x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

El poeta de la democracia

Publicada el 06/10/2019 a las 06:00 Actualizada el 05/10/2019 a las 14:01
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Walt Whitman nació en Nueva York en 1819. Con motivo de sus 200 años, el mundo literario celebra la palabra de alguien que se llamó a sí mismo "el poeta de la democracia". A través de un verso libre cargado de energía, de enumeraciones y apegos a las novedades de la vida, quiso escribir a mitad del siglo XIX el poema épico de la gente sencilla. Si los grandes cantos se centraban en los héroes, los arzobispos y los aristócratas, Whitman se presentó como la voz de los generales derrotados, los esclavos, los trabajadores, las calles, las máquinas y el amor. No consentía caminar una sola legua o escribir un solo verso sin amor.

Nacieron sus Hojas de hierba porque era necesario escribir la nueva poesía de Norteamérica, es decir, la poesía de la democracia. Y la verdad es que una celebración de Whitman en el año 2019 vuelve a tener una oscura tristeza de sueño pervertido. Digo vuelve porque en 1941, cuando León Felipe publicó después de la Guerra Civil y el exilio su traducción del Canto a mí mismo, ya tuvo que reaccionar ante un mundo derivado hacia el desamparo y las destrucciones. La política, los sociólogos, los filósofos y los artistas sentían miedo "porque parece que va a ganar el tirano". Y admitía su soledad: "Muchos pensarán que acuñar este poema en español es un mal negocio, / una hazaña sin gloria, / un gesto inoportuno y peligroso".

Donald Trump persigue a los hispanos. La situación en la democracia norteamericana que cantó Whitman no goza hoy de buena salud. Difícil es recordar sin angustia el amor a los perseguidos, pobres e inmigrantes que cantó el poeta homosexual de Nueva York. Y también es difícil celebrar la épica de la gente común, porque las decisiones del tirano son votadas por gente sencilla y muy popular, personas de la calle educadas en la telebasura, la soberbia del consumo y el miedo a que la diversidad sea un peligro para su poder adquisitivo. La falta de autovigilancia empuja siempre a la irracionalidad de una alianza con el verdadero enemigo.

Contra el horror a la diversidad, León Felipe defendía el amor a las canciones de otras latitudes y confesaba su apuesta en nombre de Whitman: "¡Qué alegría cuando yo averiguo que en mi pentagrama cabe la canción del cuáquero y del chino, / y que el amplio sombrero tejano me sienta tan bien como el viejo chambergo de Castilla".

Federico García Lorca coincidió en Nueva York con León Felipe. Le enseñó a amar a Whitman. Pero 1929 fue el año de la crisis de Wall Street que marcó la degradación democrática, el racismo y la miseria narrados por John Doss Pasos en Manhattan Transfer. El amanecer de Nueva York no suponía entonces una luz de optimismo, sino una realidad contaminada por los humos y por un huracán de monedas furiosas. García Lorca escribió Poeta en Nueva York y viajó a Cuba donde vivió con libertad sus deseos homosexuales. Quizá por eso imaginó en el barco de regreso a España su conmovedora Oda a Walt Whitman. El poeta andaluz cantó al neoyorkino que soñaba ser un río y "dormir como un río / con aquel camarada que pondría en su pecho / un pequeño dolor de ignorante leopardo".

La oda es conmovedora no sólo por la fuerza de sus imágenes, sino por el contradictorio mundo de culpas que refleja. García Lorca tuvo poca vigilancia de sí mismo y escribió al final, en nombre de la homosexualidad, un poema homófobo. Quiso separar su deseo y el de Whitman, homosexuales puros, de los jotos, pájaros, sarasas, apios, cancos, fairies, floras, maricas y locas que se comportaban como "perras en sus tocadores". Si el supremacismo de las identidades puras significa racismo en las causas públicas, también provoca estragos en los sentimientos más íntimos.

