X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Explico algunas cosas

Publicada 10/12/2017 a las 06:00 Actualizada 09/12/2017 a las 16:51    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 32

Me gusta pensar en la poesía como una vocación que no rompe su compromiso con la verdad. Es una apuesta meditada que tiene que ver con mi memoria más inocente. Yo nací en Granada, una ciudad muy de provincias, abrazada por la vega al final de los años 50. Soy el hermano mayor de una familia numerosa. Seis hijos, todos varones, criados en las alamedas del río Genil y en la vida callejera de un barrio sin coches en el que todo el mundo se conocía. Ni que decir tiene que los niños traviesos son el mayor peligro de las sillas, las butacas, los cojines y las mesas. Una resignación para mi madre. El estribillo de mi infancia se debe a la voz materna, y mezcla la disculpa con la amenaza: “Es que son seis, todos varones”.

Como era costumbre en la época, mis padres reservaron una habitación para poder recibir con cierta decencia a los amigos y familiares que visitaban la casa. Le llamaban el salón de las visitas. Los muebles estaban allí a salvo de la barbarie infantil. El secreto, la soledad, el silencio y la prohibición nacieron como un acto de defensa propia, una forma de resistencia.

Fue al final de mi infancia cuando entré con sigilo en el territorio sagrado, aprovechando un descuido de la vigilancia materna. En el salón de las visitas estaba también la biblioteca familiar. En ella encontré un tomo de la editorial Aguilar que tenía aspecto de libro sagrado. Su encuadernación en piel, sus letras de oro en la cubierta y su papel biblia le concedían una hermosa solemnidad. Se trataba de las Obras completas de Federico García Lorca, un poeta nacido en mi ciudad y víctima de la Guerra Civil española. De eso me enteré después, algo después. El día del encuentro me limité a sumergirme para siempre en un mundo mágico en el que las cosas eran algo más de lo que parecían ser. La luna significaba algo más que la luna, los jinetes y los caminos parecían algo más que jinetes y caminos, la noche se llenaba de presentimientos y el agua se convertía en oro cuando una mano tiraba su limón en el río. Una verdad legitimaba su existencia. Fue un mundo sagrado, dentro de un libro sagrado que se custodiaba en la habitación sagrada de las visitas.

Como no soy creyente ni me afectan las ideas religiosas, he encontrado en la poesía mi lugar de lo sagrado, el lugar en el que no puedo mentirme, un espacio de la verdad, del respeto a uno mismo, el esfuerzo por hacer que mi mundo interior se armonice con el exterior a través de las palabras. Un buen poema para mí, da igual escribirlo que leerlo, le da una nueva oportunidad a la dignidad del ser humano y a la verdad de la vida. El destino busca una vocación para cumplirse. No es poca recompensa saber que hay un espacio, aunque sea de uso íntimo, en el que la verdad, ese concepto tan maltratado por la historia, resulta no sólo necesario, sino imprescindible. Dice Joan Margarit que un mal poema ensucia el mundo. Tiene razón.

Para un poeta hay mucho de realidad en la famosa afirmación desmesurada con la que Walt Whitman definió sus Hojas de hierba: “Camarada, esto no es un libro; quien toca esto toca a un hombre”. Es la idea que Federico García Lorca recogió y radicalizó en Poeta en Nueva York para unir las palabras con las verdades últimas: “porque yo no soy un hombre, ni un poeta, ni una hoja, pero sí un pulso herido que sonda las cosas del otro lado”. Jaime Sabines continuó este difícil diálogo con la verdad de la poesía cuando escribió sobre la muerte de su padre: “Me avergüenzo de mí hasta los pelos, / por tratar de escribir estas cosas./ ¡Maldito el que crea que esto es un poema!”.

La ficción literaria, el aprendizaje de la música, las formas, la retórica, los borradores, los pactos, las tachaduras, la papelera con los fracasos o las renuncias, la negociación con la escritura, la elección, lo sustantivo y lo adjetivo, las tradiciones, las novedades y el acuerdo con uno mismo y con los demás, no tienen sentido si no se viven como una búsqueda de la verdad. La ambición de cada momento creativo no exige más que una modestia machadiana, la conciencia de unas cuantas palabras verdaderas. Ni más…, ni menos.


