Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Elecciones 12J

Casado acusa al PSOE de "jugar al Risk" con las comunidades donde no puede gobernar

  • El líder del PP reconoce el legado de Rajoy y ensalza la gestión de la pandemia de Feijóo, cuya victoria espera que "catapulte" al PP en España
  • "Aquí se aguantó y se gestionó la crisis mejor que nadie", sentencia el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy
  • Alberto Núñez Feijóo defiende "moderación" frente a la política "de bloques" de partidos: "Para mí, la prioridad es Galicia"

Publicada el 27/06/2020 a las 17:01 Actualizada el 27/06/2020 a las 17:35
El actual presidente de la Xunta de Galicia y candidato a la reelección, Alberto Nuñez Feijoo, al comienzo de un mitin junto al líder del PP, Pablo Casado, y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy.

El actual presidente de la Xunta de Galicia y candidato a la reelección, Alberto Nuñez Feijoo, al comienzo de un mitin junto al líder del PP, Pablo Casado, y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy.

EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha reivindicado a la formación como "un partido de Estado" que "estuvo a la altura de las circunstancias" durante la pandemia, el PP "del milagro económico" que confía en que una cuarta victoria de Alberto Núñez Feijóo le vuelva a "catapultar" en el conjunto estatal y que "apoya" a España en Europa. Asimismo, desde Galicia, Casado ha acusado al PSOE de "jugar al Risk (juego de estrategia)" y "sacar chinchetas de donde no puede gobernar". 

En un mitin en la Plaza de Toros de Pontevedra, ante poco más de 300 militantes y simpatizantes -debido a las medidas de seguridad por el coronavirus-, Casado ha afeado que, durante la gestión de la crisis del ébola en España, al PP "se le llevó a la UE por el sacrificio de un perro" de la enfermera que se contagió de la enfermedad y que sufrieron "escraches" a la puerta del hospital donde estaba ingresada, informa Europa Press.

Enfrente y frente a las "tergiversaciones" que ha atribuido al PSOE, ha defendido que el PP está "apoyando a España en la UE", desde comisarios a primeros ministros. "Y cuando una persona se presenta a un puesto europeo de relevancia, el PP lo apoya, a diferencia de lo que hicieron con compañeros nuestros. Nosotros no somos así. No pido que nos lo agradezcan, pero al menos que no tergiversen y manipulen", ha instado, antes de subrayar que ese "interés" del PP "en remar a favor" para superar la crisis también es lo que se plantea en las elecciones gallegas.

Asimismo, ha defendido que el PP es "el único partido que representa y cobija a los ciudadanos que quieren vivir tranquilos en una nación unida, pagando a políticos por que resuelvan problemas y no creen otros". "Un país en el que el sectarismo no catalogue a las personas por a quién voten, en qué idioma sueñan, o a quien aman", ha apostillado. "Un país para todos en el que el PP tiene la obligación y la responsabilidad moral de decir que aquí caben todos los que quieren seguir viviendo unidos, un país normal de gente corriente, de héroes de lo cotidiano. Es lo que tiene que representar el PP: un partido siempre al servicio de la gente y siempre al servicio de España", ha setenciado.

A renglón seguido, ha rememorado que ya en su día afirmó que "un país de dos bandos no es una nación entera, sino un país hecho pedazos", antes de apelar a "huir de los bloques, de la confrontación" y de apostar por la "concordia constitucional", pero también "por la convivencia", sin "falsos mantras" y "sin rehuir de la responsabilidad de hacer oposición".

Y es que, a juicio de Casado -quien ha insistido en que el Gobierno debe revelar "la verdad" sobre la cifra de muertos por el covid- decir lo que se ha hecho "mal" o qué se puede "hacer mejor" no es incompatible con "plantear una alternativa de futuro de unidad para todo el pueblo español". No en vano, ha defendido que, en el marco de una pandemia "tan brutal", el PP "ha estado a la altura de las circunstancias", con los presidentes autonómicos "remando a favor del Gobierno y anticipándose".

A modo de ejemplo, ha elogiado la gestión de Feijóo, a quien ha situado como "el mejor presidente de la historia de la Xunta", un mandatario que "ha protegido" a su pueblo y un Gobierno que ha actuado como "paraguas" en tiempos difíciles para España. Casado, quien también ha reconocido el "legado" de Mariano Rajoy en su "casa" de Pontevedra, se ha esforzado en argumentar la postura del PP como "partido de Estado" y ha recordado varias propuestas ya detalladas, como el impulso de "un pacto de Estado" por la salud.

"Y esta semana hemos apoyado el decreto de nueva normalidad, un decreto insuficiente e innecesario, pero lo hemos apoyado para mandar un mensaje de unidad y responsabilidad. Lamentablemente, la nueva normalidad del PSOE vuelve a ser la creación de empleo y el intento de dividir", ha reprobado. En el polo opuesto, ha contrapuesto que la "normalidad" del PP es que cuando gobierno "crea empleo y une a los españoles". En este punto, ha reivindicado el legado de Rajoy, quien dirigió un Gobierno -ha dicho- que creó empleos e impulsó medidas como la reforma laboral, en la última crisis económica.