Cuidado con la pureza que desatiende el mundo real en el que se vive. Conviene que la épica de la gente de la calle sostenga la democracia; pero conviene también que vigilemos nuestras intimidades para que no nos convirtamos en aliados de los manipuladores de la libertad. La rebeldía y los sueños de pureza acaban con frecuencia en la sonrisa del tirano. Y la situación actual de la democracia no consiente ese tipo de ligerezas. 200 años después, eso siento al leer a Whitman y al recordar sus ilusiones.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

19 Comentarios
  • pantera pantera 10/10/19 02:00

    Buen ejercicio para la reflexión:
    Las referencias literarias que obligan a releer esos (y otros textos). Las interpretaciones, reunidas en las contradicciones para abordar la vida. La filosofía implícita ( a veces discutible) que usted convierte en alertas en el último párrafo.
    Tomo nota y espero que en próximos artículos continúe con las reflexiones sobre "los manipuladores de la libertad", "la rebeldía y sueños de pureza", que acaban en "la sonrisa del tirano".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Orlinda Orlinda 07/10/19 14:04

    Esto de la poesía... sus textos son los más susceptibles de interpretaciones variadas. El artículo me ha hecho “sentír”, si bien se refiere abiertamente al supremacismo, que tiene algo más en esa advertencia contra la rebeldía y los sueños de pureza. Desde mi punto de vista sueños de pureza es lo que falta, no que sobra, qué sería de mí, pobre ser viviente en busca del sentido de la realidad si no creyese en algo puro. Si no tuviese esperanza pese a tantos fracasos y Fe en las personas a pesar de sus contradicciones, para conseguir un mundo más justo.
    Es posible que Luis hablando de puristas se esté refiriendo a fanáticos.
    Traer el poema de Lorca para ilustrar un caso de supremacismo de las identidades no me parece apropiado, de ese poema hay otras interpretaciones que valoro y es que, en este espacio tan complejo de las ideas en que nos movemos, calificarlo de homófono sí que me parece dar alas a los manipuladores de la libertad.

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    6

  • taxista y rojo taxista y rojo 07/10/19 10:50

    ¡La leche! Siempre me hace leer la columna al menos dos veces.
    Gracias por obligarme a pensar

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • Orlinda Orlinda 06/10/19 22:55

    Si no creyera en lo más duro
    Si no creyera en el deseo
    Si no creyera en lo que creo
    Si no creyera en algo puro
    Si no creyera en cada herida
    Si no creyera en la que ronde
    Si no creyera en lo que esconde
    hacerse hermano de la vida
    Si no creyera en quien me escucha

    Si no creyera en lo que duele
    Si no creyera en lo que quede
    Si no creyera en lo que lucha

    Qué cosa fuera
    Qué cosa fuera la maza sin cantera
    Un amasijo hecho de cuerdas y tendones
    Un revoltijo de carne con madera

    Un instrumento sin mejores resplandores
    que lucecitas montadas para escena
    Qué cosa fuera, corazón, que cosa fuera
    Qué cosa fuera la maza sin cantera

    Un testaferro del traidor de los aplausos
    Un servidor de pasado en copa nueva
    Qué cosa fuera, corazón, que cosa fuera
    Qué cosa fuera la maza sin cantera
    Un eternizador de dioses del ocaso
    Jubilo hervido con trapo y lentejuela
    Qué cosa fuera, corazón, que cosa fuera...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    4

    7

    • jagoba jagoba 06/10/19 23:55

      Que no sirva de precedente pero te he puesto una mano verde Orlinda.
      Una gran canción.
      Gracias

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      1

      2

      • micanuto micanuto 07/10/19 08:48

        De Silvio Rodríguez,¿no?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        2

        • jagoba jagoba 07/10/19 10:52

          La maza, es una canción compuesta en 1979 pero publicada en disco en 1982, en "Unicornio"
          Ya he hablado en este blog de ese disco, aparecido en un momento en el que el compromiso de Silvio Rodríguez y del pueblo cubano con la lucha social y revolucionaria de los pueblos de Centroamérica (El Salvador, Nicaragua, Guatemala...) era manifiesto.
          La maza es una declaración de intenciones.
          Es el compromiso de Silvio con la vida. Las razones de su existencia.