Hazte socio de infolibre



23 Comentarios
  • ausencias ausencias 13/12/17 14:09

    Escribe aquí tu comentario (máx. 2200 caracteres)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 10/12/17 20:55

    itnas lo que te dice el diablo cojuelo es correcto: me asombra leerle respecto a las decisiones que podría toma una comunidad de vecinos VS los ciudadanos de Cataluña.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    1

    • Lunilla Lunilla 14/12/17 08:45

      @tierry_precioso... "las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma, hay que saber que no existe Pais sobre la Tierra, donde el amar no haya convertido a los amantes en poesia, Gracias Tierry...y un saludo ...  Lunilla ///. PD: Enviado a editar a las 8,44 h.a/m

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 14/12/17 13:17

        ..."Muchas gracias mi querida compañera por agradecer tu en mi nombre, la 'muleta' que me brindo @Tierry en otro 'evento'...¡Ojala ruviera yo ahora palabras nuevas que no haya usado...¡Gracias @Tierry.... y muchos esos ¡Querida! ... El DIablo Cojuelo...

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 10/12/17 20:47

    vaaserqueno tienes razón, il faut de la musique avant toute chose. Estoy bastante negado con la poesía pero la otra vez escuchando la radio conduciendo oí uno opinando que Baudelaire era central en el 19 porque era ultimo clásico en versos y el primer inovador en prosa. Me da que a Luis le dice algo los poemas de Baudelaire en prosa. En la escuela primaria había tenido una buena nota recitando un poema suyo, ahora solo recuerdo el primer verso: homme libre toujours tu chériras la mer...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    1

    • vaaserqueno vaaserqueno 10/12/17 21:08

      Aquí lo tienes entero:
      Hombre libre, ¡tú siempre preferirás la mar!
      es tu espejo la mar; y contemplas tu alma
      en el vaivén sin fin de su lámina inmensa,
      y tu espíritu no es menos amargo abismo.

      Y gozas sumergiéndote al fondo de tu imagen;
      tus miembros la acarician y hasta tu corazón
      se olvida por momentos de su propio rumor
      ante el hondo quejido indomable y salvaje.

      Ambos sois tenebrosos a la vez que discretos:
      Hombre, nadie ha explorado tus abísmales fondos,
      ¡oh mar, nadie conoce tus íntimas riquezas,
      Tanto guardáis, celosos, vuestros propios secretos!

      Y entretanto han pasado innumerables siglos
      desde que os combatís sin tregua ni piedad,
      hasta tal punto amáis la muerte y la matanza
      ¡oh eternos gladiadores, oh implacables hermanos!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      1

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 10/12/17 22:14

        ¡Gracias!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • elpontondelaoliva elpontondelaoliva 10/12/17 19:50

    EL OFICIO DE POETA “La poesía puede ser el camino
    que nos acerca a la realidad”
    *
    Abro la ventana de la melancolía
    en un sueño aturdido
    por las olas de la avaricia
    sin que nadie me escuche
    en las llanuras de mi soledad.

    Es el reflejo de la vida
    en el agua cristalina del estanque
    rodeada de nenúfares insaciables
    adornando el paisaje quebradizo de la orilla.

    No puedo dormir con el silencio impuesto
    por la patraña del abrevadero
    bendecido con la impunidad manifiesta.

    Hay un empuje solidario
    en el atardecer de cada día
    asomado en el precipicio de lo imposible.

    La luz se apaga lentamente
    con la distancia obligatoria del infortunio
    sin que se vea el final del túnel
    en el porvenir del recorrido.

    Asomado en el balcón de la ignominia
    me acoge el pensamiento invertido
    del yo, ante la sociedad
    con el sentimiento imborrable
    del doble juego semántico de la hipocresía
    en el poder insaciable depredador.

    El púlpito de la vanidad
    empuja al poeta a ejercer el oficio
    en una realidad maltratada
    por las distancias del poderoso,
    mientras el necesitado
    espera una ayuda de retorno.



    El poeta debe salir de su rincón hedónico
    y mirar por el espejo retrovisor
    del camino de la vida
    más allá de la potestad que le otorga
    el sentido literario,
    en un afán por comunicar
    las impresiones animosas
    antes que la catástrofe
    se lleve por delante
    la miseria de la sin razón.

