x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El debate de investidura

Los socialistas denuncian el intento de "la derecha y la ultraderecha” de boicotear la investidura de Sánchez

  • El candidato apelará en su discurso a un "nuevo tiempo" para defender en el Congreso la legitimidad de los pactos "frente a la España del bloqueo"
  • Si no hay sorpresas de última hora, Sánchez tiene garantizados para el martes más votos a favor (167) que en contra (164)

Fernando Varela
Publicada el 04/01/2020 a las 06:00
Pedro Sánchez, en el centro, celebra en compañía de los miembros de la ejecutiva del PSOE los acuerdos que conducen a su investidura.

Pedro Sánchez, en el centro, en la ejecutiva del PSOE de este viernes.

Eva Ercolanese
A la tercera va la vencida. O eso espera Pedro Sánchez, que iniciará este sábado el ritual parlamentario que, si nada se tuerce, le conducirá a ser investido presidente del Gobierno en su tercer intento en menos de cuatro años, después de los fracasos de 2016, con ayuda de Ciudadanos, y del pasado mes de julio, cuando sólo consiguió atraer el respaldo de los regionalistas cántabros.

Ahora todo ha cambiado. Esta vez el candidato socialista se presenta ante la Cámara después de tejer una compleja alianza con ocho formaciones —Unidas Podemos, Esquerra Republicana, PNV, Más País, Compromís, BNG, Nueva Canarias y Teruel Existe— que, si no hay sorpresas de última hora, le garantiza más votos a favor (167) que en contra (164), en buena parte gracias a la abstención de ERC (13), de EH Bildu (5) y de Coalición Canaria (1). Con Sánchez estarán PSOE (120), Unidas Podemos (35), PNV (6), Más País (2), Compromís (1), BNG (1) y Teruel Existe (1). Contra él votará una heterogénea alianza formada por PP (88), Vox (52), Ciudadanos (10), Junts (8), CUP (2), UPN (2), Foro Asturias (1) y el PRC (1). Con estas cifras no conseguirá ser elegido el domingo por mayoría absoluta pero sí el martes por mayoría simple. Y el miércoles estará ya en condiciones de nombrar gobierno.

Será un debate presumiblemente tenso, marcado por la escalada verbal protagonizada por los portavoces de la derecha en las últimas horas con la intención de tratar de restar legitimidad a la investidura de Sánchez, hasta el punto de que la portavoz parlamentaria socialista, Adriana Lastra, decidió el viernes denunciar expresamente el intento “de la derecha y de al ultraderecha” de “boicotear la investidura” de Pedro Sánchez. “Se dicen muy españoles”, declaró, “pero van contra la voluntad mayoritaria de los españoles”. “La democracia se va a abrir paso”, advirtió, con el inicio de “un nuevo ciclo” a partir de la investidura.

Ese es el “nuevo tiempo” al que apelará Sánchez para explicar la nueva etapa que se abre a partir de ahora. Una era que obliga a poner en práctica un ejercicio de pragmatismo nacido de la necesidad de asumir que el parlamento actual es el más fragmentado de la historia democrática de España. Y durante la cual será necesario negociar y pactar para sacar adelante las políticas del gobierno.

El programa de gobierno que Sánchez defenderá este sábado en el Congreso será muy semejante al que ya expuso en la investidura fallida de julio. El contexto, sn embargo, será muy diferente. Aquel intento, y sobre todo el de 2016, se basaban en aplicar un cordón sanitario a los partidos soberanistas, tal y como exigían entonces la vieja guardia del PSOE y los barones territoriales que entonces dominaban la vida orgánica del partido, liderados por la entonces presidenta andaluza, Susana Díaz.

El candidato, según fuentes socialistas, apelará a “la España que avanza frente a la España del bloqueo”, a “los que construyen y quieren avanzar frente a los que quieren bloquearlo todo”. Y defenderá el programa pactado con Unidas Podemos destacando como “señas de identidad” de su futuro gobierno la justicia social, la defensa de los servicios públicos, la libertad y cohesión y el diálogo territorial.

En su discurso, Sánchez definirá el nuevo Gobierno como “un Ejecutivo de valores progresistas” con “una actitud dialogante” y cuyo método de trabajo “será activo, ejecutivo” y “resuelto”. Y repasará los principales hitos de la política que propone poner en marcha: crecimiento, empleo digno y sostenibilidad del sistema de pensiones; digitalización de la economía; transición ecológica justa; igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres; justicia social y “diálogo y entendimiento de una España unida y diversa comprometida con una Europa fundada en los derechos humanos”.

Como hizo en la investidura del pasado mes de julio, Sánchez apelará a “cambiar la historia de España” afrontando la mayor transformación del país desde la transición a la democracia. Pero, a diferencia de entonces, lo hará asumiendo que el resultado de las elecciones de noviembre le obliga a compartir el Gobierno con Unidas Podemos y a negociar con todos los grupos dispuestos a colaborar para desbloquear la política española, incluida Esquerra Republicana de Catalunya. Algo que entonces rechazaba pero que ahora defenderá como “una responsabilidad y obligación derivada del mandato de las urnas”.

Evitar terceras elecciones

Ahora la prioridad del candidato socialista, como explicó él mismo tras firmar el preacuerdo con Pablo Iglesias para formar un Ejecutivo de coalición, es evitar terceras elecciones. Lo que no le impedirá volver a defender su candidatura a la Presidencia recordando que su partido ganó el año pasado no sólo dos elecciones generales consecutivas sino los comicios autonómicos, municipales y europeos celebrados el 26 de mayo. Cinco convocatorias que, en su opinión, no dejan lugar a dudas de cuál es la voluntad mayoritaria de los españoles.

En su intervención apelará a un “nuevo tiempo” tras un año de “obstruccionismo sistemático” y a la urgencia de que España disponga de un Gobierno con plenas funciones, así como de un Congreso y un Senado trabajando a pleno rendimiento para “recuperar el tiempo perdido” durante estos meses de parálisis institucional, tal y como anticipó este viernes el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, al término de una reunión extraordinaria de la ejecutiva socialista.

Durante su intervención, Sánchez defenderá el respeto a la legalidad vigente que, según los socialistas, rige el acuerdo con Esquerra para intentar una solución negociada al conflicito catalán. Y los acuerdos suscritos con Unidas Podemos para poner en marcha un gobierno de coalición, que considera “coherentes” con las “mayorías progresistas” dictadas por las urnas en todas las convocatoria electorales de este año. Además de la validez de los pactos con otras fuerzas políticas que la derecha lleva semanas tratando de desautorizar. “Tratar de restar legitimidad a la capacidad que tienen los grupos parlamentarios de investir a un gobierno sólo contribuye a debilitar la democracia”, sostienen en el PSOE.

Previsiblemente Sánchez reprochará a PP y a Ciudadanos su decisión de “situarse en la marginalidad e instalarse en el bloqueo permanente renunciando a ofrecer alternativas”. Y elogiará la decisión de las formaciones políticas que “no quieren terceras elecciones” y que están “dispuestas a abrir ese nuevo tiempo” que los socialistas quieren invertir en una nueva era de “diálogo operativo y constructivo” que deje atrás “el boicot y la parálisis” por la que apuestan los grupos liderados por Pablo Casado e Inés Arrimadas.

La “dinámica frentista” ya ha dado de sí “todo el bloqueo político de que era capaz”, anticipó Ábalos. Tras ocho meses de “boicot” y ante la “incapacidad de algunos” de ofrecer alternativas, el PSOE ha hecho lo necesario para desbloquear la situación sentándose a dialogar “con todos aquellos que estaban dispuestos a hacerlo en busca de soluciones”.

El PSOE, subrayó el número tres del partido, ha hecho “un esfuerzo político sin precedentes para superar un bloqueo político igualmente extraordinario”. Así que “lo que no pueden hacer quienes han decidido instalarse en la marginalidad es reprocharnos que seamos capaces de superar las dificultades que ellos mismos han creado”.
Más contenidos sobre este tema




11 Comentarios
  • menchones menchones 05/01/20 19:33

    He visto el debate, y como Andalus he sentido envidia de esos partidos nacionalistas, cuándo nos tocará.
    Para arreglarlo hemos abierto otro cortijo a VOX.

