X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Verso Libre

Dejemos en paz las lenguas

Publicada el 22/11/2020 a las 06:00

Es una triste noticia que se involucre a las lenguas en peleas políticas coyunturales, sobre todo cuando el debate deriva hacia una estrategia de crispación que exige el falseamiento de la realidad, las ofensas y las manipulaciones. Las lenguas maternas forman parte de la identidad, de la raíz más profunda de sus hablantes, y ofenderlas o someterlas a coyunturas crea heridas íntimas. Confieso que siento una inmediata antipatía ante cualquier persona, política o no, que desprecia la manera que tenemos los andaluces de pronunciar el español. Es la manera en la que yo aprendí a relacionarme con la vida.

El español, con 489 millones de hablantes nativos, es la segunda lengua del mundo detrás del chino mandarín. Y con casi 600 millones de usuarios, es la segunda lengua de comunicación internacional detrás del inglés. Salamanca, Bogotá, Buenos Aires, Los Ángeles, Cádiz, Lima, Aguascalientes, Malabo… No se habla mejor ni peor en ningún sitio, cada cual habla según sus matices. La diversidad respetada asegura la unidad y la gran riqueza de nuestro idioma.

España tiene la suerte de compartir un idioma tan sólido y extenso como el español y, también, de disfrutar una pluralidad lingüística reconocida oficialmente. A los que, sin saber de lo que hablan, están arremetiendo contra la nueva ley de educación con el argumento de que pone en peligro el castellano en Cataluña, quiero recordarles el artículo tercero de nuestra Constitución. La lengua es parte de la identidad porque, además de nombrar y describir, las palabras implican una acción. Es decir, la palabra Constitución nos constituye: “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos”.

Como la Constitución nos constituye, los responsables de la Constitución tuvieron cuidado en encontrar fórmulas que sirviesen para salir en lo posible de muchos años de dictadura. Como filólogo, soy más partidario por motivos históricos del término español para nombrar a nuestra lengua. Pero con castellano se quería entonces ofrecer un ámbito inclusivo a las otras lenguas también españolas. Hoy es normal utilizar los dos términos, dependiendo de los diversos países de la lengua y de la voluntad o costumbre de cada hablante. No es un problema.

Quien dice que el español está en peligro miente. Los españoles somos el 8% entre los hablantes de una lengua que se extiende demográficamente con paso firme. Quien quiera ayudar al español no debe preocuparse por un peligro de desaparición, sino por reforzar su presencia en el mundo consolidando su prestigio cultural, científico, técnico y por unir su imagen a los valores de la democracia y la multiculturalidad. Mezclar al español con ideas imperialistas o con faltas de respeto a otras lenguas supone un camino pernicioso, una tremenda equivocación.

El bilingüismo es un bien. La democracia española debe aprovechar la posibilidad enorme del español como lengua internacional y debe también apoyar y asegurar la verdad cultural y social de las otras lenguas oficiales del Estado. La diversidad, vuelvo a repetirlo, es una riqueza, y respetarla es el único modo de reforzar los vínculos.

Llama la atención que el debate sobre la palabra vehicular en la nueva ley haya tenido muy poca repercusión en Cataluña, Galicia o País Vasco y mucha entre los partidos que están exasperando en el resto del Estado su política de oposición al Gobierno. Se trata de una calificación añadida en 2013 y que no ha tenido incidencia en el sistema educativo catalán. Un conocimiento honesto y real de la situación demuestra que la política de inmersión catalana es buena para la realización social de la ciudadanía que vive en Cataluña y que el español no está en peligro allí ni en el resto del mundo. Los problemas surgidos son puntuales y, claro, estará bien utilizar la experiencia de años de funcionamiento para solucionarlos.

La nueva ley de educación puede causarle problemas a los colegios que quieran segregar por sexo a los alumnos o cobrar a la vez al Estado y a las familias, pero no a los que tienen la obligación y el derecho de hablar español. Es triste que se mezcle nuestra lengua, junto con el racismo, el machismo o el terrorismo, para exasperar y generar odio

Poco sensato es el nacionalista catalán que no comprende la riqueza inmensa que para Cataluña supone hablar, además del catalán, un idioma tan valioso como el español. Poco sensato es el nacionalista español que desprecia el catalán, una de las lenguas españolas llenas de historia y de fuerza social y cultural. Y poco sensato es quien en nombre de la democracia mete en un debate sucio a las lenguas maternas, olvidando que son indispensables para la creación de la convivencia, el respeto individual y la conciencia cívica.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




110 Comentarios
  • Jleyva Jleyva 24/11/20 09:12

    Luis y yo estudiamos Filología Hispánica en la misma facultad y, posiblemente, tuvimos los mismos maestros. Así que en lo concerniente al castellano/español/lengua nacional es lógico que esté en completo acuerdo con él.
    En cuanto al catalán, no voy a acudir a mis conocimientos como licenciado en Filología Románica, sino a mi experiencia en la calle. Así puedo decir que, por ejemplo, a mi yerno el único perjuicio que le ha causado, como hijo de emigrantes, una educación en catalán ha sido que, a pesar de ser andaluz, pronuncia el castellano con eses. Y, por lo que se refiere a los amigos catalanes con los que me he venido embarcando por el Mediterráneo durante los últimos años, es sorprendente la facilidad con que, en la conversación, pasan del catalán al castellano (y viceversa). Y lo mismo les ocurre en la canción, según estén tarareando a Lluis Llach o a Serrat.
    Así que suscribo al cien por ciento las palabras de Luis: el castellano/español goza de excelente salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • jorgeplaza jorgeplaza 24/11/20 09:53

      No consigo entender la frase: "...a pesar de ser andaluz, pronuncia el castellano con eses..." No todos, ni siquiera la mayoría de los andaluces, cecean. El turuta de la mili, que era de Morón, ese sí: "Ez que en Morón (ene nasalizada) no zabemos pronunciar la eze...", decía con mucha gracia, pero los sevillanos de Sevilla capital, al revés, lo pronuncian todo con ese (una ese silbante y tremenda) aunque sea ce. Otros hay que alternan más o menos al azar la ese con la ce: "Un silindro masizo de maera" (cilindro macizo de madera) decía don Manuel, un profesor de física y química que tuve en el colegio. Hay muchos acentos andaluces distintos: en partes de Jaén y Granada, se parece al de Murcia, pero en otras partes de Jaén hablan parecido a los manchegos. Los de Málaga cantan, pero los de Córdoba no. En Sevilla provincia, que es muy grande, están los de Morón que decía antes, los de Sevilla capital.. y así hasta casi el infinito. Lo que sí suelen es adornarse, exagerar, lanzar pullas: disfrutar hablando, en suma. "Como supone mi hijo que sabrás leer o, por lo menos, deletrear, que mires los carteles y en el Sibaris, en Plaza Nueva, a las dos": recreándose en la suerte, la madre de un amigo granadino (ya muertos los dos, qué pena) me decía de esa manera tan barroca lo que le había dejado encargado mi amigo para cuando yo llamara.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      1

  • Mascarat Mascarat 23/11/20 20:06

    Algunos harían bien en leer al profesor Jesús Tusón Valls, especialmente su 'Mal de llengües, a l'entorn dels prejudicis lingüístics'.
    Les vendría bien deshacerse de tanto falso lugar común y tanto prejuicio como destilan.
    Hay ediciones en castellano. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    2

    6

    • Gusalo Gusalo 24/11/20 11:16

      Presentas la obra como una receta contra no sé qué prejuicios y lugares comunes ¿Podrías resumir qué dice el profesor (en catalán o en castellano, me vale) para así hacernos una idea de lo que quieres decir tú? Gracias anticipadas por el esfuerzo, y un saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      1

    • jorgeplaza jorgeplaza 24/11/20 09:01

      Del autor citado: "Desde un punto de vista lingüístico, los territorios en los que de facto existen dos lenguas son territorios lingüísticamente provisionales: con el tiempo, una de las dos acabará por desaparecer si un Estado poderoso pone en marcha su rodillo (piénsese en la situación del occitano y del catalán en Francia), a menos que se le oponga una política lingüística de enérgica defensa de la lengua autóctona; política que, por otra parte, tendrá el efecto saludable de impedir la disgregación de la comunidad en guetos". (http://yelrestoessilencio.blogspot.com/p/jesus-tuson.html)

      Es decir, según el citado Tuson, no hay realmente personas bilingües y, tomando al pie de la letra las frases iniciales, un Estado poderoso eliminará la lengua minoritaria. Por eso los separatistas quieren que el Estado poderoso y monolingüe sea el suyo. Para la mí, la conclusión es clara: Babel es una maldición sin solución posible. A la larga, ganan unos o ganan otros, siempre por las malas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      4

      1

      • Arkiloco Arkiloco 24/11/20 10:03

        Así es Plaza, así es. El Sol se extinguirá, por las buenas o por las malas. Te podrías ahorrar todos lo comentarios y meterte en los Raelianos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        4

        3

        • jorgeplaza jorgeplaza 24/11/20 11:34

          Pierdes facultades. Sigues diciendo bobadas, ¡pero breves!

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          2

          2

          • Arkiloco Arkiloco 24/11/20 12:39

            No se puede perder aquello que no se tiene y hasta lo que pierdes te lo envidian. En bobadas has estado "superieur" en tu racha pero eso no te lo cuentan en casa, Plaza. Como decía Hobbes y cité el otro día, algunos confunden su decadencia con la decadencia del mundo. Tu discurso es de secta o que te traumatizó mucho una serie que se llamaba "Los Invasores". Estamos todos abducidos y lo que no sabrás tu sobre los pobrecitos que vivimos con nuestros cuerpos y mentes ocupados por alienigenas. Y en eso andas, investigando los meñiques tiesos con la sabiduría que te han aportado coroneles en la mili, profesores en el cole y gallegos que vendían sábanas de franela. Tu eres andaluz, catalán, vasco y madrileño a ratos y hay que ver, tio, lo que sabes y como sabes como salvarnos en estos viajes paletos que haces por los pueblos y tierras de España. Plaza, El Breve o de Cortoplazo.

            Responder

            Denunciar comentario

            4

            3

  • Coronel Dax Coronel Dax 23/11/20 20:06

    Contesto a todos los que me discuten la posibilidad de haber cambiado a un teclado unificado europeo. Es evidente que el castellano tiene sus reglas, que más o menos todos conocemos, pero no es menos verdad que esas reglas no son inmutables. Pueden cambiarse, y de hecho se han ido cambiando a lo largo de la historia. Y cambiar la ñ por otra alternativa era realmente algo muy sencillo. De hecho, estimada M.T., en otros tiempos se escribió “Anno”.

    ¿Que no se ha querido cambiar? Ya lo veo y veo también, tanto en las justificaciones de entonces, como en lo que se infiere de sus comentarios, que si hay algún argumento racional en esa decisión se esconde muy bien, porque nunca he conseguido verlo.

    ¿Que me erijo yo en definidor de lo que es “racional”? Pues sí, pero con argumentos racionales. Pueden ver aquí la torre de Babel de los teclados:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Distribuci%C3%B3n_del_teclado

    Y es que ni siquiera se dividen por idiomas. Verán que el francés de Canadá es diferente del francés de Francia. Y el español de España incorpora la “ç” por los que escriben catalán, pero esa letra no la tienen los teclados americanos.

    Suerte que hubo algún siglo de las luces donde se avanzó, porque auguraba yo un mal final a quienes hoy quisieran un Sistema Internacional de Unidades. Nuestro amor por las esencias de la vara castellana o la legua vizcaína, o la arroba lo harían imposible. Las manifestaciones de nuestro trío de Colón contra una imposición gabacha serían, no tengo dudas, multitudinarias. ¿Dónde ven la racionalidad de que coexistan todavía la pulgada, la yarda, la milla, el galón o la libra, como tampoco la “carta legal” y otros castizos estándares de medidas de papel que utilizan en EE.UU.?

    Suerte también que algo se ha avanzado en la unificación de la señalización del tráfico en Europa, porque lo contrario estaría significando un coste en vidas humanas. Y algo también se avanzó en unificar las monedas.

    Mucho dinero nos costó y nos sigue costando que se adoptara un ancho de vía diferente al de la mayoría de países europeos, pero al menos en este caso la decisión tenía algún argumento racional.

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    3

    1

    • Gusalo Gusalo 24/11/20 11:06

      Reformar la ortografía, mi coronel, no sólo es posible; es incluso necesario. De hecho, las actuales reglas de ortografía en su día (siglo XVIII) fueron un cambio del uso escrito anterior. Y se sigue modificando continuamente la normativa: FUE, FUI, DIO, VIO, hace un siglo se escribían con tilde; hoy podemos escribir –sin faltar a la normativa– “setiembre”, “sicología”, “remplazar”, “rembolso”…; escribimos “güisqui”, “coñac”, “vodka”… Creo que fue hacia los años noventa cuando se planteó una reforma mucho más profunda que no se inició por falta de consenso entre las veinte academias del español. Eso sí, todas esas reformas, van siempre en el mismo sentido: eliminar desajustes entre pronunciación y escritura y, sobre todo –como ya le explicó M.T. en su primera puntualización–, hacerlo unificadamente en todo el ámbito hispanohablante, que –como usía sabe– no se circunscribe a una porción de Europa.
      El sistema métrico decimal, mi coronel, es muy racional; pero no se lo apunte usía como argumento: Sustituir la Ñ por no sé qué pareja de letras se parece más bien a sustituir litros por azumbres (o por pintas), metros por yardas, gramos por onzas… o 'inteligencia' por 'inteligencia militar'.

      /akábo de bér la tórre de babél de los tekládos mi koronél// /al respékto le infórmo a usía ke nó és nezesário usár tódos a la béz/ /ke básta kon usár lo más korréktaménte posíble el ke korrespónda a kada léngua en la ke kada persóna //ómbre o muxér// se eksprése/

      Lo que ya es el no va más de la 'racionalidad' es que nos añada a “las manifestaciones de nuestro trío de Colón contra una imposición gabacha”. Y todo porque no comprendemos SU 'racionalidad' (la de usía).

      Un saludo…y a sus órdenes, mi coronel.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      1

      • Coronel Dax Coronel Dax 24/11/20 20:33

        Mire, Gusalo, voy a contestarle pasando por alto el tono que utiliza usted en su comentario, que me parece bastante faltón. En todo caso será el último que hago a este artículo, que ya no lo leen más que los que siguen con sus peleas dialécticas.

        Usted ve más bien poca racionalidad en que la eñe se represente por dos letras. Y eso que esa letra tiene su origen en dibujar dos enes, una encima de otra. Me da usted el argumento de que así se ahorra escribir esa segunda letra. Si se molesta en verificar cuál es la frecuencia de la ñ en el castellano comprobará que se usa en un 0,3%, por lo que ese ahorro (que se da solo en caso de mecanografiado, porque en escritura manual no veo el ahorro en tiempo por ningún lado) no parece que tenga relevancia alguna. Es más, si el ahorro de tiempo fuera un asunto relevante, sería mucho más sensato eliminar las haches mudas. Y emplear esa letra “h” para, por ejemplo, representar el sonido “ch”. Con esto el ahorro rondaría el 0,9%, tres veces más que con la “ñ”.

        Si a usted le parezco irracional, entonces tendrá que incluir a todas esas lenguas que no han adoptado el gran invento de la “ñ” y continúan usando dos letras para representar ese sonido. Puede comprobar en internet que, aparte lenguas exóticas, usan dos letras el francés, portugués, ruso, italiano, húngaro, vietnamita o catalán.

