X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
El futuro de Cataluña

Torra da por terminada la legislatura pero se reserva la fecha de las elecciones hasta que se aprueben los Presupuestos

  • Se plantea la reunión con Pedro Sánchez del próximo jueves como la manera de “comprobar si tiene voluntad de poner fin a la represión” y hacer posible la autodeterminación
  • El president deja en la ambigüedad la fecha electoral: la decidirá “con la mirada puesta en lo mejor para el país”

Publicada el 29/01/2020 a las 12:23 Actualizada el 29/01/2020 a las 17:57
El president de la Generalitat, Quim Torra, tras la declaración institucional que ha ofrecido este miércoles en el Palau de la Generalitat.

El president de la Generalitat, Quim Torra, tras la declaración institucional que ha ofrecido este miércoles en el Palau de la Generalitat.

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha dado por terminada la legislatura después de la fractura abierta entre Junts y Esquerra a cuenta de la retirada de su escaño y, en una declaración desde el Palau de la Generalitat, ha anunciado que convocará elecciones anticipadas después de que el proyecto de Presupuestos haya sido aprobado. 

“Esta legislatura ya no tiene más recorrido político. Llega a su final”, aseguró, antes de reprochar a Esquerra haber puesto “en peligro” su condición de presidente, la Presidencia de la Generalitat y a Cataluña. “La represión se combate sin doblarse”, proclamó, así que “es imprescindible volver a dar la palabra a la ciudadanía para renovar el mandato de 2017”, razonó en alusión a la convocatoria de elecciones anticipadas, si bien no hará pública la fecha hasta que los Presupuestos de Cataluña que este miércoles debían iniciar su trámite parlamentario lo completen y estén en vigor.

“Ningún gobierno puede funcionar sin unidad ni estrategia común y compartida y sin lealtad”. Lo que hace falta, añadió, es que “los catalanes tengan un Gobierno que los represente fielmente y que no se ponga de rodillas ante un Estado autoritario”. “Tenemos qe avanzar hacia el objetivo de culminar el mandato del 1-O, la independencia”, remarcó.

Torra no lo vinculó a la decisión de no poner fecha todavía a las elecciones, pero también hizo referencia a la reunión que mantendrá con el presidente Pedro Sánchez el próximo jueves, en la que se supone deben ponerse de acuerdo para poner en marcha la mesa de diálogo entre gobiernos que ERC y PSOE pactaron para abordar solucoones políticas al conflicto catalán. “Tengo la responsabilidad de una negociación con el Gobierno español y quiero comprobar si tiene voluntad de poner fin a la represión” y atender la demanda de autodeterminación. “Es con este objetivo que me reuniré con el presidente Sánchez”, subrayó dando a entender su escepticismo ante el encuentro y situando la nonata mesa de dia´logo fuera de los márgenes pactados por Esquerra.

Desatada la crisis de confianza entre los dos partidos, —se ha “deteriorado la confianza mutua”, admitió el president—la decisión de Torra se corresponde con el escenario preferido por Esquerra, que el lunes pidió expresamente a Torra prolongar la legislatura para sacar adelante el proyecto de Presupuestos que tan trabajosamente ha conseguido pactar con Catalunya en Comú.

La convocatoria de Torra puso patas arriba la agenda del Govern y del Parlament antes incluso de producirse. El vicepresident Pere Aragonès (ERC) se vio obligado a posponer la presentación del proyecto de Presupuestos y la reunión ordinaria del Consell, que debía aprobar las cuentas en primer lugar, pasó de la mañana a la tarde. El anuncio del president encendió todas las alarmas en Esquerra, que ha convocado una reunión de urgencia para esta tarde.

Desde que el lunes Esquerra se negó a apoyar el plan del president de la Generalitat de desafiar la decisión de Tribunal Supremo de retirarle el acta de diputado, Torra ha venido manteniendo contactos con dirigentes de JxCat y con el eurodiputado y líder del partido Carles Puigdemont.

ERC, con el vicepresidente, Pere Aragonès, al frente, lleva mucho tiempo defendiendo que aprobar los Presupuestos es imprescindible para el funcionamiento de Cataluña, que lleva desde 2017 con las cuentas prorrogadas.

