x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

¿Qué prescripción?

Publicada el 09/10/2018 a las 06:00 Actualizada el 08/10/2018 a las 22:04
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La sentencia que absuelve al doctor Vela por el robo de bebés está muy trabajada, pero, desafortunadamente, yerra el tiro al considerar que el delito está prescrito.

Una vez más, los jueces españoles desconocen –inaplican– el derecho internacional. La sentencia asegura que la imprescriptibilidad y la propia categoría de los crímenes contra la humanidad no pueden reconocerse en el derecho español con efectos retroactivos por razones de seguridad jurídica impuestas por el artículo 9 de nuestra Constitución, y solo son aplicables desde que nuestro legislador las estableció, con posterioridad a que el doctor Vela hubiera cometido su crimen.

Desconoce la sentencia que la categoría de los crímenes de lesa humanidad existe desde los Convenios de 1907 y la cláusula Martens, están tipificados desde 1945 en el Estatuto de Nuremberg y su imprescriptibilidad está sancionada por un Convenio de 1974, que se promulgó precisamente para evitar que los tribunales nacionales pudieran declarar prescritos los crímenes de la Segunda Guerra Mundial, de cuyo final estaban por cumplirse 30 años.

Ya entonces se proclamó que la imprescriptibilidad era consustancial a tales crímenes, y norma de ius cogens vinculante para todos los tribunales del mundo independientemente de que se hubiera reconocido o no en el derecho interno, porque la vigencia del núcleo duro del derecho internacional no puede depender de la mayor o menor diligencia del legislador doméstico. La jurisprudencia internacional lo ha confirmado así reiteradamente.

El delito del doctor Vela era cuando se cometió y es hoy un crimen internacional imprescriptible, y el principio de legalidad penal aplicable no es el del artículo 25 de nuestra Constitución, sino el del artículo 15 del Pacto de Derechos Civiles y Políticos de 1966, que no lo establece por referencia al derecho de los estados, sino a los principios generales del derecho reconocidos por la comunidad internacional. Esto no es la Liga, es la Champions.

En el caso de Inés Madrigal, además, no se necesita el derecho internacional para considerar que el delito no está ni puede considerarse prescrito.

En primer lugar, carece de razonabilidad considerar que la prescripción del delito pudiera tener que computarse desde que aquella que fue sustraída alcanzó la mayoría de edad, porque desde aquella fecha podría haber ejercido la acción contra el responsable del crimen. No es cierto: para denunciar que había sido arrebatada de su familia al nacer, Inés tenía que ser mayor de edad, y necesitaba además saber que había sido robada. ¿Cómo hubiera podido denunciar lo que ignoraba?

Pero además, el Tribunal parece haber olvidado que el propósito esencial del derecho penal es restaurar el orden jurídico perturbado por el delito. Es por ello que el artículo 132 del Código Penal establece que en los delitos de ejecución permanente, la prescripción no empieza a computarse sino desde que se eliminó la situación ilícita. En este caso, el doctor Vela privó a Inés desde el día en que nació de su identidad, de su nombre, su estado civil, su filiación: de su familia biológica. Y aún no se la ha devuelto. La situación ilícita no ha desaparecido, permanece.

La Justicia española no ha entendido el desafío de los bebés robados. Su tarea no ha terminado: apenas empieza. Inés Elena Madrigal Pérez tiene hoy 49 años: existe una alta probabilidad de que sus padres biológicos estén vivos, ahí, en alguna parte; tendrá posiblemente hermanos, que no la reclaman porque no conocen su existencia. ¿Qué piensan hacer el Tribunal, la Fiscalía, para poner fin a esa, a las miles de situaciones ilícitas que habitan entre nosotros?

¿Prescripción? La prescripción no ha comenzado siquiera a correr.
_____

Carlos Castresana Fernández es abogado, Fiscal del Tribunal Supremo y Fiscal Anticorrupción en excedencia.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

12 Comentarios
  • Grobledam Grobledam 13/10/18 13:13

    Gracias, fiscal Castresana, por su aportación a este caso y su lucha por los derechos humanos.
    Y,como siempre, acertado y bien fundamentado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Excomulgado Excomulgado 12/10/18 16:49

    Muy bien razonado y justificado el artículo. Deberían existir leyes que permitan expulsar de la carrera judicial a aquellos jueces y fiscales que, por ignorancia o connivencia, ignoren el derecho internacional para amparar acciones fascistas como el robo de la identidad de una persona.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 09/10/18 16:38

    Excelente. Gracias por la claridad, la rotundidad y la calidad jurídica

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • maimdt maimdt 09/10/18 10:39

    El señor Vela ya ha tenido un juicio pero no ha sido justo, si así hubiese sido ahora , aún siendo muy mayor, estaría condenado, pero no es así porque ya lo dije hace días en otro comentario de otro tema, la Justicia en España no tiene muchos jueces imparciales, sino que todavía en 2018, hay jueces fanáticos y ultraconservadores, que además comulgan con la dictadura franquista. Es a éstos a quienes debería el gobierno de turno relevar mediante decreto ley para echarles de la justicia que realmente no imparten, de ninguna de las maneras.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • kalikatos kalikatos 09/10/18 10:38

    Está claro, pero no se han atrevido a dictar una sentencia con ingreso en prisión, porque están esperando que se muera, y eliminar las responsabilidades, para dar cerrojazo a este negocio que ha ocurrido en nuestro país durante tantos años, maquinados en centros en los que estaban monjas y doctores ladrones y fascistas, llegando estos delitos hasta cuando gobernaba Felipe González, luego no es un problema sólo de la dictadura.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Isabelle0651 Isabelle0651 09/10/18 10:35

    Lo que en principio supuso un castigo a "los rojos" y una dádiva a familias devotas y acomodadas en el régimen, ha llegado a nuestro siglo sin ser ni siquiera invewtigado salvo por las iniciativas populares y no con ayuda de las instituciones del Estado ¿Cabe más infamia? Un artículo imprescindible para conocer de primera mano la situación jurídica. Gracias, señor Castresana

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • gerarbra gerarbra 09/10/18 09:46

    En esta sentencia está la protección de los crimenes de la guerra civil no considerados como crimenes contra la humanidad como lo son estos bebés robados a sus padres o como no reconocer los juicios sumarisimos como nulos.. El candao puestos a estos delitos a cambio de iniciar o reiniciar un proceso democrático es frustrante y simbólico de esta tan loada Constitución del 77 con grilletes, manchada desde un principio de injusticia flagrante. Mientras no anulen los políticos estas lacras, España no será nunca un país moderno garantista y protector. Nunca.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • tonyga tonyga 09/10/18 08:53

    Fabuloso articulo. Muy bien argumentado y razonado. Una vez mas el derecho no puede ser contrario al sentido comun.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • joloto joloto 09/10/18 08:29

    Otra vez el rancio franquismo jurisdiccional y sociológico....¡si Forges el grande viviese tendría nuevo
    materiall y en cantidad !

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • juan alvarez juan alvarez 09/10/18 07:56

    La Justicia española, no ha entendido nada de nada. Una banda de borregos, en su gran mayoria, arrodillados ante los poderosos sin escrúpulos, que ni siquiera se atreven a interpretar la mierda de Código Penal que el clan a puesto a su disposición. Lo peor de este Estado de Deshecho. Demasiado tarde.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    9



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.