"La normalidad del PP es el milagro económico y de empleo, el que hicieron (José María) Aznar y Mariano Rajoy y el que volveremos a hacer", ha asegurado el dirigente popular, quien ha incidido en la necesidad de "gobernar juntos y tender la mano" sin dejar de decir "lo que hace falta en España para salir del atolladero". Y es que, a su juicio, si la española es la economía que "más drásticamente cae" en la pandemia, y se destruyen empleos, hay "más sanitarios contagiados" o es el que cuenta "más muertos en comparación con el número de habitantes, algo se habrá hecho mal y algo" podrán decir desde el Partido Popular.

Finalmente, Casado ha vuelto a recordar que España se "encamina a un homenaje nacional con presencia de líderes europeos" para las víctimas del covid y ha demandado al Gobierno que "aclare" la cifra de fallecidos.

Al tiempo, se ha dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este sábado en Ourense, y ha criticado que viene "muy poco" a Galicia y que, cuando lo ha hecho ha sido "solo a insultar" a Feijóo "con la impotencia del mal jugador que quiere el campo encharcado para que la bola no ruede bien".

Por ello, "antes de volver con esa caravana de 12 coches" que ha acompañado -dijo- al jefe del Ejecutivo, le ha retado a decir "claramente" a los gallegos si se compromete con el futuro de Ence, con mantener el empleo de Alcoa, con las industrias ubicadas al lado del mar o con el sector del motor. "Que diga si se compromete con Galicia porque yo sí lo hago y por eso apoyo al mejor presidente de la historia de la Xunta", ha aseverado, antes de mencionar el proyecto del AVE como ejemplo de que el PSOE "lo único que ha hecho es jugar al Risk (juego de estrategia)" y "sacar chinchetas de donde no puede gobernar" y de reprobar las "zancadillas" del Ejecutivo a Galicia pese a la "buena gestión" de Feijóo.

Rajoy reivindica el PP: "Cuando nos tocó gobernar, lo hicimos mejor que los demás"

Por su parte, el expresidente del Gobierno y presidente de honor del PPdeG, Mariano Rajoy, ha aprovechado para proclamar su "orgullo" por ser del PP. "Me gusta estar aquí porque estamos en el inicio de la campaña. Ahora no soy candidato a nada, ni estoy en política activa, pero me importa lo que pasa en Galicia y España. Creo en mi partido y en sus candidatos. Cuando nos ha tocado gobernar, lo hemos hecho mejor que los demás. Y para eso estamos en política, para hacer las cosas bien", ha aseverado. "Aquí se aguantó y se gestionó la crisis mejor que nadie", ha sentenciado el expresidente del Gobierno.

Con Feijóo se ha comprometido a trabajar en la campaña "todo lo que se le pida" para contribuir a una cuarta victoria electoral con la que el dirigente de Os Peares lograría igualar la marca de Manuel Fraga y ha llamado al resto de populares a hacer lo mismo, y llevar a los ciudadanos a las urnas.

De Feijóo, ha destacado su gestión y ha puesto en valor que no sea "doctrinario" ni "sectario". Enfrente del liderazgo "responsable" de Feijóo, ha prevenido contra "aquellos tiempos para olvidar" del bipartito en Galicia, un bipartito, ha dicho, que se ha "multiplicado", ya que "se han dividido en dos partidos más.

Feijóo defiende "moderación" frente a la política "de bloques" de partidos: "Para mí, la prioridad es Galicia"

El líder del PPdeG y candidato a la reelección como presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha rechazado importar a Galicia la "fragmentación política de bloques" de España y ha defendido el "sentidiño" y la "moderación" de su gestión durante los últimos once años. "Esto no es simplemente una cuestión de partidos, de siglas ni de logotipos. Esto es una cuestión de prioridades y, para mí, la prioridad es Galicia, Galicia, Galicia", ha reivindicado. Tras rememorar el legado de Rajoy y de Manuel Fraga, el candidato a las elecciones del 12 de julio ha ironizado con los discursos de los partidos rivales durante la campaña: "Que si soy de la ultraderecha mesetaria o que si soy el más 'progre' de los 'progres'; que si soy nacionalista o todo lo contrario; incluso si soy o no soy del PP".

En este sentido, Feijóo ha advertido que "todos los gallegos saben perfectamente cuál es" la formación a la que pertenece, pero ha matizado que no todo "hay que medirlo en estos términos y mucho menos en la situación actual", tras la pandemia de covid-19. "Si a alguien le molesta que mi prioridad sea Galicia, el problema no lo tengo yo, lo tiene la persona a la que le molesta", ha agregado.

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Hola Larri Hola Larri 27/06/20 19:21

    El cinismo quiere perpetuarse en el poder. El aspirante al poder nacional cada día o, cuando menos cada semana, tiene una ocurrencia nueva que lo descalifica cada vez más.
    Qué podemos esperar de alguien al que le regalaron el título según la jueza. 
    Con este ni a la mesa

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión