X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Verso Libre

La dignidad del Parlamento

Publicada el 21/03/2021 a las 06:00

José Ortega y Gasset confesó que había estudiado filosofía de manera obsesiva en Leipziz, Berlín y Malburg, pero que después de habérselas visto con la Crítica de la razón pura y los neokantianos aprendió sobre todo que debía dedicarse a escribir artículos de periódico. Era español, necesitaba comprometerse con su país, difundir argumentos para salir de una descomposición política heredada del siglo XIX. Su preocupación vital quedó encarnada en una de las frases más famosas de nuestra filosofía contemporánea: "Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo".

Menos conocida es otra frase suya, también de las Meditaciones del Quijote (1914): "Yo desconfío del amor de un hombre a su amigo o a su bandera cuando no lo veo esforzarse en comprender al enemigo o a la bandera hostil". Conviene recordarla en esta época de polarización, mientras los debates se concentran en identidades cerradas que después tienden a rodar hacia los extremos.

La necesidad de educar y vertebrar la sociedad hizo que la cultura progresista española, después del fracaso de la Primera República, un tiempo sobrecargado de banderías, trampas reaccionarias y egoísmos, apostase por la educación de élites dispuestas a ordenar razonablemente la nación. Fue la tarea de la Institución Libre de Enseñanza y, después, la salida de Ortega frente a la irrupción de las masas.

No se trató al principio de un elitismo clasista, pero el peligro estaba ahí y la historia se encargó de demostrarlo cuando algunos famosos republicanos acabaron soñando con la mano de hierro o pactando con el golpe militar de 1936. El peligro había sido detectado desde muy pronto. Figuras institucionistas como Fernando de los Ríos o Lorenzo Luzuriaga se acercaron al socialismo y recogieron la idea de una enseñanza única, laica y general para todo el pueblo, idea que en su juventud también había acariciado Ortega.

El jurista y aspirante a escritor llamado Manuel Azaña consiguió en 1911 una beca de la Junta de Ampliación de Estudios para conocer de cerca la vida política francesa. Francia era su referente de orden constitucional a la hora de imaginarse un futuro razonable y progresista para España. La fascinación se llenó de preocupaciones al comprobar el comportamiento degradado de la Cámara francesa, en la que unos políticos faltones confundían el debate con el insulto y la demagogia. Fulano decía barbaridades de Zutano. Azaña escribió una crónica titulada La dignidad del Parlamento en la que avisaba del daño que las mentiras y la pérdida de formas políticas causaban en la población.

El Azaña liberal y reformista de 1911 creía en el pueblo; pensaba que el daño provocaba no su descomposición, sino el desprecio desvinculador ante la conversión en estafa de instituciones que había costado siglos poner en pie al servicio de la democracia. Tanto por ayer como por hoy, desde luego, cualquier precaución es poca.

Confieso que me encierro en mi biblioteca y en mis recuerdos de lector, porque veo cosas que me preocupan. Por ejemplo, paso de la tristeza a la inquietud grave al comprobar que cada día hay más intelectuales cercanos al elitismo clasista y a posiciones autoritarias de carácter ético, político y económico. Veo, además, que sus simpatías se dirigen a sectores muy responsables de la degradación y el desamparo del pueblo. Reaccionan contra el populismo acercándose a sus causantes. Hacen lo mismo que el pueblo cuando busca compañía y vota a los que provocaron su empobrecimiento social.

Por desgracia, no tengo las esperanzas de Azaña en 1911. Si recuerdo al Ortega de 1914 y su deseo de comprender al enemigo y a las otras banderas, es porque, más que a los políticos, siento deseo de escuchar a sus votantes. Después del espectáculo de transfuguismo demagógico que hemos soportado en Murcia y Madrid, poco puedo aprender de los responsables del bochorno. Las mentiras suenan a caceroladas y las consignas son imposibles de creer.

