán una segunda lectura en las próximas? ¿Verán las oportunidades que la sostenibilidad da a nuevos espacios de convivencia territorial, industrial, económica, sanitaria, social o ambiental? Desde luego a la ciudadanía española sí le preocupa el medio ambiente. Y mucho.


Links a Barómetros del CIS y Eurobarómetro:

Barómetro del CIS de diciembre de 2015
Barómetro del CIS de noviembre de 2016:
— Eurobarómetrode abril de 2017: Twoyearsuntilthe 2019 Europeanselections
 

* Alberto Rosado del Nogal es doctorando en Ciencias Políticas en la UCM