X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Día Internacional de la Mujer

Huelga de consumo: las mujeres reclaman un nuevo modelo

  • infoLibre publica una serie de reportajes centrados en cada uno de los cuatro ejes del 8M. El de hoy está dedicado a la huelga de consumo
  • El actual sistema de mercado, denuncian las organizadoras de la huelga, perjudica a las mujeres: no sólo a través de la publicidad, sino por cuestiones como el IVA sobre productos de higiene femenina
  • La activista María Garrido propone acciones puntuales como la organización de comidas populares y apuesta por un modelo más sostenible "acorde con ideales de justicia y feminismo"

Publicada 05/03/2018 a las 06:00 Actualizada 08/03/2018 a las 11:49    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 9

Imagen de la manifestación del 8M en Madrid.

Imagen de la manifestación del 8M de 2017 en Madrid.

Efe
La huelga que se articula este jueves 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, no es una huelga al uso. Las promotoras, agrupadas en la Comisión 8M y en las diferentes comisiones territoriales que orbitan a su alrededor, hablan de pararlo todo. Y eso no se reduce únicamente a la esfera laboral, académica y de cuidados, sino que pone el foco también sobre el consumo. "Queremos construir estrategias de consumo alternativas al capitalismo que respeten nuestras vidas", señala la comisión del País Valencià. Un consumo, añade, que sea "consciente, sostenible y de proximidad, un consumo que no explote a los otros pueblos".

El modelo sobre el que se sustenta el mercado, denuncian las organizadoras de la huelga, perjudica específicamente a las mujeres. No sólo a través de la publicidad y el marketing, sino por cuestiones como el IVA sobre la higiene femenina o los productos catalogados como "femeninos" que tienden a ser "más caros que los masculinos". La conocida como "tasa rosa", es decir, el precio de más que pagan las mujeres por productos disfrazados de femeninos, pero similares a otros dirigidos a los hombres –cuchillas, champús, cremas–, ha sido calculada por la Universidad de California en un estudio que cifra la diferencia de precio en 1.400 dólares al año. A nivel mundial, las mujeres deben pagar además un IVA notablemente elevado por productos básicos. Las compresas y los tampones, en España, cuentan con un impuesto sobre el valor añadido del 10%. Sólo en Canarias el Gobierno ha decidido suprimir este gravamen desde enero del presente año.

Ecologistas en Acción, que ha llamado a participar activamente en la huelga, explica los motivos del paro de consumo aludiendo al binomio entre capitalismo y patriarcado. La activista ecofeminista María Garrido explica en conversación con infoLibre que "el propio sistema productivo causa problemas que tienen efecto diferencial en hombres y mujeres". Este sistema, continúa, está basado en la apropiación "del trabajo gratuito realizado por mujeres, como los cuidados, que es el mecanismo de poder tener a trabajadores activos tantas horas". Por otro lado, "la producción desmedida o el extractivismo" inciden de manera más acusada en las mujeres, en el sentido de que "el deterioro ambiental va unido al deterioro de las condiciones de vida, que se resuelven de forma precaria y a través de un reparto injusto de las tareas del hogar".

Ocurre, además, que el sistema económico propicia una "división sexual del consumo que perpetúa y fortalece el modelo binario y los estereotipos sexistas". En este escenario, recalca la organización, resulta fundamental el papel de la publicidad como elemento que "deshumaniza" a las mujeres y las "reduce a objetos de consumo". Garrido subraya que "el capitalismo, todo su sistema productivo y el patriarcado están ligados" de modo que el consumismo "se alimenta con estereotipos de género y origina inseguridad e insatisfacción" en las mujeres.

La huelga, por tanto, busca "visibilizar que el eje de la economía no puede ser el beneficio económico de unos pocos, sino las vidas dignas de todas las personas". La organización aspira a poner sobre la mesa "otras prácticas de consumo colectivas, no despilfarradoras, saludables para las personas y para el medio y generadoras de comunidades cohesionadas y responsables, promovidas de forma mayoritaria por mujeres".

El diálogo en las calles

Las comisiones feministas han encontrado en la calle la manera más eficaz de llegar a las mujeres para difundir la huelga de consumo. "La forma más directa de encontrar espacios de encuentro y dar el salto intergeneracional es en la calle", sostiene Garrido. Marta Pascual, activista de Ecologistas en Acción, reconoce que la huelga de consumo tiene, quizá, "un poco menos de visibilidad", pero entiende que forma parte de un camino. "Este año empieza a aparecer, a estar presente, pero el año que viene lo estará más" y el éxito, pronostica, será progresivo.