          A mi me gustaba mucho como la cantaba Mercedes Sosa

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          5

          • Orlinda Orlinda 07/10/19 14:14

            Un manifiesto que excede a la revolución socialista. Sigue siendo válido porque responde a la necesidad de dar sentido a la vida en la consecución de un mundo más justo a través de las personas.

            Responder

            Denunciar comentario

            2

            5

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 06/10/19 20:09

    Muchas gracias Luis. Coincido contigo en que la pureza crea monstruos. Pero pensar que desde la óptica actual al Oda a Walt Whitman pueda ser considerada una obra homófoba ha hec ho que me recorriera un escalofrío por la espina dorsal. ¿Hacia dónde va el pensamiento y la filosofía actual para caer en esa aberración? ¿Cuándo empezamos a mirar con microscopio pieza a pieza lo que sólo puede verse en su conjunto? ¿Podríamos decir que Gabriel Celaya no tenía sensibilidad cuando escribió "allá la historia, que entierren/ como dios manda a esos muertos"? Me preocupan los resultados de las elecciones pero mucho más la deriva que ha tomado el pensamiento actual. No hay metafísica, sólo un horrible olor a sangre y millones de tiburones despedazando a cualquier víctima que se haya arañado en la vida. El objetivo no es la difícil tarea de construir o remendar, sino la puerilmente placentera de destruir. Incluso un poema.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • Isa. Isa. 06/10/19 13:55

    Qué bien traído. Me parece que no hay purismo que no se halle contaminado por una doctrina, íntima. Mi propósito, descubrirlo para discernir y desestimar, pero sobre todo para no provocar (me) ni ceguera ni sordera. Muchas gracias muchas veces, Luis.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    9

  • GRINGO GRINGO 06/10/19 10:50

    "La rebeldía y los sueños de pureza acaban con frecuencia (casi siempre añadiría) en la sonrisa del tirano", pero no por casualidad, si no porque cuentan con todos los medios, incluida la desidia y la ignorancia de los afectados.

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    9

  • Gusalo Gusalo 06/10/19 10:49

    Había olvidado ya esos 26 'penúltimos' versos de la oda ( desde “Pero sí contra vosotros…" hasta "…os cierren las puertas de la bacanal”), quizá porque están entre los que quedan fuera de la magnífica versión musicada de Patchi Andión. Y es cierto, en el contexto social actual, bastaría con presentar como anónima esa parte cuasifinal del poema para ser rechazada por homófoba.
    Tu comentario del poema en conjunto deja clara tu valoración: “La oda es conmovedora no sólo por la fuerza de sus imágenes, sino por el contradictorio mundo de culpas que refleja”. Sin embargo, también dejas claro que aun sin dejar de ser la “Oda a Walt Whitman” uno de los más celebrados poemas de Poeta en Nueva York (y quizá por el hecho de serlo), estos versos son un buen aviso de cómo desde un maximalismo purista se puede llegar a cualquier sitio, incluido el sitio contrario al que uno quería llegar.
    Gracias, Luis, por ayudarme a conocer mejor uno de mis poemas favoritos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    11

    11

    • Gusalo Gusalo 06/10/19 10:53

      Corrijo: "…dejas claro que, aun sin dejar de ser…"

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 06/10/19 09:13

    #ElDesordenDeLosToldos Como cada tres semanas, señalo que se puede leer libremente un cincuenta por cien de mi libro El desorden de los toldos. El espíritu del viaje habita esta novela!...
    En: https://www.amazon.com/El-desorden-los-toldos-Spanish/dp/1521301034
    Buen día!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    11

    6

    • GRINGO GRINGO 06/10/19 10:41

      Una vez más con tus gilipolleces !!!!.........

      Responder

      Denunciar comentario

      9

      11

  • Republicano1944 Republicano1944 06/10/19 07:29

    Gracias, Luis, por rememorar ese mundo olvidado.l

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.