x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A debatir

¿Acabará Cataluña como el País Vasco?

Publicada el 10/01/2018 a las 06:00 Actualizada el 09/01/2018 a las 19:00
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

A medida que va remitiendo la sensación de urgencia y colapso que se provocó durante la crisis constitucional catalana del pasado otoño, la cuestión más relevante que se plantea para el futuro inmediato es si la demanda de independencia va a crecer, se va a mantener en sus niveles actuales o va a disminuir.

Que los partidos independentistas hayan revalidado su mayoría absoluta en las elecciones del 21-D, con un porcentaje de voto prácticamente idéntico al que ya obtuvieron en 2015, podría indicar que el conflicto está enquistado, con dos bandos de similar fuerza, lo que debería obligar a las partes a alcanzar un acuerdo inclusivo que satisfaga los intereses de todos.

Pero también puede considerarse que una vez que las aguas se remansen y los partidos independentistas renuncien en los próximos meses a la vía unilateral y la desobediencia constitucional, el apoyo social al independentismo irá perdiendo fuerza, por lo que el Estado debería no moverse y aguardar a que el proceso siga su curso.

Con otras palabras, lo que me gustaría plantear en el debate de esta semana es si los lectores de infoLibre piensan que el independentismo va a ir diluyéndose, como pasó en el País Vasco tras el fracaso del Plan Ibarretxe, o si va a continuar activo y pujante, en cuyo caso deberían abrirse negociaciones cuanto antes.

Tengo la impresión de que la derecha tiende a pensar que la sociedad catalana, superada la crisis de 2017, irá evolucionando como lo hizo la sociedad vasca tras el fracaso del Plan Ibarretxe. Les refresco la memoria. El Plan Ibarretxe era un proyecto de reforma del Estatuto de Gernika que planteaba una relación confederal de Euskadi con España y la posibilidad de realizar un referéndum de autodeterminación. El Partido Popular de Aznar y Rajoy se negó a que se llevara al Congreso el proyecto y aprobó una modificación del Código Penal para castigar con cárcel la convocatoria de un referéndum sin cobertura legal. Tras la llegada del PSOE al Gobierno en 2004, se suprimió la reforma legal de Aznar y se permitió a Ibarretxe defender su proyecto en el Congreso, donde cosechó un rotundo fracaso.

Al Plan Ibarretxe se le reprochaba sobre todo que dividiera al País Vasco en dos (el plan salió adelante con el voto en contra de los dos principales partidos españoles, PSOE y PP), que desbordara el marco constitucional y que se propusiera cuando ETA seguía activa. Tras la negativa del Congreso, la tensión política fue remitiendo, el PNV volvió a la moderación y la demanda de independencia perdió mucho de su apoyo social. Hoy no hay un conflicto soberanista en el País Vasco.

¿Podría suceder algo similar en Cataluña? Habiendo fracasado la vía unilateral y tras la división en dos mitades que se ha producido en aquel territorio, podría ocurrir que los partidos nacionalistas catalanes mantuvieran durante mucho tiempo su mayoría electoral pero poco a poco fueran rebajando el alcance de sus reivindicaciones y se olvidaran en última instancia de formar un Estado nuevo.

Cuál deba ser la estrategia política que se siga en la cuestión catalana dependerá de si Cataluña va a evolucionar como el País Vasco o el conflicto se va a mantener un tiempo largo en sus parámetros actuales.

¿Cuáles son los principales parecidos y diferencias entre Cataluña y País Vasco con respecto al conflicto sobre la independencia? ¿Las encarcelaciones, exilios y juicios mantendrán el independentismo catalán activo o se irá olvidando el proyecto de la República catalana y volverá el nacionalismo a posiciones autonomistas como en el País Vasco? ¿Nos aguardan todavía convulsiones políticas fuertes en Cataluña o ya ha pasado lo peor?

Estas cuestiones, me parece, son fundamentales para definir las estrategias políticas de los diversos actores (Estado, partidos políticos, tribunales), pero rara vez salen a la superficie con la crudeza con la que las he planteado aquí. ¿Qué piensan ustedes al respecto?
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

84 Comentarios
  • Sigton Sigton 13/01/18 17:55

    Parece  que el nacionalismo es algo de izquierdas y es la derecha, el PP, el que lo reprime. Creo mas bien que el nacionalismo ha sido y es de derechas.. CIU era un partido de derechas ,el PNV es un partido de derechas, pero además trasnochadas.  Conforme pase el tiempo el nacionalismo morirá, siempre y cuando el PP no lo alimente. Aunque con un poco de suerte el PP morirá también.