Grupos feministas de varios territorios a nivel estatal se han puesto manos a la obra para informar sobre la huelga de consumo allá donde se encuentran sus protagonistas: los mercados y centros comerciales. En Madrid, varios grupos de la Asamblea 8M acudieron el pasado sábado a los mercados activos en municipios de la capital. En el mercado de Vallehermoso del céntrico barrio de Chamberí, las feministas hablaron durante toda la mañana con las compradoras sobre la importancia de plantear el consumo desde una perspectiva "responsable".

Las activistas apostaron entonces por "informar de todo lo que significa y toda la extensión que tiene, que va más allá de lo individual". El colectivo lanzó una pregunta tajante: qué pasaría si un día más de la mitad del mundo deja de consumir. Buscan, con ello, que se tome conciencia de que las mujeres son "parte de este sistema y si ellas paran, el sistema se desploma". "Vivimos en una sociedad en la que se consume demasiado y se aprovecha muy poco. En la que, además, la mayoría de los consumidores somos mujeres y en la que si nosotras paramos, el país se para", añadía una de las activistas durante la jornada.

Las comisiones feministas también han iniciado una campaña basada en introducir mensajes en los bolsillos de las prendas de ropa que se encuentran en tiendas de moda, para que quien las coja sea receptora de frases como "tu cuerpo es tu hogar no tu cárcel" o "eres más que una talla". Esta, dice Garrido, es una "estrategia de contrapublicidad" que sirve para "lanzar de forma cómplice y en la boca del lobo el mensaje".

Parar el consumo

¿De qué forma se hace una huelga de consumo? Ecologistas en Acción ha elaborado una pequeña guía orientativa en la que establece cuatro pasos: el boicot a empresas, la difusión informativa en centros comerciales y de barrio, no hacer compras el día antes y organizar comidas colectivas.

Lo primordial, explica María Garrido, es no consumir ese día ni los anteriores más que lo estrictamente necesario. Además de ello, agrega, otras estrategias consisten en "visibilizar marcas que usan como parte de su forma de promocionarse cuestiones patriarcales, como la publicidad sexista", de modo que el boicot se prolongue más allá de la fecha señalada. Es necesario, estima la activista, "difundir recursos que no limiten la acción a ese día y aportar argumentos de género para no consumir" determinadas marcas. En esta línea es igualmente fundamental visibilizar alternativas. Se trata de promover un "co
nsumo más acorde con ideales de justicia y feminismo", como iniciativas de comercio justo.

Marta Pascual matiza que la huelga se dirige esencialmente a no consumir en grandes superficies ni grandes marcas, "que tratan a las mujeres de forma denigrante o a la tierra de forma destructiva". El objetivo, dice, consiste en "crear un debate sobre la forma de consumo, que se empiece a hablar de que el consumo es una forma de opresión y a la vez una forma de poder". Es precisamente del debate que se genere de donde deben surgir alternativas, basadas en un "modelo de reducción de consumos triviales, defensa de los consumos necesarios para toda la población, del reparto justo, de consumos locales, de pequeños productores en condiciones laboralmente dignas, ecológicas y sostenibles para la tierra". 

Las mujeres, subraya Ecologistas en Acción, tienen un "enorme potencial como consumidoras para reorientar la producción". Las pequeñas acciones cotidianas, acompañadas por campañas colectivas feministas, "pueden visibilizar y detener prácticas sexistas, abusos comerciales o publicidad denigrante, así como generar otros hábitos de consumo más sanos social y ambientalmente". Ante el modelo imperante, feministas y ecologistas llaman a un tipo de consumo de proximidad, sostenible, que priorice "orientar la producción a las necesidades humanas y no al beneficio económico", zanja Marta Pascual.

La Asamblea Feminista Las Tres Rosas, de El Puerto de Santa María (Cádiz), llama a no consumir el día de la huelga aunque aclara que, de ser necesario, el consumo de barrio se configura como la opción más viable. Finalmente, otra de las acciones específicas pensadas para el 8 de marzo es la organización de comidas populares: "Juntarte con gente, llevar tu propio tupper y aprender a socializar".
__________

infoLibre publica una serie de reportajes centrados en cada uno de los cuatro ejes del 8M. El primero lo puedes consultar aquí:

Huelga de cuidados: cuando el trabajo de las mujeres nunca termina
LA AUTORA Correo Electrónico
Relacionados