    El poeta cumple su misión
    si al mismo tiempo que empuja
    el carro de la amargura
    transporta la argamasa del conocimiento
    con el aliento del pensador
    en el que se ve reflejado;
    no puede dejar aparcados en las cunetas
    los adjetivos del sufrimiento
    simplemente por haber tenido la oportunidad
    que la sociedad le otorga.

    El egoísmo, puede ser una enfermedad
    de largo recorrido
    que nos afecta a todos.

    El poeta debe alzar su voz
    sin que nadie le indique
    el camino del recorrido
    en su recto proceder.
    *

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • vaaserqueno vaaserqueno 10/12/17 19:50

    Decía Pitágoras que la armonía que rige al mundo es musical y el conocimiento de esa armonía y las leyes que la rigen es lo que nos acerca a la comprensión de la realidad (la verdad). La poesía es la música de las palabras, tener el maravilloso don de conocer su armonía no puede sino acercar al poeta a la verdad más íntima que se esconde tras las palabras y a las pobres almas que no podemos más que atisbar su sombra por falta de talento, nos acerca al reflejo de esa intimidad tan generosamente compartida.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    8

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 10/12/17 13:06

    itnas tienes mucha razón. Vivo en Francia y hubo un referendo acerca de la constitución europea. Encuentro que un referendo sobre el tratado de Lisboa debería ser obligatoriamente europeo. Para la aprobación en el país el parlamento elegido tiene toda la legitimidad. Chirac quería hacer una jugada plebiscitaria que le salió rana. Los franceses votaron en mayoría no al tratado de Lisboa y dos años después eligieron a Sarkozy que tenia como primer punto el "sî" a este tratado de Lisboa. ¡Buenos dîas a la coherencia! Es que en realidad no habían dicho "no" al Tratado sino a Chirac.
    Volviendo a España, políticos de Barcelona y de Madrid pueden perfectamente pactar un referendo y someterlo a los ciudadanos del Estado, no hay problema. Pero siempre que se habla de referendo pactado se obvia al referéndum previo en todo el Estado que es ademâs una obligación constitucional. Es lo mâs hipócrita que ha pasado en España en 2017.
    No apoyo pero entiendo que muchos trabajadores se dicen; "una izquierda asî no vale el rodeo, voto directamente al PP".

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    15

    10

    • itnas itnas 10/12/17 19:07

      Siento no poder estar de acuerdo contigo, adelantándote que te felicito por vivir en Francia. Yo lo hago en Italia (norte) aunque no todo el año. No imagino que en Francia se dé opción a una DUI, por lo que conozco de ese país, como tampoco en Italia, y me pregunto qué sucedería en caso de producirse. Pero, al mismo tiempo, no pienso que deba consultarse a la ciudadanía española en conjunto si se trata de saber lo que opina la ciudadanía de, por ejemplo, Cataluña. De forma similar a que no se trata de consultar al ciudadano español sobre decisiones que puedan tomarse en el seno de una comunidad de vecinos, por ejemplo, cuando en dicha comunidad conviven bloques con dicha convivencia puesta en duda. De otra parte, hablamos de referendums consultivos y no vinculantes. Pero saber limpiamente qué se piensa es siempre una buena táctica, creo. Luego vendrán las decisiones políticas si es el caso.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      15

      • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 10/12/17 20:31

        Estimado -itnas..., me asombra leerle respecto a las decisiones que podria toma una comunidad de vecinos VS los ciudadanos de Cataluña, veo la metàfora algo sorpreendente y desproporcionado, por lo demàs, respecto al tono empleado y demàs consideraciones "chapeau"... Un Cordial saludo ..El DIablo Cojuelo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        7

    • platanito platanito 10/12/17 18:15

      En 2005 hubo el proyecto de Constitución pilotado por Giscard que fue rechazado por refrendos en Francia y Holanda. Y luego nos colaron por la puerta de detrás su sucedáneo de Lisboa que ya no permitieron que se pronunciaran los habitantes nacionales sino que lo aprobaron los parlamentos. Una vergüenza. Esta UE perdió todas las esencias de los padres fundadores de los años 50 y pasó a ser dirigida por Francfurt. BCE que nació con Maastrich el año 98 pero que se echó a volar en Lisboa 9 años después. Que empodera a la gran banca y esclaviza a los pueblos europeos. El austericidio aplicado lo ha demostrado. Los millonarios crecen y los pueblos se empobrecen. En Alemania hay 8 millones de pobres. Aquí 10. Yo a veces ejerzo de ripiero pero los verdaderos poetas deben cantar esta verdad al lucero del alba.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      11