    Responder

    Denunciar comentario

    14

    8

  • Arranz de Andrés Arranz de Andrés 12/01/18 23:06

    No tan diferentes. El Pacto de Barcelona entre las tres nacionalidades históricas es una muestra. Entonces Cataluña y gallegos sé hecharon atrás. Si es cierto que siempre se juega en el campo de la derecha y la burguesía aprovecha todas las ocasiones para romper acuerdos difíciles de las izquierdas. Lo vemos sin descanso.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • avelino avelino 12/01/18 17:04

    Desde mi perspectiva, son procesos completamente diferentes. Los vascos, gracias a los fueros han mantenido una relación histórica diferente y menos traumática con el estado español. Los catalanes por el contrario, sometidos por derecho de conquista, históricamente han tenido que buscar fórmulas políticas de resistencia e introspección para mantener su identidad.

    En los conflictos nacionales actuales, la confrontación política también es muy diferente. El terrorismo de ETA y la lucha para desactivarlo “legitimó” políticas represivas que fueron “globalmente” compensadas con un tratamiento prudente del marco socioeconómico y cuando ETA dejó de ser alternativa política, sólo quedó como causa nacional el tema identitario. En Cataluña por el contrario, el conflicto estalla en plena crisis económica y la respuesta del estado español lejos de la “cintura sociopolítica” mostrada en el País Vasco, se ha caracterizado por la intolerancia y la agresividad que se ha convertido al final en violencia institucional. “Recogida de firmas del PP contra la reforma del Estatut, sentencia del tribunal constitucional, chantaje económico institucional, boicot a los productos catalanes, facilitar la fuga de empresas, acoso mediático, movilización guerracivilista en la calle de sectores unionistas y judialización de la política que culmina con la ocupación de Barcelona, las cargas del 1-O, la aplicación del 155, la destitución del Gobern de la Generalitat y el encarcelamiento de parte de su gobierno y los líderes de sus plataformas cívicas”.

    El movimiento republicano crecerá por la solidez ideológica de su electorado que contrasta con la fragilidad del votante unionista que será a corto y medio plazo la principal víctima del desmantelamiento y boicot unionista de la economía catalana. Cuando además el PPSOECs dinamite el estado de bienestar y sobre todo, el sistema de pensiones ¿quién querrá permanecer en España?

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    23

  • Arranz de Andrés Arranz de Andrés 12/01/18 15:53

    En la comparación que se hace entre Cataluña-Euskadi, nos falta la variable de la represión impuesta en Euskadi. Cárcel contra Atutxa y otros, ley de Partidos = todo lo abertzale era ETA, Egunkaria, gobierno de Patxi López, etc. Así se "pacifico" Euskadi y se disolvieron los "independentistas". Diez o quince años después, los juzgados han ido archivando las denuncias y cierres "cautelares" de cualquier negocio o industria. ¡¡¡-Y, ahora qué-!!! Toda la palabrería a cerca de cómo se puede llegar y conseguir por vías pacíficas, hablando y negociando, la realidad ha demostrado que son ¡¡¡-mentiras-!!! La amenaza permanente de Fiscales y Jueces sobre los independentistas y desde los amantes del 155 será permanente y muy dura. Exactamente como en Euskadi. Ya lo estamos viendo. Cualquier cosa que digas y no guste a uno u otro fiscal o juez irá directamente a prisión preventiva o simplemente como investigado por meses y años. Inhabilitación permanente. Luego contra quién van a ir. Madrid, Castilla la Mancha. El tiempo dirá. ¿¿¿???

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    17

  • Arranz de Andrés Arranz de Andrés 12/01/18 15:53

    En la comparación que se hace entre Cataluña-Euskadi, nos falta la variable de la represión impuesta en Euskadi. Cárcel contra Atutxa y otros, ley de Partidos = todo lo abertzale era ETA, Egunkaria, gobierno de Patxi López, etc. Así se "pacifico" Euskadi y se disolvieron los "independentistas". Diez o quince años después, los juzgados han ido archivando las denuncias y cierres "cautelares" de cualquier negocio o industria. ¡¡¡-Y, ahora qué-!!! Toda la palabrería a cerca de cómo se puede llegar y conseguir por vías pacíficas, hablando y negociando, la realidad ha demostrado que son ¡¡¡-mentiras-!!! La amenaza permanente de Fiscales y Jueces sobre los independentistas y desde los amantes del 155 será permanente y muy dura. Exactamente como en Euskadi. Ya lo estamos viendo. Cualquier cosa que digas y no guste a uno u otro fiscal o juez irá directamente a prisión preventiva o simplemente como investigado por meses y años. Inhabilitación permanente. Luego contra quién van a ir. Madrid, Castilla la Mancha. El tiempo dirá. ¿¿¿???