Más contenidos sobre este tema




3 Comentarios
  • Grever Grever 30/01/20 09:57

    Presidente lisérgico.
    El convencimiento de este hombre levita sobre el terreno, flota sobre la realidad, no es nuevo pero ha llegado, a pesar de los antecedentes, hasta un límite difícil de imaginar. Dar por finalizada una legislatura pero esperar para aprobar los presupuestos pactados entre su socio de gobierno y un grupo de oposición, teniendo en cuenta que su socio de gobierno tiene posibilidades de arrebatarle el liderazgo del hasta ahora su bando es todo un hito en la historia política. Sorprendente.
    La sorpresa, si aún es posible más, sería que la vieja guardia Convergente impusiera, en lo que pudiera quedarle de influencia en Junts, que votasen en contra de unos presupuestos pactados entre partidos que serán adversarios en las elecciones a convocar. ¿Se imaginan el titular? El grup parlamentari de l'President vota contra els pressupostos presentats pel Govern de l'President. Alucinante.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • jorgeplaza jorgeplaza 30/01/20 10:47

      No es solo Torra. También es anómalo que ERC se preste al juego y, lo más anómalo de todo, que se presten los Comuns. ¿Quieren estos dos partidos aprobar unos presupuestos que va a tener que administrar un Gobierno desconocido? ¿Creen que Torra y los suyos van a consentir unos presupuestos que beneficien a ERC o a los Comuns si estos partidos llegan al futuro Gobierno? ¿Pretenden facilitarle o dificultarle las cosas al Gobierno que venga? Que Torra maree la perdiz se entiende porque su grupo está desorientado y medio deshecho (son dos o tres partidos, no se sabe bien) y necesita tiempo para reorganizarse y, de paso, hacer la pascua todo lo que pueda a ERC y socialistas. Lo de ERC se entiende peor y lo de los Comuns no se entiende en absoluto.

      De todas maneras, la experiencia demuestra que tampoco pasa nada demasiado grave si no hay ni Gobierno en pleno ejercicio de sus funciones, ni Presupuestos, ni orden, ni concierto, y no hablo solo de Cataluña sino de toda España: ¿de verdad se han notado tanto en España los siete meses de provisionalidad (desde abril a noviembre de 2019) con dos elecciones entre medias? Yo creo que no (incluso puede que se haya notado para bien, porque a menos poder, menos meteduras de pata del Gobierno) y que eso demuestra que las estructuras políticas oficiales (Gobierno, Parlamento) cada vez pintan menos y las grandes empresas y organizaciones transnacionales, por contra, pintan más. La democracia se nos escapa a chorros y lo peor es que no parece que a nadie, empezando por los jóvenes, le importe mucho.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Grever Grever 30/01/20 12:04

        Responderé con conjeturas (datos supuestos o incompletos).
        "¿Quieren estos dos partidos aprobar unos presupuestos que va a tener que administrar un Gobierno desconocido?" Los presupuestos están, dicen, acordados con los Comuns. El CEO da ganador a ERC con subidas para PSC y CeCPodem. ¿Es descartable una coalición "quid pro quo" a tres bandas? Sumarían 75 sobre 135 según el Centre Estudis Opinió.

        ¿Creen que Torra y los suyos van a consentir unos presupuestos que beneficien a ERC o a los Comuns si estos partidos llegan al futuro Gobierno? Si los presupuestos se aprueban antes de las elecciones el Rubicón estaría cruzado y el gobierno entrante (coalición quid pro quo) tendría unos presupuestos, pactados entre ERC y Comuns, resuelto gracias a JxC.

        ¿Pretenden facilitarle o dificultarle las cosas al Gobierno que venga? A día de hoy el gobierno quid pro quo no debería descartarse, bien con la presencia bien con la aquiescencia del PSC.

        Cosa distinta sería que la derecha nacionalista, la vieja guardia Convergente, se deshaga en las listas electorales de la facción lisérgica tan nociva para l'negoci , desinflen el globo Puigdemont-Torra, pongan los pies en el suelo y vuelvan a partir piñones con ERC.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

 
Opinión