        El problema de los teclados hay en día está más o menos resuelto. Hoy en día cambiar de idioma se ha simplificado bastante y por ello la cuestión ha perdido importancia respecto de hace 30 años, que es cuando se produjo la polémica de la “ñ”. En el primer ordenador que tuve, a principios de los ochenta, escribir la ñ o los acentos era todo un rosario de dificultades. Los procesadores de texto no estaban preparados sino para el inglés. También los teclados eran únicos.

        Aparte del castellano y el valenciano yo uso de manera algo frecuente el francés y el teléfono móvil me exige cambiar al teclado “azerty” cuando le pido ese idioma. No son dificultades insalvables, pero no deja de ser un engorro que haya teclados diferentes.

        Un saludo.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        0

    • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 21:05

      Como en la discusion sobre la "ñ" me siento identificado con la "racionalidad" de lo que han comentado otros comentaristas, solo quiero intervenir sobre la utilización que ha hecho de lo "racional" en comentarios anteriores y que sigue utillizando para ponerla de su parte. Usted no la ve y es "racional" porque sus "argumentos son racionales". Luego los otros no. Yo creo que usted ha errado al elegir el concepto de lo racional y lo irracional (por oposición) para mostrar su opinión. Por otra parte tiene tendencia en hacer equiparaciones para apoyar sus argumentos que tendrán la racionalidad que usted quiera otorgarles pero que no suelen ser muy inconvenientes o distorsionadores por referirse a realidades y hechos que no pueden ser comparables o situados en el mismo nivel. En este caso cuestiones lingüisticas con pesos y medidas y en un comentario que responde al mio, sobre la enseñanza en la comunidad latina en los USA, donde el castellano es segunda lengua y en California (dónde se esta trabajando eso) afecta a millones de personas y a comunidades donde son la inmensa mayoria, usted lo compara con enseñar en rumano o cantonés y que no forma parte de ninguna realidad o parecida a la que se había expuesto. Estos escorzos, saltos y comparaciones de cosas incomparables sobre la realidad ya le digo, de racionalidad no carecen pero ayudan poco o nada a la comprensión de ciertos problemas aunque se use mucho en las discusiones con sus correspondientes imagenes y metaforas de pedagogía sencilla. Creo que lian más que aclaran.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      4

  • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 17:14

    JORGE PLAZA:
    Para comentaristas como yo es una gran desventaja esa preferencia y casi fervor por lo breve y lo que llaman síntesis, que consideran argumentos meras afirmaciones sin desarrollar y tener que abordar comentarios basados en simplezas, simplificaciones, reduccionismos, maniqueísmos varios, prejuicios abundantes y una contundencia afirmativa apabullante que establece como verdades incuestionables lo que son opiniones llenas de desconocimiento.
    Para responder a tu comentario y la cantidad de cosas que afirmas enlazando temas, mezclando, confundiendo y distorsionando la realidad con unas pocas frases, afirmaciones contundentes y ejemplos que no explican nada o casi nada, yo necesitaría una buena serie de esos comentarios que a veces numero en euskera. Para sintetizar diré que tu comentario tiene un gran parecido con los discursos nacionalistas más tópicos y sus leyendas. Y que como la mayoría de tópicos y leyendas contienen alguna verdad pero la alteran y la distorsionan gravemente. Y son un problema para quien trata de entender y profundizar en la verdad de los hechos y los problemas. Este discurso del “pobre emigrante”, que no es “nadie”, ha “sido abandonado por todos” y no “pinta nada”, la lengua como instrumento de “dominación y segregación”, Rufián y Rosa Diez o biografías personales y seleccionadas como explicación de algo, el terrorismo en el País Vasco y en Irlanda, ETA y el IRA, los emigrantes en PV o Cataluña como en Suiza o Alemania, la Iglesia…fiuuuuuuuu. Abrevio como tú, Plaza: esto es un pastiche que a ti te servirá para cuadrar lo que tengas que cuadrar pero para nada un retrato de sociedades tan complejas como la vasca o comunidades donde predominan otros nacionalismos distintos al español y que necesitan de más sutileza, conocimiento cercano, de su evolución, de los cambios en los nacionalismos, en el más o menos “natural” y en el político y sus agentes, tonalidades muy amplias entre el blanco y el negro y relieves que no se encuentran en dibujos más que planos aplanados por prejuicios y casi anécdotas que se elevan a categoría.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 11 Respuestas

    7

    4

    • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 17:15

      . Como tú no veo necesidad de desarrollarlo aunque sobre algunas cosas he opinado a lo largo del tiempo y alrededor de muchos temas. Hoy por ejemplo.
      Lo que me queda y ya voy para largo es coger el hilo primero en el que hablas de ETA y su influencia en el tema de las lenguas. Y que quizás te aclare algunas cosas que pareces desconocer o te facilite otro punto de vista sobre “la dominación y la exclusión” a través de la lengua en el PV. Que ETA ha tenido un impacto enorme en la sociedad vasca y todavía difícil de valorar es un hecho. Que ETA haya sido un factor muy influyente o determinante en el tema lingüístico o percibido como amenaza o intimidación por los no euskaldunes, más que discutible o falso. Y más cuando tú pareces establecer un automatismo entre castellanohablante, emigrante y, además, conectado a la pobreza y a no “pintar nada” frente a los autóctonos. Habría que hablar de la evolución de ETA alrededor de la lengua y sus posiciones, de su discurso público y de sus exigencias hacia adentro compartidas con la IA. Podía tener un discurso esencialista y agónico pero muchos de los primeros militantes no eran euskaldunes y como reflejo de una sociedad en la que el euskera venía sufriendo una minorización a lo largo de los siglos. Esto afectaba a los nacionalistas en general. Llenos de contradicciones entre el discurso y la realidad, el discurso intimidante que tu sugieres no afectaría o estaría solo dirigido a los emigrantes con el castellano como lengua materna sino a la mayoría de vascos y gran mayoría que no lo hablaba. Incluidos muchos de sus militantes y de dirigentes de la IA. Con ETA era posible que bastantes miembros de la Mesa Nacional de HB, y algunos tan emblemáticos como Txema Montero, no fueran euskaldunes y eso hoy, sin ETA, es casi impensable. Si no eres bilingüe no puedo imaginar que formes parte de la dirección de Bildu o seas portavoz de algo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 10 Respuestas

      7

      4

      • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 17:17

        Frente a lo que dices, esta situación de minorización y que solo una minoría fuese euskaldun, actúa como un marco que favorece la igualdad de oportunidades o que iguala en la desventaja del desconocimiento a emigrantes con autóctonos y sus hijos cuando el euskera se legaliza y se convierte en lengua oficial y se tiene que montar todo el aparato administrativo autonómico y el sistema de enseñanza con sus modelos lingüísticos. Una minoría euskaldun, ilustrada o alfabetizada en ikastolas que funcionaban desde finales de los 50, pudo acceder con mayores facilidades a la administración y a la enseñanza, pero el requisito de unas capacidades lingüísticas con sus certificaciones posteriores situaba a la mayoría en la situación de tener que aprenderlo, autóctonos o con origen de fuera de la CAV. Y por ejemplo, un euskaldun podía tener un dominio fluido del euskera por ser su lengua materna pero no poder acceder a determinados puestos por no estar alfabetizado y sí alguien que, con un dominio menos fluido, dominaba mejor destrezas como la gramática, la lectura y la escritura que hay que acreditar para determinados perfiles con sus certificados.
        En tu versión del “pobre emigrante” se olvidan muchas cosas y se desconoce más. Se olvidan las simpatías y predisposición que había tras el franquismo hacía lo autóctono y todo aquello que había sido castigado, prohibido o reprimido, que era compartido por más sectores que los vascos de origen o que desbordaba esas clasificaciones. Los nacionalismos estaban identificados con causas progresistas o de recuperación, ETA tenia otros rasgos además de los nacionalistas como organización revolucionaria, socialista o antifranquista y los atentados a representantes políticos con toda su carga simbólica son bastante posteriores a la Transición. La recuperación del euskera y el entusiasmo por aprenderlo atravesaba al conjunto del pueblo vasco y era asumido como propio por segundas y terceras generaciones, por sentimiento y/o por interes y pragmatismo en la nueva sociedad vasca.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 9 Respuestas