    Viva Andalucía libres España y la humanidad, algún algún día estaremos ahí, somos y estamos muchos. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Xuanin Xuanin 04/01/20 15:41

    Pedro sueña con las investidura.Y los presupuestos??? le van a dejar dormir? Nuevas elecciones a la vista.

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    0

  • Atea Atea 04/01/20 12:46

    No sé de qué se extraña el PSOE, un partido que se ha desgañitado diciendo que si dos gobiernos en uno, que si vetos a Iglesias, que si nada que hablar con los independentistas y luego, cambiar de discurso en 24 horas con un sorprendente viraje hacia la izquierda (de lo que me alegro profundamente). Finalmente no estaba tan loco Iglesias cuando decía que un gobierno en coalición era posible, que el diálogo con independentistas era la única salida, que el SMI se podía subir y tantas medidas que defendía mientras, como dice la canción, le llamaban loco. Toca aguantar el chaparrón y las presiones que el mismo Sánchez dijo que había sufrido, luego que no y ahora vemos sin tapujos que sí.
    Desde el otro lado aprovechan cualquier rendija para meter dinamita y para ello utilizan la justicia, los medios de comunicación y lo que haga falta, escrúpulos ni uno. Qué hartazgo con la unidad de España y qué cansinos con la constitución de las narices que más valdría que la cumplieran.
    Pedro tiene que aguantar el tipo, que lo hubiese pensado antes y más de un disgusto se habría ahorrado, ahora, a lo hecho pecho.
    Espero que el gobierno progresista salga adelante, que se muestre fuerte y cohesionado para lo que se le viene encima que no es moco de pavo, que resistan los envites y que esas medidas acordadas vean la luz.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • hayundi hayundi 04/01/20 11:48

    El PP, VOX y C´s proponen un modelo social, político y económico ya obsoleto, la ciudadanía se ha dado cuenta y por eso están en la oposición. La crisis se ha producido precisamente por el fracaso de un sistema pervertido que ha propiciado el aumento de la brecha social haciendo posible el enriquecimiento de unos pocos a costa de muchos, eso es lo que entiende la derecha por crecimiento económico, que lo ha habido, si pero para unos pocos solamente. Despidos baratos, salarios de risa, contratos basura y muchos becarios. Todo ese salario no percibido es lo que ha hecho creer la economía de unos cuantos. Lo que se propone desde el gobierno progresista es que se recuperes el estado del bien estar. Los que tengan mas que paguen mas, que haya un control efectivo de las SICAV, que los jovenes tengan un trabajo con un sueldo digno. Eso haría que aumentase la demanda interna y que la economía, la de todos, fluya mas equilibradamente. En cuanto a la cuestión territorial; una vez consolidado el Estado de las autonomías, no queda otra que la evolución de las mismas hacia una profundización del sistema, mejorando la financiación, trasfiriendo las competencias pendientes o si así se requiere evolucionar hacia un estado federal en el que todos se encuentren acomodo. Así, creo yo, el tema de las independencias dejaría de ser atractivo, ademas de que pretender hoy día de ser independiente, economicamente sería inviable. Sería a costa de perder mercados y eso no le interesa nada mas que a los fanáticos. La economía de las diferentes autonomías tiene su mercado en España y en Europa. Ser independiente comportaría perder, al menos en parte, esos mercados. Es un lujo que las empresas no se pueden permitir si quieren seguir existiendo. Mas de cuatro mil empresas catalanas han cambiado su sede a causa de ello. Es un aviso.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Fernandos Fernandos 04/01/20 11:02

    El trifachito y otras yerbas llevan meses echando toda la leña al fuego, ya solo le queda el tamayazo para evitar un gobierno de izquierda y progresista, hasta que salga adelante el gobierno, no cantar Victoria, porque esta derecha es tan cerril que se puede esperar cualquier cosa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • magarblas magarblas 04/01/20 10:51

    No sé si se está dando a la situación la importancia que tiene, y no me refiero sólo a Cataluña.