  • itnas itnas 10/12/17 10:45

    ¡Ignorante de mi! Me pierdo, sin solución de continuidad, en la lectura de los escritos de un poeta. Seguramente es falta de sensibilidad se me puede decir, y no les faltará razón. Tratando de comprender, me pregunto, ¿cómo es que a una persona hipersensible con el sufrimiento animal (no humano y humano) se la tilde de analfabeto sentimental y a otra persona sin sensibilidad hacia dicho sufrimiento (no humano) se la crea sensible?

    Tratando de comprender, porque cuando leo en el escrito de un poeta '… no tienen sentido si no se viven como una búsqueda de la verdad' mi cabeza es un bombo donde truenan algunas preguntas, seguramente la más importante sea ¿qué verdad? Mi más sincera felicitación a todos aquellos que no ya se crean poseedores de la 'verdad', sino que sepan cuál es o cómo localizar dicha 'verdad'. Tan estúpido no soy como para no saber que existen algunas verdades, como esa de que los animales morimos, o esa otra que dice que cualquier sistema axiomático contiene afirmaciones que no pueden ser demostradas como verdad. Ahora bien, pretendidas verdades como 'igualdad social' o 'justicia social' (en sociedades humanas) no son, como se sabe, universalmente aceptadas como tales.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    10

    • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 10/12/17 19:30

      ....."Pues -itnas, debo manifestarte que encontrè tardiamente en la poesia el lugar en que no puedo mentirme." .....-Errores de calculo en la mirada: El error es mirar lo de ayer con los ojos de hoy, querer que las cosas vuelvan a ser igual cuando ya no eres el mismo. Como si se pudieran reciclar los suspiroso, dar un mismo beso por segeunda vez; Los mudos no gritan, los sordos no ven la mùsica con, con las cinco letras que se escribe tarde no puedes escribir ahora, el amor que fuè ese ya nunca vuelve. "Todo hay que volver a inventarlo...-El amor no tiene porque ser una excepciòn [....] Julio Cortazar (libro de Manuel)" ....-La Mariposa recordarà recordarà por siempre [ -pienso] que fue 'gusano' ...-'no estaria de mas recordarselo de vez en cuando'....Un Cordial Saludo...El Diablo Cojuelo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      5

    • M.T M.T 10/12/17 11:11

      Hola Itnas! Qué difícil debe ser eso de tratar de definir o establecer límites en la sensibilidad tratando de sensaciones, emociones, percepciones tan personales en eso que llamamos verdad y esencia a la hora de captar y expresar las realidades que nos atañen. No sé qué respondería un poeta. En mi caso, simple observadora de lo humano y no me considero muy diferente a otros me llega en muchas ocasiones esa verdad- compromiso- deseo- buenas intenciones- belleza...entre otras muchas manifestaciones, también desde y en la escritura. Un abrazo, Itnas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      12

      • itnas itnas 10/12/17 12:10

        Sin duda profesora. Lo que he intentado expresar, no sé si con éxito, ha sido que 'la' verdad es difícil decidir qué cosa es. 'Una' verdad, o 'nuestra' verdad, es otra historia. Y que, eso sí, debería haber afirmaciones como 'justicia social' que fueran universales, que aunque no conviniesen a los intereses de algunos sí pudieran ser reconocidas como tales inequívocamente; por ejemplo, 'socorrer al desamparado socialmente' ¿debe reconocerse en los tribunales de justicia o con su sola visualización debe aplicarse sin demora? Porque parece que, dependiendo del sistema social o del núcleo familiar, la visión de un inmigrante africano o un parado de larga duración provoca reacciones encontradas.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        7