Pero sí me gustaría entender la verdad de los votantes de pueblos y barrios de Madrid que se disponen a votar a los que maltratan su sanidad, su educación y sus derechos laborales. No es que la degradación parlamentaria esté provocando el desprecio popular del mentiroso en favor de la democracia, es que envenena el sentido común de los votantes haciendo que aplaudan bajos instintos, odios e insultos. Y eso supone un problema grande, abismal, para los demócratas que no podemos aceptar el elitismo clasista, ni queremos salvar la razón acercándonos, aunque sea transitoriamente, a ningún fascismo.

¿Soluciones? Ya quisiera yo tenerlas. Sólo escondo algunos sentimientos. Necesito una dignificación del Parlamento y la política, un debate público sin caudillos, una democracia que no mienta, pero que tampoco se hable a gritos. Tal vez así…

Y necesito seguir escribiendo artículos de periódico en infoLibre.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




102 Comentarios
  • copitodenieve copitodenieve 26/03/21 19:00

    Dice Luis García Montero "Pero sí me gustaría entender la verdad de los votantes de pueblos y barrios de Madrid que se disponen a votar a los que maltratan su sanidad, su educación y sus derechos laborales", y ahí está la madre del cordero entender porqué quienes más sufren las consecuencias del capitalismo conforman su base legitimadora, comprendido ésto podremos entender el resto y co figurar una democracia real.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pez Pez 21/03/21 20:47

    ¿Quieres saber porqué la gente sencilla no va a votar a partidos que les garanticen mejor sanidad, educación, etc? Vente pal barrio:
    Mi vecino heredó un piso que ahora alquila, un piso humilde. Tiene su hipoteca casi pagada y pensó que era bueno alquilarlo. Hace tres meses le entraron unos okupas, no te imaginas el tiempo que les hemos dedicado, en mi portal y en el otro, las horas de comversación, incomprensión, indignación… Casi las mismas horas que dedican al tema Antena tres y la 5, día sí y día también, puro populismo, claro, y alarmismo, lo que tu quieras, pero la policía le dijo a mi vecino que no podía cortarles la luz a los okupas, y aunque no ha entendido bien porqué, pues no se ha atrevido, y ahí anda, jodido, pagando facturas de calefacción que ya quisiera él para su casa. La semana pasada, el resto de la escalera, que vive con miedo debido al trasiego de gente que hay, se encontró en el portal con un tio raro vaciando el extintor y rompiendo el cristal del ascensor, que te lo digo tal como me lo ha contado mi vecino, el propietario, que, como dice, se siente un gilipollas pues si hubiesen entrado a robar ya les habrían pillado pero claro, como se han quedado a vivir, pues como que da más respeto. Bueno, este es sólo un ejemplo, pero hay muchos otros temas que la derecha utiliza y la izquierda se calla, se calla y se calla y por eso, la gente, mucha gente, pues no se fía y no vota. No entiende porqué no van a poder ser clase media sin complejos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    10

    9

    • GRINGO GRINGO 22/03/21 10:13

      Curioso "razonamiento", si se le puede llamar así......

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      5

  • abitalola abitalola 21/03/21 19:33

    Le entiendo y comparto sus sentimientos, pero yo siento además miedo. Miedo porque no se a donde puede llevar este desprestigio de la Política, pero creo que a nada bueno para la convivencia armónica de intereses, necesidades y deseos diferentes y que en vez de articularse a través de opciones políticas, Partidos, degeneren en enfrentamientos entre amigos/as, familiares etc. que en vez de ayudarnos a salir de esta crisis brutal, solo nos haga envilecernos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Maitina Maitina 21/03/21 19:23

    Si. Todos necesitamos un parlamento digno y una democracia completa, sin fisuras con personas comprometidas con la gente a la que representan... Me temo que es y será imposible. Es un cuento frío y deleznable. Votaré porque es lo único que me dejan hacer, pero en este país esto también es un cuento

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Isa. Isa. 21/03/21 18:18

    Hoy recuerdo a Simploké (trabazón de conceptos)

    Cuando citó a Guy Debord y su " La Sociedad del espectáculo" y traerlo otra vez, a la Tierra.

    Maestro. Tal vez así..

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    4

    • MIglesias MIglesias 21/03/21 18:36

      Muy bien traído aquí ese concepto.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      3

      • Isa. Isa. 22/03/21 11:38

        Gracias, Miglesias Suerte, en Madrid.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        2

        • MIglesias MIglesias 22/03/21 11:54

          Falta nos hace.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          2

  • JGin JGin 21/03/21 16:26

    Y no se podría implantar un comité de control de las sesiones del Congreso y Senado?. Su misión, revisar las participaciones de los políticos y multar al que mienta o insulte. En cada inicio de sesión leer las barbaridades y sus sanciones que se hubiesen detectado en el pleno anterior.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 21/03/21 16:25

    Noto que el referente de algunos en la izquierda española actual Albert Camus naciô y creciô en Argelia. Tambien Edwy Plenel de Mediapart, como su padre alto funcionario anticolonialista habîa sufrido algun tipo de sancion por la administracion gaulista, pasô su juventud entre 1965 y 1970 en Argelia. Me parece que en infoLibre podrîamos estar algo mâs atentos a la Argelia vecina.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 21/03/21 16:25

    Noto que el referente de algunos en la izquierda española actual Albert Camus naciô y creciô en Argelia. Tambien Edwy Plenel de Mediapart, como su padre alto funcionario anticolonialista habîa sufrido algun tipo de sancion por la administracion gaulista, pasô su juventud entre 1965 y 1970 en Argelia. Me parece que en infoLibre podrîamos estar algo mâs atentos a la Argelia vecina.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Lunilla Lunilla 22/03/21 09:49

      @tierry_precioso: 'el hombre, como persona' nada puede aprender'- sino en virtud de lo que sabe'- la contemplaciòn , es un lujo'- mientras que la accion es una necesidad; 'el ojo'- solo ve lo que la mente esta preparada para comprender'- donde hay felicidad, hay creaciòn ; '- cuanto mas rica es la creaciòn , mas profunda es la felicidad; / "-el hombre 'sapiens; -la ùnica criatura dotada de 'razòn '- es, tambien el ùnico ser, que aferra su existencia a cosas 'irracionales'- 'como ser humano, se concentra ahora, en camuflar su conflicto interior: (Ayuso) deberia presentar (representar) -'en su 'papel' de -anfitriona- 'alerta'- 'atenta'-'-departir con todos los presentes; -'brillar' -como llama de alegria'- 'gracia'- y 'sapiencia'- 'desarollar'-toda su amplia '-sabiduria'-..."Me voy...¡que me troncho!! ...¡Que 'pena d e ser ,tan pueril 'como un "Papagayo" ¡¡ Madrileños...¡pero -'maligno, sin conciencia de lo que hace"O, le hacen hacer 'teledirigida'-en todo momento- ¡¡ El Diablo Cojuelo; Dixit Saludos Cordiales ( 9.49 h. a/m)

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 21/03/21 16:06

    Buscando en la red acabo de ver eso:
    Miles de personas se han manifestado el pasado domingo en Birmania utilizando el característico saludo de tres dedos visto en la popular saga de películas de Hollywood 'Los juegos del hambre'.

    Este gesto es utilizado a modo de resistencia en la tetralogía estrenada en 2012, donde los personajes viven en un mundo distópico controlado por una gobierno totalitario sin apenas derechos.

    No conozco qué serie es esta de "Los juegos del hambre"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 21/03/21 16:01

    Tres dedos pueden ser té leche y azucar, no tengo ni idea. Pero el hecho es que he visto que tanto en Rangun como en Bangkok levantan 3 dedos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2



Lo más...
 
Opinión