X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desde la tramoya

Del Gobierno bonito al Gobierno de colisión

Publicada el 03/01/2020 a las 06:00
Pedro Sánchez, autor de un Manual de resistencia, tiene ahora una ocasión nueva para demostrar su pericia, porque está a punto de estrenar el Gobierno probablemente más  político de la historia reciente de España; sustancialmente distinto de aquel que formó tras la moción de censura, bautizado irónicamente como “Gobierno bonito” por sus críticos. La ironía era contraproducente, porque cada vez que se repetía nos recordaba que, efectivamente, aquel Ejecutivo era bonito. Con más mujeres que hombres, con técnicos especialistas en sus respectivas áreas (al menos para quienes supongan un talento especial en un astronauta para dirigir la política de Ciencia y Universidades, por ejemplo), con una reputada técnica europea guardando la ortodoxia económica y un impecable juez como ministro de Interior conteniendo los disturbios en Cataluña.

Era –es– un Gobierno muy bonito, sí. Muy bonito para tranquilizar a los de siempre: a los bancos, a los especuladores, a los socios europeos, a los analistas internacionales. Muy bonito para volver a las políticas sociales abandonadas por el PP y para limpiar las estancias oficiales del tufo y el hollín de la corrupción. Y ha funcionado “razonablemente bien”, como el propio Sánchez evaluó al final de la corta Legislatura. Ha sobrellevado el desafío independentista, ha promulgado medidas sociales de calado, ha sacado a Franco de su tumba con elegancia, ha actuado con talante humilde y esforzado.

La derecha minusvalora, desprecia y vilipendia a Sánchez, motivo por el cual ignora casi por completo a sus ministras y ministros. Porque es mucho más difícil atacar a Marlaska, a Duque, a Calviño, a Valerio o a Guirao.

Poco que ver ese Gobierno pacífico, técnico, optimista y de perfil bajo (que lo llamen “bonito” si quieren), con el Gobierno que vamos a tener la semana que viene. Aunque en los mentideros se da por hecho que algunos de los ministros actuales seguirán, en el Consejo de Ministros y Ministras van a sentarse cuatro ministros de Podemos, que –según la información que se filtra– llevarán carteras de fuerte contenido social, y, por tanto, propensas a la controversia.

Con ellos se sentará Pablo Iglesias como vicepresidente segundo, encargado precisamente de los asuntos sociales. Me pregunto, por cierto, si ocupará el edificio de Semillas en Moncloa, justo enfrente del nuevo pabellón que inauguró Fernández de la Vega, hoy ocupado por Carmen Calvo. El despacho clásico del vicepresidente en Semillas está simbólicamente más cerca del presidente que el nuevo, y tiene un acceso más directo. Y si la relación entre los ocupantes de esos mismos despachos ha sido tradicionalmente “compleja”, por decirlo suave, una primera tarea para Sánchez será evitar tensiones. Como no tenemos experiencia alguna de gobiernos nacionales de coalición, es difícil anticipar qué ocurrirá, pero es sabido que Iglesias no es precisamente benevolente con quienes le llevan la contraria.

El desafío de este nuestro primer Gobierno de coalición de la democracia es que va a tender a ser un Gobierno de colisión (tomo la metáfora prestada de los socialistas madrileños). No porque esa colisión entre ministros de Unidas Podemos y del PSOE esté garantizada. Ojalá no ocurra. Estoy seguro de que el nuevo Gobierno tratará de esquivar los enfrentamientos. Como tratará también de evitar las críticas de los barones y baronesas socialistas.

Pero las colisiones vendrán por otros lados.

En primer lugar, ya en las dos primeras semanas, es decir, en este mismo mes de enero, en cuanto se organice esa mesa de negociación sin condiciones, vetos ni censuras previos con el Gobierno de la Generalitat, acordada con Esquerra Republicana de Catalunya para tratar de resolver el “conflicto político catalán”. La primera colisión de hecho ha llegado ya, con la negativa de Torra a aceptar como propias las decisiones de sus socios de Gobierno. Recordemos que detrás de los movimientos de los independentistas del PDeCat y de ERC están las cada vez más inevitables elecciones autonómicas y, por tanto, el intento de ambos –sobre todo del segundo– de consolidar el liderazgo político en Cataluña.