        • M.T M.T 10/12/17 12:33

          Sin duda, Itnas, te has expresado con suma precisión y se te ha entendido con toda nitidez. Has sido muy preciso en el uso de esos artículos: una (presentador de nuestra verdad) y la (reconociendo ese concepto) cuando acompaña a verdad. Amplías por añadidura el significado cuando utilizas el término reconocer y lo ilustras con ejemplos muy certeros referidos a justicia social. Coincido contigo en que deberían ser conceptos universales entendibles y aplicabes por todos y en cualquier lugar con un significado unívoco, sin que cupiera la multiplicidad en interpretaciones o tergiversar su sentido. No sé si esta cuestión es de ética social, política, personal o de qué ámbito, o si sería lo deseable en una sociedad perfecta o ideal. No tengo respuestas para tus múltiples dudas. Es de agradecer que se susciten o planteen estas cuestiones en este medio.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          7

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 10/12/17 10:38

    Creo que no sólo en la poesía sino que también en la política debe haber cierto compromiso con la verdad. En este año de 2017 me parece que la expresión política más alejada de la verdad ha sido la formula de "referéndum pactado" siempre expresada obviando cualquier referencia a la ciudadanía del Estado español.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    14

    4

    • itnas itnas 10/12/17 12:15

      Lleva Ud. razón de forma que me pregunto ¿por qué no consultar a la ciudadanía de UE? Porque ya puestos, no creo que vaya a decirme que ellos no tienen derecho a ser preguntados dada su inversión (monetaria) en este país (España).

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      14

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 10/12/17 13:02

        Sî tienes razón. Vivo en Francia y hubo un referendo acerca de la constitución europea. Encuentro que un referendo sobre el tratado de Lisboa debería ser obligatoriamente europeo. Para la aprobación en el país el parlamento elegido tiene toda la legitimidad. Chirac quería hacer una jugada plebiscitaria que le salió rana. Los franceses votaron en mayoría no al tratado de Lisboa y dos años después eligieron a Sarkozy que tenia como primer punto el "sî" a este tratado de Lisboa. ¡Buenos dîas a la coherencia! Es que en realidad no habían dicho "no" al Tratado sino a Chirac.
        Volviendo a España, políticos de Barcelona y de Madrid pueden perfectamente pactar un referendo y someterlo a los ciudadanos del Estado, no hay problema. Pero siempre que se habla de referendo pactado se obvia al referéndum previo en todo el Estado que es ademâs una obligación constitucional. Es lo mâs hipócrita que ha pasado en España en 2017.
        No apoyo pero entiendo que muchos trabajadores se dicen; "una izquierda asî no vale el rodeo, voto directamente al PP".

        Responder

        Denunciar comentario

        6

        1

  • paco arbillaga paco arbillaga 10/12/17 07:21

    Hablando de las «Obras Completas» de García Lorca, allá por la década de los 60 compré, ¡a plazos!, una edición de 1970 páginas de una editorial de Madrid que en el índice, pág. 1961, dice: «La casa infiel», pág. 362, en vez de «La casada infiel» que sí aparece bien escrita en la citada página al encabezar la poesía. Decían que no fue una errata, que tuvieron que ponerlo así para poder editarla. ¿Será verdad?

    Dice Luis: «… las novedades y el acuerdo con uno mismo y con los demás, no tienen sentido si no se viven como una búsqueda de la verdad.» No lo tengo tan claro; diría si no se viven como una búsqueda de la Justicia.

    Osasuna2 salu2.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    14

  • Angel Viviente Angel Viviente 10/12/17 00:47

    Poesía, Verdad, Búsqueda. Todo unido asusta. ¿Qué encontraremos?
     Lector o escritor: sufrir la mentira que nos rodea a diario. ¿Cómo poder vivir?
    Escuchar voces como la tuya. Sentir que la poesía nos anima, contra la mentira repetida una y mil veces, hasta querer hacerla verdad.
    Tocar al hombre que canta, a Federico, a Walt, a los que han dicho a lo largo de los siglos, palabras que suenan en las noches tenebrosas.
    Dices que unas cuantas palabras nos consuelan. ¿Cuántas serían necesarias?
    Escuchar el gemido de mucha gente que sufre. Llorar al abrir un periódico, romperlo en pedazos. Tomar un poema, sonreír y enjugarse las lágrimas.
    Poesía, verdad, vida...
    Gracias, Luis 


    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre