X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

La pandemia arrasa con todo... salvo con la inmunidad de los paraísos fiscales

  • Tanto las medidas antiparaísos por la pandemia como los proyectos de reforma del sistema chocan contra un muro de límites jurídicos y problemas políticos
  • Los gobiernos europeos no han garantizado que "el apoyo público a las multinacionales no acabe en paraísos fiscales”, según la organización Eurodad
  • Los listados oficiales de territorios opacos soslayan los destinos más nocivos: "La lista negra de la UE causa menos del 2% de las pérdidas mundiales”
  • La Eurocámara asume el problema y pide cambiar el listado comunitario: "Los ajustes simbólicos no deben bastar para considerar un sistema tributario justo"
  • Publicamos esta información sobre el coronavirus en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

Publicada el 30/01/2021 a las 06:00 Actualizada el 30/01/2021 a las 10:00
Tanto la UE como España tienen listas de 'paraísos fiscales', insuficientes según las organizaciones de justicia fiscal. Europa Press

Tanto la UE como España tienen listas de 'paraísos fiscales', insuficientes según las organizaciones de justicia fiscal.

Europa Press

¿En qué quedó aquella cláusula antiparaísos en el decreto de ayudas del Gobierno de mayo de 2020? Se suponía que tenía que evitar que empresas en paraísos fiscales se beneficiaran de dinero público. Sonaba bien. Ahora ni el Ministerio de Hacienda ni el de Trabajo ofrecen detalle. El diagnóstico de las organizaciones de denuncia de la evasión es coincidente: nunca fue mucho más que un gesto. En realidad, no ha sido un problema sólo español. Los gobiernos europeos “no han logrado introducir medidas eficaces para garantizar que el apoyo público no termine en paraísos fiscales”, señala Tove Maria Ryding, de la European Network on Debt and Development (Eurodad). Es más, que estas medidas de urgencia arrojen balances más que discretos ni siquiera es el problema central. La pandemia, que incrementa la urgencia de la Unión Europea (UE) y sus Estados por dotarse de recursos para lidiar con una crisis histórica, está demostrando la facilidad con la que los paraísos fiscales y las empresas que operan en ellos se ponen a salvo.

Los puntos débiles de la respuesta institucional han aflorado. Para empezar, los listados de territorios opacos de España y la UE se quedan cortos. “Las jurisdicciones que figuran en la lista negra de la UE causan menos del 2% de las pérdidas fiscales mundiales”, señala un informe de Tax Justice Network. El propio Parlamento europeo acaba de asumir la "ineficacia" de esta lista, solicitando su modificación con 587 votos a favor, 50 en contra y 46 abstenciones. "Los ajustes simbólicos no deben bastar para considerar un sistema tributario justo", señala la Eurocámara,

Además, genera dudas que sean los países ricos, y sobre todo Estados Unidos, quienes lideran la negociación fiscal mundial en el seno de la OCDE. Alterar el esquema de poder internacional que facilitan los paraísos es, en palabras de Dereje Alemayehu, coordinador de la Global Alliance for Tax Justice, tarea “imposible para un club de países ricos”. A esto se suma que el semestre de la presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea finalizó sin culminar las previsiones más optimistas. “Ha estado demasiado centrada en conseguir un acuerdo sobre impuestos digitales a nivel de la OCDE, mientras no se desarrolla un plan B de la UE”, señala Vicky Cann, del Corporate Europe Observatory. 

Del dicho al hecho

La primera ola cogió a los gobiernos desprevenidos ante el virus. Los meses de abril y mayo, con el trauma económico acompañando de la mano al golpe sanitario, generaron un escenario óptimo para que unos gobernantes desbordados alzaran al menos banderas de solidaridad con el pueblo sufrido. ¿Y qué figura encarna mejor la insolidaridad y la desigualdad? Exacto. Los paraísos fiscales. Con la herida del virus del carne viva, estos territorios fueron puestos en el punto de mira. Abrió fuego Dinamarca, que introdujo en un paquete de ayuda por valor de 100.000 millones de coronas (13.400 millones de euros) una enmienda que vetaba el acceso a empresas en paraísos. La idea prendió en otros países, con más o menos concreción. El debate se abrió paso en Francia, Italia, Polonia, Holanda, Bélgica, Austria...

Y llegó a España, arrastrado por Más País. ¿Qué había más vistoso que un titular, en plena zozobra popular, apuntando el dedo contra los malvados capitalistas offshore? El decreto-ley en defensa del empleo de 12 de mayo decía: “Las empresas y entidades que tengan su domicilio fiscal en países o territorios calificados como paraísos fiscales conforme a la normativa vigente no podrán acogerse a los expedientes de regulación temporal de empleo”. La cuña antiparaísos generó desde primera hora múltiples suspicacias por dos motivos: 1) Los listados español y europeo de paraísos fiscales dejan fuera el grueso de los territorios problemáticos. 2) El diseño de la medida dejó abierta una gatera al permitir el acceso a ayudas a empresas con filiales en paraísos. 

Especialistas y organizaciones de justicia fiscal –Eurodad, Corporate Europe Observatory, Tax Justice Network– coincidían desde el principio en el dudoso alcance de las medidas, no sólo en España sino en toda Europa. Consultadas para este artículo, el diagnóstico es claro: fueron iniciativas de carácter eminentemente simbólico que han contribuido a abrir un debate imprescindible pero que, si han tenido algún impacto real, apenas ha sido detallado.

¿Y concretamente en España? infoLibre trasladó al Ministerio de Hacienda dos preguntas: ¿Se ha aplicado la cláusula antiparaísos a alguna empresa? Si es así, ¿a cuántas? El departamento que dirige María Jesús Montero (PSOE) derivó a Trabajo (Unidas Podemos), donde no hubo respuesta. 

“El decreto tuvo mucho de brindis al sol, sobre todo porque hay un problema con los listados. Los paraísos con mayor impacto son precisamente los que están dentro de la UE. Y esos no están en las listas de España ni de la UE”, señala Ricardo García Zaldívar, miembro de la Plataforma por la Justicia Fiscal y presidente de Attac, que recuerda que es frecuente que las grandes empresas españolas tengan filiales en territorios offshore, por lo que se quedan fuera de medidas diseñadas con el enfoque del decreto de mayo [ver aquí información en detalle sobre el IBEX].

“Fue una primera declaración normativa, sin efectividad. Tiene sobre todo un valor simbólico”, señala José María Mollinedo, secretario general del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). La medida, señala, partía de un potencial limitado al afectar sólo en la práctica a empresas con sede en un paraíso fiscal que operasen en España mediante un “establecimiento permanente”. No es lo normal. Lo más lógico es que si una empresa tiene sede en un paraíso fiscal, opere en España con un “establecimiento no permanente”, con lo cual es altamente improbable que tenga que acogerse a medidas sociales, añade. Mollinedo interpreta la norma como “un primer aviso” de que el Gobierno tiene intención de “avanzar en ese camino". 

La insuficiencia de los listados

Lo cierto es que el Gobierno, dando la razón a Mollinedo, sí tiene intención de avanzar en ese camino. El Consejo de Ministros aprobó en octubre el proyecto de Ley contra el Fraude Fiscal, ahora en tramitación en el Congreso. La norma, que pretende limitar las deducciones a empresas con operen en territorios de nula o baja tributación, afina el propio concepto de paraíso fiscal al asimilarlo al de “jurisdicción no cooperativa”, utilizado por la UE.

A la espera de ver en qué se concreta, lo que ahora pone de relieve el proyecto de ley es la existencia de un grave problema: la insuficiencia de los listados de paraísos fiscales. Y aquí hay dos preguntas que adquieren gran sentido y cuya respuesta contribuye a entender el porqué de la impunidad de los paraísos. ¿Qué es para España un paraíso fiscal? ¿Y para la Unión Europea?

En España el punto de partida es un listado de 48 países, establecido en un real decreto de 1991. Dicho listado ha quedado superado por la Ley contra el Fraude Fiscal de 2006, que fija requisitos para salir del listado o ver limitado el impacto de seguir en el mismo, como la firma de convenios. Al menos 15 países han firmado acuerdos de este tipo, entre ellos Andorra, Antillas Neerlandesas, República de Chipre, Emiratos Árabes Unidos, Hong-Kong, Las Bahamas, Barbados, Jamaica y Luxemburgo. Ahora mismo no hay un listado oficial como tal, resultante de pasar el de 1991 por el filtro de la ley de 2006. Pero la Agencia Tributaria sí cuenta con un catálogo de una treintena de territorios, en el que están Bahrein, Brunei, Antigua y Barbuda, Bermuda, Anguila, Islas Cook, Granada, Isla de Man... Un recorrido centrado sobre todo en los exóticos destinos a los que acude la mente cuando escucha las palabras “paraíso fiscal”.

En cuanto a la UE, tiene un listado de 12 países y territorios "no cooperadores": Samoa Americana, Anguilla, Barbados, Fiyi, Guam, Palaos, Panamá, Samoa, Trinidad y Tobago, Islas Vírgenes de Estados Unidos, Vanuatu y Seychelles. El resultado salta a la vista: hay sólo cinco territorios, sólo cinco, que están al mismo tiempo en la lista española y la europea: Anguilla, Fiyi, Islas Vírgenes de Estados Unidos, Vanuatu y Seychelles. Y ninguno de esos cinco territorios forma parte del cogollo del problema.