        6

        4

        • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 17:19

          Había y hubo un discurso autoritario y que insinuaba o hacía explícita la coacción y la imposición pero que chocaba con la realidad y con una mayoría que desconocía el euskera. Y desconoces la crítica y el alejamiento que el movimiento euskaltzale hace de ese discurso antipático e impositivo para optar por otro más positivo, alegre, incluyente y basado en la seducción y acceder a las ventajas del mundo bilingüe. Lo festivo alrededor del euskera, la música, la literatura, las satisfacciones que reporta y su naturalización y normalización a través de la enseñanza. Y como se ha ido decantando la sociedad paulatinamente y sin imposiciones hacia la enseñanza en el modelo D o íntegramente en euskera y con el castellano como asignatura. Y que a pesar de todo preocupa porque el uso del castellano es muy superior y, sobre todo, en las grandes urbes.
          Tu congelas a los emigrantes en un pasado y no atiendes a multitud de evoluciones y cambios o como cambia la mentalidad de quien ha nacido en un lugar aunque sus padres sean foráneos, el avance del mestizaje, que el sector más numeroso en la sociedad vasca sea el de apellidos mixtos y las muchas lecturas que permite el voto nacionalista identificado por algunos automáticamente como independentista o nacionalista excluyente y esencialista. El nacionalismo labora pero hay mensajes que ya no se pueden colar con facilidad, el trabajo precario o la carestía de la vivienda afecta por igual a unos y a otros o los apellidos y la lengua no actúan como los marcadores que tu das a entender. Lo que importa de algunas biografías son sus ideas aunque se haga mucho hincapié en su origen. Los emigrantes y sus descendientes deben ser como Rosa Diez pero no como Rufián que resultaría incomprensible o una anomalía.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 8 Respuestas

          7

          4

          • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 17:20

            La anomalía o lo que es no entender nada es que alguien se sorprenda porque el hijo de unos emigrantes, nacido en el País Vasco o en Cataluña, sea nacionalista e independentista. Es una comprensión muy errónea y casi como la del nacionalista vasco o catalán que no concibe que un vasco o catalán no lo sea o profundice en el origen para entenderlo. No son mundos tan opuestos y enfrentados en la realidad como en la política y los puentes por los que se puede transitar hacia un nacionalismo o sentimentalidad diferente a la del nacionalista español son muchos y variados. Y la compatibilidad de sentimientos diversos una realidad que la política o situaciones de polarización no puede reflejar. En fin, Plaza, que no me lees y con razón y que no me extraña que algunos podáis ser tan breves y sintéticos. Asi cualquiera y aunque sea una manera de no entender ni poder explicar casi nada. Pero te sirve y ya está.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 7 Respuestas

            7

            4

            • jorgeplaza jorgeplaza 23/11/20 18:16

              Verás, Archie, soy físico y la formación recibida cuenta. Quiere decir que los rollos, cuanto más largos, más rollos y más prolijos me parecen. Demasiado espacio nos da Infolibre por comentario. Es verdad que puede uno pecar de esquematismo, pero solo las explicaciones escuetas son explicaciones. Las que son tan largas como las tuyas me recuerdan a esos mapas de que hablaba Borges que, a fuerza de detallados, llegaron a ser del tamaño de la región que querían representar: ni aquellos valían como mapas ni tus explicaciones son tales sino, en todo caso, divagaciones o excusas para eludir el meollo de la cuestión. Fermat tampoco tenía en aquel breve margen sitio para probar su teorema, pero con él hago una excepción porque todavía tardó unos siglos en demostrarse y requirió una demostración creo recordar que de decenas de páginas que, además, tenía un error en la primera versión. Me perdonarás si no equiparo tu talento --y, por tanto, no te concedo la misma venia-- al de Fermat o Wiles.

              Apuntes breves: los que mandan en el PNV, que no son los que vienen a las Cortes sino los del EBB, siempre han sido euscaldunes (y curas más o menos exclaustrados unos cuantos, dicho sea de paso). Es verdad que los grandes capitalistas vascos hablaban vascuence con menor frecuencia que los ricachones catalanes, catalán: se conoce que, para compensar el pecado, financiaban generosamente a los terroristas en vez a un hipotético enemigo español que nunca existió (Olarra cuentan que era la excepción). Sabían quién iba a recoger las nueces (o sea, el Fuero y el Cupo): no eran tontos.

              Y en Cataluña no hay duda alguna: la correlación entre rico, de lengua materna catalana e independentista es muy alta. El separatismo catalán, exotismos rufianescos aparte, es cosa de gente acomodada y ocho apellidos catalanes: no tienes más que ver los apellidos de las candidaturas a cualquier elección --regla que vale también para el País Vasco-- o repasar este artículo en EP, basado en datos del CEO: https://elpais.com/politica/2017/09/28/ratio/1506601198_808440.html

              Este también es ilustrativo: ¿Cuántos nacionalistas españoles hay en España? | Blog Ratio | EL PAÍS (elpais.com)

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 6 Respuestas

              6

              2

              • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 19:13

                Lo intentas Plaza pero hay trucos que no cuelan por mucha retórica que emplees. Ni avalándote como físico ni trayendo a Fermat. Me reitero en mi comienzo y en la dificultad que entraña abordar estas “explicaciones escuetas”, apologías de lo brevedad y la síntesis y que son lo que dije. Para no ser un calco inverso de simplezas, reduccionismos, prejuicios y poco más que contundentes afirmaciones que no necesitan soporte alguno ni desarrollarse, el recorrido largo es inevitable y porque hay que tratar y expurgar cantidad de suposiciones que se hacen y que se consideran indiscutibles o verdades. Y también se necesita ese recorrido si se quieren examinar hechos y problemas desde distintas vertientes con sus relieves, matices y texturas y que habitualmente se reducen, amputan o aplanan con gran arbitrariedad. En resumen y para lo que veníamos aquí. Desconozco esa ley de la física que dice que “solo las explicaciones escuetas son explicaciones y lo indagaré pero, lo que tengo claro es que, tu y otros podéis ser escuetos y breves pero no explicar nada. Tú no has explicado nada en tus comentarios anteriores, solo has hecho afirmaciones y bien ignorantes la mayoría, y casi hiere a la inteligencia decir que tu “habrías ido al meollo” y lo mío son “divagaciones y excusas”. Esto es hacer afirmaciones por el morro, con los comentarios indicando lo contrario y lo intrascendente que resulta que seas físico, químico o numismático para estar cargado de prejuicios, informaciones erróneas, sesgadas o tendenciosas y opiniones muy dirigidas o influenciadas por los discursos más rancios de cierto nacionalismo español.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 5 Respuestas

                9

                3

                • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 19:17

                  Yo he hecho unos cuantos apuntes sobre cuestiones relacionadas con el euskera, su evolución y la evolución de la sociedad vasca, los emigrantes y ETA y tu vuelves con el chascarrillo, los que manda el PNV al Parlamento y esa cosa de los curas que ya no opera en una de las sociedades, como la vasca, con menos creyentes y practicantes de Europa. Con seminarios vacíos desde hace décadas y algunos de los porcentajes más bajos en bautizos, comuniones, bodas y ceremonias eclesiásticas de España. Y para decir o explicar ¿qué? Nada aunque escueto. Los grandes capitalistas vascos hablaban tanto o tan poco el euskera como una buena parte de la población y porque hubo un tiempo y que ha sido muy largo en el que hablarlo no era signo de prestigio como el castellano y el euskera estaba asociado al mundo rural, atrasado o paleto. Una valoración que cambia con el tiempo y que casi se invierte en los tiempos modernos. ¿Qué tendrá que ver esto con la ETA amenazante, la “exclusión y dominio” a través de la lengua y los pobres emigrantes que no pintan nada y son discriminados por una falta de dominio que compartían con la mayoría de vascos?
                  Así que lo que tu digas y expliques de forma escueta, Cataluña es así o funciona así y con los apellidos hacemos una teoría omniexplicativa de lo que sea. Bien Plaza, o lo de siempre y ese es tu mundo: explicaciones escuetas que no explican pero sí son escuetas, breves y virgueras y con sus links abreviantes. Lo que te dije: a ti te sirve pero a mi no. Y desde luego mi gratitud a infoLibre inmensa por hacer posible una rareza como yo.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 4 Respuestas

                  8

                  3

                  • jorgeplaza jorgeplaza 24/11/20 08:43

                    Cuenta las líneas: necesitas unas cuatro veces más que yo para finalmente no decir nada... envuelto, eso sí, en espesa niebla. Resumen final:

                    El español se enseña en Cataluña (y Baleares) como una lengua extranjera. Si aún no se habla tan mal como una lengua extranjera es porque siguen siendo mayoría los alumnos de lengua castellana y porque el que quiera (siguen queriendo más de la mitad) puede oír a todas horas televisión y radio en castellano. Pero la inercia terminará porque la emigración se cortó hace mucho y es con eso con lo que contaba el paciente y solapado Pujol. Es falso que esté demostrado que la competencia en castellano de aquellos estudiantes sea la misma que en el resto de España (donde ya es bastante pobre) por la sencilla razón de que las pruebas que se les hacen no son las mismas.

                    Aunque no consiguiera la independencia nominal, el terrorismo etarra ganó (¡siempre las nueces de Arzallus!) en lo que se refiere a la sistemática implantación de políticas nacionalistas, la lingüística incluida, que, generosamente regadas con el dinero del Cupo, convierten en estómagos agradecidos a no pocos. Los que no tenían esas tragaderas tuvieron en muchos casos que largarse para siempre del País Vasco: menos votos contra el PNV. De rebote ("teniendo el mismo o más derecho y no teniendo Cupo, nosotros no matamos") el terrorismo etarra favoreció las aspiraciones insaciables de los separatistas catalanes culminadas con la intentona de 2017.

                    La Torre de Babel es una maldición y la violencia es otra. No veo ninguna manera de acabar con aquella sin usar esta. Contra lo que está de moda decir, la mayoría de los países del mundo son monolingües, generalmente por las malas, y esa sigue siendo la tendencia: al caer, la Unión Soviética se dividió según los antiguos límites que, en gran medida, eran lingüísticos. Hace dos siglos, en Francia, Italia o Alemania se hablaban multitud de dialectos, no siempre comprensibles entre ellos, que han desaparecido. El gaélico sigue siendo anecdótico en la independentista Escocia y no pinta mucho más en Irlanda. Bélgica está dividida por la lengua, etc, etc.

                    Ciao. (Siguen dos testamentos de Archie para, cómo no, quedar encima).

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    Ocultar 3 Respuestas

                    3

                    2

                    • Arkiloco Arkiloco 24/11/20 09:51

                      Que tu digas "algo" frente a la "nada" sí que es una buena cortina de esa niebla que te rodea. Siguiendo tu modelo de libre interpretación estrafalaria, viva la arbitrariedad o lo que "yo diga va a misa", tocaré las campanas finales con lo que pienso sobre tu respuesta y sucesiva retirada de casi todas las casillas iniciales de la discusión. En este tema, como en otros, lo que manifiestas es el típico terror de un nacionalista y siempre conservador ante otros nacionalismos y los cambios. La inquietud se llena con agresividad e ignorancia y el miedo no se calma, se alimenta y cada vez profundiza más en ignorancias, prejuicios y las explicaciones más simples y groseras. La solución, sí, es el fin del mundo, imponer el esperanto o que todos hablen tu lengua, abracen tu nacionalismo y piensen como Plaza. El que ilumina de Algeciras a Estambul, con un poco de física y el Libro de Petete. Y por debajo para que no llores.

                      Responder

                      Denunciar comentario

                      Ocultar 2 Respuestas

                      3

                      0

                      • jorgeplaza jorgeplaza 24/11/20 09:56

                        Solo me he equivocado en la longitud: te ha bastado, por una vez, con un comentario no muy largo. En lo de quedar encima, Atea y tú no falláis: siempre cerráis la discusión, siempre avasallando. Esta vez no será distinto y volverás a la carga. Para ti la perra gorda, pelmazo liante.

                        Responder

                        Denunciar comentario

                        Ocultar 1 Respuestas

                        1

                        2

                        • Arkiloco Arkiloco 24/11/20 12:22

                          NOTAS BREVES AL PÁNICO CORTOPLAZISTA: Para ser físico hablas y razonas como un pitoniso o desde el esoterismo. Lo criticable de "cerrar" debe ser que no cierres tú. Pelmazo debe referirse a que la suma de todos tus comentarios supera con mucho la longitud de los mios seguidos. Si añadimos el tiempo al espacio serías un pelmazo a la velocidad de la luz pero no hay masa o solo pánico del conservador y nacionalista. Y así, te estrellas. Como echador de cartas solo tienes tres y ese AS que nunca falta: Atea, la que te suliveya y zarandea. Ya puedes cerrar el consultorio y a ver si "avasallas" mejor, corderito de la manada.

                          Responder

                          Denunciar comentario

                          2

                          1

  • jagoba jagoba 23/11/20 11:36

    Egunon Luis.
    Muy buen artículo
    En este párrafo, para mí está la clave:
    "Llama la atención que el debate sobre la palabra vehicular en la nueva ley haya tenido muy poca repercusión en Cataluña, Galicia o País Vasco y mucha entre los partidos que están exasperando en el resto del Estado su política de oposición al Gobierno"

    Tanto en el resto del estado, como aquí en infolibre. Aprovechando cualquier historia, para argumentar historietas y derivarlos al mismo agujero.

    A mí me encanta el euskera, el catalán , el galego, el asturiano ...y por supuesto el andaluz, comunidad en la que vivo . Y no todos los andaluces hablan igual, ni se les entiende de igual manera. ¿Y que?

    Viva la diversidad!!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • Gusalo Gusalo 23/11/20 10:35

    El artículo me parece muy clarificador, y especialmente útil la síntesis del último párrafo. Otra vez, gracias, .

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    4

  • Argaru Argaru 23/11/20 02:36

    Cualquier motivo es bueno para crear crispación, armar ruido y escurrir el bulto con tal de escamotear la parte mollar del debate. Así actúa la derecha en cada uno de los asuntos que atañen a los intereses de los ciudadanos y que no interesan que salgan a la luz. El castellano o el español, como más les guste llamarlo, no corre ningún peligro en todo el territorio del Estado, lo único que corre peligro son los grandes negocios de la educación privada a costa de los intereses de la educación pública. Ya sabemos que la derecha, cuando las cosas van bien, quiere poco Estado, mucho mercado y pagar pocos impuestos. Las cosas cambian cuando el viento no sopla a su favor. Entonces, los que antes decían A, ahora dicen B y que Papá Estado se ocupe de todos los problemas, mientras el “sacrosanto” mercado se recupera. Eso si, los impuestos que los pague Rita, la cantaora. El cinismo se ha apoderado definitivamente del relato político de este país y lo está convirtiendo en un espectáculo absolutamente deleznable. El único objetivo de todo esto es derribar el gobierno, con sus más y sus menos, más progresista que hemos tenido. La Educación Pública es lo más importante si de verdad queremos construir una sociedad, donde la cultura y la igualdad de oportunidades no sea una auténtica tomadura de pelo. Defender todo lo público debería de ser una prioridad de todo ciudadano progresista y no perderse en debates estériles, que sólo conducen a aumentar la crispación y entrar en el terreno enfangado de la derecha pura y dura. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Coronel Dax Coronel Dax 22/11/20 22:07

    Estoy en desacuerdo con García Montero y, de acuerdo, por tanto, con quienes afirman que las lenguas son una cuestión política. Pero es una cuestión que nos habla del juego de mayorías y minorías y del respeto hacia las minorías por las mayorías.

    En estos foros ya nos conocemos lo que opinamos unos y otros sobre cada tema, y este es de los más polémicos. A mi modo de ver hay un problema de comprensión de quienes solo hablan una lengua, el castellano (o español, a mí tanto me da cómo se llame) y los que tienen por lengua materna una lengua diferente (y, aún así, no todos piensan igual). Quizás planteando problemas hipotéticos, aunque sean meras hipótesis, y con las diferencias que hay en cada caso concreto, podemos ponernos en el lugar de los grupos minoritarias.

    La lengua es algo más que una función para comunicarse. Recuerdo la furibunda reacción que se originó en España cuando la UE propuso unificar los teclados de ordenador de tal modo que desaparecía la “ñ”. Desde el punto de vista solo del raciocinio tenía una fácil solución, bastaba con imitar lo que han hecho otras lenguas con ese sonido, sea utilizar el dígrafo “gn”, como el francés, el “nh”, como en portugués o en “ny”, como en catalán u otro distinto. Empeñarse en seguir con la “ñ”, por tanto, sale fuera de lo racional, entra en “lo emotivo”.

    Imagínense que en Portugal hubiera un movimiento mayoritario por una unión ibérica. Es evidente que esa hipótesis sería aceptada por la mayor parte de mis colegas más internacionalistas. Pero no cabe duda que tendríamos problemas para elegir los símbolos (bandera, himno, capitalidad, quizás menos con el nombre del nuevo Estado), pero también con el estatus de las lenguas. Pregúntense qué estatus de lenguas serían aceptadas por nuestros hermanos atlánticos y cuáles serían causa de que dicha unión acabase abortada antes de llegar a término.

    O preguntémonos si en Puerto Rico se propusiera que la lengua vehicular de la escuela fuera el inglés y que un médico o maestro no tuviera la obligación de conocer el español para trabajar como funcionario en contacto con el público.

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 17 Respuestas

    9

    4

    • Gusalo Gusalo 23/11/20 12:35

      Leída la respuesta de Arkiloco y la puntualización de M.T., con quien también estoy de acuerdo, se me ocurre otra puntualización sobre el uso de la letra Ñ:
      Cada idioma ajusta más o menos perfectamente la expresión escrita a la hablada, procurando que cada letra represente un sonido –'fonema' en términos lingüísticos– y, a ser posible, siempre la misma letra para el mismo sonido.
      En castellano tenemos varios desajustes (la H no representa a ningún sonido, la X representa a veces una secuencia de dos sonidos; la B y la V representan al mismo, la G puede representar a dos distintos…); pero precisamente en la Ñ no hay ningún desajuste: es UNA letra que representa a UN sonido y siempre al mismo.
      Que en todas las lenguas románicas de alrededor –excepto el gallego y el asturiano– tengan que usar DOS letras para representar el sonido ñ no es una 'ventaja' que tengamos que importar ni «empeñarse en seguir con la “ñ” […] sale fuera de lo racional».
      Un saludo y sus órdenes, coronel.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 8 Respuestas

      6

      2

      • M.T M.T 23/11/20 13:09

        Muy pertinente esta precisión que favorece el principio de economía del lenguaje y desde la comparación entre la Lengua hablada ( tan variada y diversa ) la Lengua escrita en su norma estándar cuidada es la que mantiene la unión en esa diversidad y nos permite entendernos. Creo que ahí es donde debemos incidir, proteger y cuidar para no reproducir la Torre de Babel que dificulte el entendimiento, incluso en un mismo idioma. Tarea de la escuela.
        Saludos cordiales, Gusalo. Disculpe mi reiteración en algo que usted bien conoce.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 7 Respuestas

        0

        2

        • Coronel Dax Coronel Dax 23/11/20 16:36

          Respondo tanto a usted como a Gusalo, sobre el asunto de la “ñ”. En castellano existen sonidos singulares de consonantes que se expresan por dos letras. Así, en la palabra “guerrilla”, sus tres consonantes se expresan por pares de letras, “gu”, “rr” y “ll”. No sé qué problema habría en escribir sea Espagna, sea Espanha o bien Espanya, en lugar de España, para sustituir la ausencia de “ñ” en un teclado. Empeñarse en mantener la “ñ” sigo manteniendo que fue algo más emocional que racional. Por lo menos así recuerdo que nos lo vendieron, como un ataque a “algo muy nuestro”.

          Un saludo.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 6 Respuestas

          4

          2

          • Gusalo Gusalo 23/11/20 18:16

            Claro, coronel, que existen unos cuantos desajustes entre los sonidos y su representación escrita. Esos desajustes los tuvimos que tener en cuenta para aprender a escribir (y los tienen que tener en cuenta quienes aprenden ahora). Se llamaban 'problemas de ortografía'. La pregunta que yo me hago es por qué quieres que exista uno más. Por seguir su símil, coronel: a mí nadie ha tenido que “venderme” el uso de la Ñ; digamos que ya la tenía en casa y que no quiero “comprar” un 'sustituto', que ni sé cuál sería (¿GN, YN, NY, NI, NH, o NN?) ni para qué serviría mejor que el original.
            Otro saludo.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 3 Respuestas

            2

            3

            • Arkiloco Arkiloco 24/11/20 00:02

              Me han parecido muy didácticos e informativos tanto tus comentarios como los de M.T. y os felicito por la explicación tan interesante. Un saludo a ambos.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 2 Respuestas

              2

              2

              • Gusalo Gusalo 24/11/20 11:29

                Gracias, arkiloco. Yo sigo disfrutando largo y tendido con los tuyos. Un saludo cordial.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 1 Respuestas

                0

                0

                • M.T M.T 24/11/20 14:05

                  Un saludo cordial a ambos.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  0

                  0

          • M.T M.T 23/11/20 17:50

            Gu: consonante más vocal, con sonido suave no fuerte, y la u seguidas de e, i, en palabras como guerrilla, que usted menciona o guinda.
            Rr, doble grafía para representar el sonido fuerte de r, que diferencia caro de carro, por ej.
            Ll, doble grafía para diferenciar, en términos muy coloquiales, el fonema l, del palatal ll, en palabras como cala y calla.
            Fonema, sonido y grafía, designan ámbitos lingüísticos de lo que comúnmente llamamos letras.
            Los usuarios disponemos de la libertad para jugar y escribir las letras a nuestro gusto. No obstante, el español o castellano correcto tiene sus reglas, bien detalladas en la Ortografía. Tambíen existen la Fonética y la Folología.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            4

          • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 17:11

            Creo que confunde ciertas reacciones que pueden tener algo de emocional con su falta de racionalidad por incorporar alguna emoción. Y puestos a hablar de lo "racional" usted parece el juez. Racional es su solución sobre la "ñ" e irracionales respuestas tan racionales como las que le han ofrecido otros comentaristas. Misterios de la "racionalidad" o cómo se reparte la emoción y la razon de forma arbitraria y excluyente.

            Responder

            Denunciar comentario

            6

            4

    • M.T M.T 23/11/20 11:27

      Si me permite, una puntualización a propósito de la ñ. Una vez que entramos en el juego ( por decirlo de manera coloquial) de una Lengua, no es tan sencillo modificar alguno de sus elementos, por poco importante que nos parezca una consonante o una vocal. Cada Lengua o idioma tiene su forma propia y sus reglas de combinación de esos elementos: unidades del lenguaje, de esa Lengua para una comunicación eficaz. Y es un juego de contrastes y oposiciones. En el caso de la ñ, entra en juego con las otras 2 consonantes nasales del español: m y n. Y nos permite diferenciar, por poner solo 1 ejemplo entre ' cama, cana y caña'. Para cambiar un elemento se debe conocer bien el engranaje, y el conocimiento interno de una Lengua no es algo sencillo. Tiene que ver no solo con lo afectivo o racional.
      Era solo una anotación, si se me permite.
      Ya próximos a un nuevo año, feliz año nuevo. Imagínese si quitamos la ñ.
      Un cordial saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

    • Arkiloco Arkiloco 22/11/20 23:21

      Que las lenguas tengan un interés politico y se utilicen por motivos políticos no sé si está en duda o lo niega Garcia Montero en su artículo. Yo no lo he apreciado. Pero que tengan ese interés y sean utilizadas indistintamente, por unos o por otros, en la confrontación política, por objetivos políticos y/o nacionalistas conduce a tener una opinión o a que haya diversas opiniones sobre ese uso y cómo se usan en el debate político, su "politización".
      Es un poco enigmático eso de que aquí ya nos conocemos, que lo dudo salvo que sea de una forma superficial y muy asentada en prejuicios y maniqueismos, precediendo a lo de "temas polémicos" para, a continuación, introducir una idea que más que polémica es parcial o muy unilateral y con la que dificilmente se pueden captar o aprehender realidades concretas donde hay una lengua de mayor uso social y común para todos sus habitantes y una lengua minorizada o que no es dominada por la mayoría o el conjunto de esa población. En los casos que mejor conozco, principalmente el País Vasco y en menor medida Cataluña, lo del problema de la comprensión de la mayoría castellanohablante y que tienen como lengua materna esa lengua, hacia los hablantes de la lengua minoritaria, no parecería que existiesen o que haya sido un gran obstáculo. Es una realidad con decadas de experiencia, llena de discusiones, con sus conflictos aunque sean de baja intensidad o poco relevantes y que aporta mucho conocimiento sin necesidad de plantearnos problemas hipotéticos de uniones ibéricas fuera de la realidad o tener que ir hasta Puerto Rico. Podriamos explicar las razones o aproximarnos a algunos de los porqués pero creo que no es necesario para señalar un fenomeno que como he dicho en mis comentarios es, como mínimo, sorprendente o admirable. O sorprendente y admirable, sin entrar en esas explicaciones, que una mayoría que tiene como lengua materna el castellano o español y que es la mayoria e incluso abrumadora en esas comunidades, haya aceptado sin mayores problemas que la enseñanza se realice en la lengua de la minoria y de su lengua no materna.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      12

      6

      • Arkiloco Arkiloco 22/11/20 23:53

        Sin atender a lo que lo explicaría y a la hegemonía cultural y política de los nacionalismos vasco y catalán, esto resultaria sorprendente y sea como sea expresaría una gran comprensión y generosidad. Sorprendente que no haya habido conflictos mayores y que no se hayan extendido movimientos de resistencia en defensa simplemente de la comodidad o la ventaja de poseer la lengua mayoritaria en esos territorios y culturalmente más poderosa por su extensión en el mundo. Otra cosa es como se vea desde fuera de estas comunidades, como se utilice o que se trasladen debates y guerras sobre lenguas que en cada comunidad tienen su consenso y discusiones propias. Que lo que se ha producido en estas comunidades tiene algo de sorprendente ha sido constatado por las reacciones de algunos expertos que como en el caso de los USA, pelean allí para que la importante comunidad latina pueda escolarizarse en su lengua materna fundamentalmente y no en el inglés. Una cuestión que es objeto de debate entre lingüistas y la repercusión de la lengua de enseñanza en adherir ventajas o desventajas en el aprendizaje. Defensores de esa reivindicación se extrañaban también, como personas de izquierda, de que la izquierda fuese la que defendiese lo contrario en Cataluña y querían entender. No sé si lo han conseguido pero es una manifestación de lo poco que se puede entender con generalizaciones que no atienden a realidades concretas, su historia y experiencias. Por otra parte, creo que usted no atiende o desconoce utilizaciones de las lenguas minoritarias bien políticas, sectarias de otros nacionalismos. El problema no es exactamente la comprensión de las lenguas, su diferente status y dominio, sino su modelo de sociedad, sus ideas nacionalistas y su concepción del pueblo que tendría que ser considerado como pueblo vasco o catalán y el papel que se otorga a la lengua en su definición. Un modelo que oculta poco su preferencia por el monolingüismo, que considera extranjera la lengua común y que ha expresado de manera autoritaria fines autoritarios, que contemplaban la coacción y la exclusión. La lengua se utiliza a veces como un tortazo, para agredir o señalar. No es cosa solo de los mayoritarios

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        12

        7

        • Coronel Dax Coronel Dax 23/11/20 16:50

          Estoy bastante de acuerdo con lo que expresa Luis García Montero en su artículo. Es verdad que no indica en el mismo que las lenguas no sean un asunto político, pero el título del artículo “Dejemos en paz las lenguas” y la mención a “peleas políticas coyunturales” pareciera indicar lo contrario. Mantengo que las lenguas son una cuestión política, y este foro es la demostración palmaria, porque no creo que las diversas opiniones que aquí se expresan sean argumentos coyunturales y oportunistas, sino ideas sinceras. La presencia de las diversas lenguas en nuestro texto constitucional y la “pelea” política por el uso de las lenguas en la educación o en el acceso al funcionariado son la demostración palpable de que a las lenguas no se les va a dejar en paz, porque son cuestión política de primer orden. Entiendo que García Montero se refiere a que se rebaje el tono emocional y de confrontación oportunista y se busque más bien el consenso en la medida de lo posible, ese clima de luchar por el acuerdo que echamos de menos de la Transición.

          Tiene razón en que el asunto de las lenguas se mezcla con el nacionalismo, sea el español o los periféricos y que hay talibanes en ambas trincheras. Tampoco crea, no obstante, en que la relación es tan estrecha. En Valencia y Baleares, y también en Galicia la existencia de otras lenguas, no hace tantos años muy vigorosas, no ha ido ligada a movimientos nacionalistas importantes, mientras que, en Escocia, en Irlanda o en Bretaña existen movimientos nacionalistas fuertes, bien que las lenguas diferenciadas de esos territorios haga ya años que perdieron su vigencia.

          Se mezclan muchas razones en este asunto, de uno y otro lado. Y si entiendo a quien tiene por idioma materno al castellano que le parezca que sus hijos pierden el tiempo teniendo que aprender una lengua minoritaria como el catalán, también entiendo al catalanoparlante que al que se le tilde de maleducado por dirigirse en su tierra a un desconocido en su lengua propia. Y que, si para adaptarse a ese que no la conoce, la conversación debe cambiar al castellano, está firmando la sentencia de muerte para su lengua.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          1

          3

          • Coronel Dax Coronel Dax 23/11/20 16:51

            Volvemos a un diálogo que ya mantuvimos usted y yo. ¿Merece la pena proteger las lenguas minoritarias (recuerde, como proteger el lince ibérico)? Aparte de un instrumento para la comunicación, esas lenguas son un patrimonio, y una herencia de los antepasados. Pero el mundo seguirá su curso si desaparecen, como lo seguirá también si desaparece el Museo del Prado con todo su contenido en un incendio o en un bombardeo. En Irlanda se enseña el gaélico, en lo que parece ya un intento tan romántico como inútil de preservarlo. Pero no es igual la situación del catalán, al menos en Cataluña. En la C. Valenciana creo que tiene ya su futuro muy comprometido.

            Por último, puede tener razón (no soy experto) en que enseñar las matemáticas en tu lengua materna sea mejor que en otra. Puede que a un hijo de inmigrantes chinos se le deba enseñar en chino mandarín o en cantonés, o a uno de rumanos en rumano. Pero no veo que nadie lo plantee así, y en todo caso tendrá que aprender las lenguas oficiales y la lengua franca, que por ahora es el inglés. Quién sabe si dentro de pocos años no será precisamente el mandarín.

            Un saludo.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            1

            4

            • Arkiloco Arkiloco 23/11/20 17:06

              Creo, Coronel, que se equivoca de interlocutor o que no atiende a lo que comento y respondo. El que yo no aprecie esa formulación de "proteger las lenguas minoritarias" y menos, como ya le dije, identificadas con el lince ibérico, no sé como le da para suponer, después de todo lo escrito, que yo sea contrario a su normalización y su uso, en la vida oficial, la corriente o en la enseñanza y cuyo devenir siempre será dependiente o estará determinado por las personas, su voluntad y decisiones. Usted deberia revisar sus comentarios, a quien responde con lo de que las lenguas son una "cuestión política" y a que o a quien está respondiendo con lo que dice en este comentario. A mi y a lo que he expuesto no salvo que me lo precise o me explique como y donde he dicho no sé que cosa que no he dicho ni expresado como usted lo cuenta. Un saludo.

              Responder

              Denunciar comentario

              7

              5

      • Arkiloco Arkiloco 22/11/20 23:53

        Sin atender a lo que lo explicaría y a la hegemonía cultural y política de los nacionalismos vasco y catalán, esto resultaria sorprendente y sea como sea expresaría una gran comprensión y generosidad. Sorprendente que no haya habido conflictos mayores y que no se hayan extendido movimientos de resistencia en defensa simplemente de la comodidad o la ventaja de poseer la lengua mayoritaria en esos territorios y culturalmente más poderosa por su extensión en el mundo. Otra cosa es como se vea desde fuera de estas comunidades, como se utilice o que se trasladen debates y guerras sobre lenguas que en cada comunidad tienen su consenso y discusiones propias. Que lo que se ha producido en estas comunidades tiene algo de sorprendente ha sido constatado por las reacciones de algunos expertos que como en el caso de los USA, pelean allí para que la importante comunidad latina pueda escolarizarse en su lengua materna fundamentalmente y no en el inglés. Una cuestión que es objeto de debate entre lingüistas y la repercusión de la lengua de enseñanza en adherir ventajas o desventajas en el aprendizaje. Defensores de esa reivindicación se extrañaban también, como personas de izquierda, de que la izquierda fuese la que defendiese lo contrario en Cataluña y querían entender. No sé si lo han conseguido pero es una manifestación de lo poco que se puede entender con generalizaciones que no atienden a realidades concretas, su historia y experiencias. Por otra parte, creo que usted no atiende o desconoce utilizaciones de las lenguas minoritarias bien políticas, sectarias de otros nacionalismos. El problema no es exactamente la comprensión de las lenguas, su diferente status y dominio, sino su modelo de sociedad, sus ideas nacionalistas y su concepción del pueblo que tendría que ser considerado como pueblo vasco o catalán y el papel que se otorga a la lengua en su definición. Un modelo que oculta poco su preferencia por el monolingüismo, que considera extranjera la lengua común y que ha expresado de manera autoritaria fines autoritarios, que contemplaban la coacción y la exclusión. La lengua se utiliza a veces como un tortazo, para agredir o señalar. No es cosa solo de los mayoritarios

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        11

        3

        • jorgeplaza jorgeplaza 23/11/20 08:31

          ¿No ha habido conflictos mayores? ¿No fue el terror de ETA un conflicto mayor? ¿Y no sirvió ese terrorismo, entre otras cosas, para acallar la resistencia de los de lengua materna española en todos los aspectos, también en el de la lengua y la enseñanza? (O para echarlos directamente: conozco bastantes casos). ¿No eran esas parte de las nueces que el PNV cosechaba aprovechándose de los meneos que los etarras le daban al árbol de Arzallus? ¿No sirvió indirectamente ese terrorismo vasco para afianzar la solapada labor de Pujol que, implícitamente, se apoyaba en el "nosotros tenemos el mismo derecho pero no asesinamos"?

          Tanto en Cataluña como en el País Vasco, los de lengua materna castellana son sobre todo los pobres, los emigrantes: es decir, no son nadie. Quiénes dominan la economía y tienen el poder en esas regiones son los autóctonos, que usan el idioma como un instrumento más de dominación y segregación. Como el nacionalismo español, por más que los separatistas no se cansen de mentir diciendo lo contrario, es casi inexistente, en Cataluña y el País Vasco los emigrantes quedaron abandonados a su suerte y así siguen. Encuentran más fácil irse asimilando paulatinamente a los autóctonos dominantes en lo que estos les consienten: se medra más siendo Aitor Esteban o Gabriel Rufián que siendo Rosa Díez. Es un síntoma significativo de la falta real de nacionalismo español que no se formara un contraterrorismo espontáneo como en Irlanda del Norte, pese a la abundancia de gente armada (militares, policía, guardias civiles) entre las víctimas del terrorismo. Ni se encontraron entre ellos voluntarios para matar etarras (salvo el caso excepcional de Ynestrillas hijo... ¡en Madrid!) ni quiénes los financiaran. Hasta la Iglesia se puso mayoritariamente del lado de los separatistas y la Iglesia se equivoca pocas veces respecto a quién es el que realmente manda. Los emigrantes españoles en Cataluña o el País Vasco no se diferencian gran cosa de los que se fueron a Suiza o Francia: se han sentido, con razón, extranjeros pese a que su pasaporte dijera otra cosa; y los sucesivos Gobiernos centrales han hecho muy poco para convencerles de lo contrario.

          Responder

          Denunciar comentario

          12

          5

  • lisboa lisboa 22/11/20 20:34

    "El bilingüismo es un bien." Coincido con usted, señor García Montero, pero ¿no tiene nada que decir acerca de que ese bien esté excluido del sistema educativo de Cataluña y Baleares? ¿No tiene nada que decir acerca de que la lengua materna de la mitad de los niños de Baleares y Cataluña reciba trato de lengua extranjera en los colegios públicos? La cuestión clave no son las lenguas, sino los niños.
    Afirma: "Poco sensato es el nacionalista catalán que no comprende la riqueza inmensa que para Cataluña supone hablar, además del catalán, un idioma tan valioso como el español." No hace falta que se refiera al 'nacionalista catalán', podría referirse a toda la escuela pública de Baleares y Cataluña. Si esa escuela pública comprendiera la riqueza que supone hablar el español, la cuidaría y la valoraría como un bien propio, y no la dejaría prácticamente fuera de sus aulas.
    A ver si de una vez por todas la izquierda deja de tratar con complacencia a los nacionalismos periféricos y sus políticas (principalmente, su sistema educativo), y se da cuenta de que son casi tan nocivos como el nacionalismo español. El nacionalismo lleva la injusticia y el rechazo a la diversidad en su ADN, y nuestro sistema educativo monolingüe en nuestras sociedades bilingües no obedece a criterios pedagógicos ni de convivencia, sino a motivaciones nacionalistas (y en consecuencia, injustas y contrarias a la diversidad). Tan poco diverso es el monolingüismo castellano como el catalán. Una de las mayores diferencias existentes entre el nacionalismo español y el catalán es que el primero está defendido por verdaderos incompetentes, y el segundo por gente muy eficaz. En medio de las exclamaciones patrióticas de los primeros, los segundos han excluido el castellano de las aulas. Casi nada.
    Por cierto, estoy cansado de que este tema se contextualice solo en Cataluña. En la escuela pública de Baleares se aplica el mismo sistema de educación monolingüe, pero con una diferencia reseñable: lo aplica el PSOE.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    8

  • coldovika coldovika 22/11/20 18:41

    hoy se discute , parece que en igualdad de condiciones , sobre los idiomos oficiales. Se olvidan que en un momento hist´ñorico el castellano intenyó imponerse, incluso a la fuerza sobre el resto. Estoy esperando una disculpa de aquellos que incluso torturaron a los que habblaban otoro idioma

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    7



Lo más...
 
Opinión