Esa mesa y sus desarrollos van a convocar a todos los fantasmas de los socialistas. Porque cada movimiento y cada declaración, cada decisión que se tome a favor de las reclamaciones de ERC suscitará el rechazo mayoritario de la población. Y de no tomarse tales decisiones, el apoyo parlamentario de ERC se cancelaría sin más. Precisamente porque tendrá más pronto que tarde elecciones en Cataluña, ERC no puede permitirse muchas debilidades.

La segunda y más brutal colisión –y esta sí la podemos dar por segura– será con una derecha que no dará tregua al nuevo Gobierno ni un día. El PP, Vox y también el (no tan) nuevo Ciudadanos, han dado ya señales de que serán inmisericordes. Consideran que Sánchez ha traicionado a España, ha roto con el consenso constitucional y se ha puesto en manos de separatistas y populistas. No creo que sea una impostura. Lo sienten de veras, y harán lo posible para “salvar” a España de la única manera que saben: boicoteando cualquier decisión de un Gobierno que consideran traidor a la patria.

Pedro Sánchez ha dado señales más que suficientes a lo largo de su vida de una enorme capacidad de aguante. Y por fin va a poder gobernar con un Gobierno en plenitud de condiciones y capacidades, pero ha de tener que afanarse como nunca para resistir los choques, que le van a vapulear cruelmente desde el primer día. Muchos progresistas le deseamos toda la suerte del mundo.
Más contenidos sobre este tema




11 Comentarios
  • GRINGO GRINGO 03/01/20 18:45

    Ay Luis, "cualquier tiempo pasado fue mejor......., por lo menos para ti", no sigas haciendo la rosca que ya no pintas nada en el organigrama actual y mucho menos en el futuro..., por lo menos en éste PSOE, y todavía menos en el partido que creo recordar terminaron votando tus hijos (C'S), aunque, sinceramente ya no lo recuerdo bien, das tantos bandazos !!!!.

    Gobierno bonito ???.......lo que hace falta son gobiernos efectivos para luchar contra los problemas de nuestra sociedad, y no son pocos. El gobierno del PSOE que salió de la moción de censura tendría todos lo que tu dices, pero a la hora de la verdad, donde "dijo digo, dijo Diego" y salvo el aumento del SMI a regañadientes poco más a hecho. La derogación de la reforma laboral, lista defraudadores, etc,etc,etc, siguió el mismo camino que las miles de promesas incumplidas del PSOE cuando ha gobernado....

    Ahora, probrecillos ellos, tendrán que lidiar con un malo malote como Pablo Iglesias, conocido como "el que se mosquea cuando le llevan la contraria", vamos, una especie difícil de encontrar en un país tan dado al acuerdo y la condescendencia....

    Por si fuera poco, un partido "tan cohesionado" como el PSOE, está acojonadito con la reacción que tengan sus barones/baronesas, los cuales son capaces de meter el palo en la rueda con bastante facilidad y no hay más que recordar el 1-O en Ferraz, en fin una legislatura apasionante y que espero se traduzca en la aprobación de leyes que mejoren la vida de la gente, algo realmente fácil si se tiene el valor necesario.

    "Pero las colisiones vendrán por otros lados", estoy muy seguro de que así será, pero no pienso en partidos políticos "legales" si no en los poderes económicos que están presionando y utilizando todos sus medios, principalmente mediáticos, para desestabilizar el panorama.