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Abilio Troyano Abilio Troyano 12/01/18 10:50

    Es difícil saber que va a ocurrir con el independentismo catalán a nivel político e institucional aunque visto como abandonan el barco los lideres del Procés es muy posible que cedan y vuelvan al redil. Otra cosa distinta es lo que va a ocurrir con el sentimiento independentista de la calle, creo que ese está ahí porque siempre ha estado ahí y ahí seguirá más o menos con la misma intensidad, intensidad que va a depender de lo que haga el gobierno central. A mi modo de ver el fracaso del Procés no es comparable al plan Ibarretxe pues cuando se inició este último aún existía la amenaza de ETA mientras que en el Procés todo se ha desarrollado sin la presencia de una organización terrorista que pudiera influir en su desarrollo. El problema Catalán no se ha resuelto, va a seguir ahí porque la gente no se acuesta independentista y se levanta al día siguiente soberanista, el Referéndum pactado sigue siendo la mejor solución pero para eso no sólo se necesitan urnas si no otros directores políticos en España y en Cataluña. Vistos los beneficios de unos y las pérdidas de otros hay una cosa que no entiendo muy bien de todo esto, los lideres del Procés, ¿tuvieron en cuenta que el gobierno del PP que en todo momento se negó a dialogar con ellos iba a cargar contra ellos con todas sus fuerzas?. Si no tuvieron eso en cuenta son unos ingenuos que pensaban que, quienes habían mutilado su Estatuto, ante una declaración unilateral de independencia se iban a quedar de brazos cruzados y le iban a desear suerte con una cariñosa palmadita en la espalda, De que sigan estos mismos protagonistas o no va a depender el futuro del independentismo Catalán.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    4

  • Grever Grever 12/01/18 09:51

    Aunque ya había opinado hace días vuelvo a hacerlo pues las declaraciones de los líderes (Jordis y Junqueras) de estos días me reafirman en lo expresado anteriormente: "... el independentismo irá perdiendo fuelle lentamente y que La Derecha española no negociará nada en el corto o medio plazo." Por decirlo coloquialmente: con estas declaraciones de bajada de pantalones se lo están poniendo a huevo a los no-independentistas y la derecha esperará a que los independentistas se cuezan lentamente en el caldo del Estado.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2

  • tinko tinko 11/01/18 20:59

    Debiéramos de tener en cuenta que la coaccción a través del control social de eta se desactivó y permitió una nueva situación; liberar opiniones y defenderlas en libertad,  por lo que la masa social que hacía seguidismo de la mayoría nacionalista se encontró con una realidad que ya no manejaba y esto ha diluido la presión nacionalista, resultando mayor pluralidad dentro de la sociedad. 
    El caso catalán es bien distinto. Todavía no salgo de mi asombro con la “astucia” catalana. Aplico la física de forma simple. Lo que no sube, baja. El independentismo ha probado que por la fuerza ni con los faroles se consigue nada. Relajarán su discurso y tendrán una deriva hacia la moderación que resultará casi imperceptible para sus votantes. Sospecho. 

    Responder

    Denunciar comentario

    11

    3

  • schopenhauer vive schopenhauer vive 11/01/18 20:52

    M punto Rajoy ha fabricado tal cantidad de independentistas que sus reservas son mayores que las del cava catalán.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    18

  • José Luis53 José Luis53 11/01/18 18:27

    Perdón, el corrector apuesto lo que ha querido, la revista que cito es La Maleta de Port Bou.
    Como decía, el reconocimiento de Europa es fundamental y ello solo se va a producir si Europa está dispuesta a concebir otro modelo de funcionamiento que permita dar un cauce a los nacionalismos latentes en toda Europa. Es ingenuo pensar que se va a aceptar la independencia de Cataluña sin que haya un proyecto de Europa diferente. A los independentistas les está costando darse cuenta. Ese modelo, por el momento, no se atisba, pero es seguro que Europa ha tomado buena nota de lo que ocurre en España. Y mientras Europa no dé su bendición, el Gobierno tiene las manos libres para actuar siempre y cuando observe un mínimo de decoro en la represión del Independentismo. En otras palabras, el Estado les volverá a pasar por encima cuantas veces sea necesario hasta que caigan agotados. Creo que eso deberían terminar de entenderlo los independentistas: su interlocutor no es Rajoy, su verdadero interlocutor con quien negociar es Europa. De Europa depende su futuro.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    4



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.