    Las llamadas a la rebelión, insurrección o como se las quiera llamar contra el posible gobierno legítimo que pretende formar el PSOE en coalición -tanto in voce como a través de medios de comunicación y otros poderes- recuerda la situación que puso fin a la II República y esta vez sin que sea necesaria la toma militar pues ya se están encargando de ello las propias instituciones tomadas de forma masiva durante muchos años de ejercicio del poder por aquellos que han perdido las dos últimas elecciones pero que para gobernar les vale cualquier estrategia, aunque sea la de dividir a los españoles con proclamas indignas y falacias que sólo pueden tener cabida y aceptación por quienes no son capaces de objetivar los hechos ni de ir más allá en su fundamentación que de repetir el mensaje de terror con el que bombardean un día sí y otro también cada vez de forma más grosera y repugnante a los ciudadanos desprovistos de ideas propias y, como nos tienen acostumbrados, pretendiendo justificarlo en la españolidad que parece es patrimonio único de los propios alborotadores (por llamarlos de alguna manera).
    Ante esta situación, además de preocuparse, cabe la opción, por cierto democrática, del dialogo y el apoyo al gobierno que de forma legítima pueda formarse por quienes no se sitúan en el lado de la insurrección, sean quienes sean los que lo formen, pues su mandato no resulta de otro lado que de las propias urnas a diferencia de lo que pretenden los que precisamente en ellas no obtuvieron la posibilidad de gobernar y que quieren recuperar a cualquier precio para lo que no van a parar de maniobrar, cosa que no les cuesta demasiado dado su hábito y dilatada práctica.
    El momento exige mucha atención y sobre todo coherencia para no desviarse de lo importante ni dejarse confundir, pues lo contrario sólo conduce al caos que puede llevar a los españoles a desencuentros como el que se ha llegado en Cataluña y del que no está exento el resto de país dada la dinámica de los hechos y el material ideológico con el que se está alimentando la cada vez más crispada situación.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • Oudjat Oudjat 04/01/20 10:36

    Ojito con los que están detrás de éstas maniobras de las derechas que son las mismas manos que urdieron el "tamayazo" que no sólo corrompió y burló la democracia sino que abrió las puertas a la corrupción continuada más desvergonzada durante más de veinte años

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • montepindo montepindo 04/01/20 09:51

    Adelante la democracia. Adelante la voluntad popular. Adelante la investidura de Pedro Sánchez.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Harry Treleaven Harry Treleaven 03/01/20 23:12

    Los conservadores, la caverna, sueñan con las terceras tanto o más que Sánchez con La Moncloa. Los poderes fácticos (y algunos no tan fácticos) dispuestos a que “los suyos” lleguen, tras vencer en las urnas. ¿Sobrevuela el “tamayazo”? por falta de intentarlo muy probablemente no será. Si a ello se le añade que la vieja guardia del PSOE no se encuentra feliz, tenemos una situación de incertidumbre en grado elevado.
    Casi todo parece indicar que la solución a la ecuación es cuestión de horas. Pocas. Suerte para España. Y mucha más para los españoles. Sánchez ganó las elecciones, disponiéndose a gobernar en coalición.
    Un recuerdo para Luis Gómez Llorente.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • Oudjat Oudjat 04/01/20 10:51

      No había leído su comentario cuando he enviado el mío. Si no, habría citado su referencia al "tamayazo" que me parece tan pertinente como preocupante. Un desgraciado y costoso precedente

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Karloshipolito Karloshipolito 03/01/20 23:09

    Como español y orgulloso de la España que avanza, reconozco que el PSOE está haciendo un esfuerzo enorme en esta encrucijada de la España del siglo XXI, que aporta soluciones a los conflictos en los que vivimos. Lastima que esta nueva era que se anuncia, haya políticos que no estén a la altura, y remen para atrás. Con estos nuevos líderes de la derecha actual, tan inmaduros políticamente, y me atrevo a decir que desleales a los españoles, no será fácil, pero es realmente ilusionante, y la sociedad civil tenemos que estar ahí, con ilusión y esperanza.
    Y gracias a infolLibre, como parte importante de esta sociedad civil que apuesta por la autenticidad y libertad
    Karlos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    17

Lo más...
 
Opinión