Hazte socio de infolibre



9 Comentarios
  • Merm Merm 08/03/18 14:53

    Consumir menos y mejor es fundamental y no solamente para las mujeres, para todos: menos plásticos, envoltorios de usar y tirar, más productos de proximidad, menos pesticidas, menos productos producidos en países pobres donde trabajan de modo casi esclavo mujeres y niños, comprar en pequeños comercios, no comprar marcas que tienen publicidades sexistas, no comprar marcas con productos más caros para las mujeres, etc., etc., hay miles de cosas que podemos hacer  TODOS  para ayudarnos a nosotros mismos. Lo que pasa es que en este consumir menos y mejor también se pone la presión en las mujeres, porque los hombres son expertos en la excusa de: yo es que no sé lo que necesitamos. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/03/18 23:48

    "La huelga se dirige, especialmente, a no consumir en grandes superficies ni grandes marcas...El objetivo, dice, consiste en CREAR UN DEBATE SOBRE LA FORMA DE CONSUMO, que se empiece a hablar de que el consumo es una forma de opresión y a la vez una forma de poder"
    "Las mujeres tienen 'Un enorme potencial como consumidoras, oara eeconducir la producción (Ecologistas en acción)

    Que el arlo encabeza "Huelga de consumo: las mujeres reclaman un nuevo modelo"

    Que jorgeplaza pida coherencia...es lo mínimo ¿o no?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • vaaserqueno vaaserqueno 07/03/18 01:49

      Si se lee el artículo entero y no solo el encabezamiento, verá que se habla de muchas más cosas: "hablan de pararlo todo. Y eso no se reduce únicamente a la esfera laboral, académica y de cuidados, sino que pone el foco también sobre el consumo. "Queremos construir estrategias de consumo alternativas al capitalismo que respeten nuestras vidas", señala la comisión del País Valencià. Un consumo, añade, que sea "consciente, sostenible y de proximidad, un consumo que no explote a los otros pueblos"." No sé que tipo de correspondencia se puede encontrar entre estas afirmaciones y los escotes de los oscars que no sea la mera expresión descalificatoria sin argumentos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 10/03/18 12:00

        Tienes razón, el arlo no sólo habla de consumo. He ido comentando en varios arlos publicados, respecto a los otros puntos. El consumo, que los grandes almacenes el día 8 de marzo 2018, hicieran '0'e. hubiera sido la palanca imprescindible para que...tanto millonario de la lista Forbes, se sentara a reconocer y respetar a las trabajadoras, de cualquier nivel, en sus establecimientos...Y, las de Bangladesh, donde tiñen sus telas, a costa de su salud... Pero, el consumo tiene parte de adicción y además, se utiliza como terapia...es difícil que se reconozca FUNDAMENTAL para 'negociar: trabajadores y patronal' en igualdad de condiciones.

        Si afecta a los beneficios, la cosa es IMPORTANTE.

        Estoy de acuerdo contigo, generalmente, aunque te parezca que no. Pero, me disperso bastante...y, en el reparto de comentarios, quizá, aparecen confusos.

        Saludos cordiales.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • vaaserqueno vaaserqueno 07/03/18 01:42

      No está pidiendo coherencia, está expresando el manido recurso de vituperar y utilizar un hecho puntual y concreto para devaluar el movimiento feminista y la huelga del 8 de marzo. Si en vez de ponerse vestidos elegantes, escotados o no, hubieran ido vestidas de mercadillo, tambien hubiera encontrado la forma de denigrarlas y de paso denigrar al resto de las mujjeres porque es el arquetipo del machista y no puede hacer hacer otra cosa.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • jorgeplaza jorgeplaza 05/03/18 07:46

    Hablando de prácticas sexistas, ¡qué bonitos los vestidos de las señoras de la gala de los Óscars! Se ve que esas damas tan escotadas no forman parte del comité de huelga.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    9

    5

    • vaaserqueno vaaserqueno 06/03/18 21:40

      Vestirse como a una le salga de los ovarios es una prerrogativa que ejercemos muchas y una cuestión que ustedes, los santos varones machitos como usted, no tienen narices de hacer.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      6

  • Ayla Ayla 05/03/18 05:56

    Supongo que esta es la parte comunista de la convocatoria que dice Arrimadas

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    4

    • Pepey Pepey 05/03/18 09:55

      ¡¡Comunista!!!, ¿Porqué? y además, sí así es que pasa. No veo el problema, sí es qué los hay, por ninguna parte. Igualdad,distribución de la riqueza, igualdad de trato y de trabajo con idéntica remuneración, consumo razonable, etc...,que es lo que pasa con querer esto; yo pienso que la mayoría aspiramos a, todo ello.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      6

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.