    La mejor vacuna contra éstos negros nubarrones que se aproximan, "la aprobación de leyes que beneficien a la mayoría de ciudadanos e inyecten algo de esperanza e ilusión en el futuro más cercano"....., así de sencillo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    5

    7

    • luzin luzin 03/01/20 20:44

      Pues anda que los bandazos que da Pablo I sí se Puede el marqués del Galapagar con infulas de emperador ... es un dechado de coherencia ... bueno y tus comentarios también, quién te ha visto y quién te ve ... Pero claro, el PSOE ha cambiado, ahora es de izquierdas de la buena, de la cal al hormigón antifascista ... es casi como Podemos ... casi como el PNV que es muy de izquierda y a los que aprobáis el presupuesto ... y de el gran racista-humanista Torra ni te cuento, que bonito apoyo .. es chay-guay ... parece que os gusta hacer la rosca a los que mandan ... os va el rollito ... ¿por qué será?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      8

      4

      • GRINGO GRINGO 04/01/20 10:32

        Todos, incluso nosotros, podemos aportar algo más que descalificaciones e insultos, que por más que se repitan no tienen más razón....

        Que tengas un feliz año luzin, y tranquilízate un poco.....

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        1

  • SUA SUA 03/01/20 16:52

    Creo que el Sr. Arroyo está entre Pinto y Baldemoro. No me suele gustar hacer comentarios a sus artículos porque normalmente serían negativos; pero hoy por aquello de Año Nuevo, Vida Nueva, le voy a dar un voto de credibilidad a su "Muchos progresistas le deseamos toda la suerte del mundo".
    A partir de ahora ya tiene espacio para ser positivo y remar a favor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • BARET BARET 03/01/20 12:14

    Parece que el Sr. Arroyo participa del pesimismo oportunista de que hacen gala y publicidad interesada los políticos de la derecha extrema y de extrema derecha. Añadir tantas advertencias y tanta demanda de paciencia para el Presidente Pedro Sánchez no se corrige con su deseo de "toda la suerte del mundo" Con estos comentarios, no hacen falta otros pesimismos auténticamente enemigos.

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    4

  • Anselm Llorenç Anselm Llorenç 03/01/20 11:26

    Señor Arroyo,, discrepoo de usted en cuanto a la posibilidad de "colisión" entre Sánchez e Iglesias. Ciertoque Iglesias es agresivo con quien le lleva la contraria, pero eso se limita al interior de su partido. Cara al exterior, es digno émulo de Stalin, capaz de llamar socialfascistas a los socialdemócratas y, al día siguiente, aliado con ellos, ponerlos por las nubes, sin el menor atisbo de crítica, nique fuese tímida.

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    3

  • Silk Road Silk Road 03/01/20 10:18

    El único problema es que Pedro Sánchez ya nos ha ilusionado y defraudado varias veces y que ha cambiado de postura y de principios más veces aún. Así que lo mejor que se me ocurre decir sobre el gobierno que se supone que se va a poner en marcha en un par de días es "ya veremos".

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    6

  • passarola passarola 03/01/20 09:21

    Que HARTISIMO estoy de la PATRIA de los fachas derechones. Esa PATRIA que van a defender a capa y espada, porque de otra manera no saben. Esa PATRIA que solo es suya y que tan bien esquilman con descaro y donaire. Que harto de esa PATRIA que solo es una palabra a su conveniencia y no sirve para acoger y proteger a los ciudadanos que la habitan. Que hartisimo estoy debla PATRIA

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    14

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 03/01/20 08:42

    También podría pasar que una vez constituida la mesa ya se podrán dedicar a otros asuntos: la aprobación de los PGE y la del Presupuesto para Catalunya son asuntos importantes.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • subeChico subeChico 03/01/20 06:42

    ?Rechazo mayoritario de la población?
    Con qué argumentación lógica sostiene el articulista su invento?
    Con Rivera, léase trifachito, NO.
    Con la derechona que se cargó el estatut garlopado por Guerra tampoco.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    9

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 02/01/20 23:18

    No conozco con precisión técnica el asunto pero estoy completamente a favor de que para el próximo año escolar ya no sea estalinistamente obligatoria la asignatura "católica".
    Si no, veo las cosas muy embarulladas con una derecha amenazante a cual mâs estridente. Procurar cometer menos errores posibles, de esos que favorecen al montaje falso del adversario triderechista.
    Parafraseando a Gabinete Gailigari: Que Dios reparta suerte, sobre todo para nosotros.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    10

Lo más...
 
Opinión