El “enemigo en casa”

“El problema en Europa es que tenemos el enemigo en casa. Lo que hace la UE es ir negociando poco a poco con ese enemigo”, señala Ricardo García Zaldívar, de la Plataforma por la Justicia Fiscal. Son palabras duras. Pero es un diagnóstico compartido por todos los observatorios. Un dato. La clasificación extraoficial de referencia, el Índice de Paraísos Fiscales Corporativos, ordena diez nombres. Pues bien, hay dos de la UE: Holanda y Luxemburgo, 4º y 6º. Es lo que García Zaldívar llama “el enemigo en casa”. Además, en el 5º puesto está Suiza, del espacio Schengen.

La pandemia ha elevado la repercusión del trabajo de organizaciones como Tax Justice Network En abril, el informe El eje de la evasión fiscal concluyó que los Estados de la UE pierden más de 24.700 millones de euros al año en impuestos de sociedades por esquemas fiscales que pasan por Luxemburgo, Países Bajos, Suiza y la red de Territorios de Ultramar y Dependencias de la Corona de Reino Unido. Según una estimación facilitada por Tax Justice Network a infoLibre, España pierde 2.280 millones al año por estos cuatro "paraísos fiscales" que no lo son para los listados oficiales.

Ahora Tax Justice Network, junto con otras redes de asociaciones contra la evasión fiscal, ha publicado otro informe de escala aún mayor, que concluye que la pérdida de los Estados en el mundo asciende a en torno a 350.000 millones de euros, 3.700 de ellos en España. Hay una conclusión demoledora para el enfoque el problema que hacen la UE y sus miembros: “Los mayores propiciadores del abuso fiscal son los países ricos que se encuentran en el centro de la economía mundial y sus dependencias, y no los países que figuran en la lista negra altamente politizada de la UE o las pequeñas islas bordeadas de palmeras de la creencia popular”. Los países miembros del G20, según el informe, son culpables del 26,7% de las pérdidas fiscales. El “eje de la evasión fiscal” –Reino Unido, Holanda, Suiza, Luxemburgo– se anota más de un 50%, siempre según este estudio. Y añade el informe, echando sal en la herida de la UE: “Las jurisdicciones que figuran en la lista negra de la UE causan menos del 2% de las pérdidas fiscales mundiales”.

Dudas sobre la OCDE

La iniciativa más desarrollada para embridar el problema la lidera la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde se encuentran las principales potencias occidentales y el grueso de los países más ricos y poderosos. Están entre los fundadores los países que Tax Justice Network considera el “eje de la evasión fiscal” y Estados Unidos. ¿En qué consiste su proyecto? La OCDE negocia actualmente “normas tributarias internacionales” y un “impuesto mínimo mundial” para ayudar a los países pobres a compensar “la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios por parte de las empresas multinacionales”, lo cual supone reconocer el problema. El argumento de la OCDE es pragmático. Sin medidas fiscales ahora, advierte la organización en una comunicación de octubre, podrían recrudecerse las guerras fiscales y comerciales y castigar al PIB mundial con un -1%. El organismo defiende su legitimidad alegando que están sentados a la mesa 137 países y territorios, no sólo los miembros de la OCDE.

Las negociaciones en el seno de la OCDE no han fructificado, al menos de momento. Y el posible acuerdo, buscado para 2020, se pospone a este año. La pandemia y las “diferencias políticas” han ralentizado las negociaciones, admite la propia OCDE, que se pone como objetivo fijar un acuerdo a mediados de 2021. Se verá. Lo que sí da la OCDE por aceptado es que hay que “garantizar que las multinacionales con un fuerte componente digital […] paguen impuestos en el lugar en el que operan de manera sostenida y significativa, aunque no tengan presencia física”. Es lo que popularmente se conoce como Tasa Google.

¿Qué hay tras el tropiezo de la OCDE? “El retraso se debe sobre todo a los intereses de Estados Unidos. Trump entró en campaña a principios de 2020 y eso retrasa cualquier decisión sobre un sistema fiscal que suponga que las grandes tecnológicas paguen más”, explica Susana Ruiz, responsable de Justicia Fiscal de Oxfam Intermón. A su juicio, el ámbito de la cuestión está bien delimitado por la OCDE. Se trata de encontrar fórmulas para que las multinacionales paguen más, en un mundo en que la financiarización y la digitalización de la economía han desbordado a los sistemas fiscales. En el punto de mira está evitar la competencia entre países, para lo que se busca –explica Ruiz– “redefinir derechos tributarios y asumir un mínimo en impuesto de sociedades a nivel internacional”, lo cual lleva a “poner coto a las prácticas más agresivas” y con ello a los paraísos fiscales. Entonces, si los problemas están correctamente diagnosticados, ¿cuál es el problema? “De gobernanza”, dice Ruiz.

El statu quo dificulta unos resultados aceptables, según el análisis de Ruiz. “Hay 137 países en torno a la mesa, pero con poder muy desigual. Es un proceso liderado por el G20 y mandatado a la OCDE en el que acaban pesando sobre todo Estados Unidos y China”, explica Ruiz. Está por ver ahora hacia dónde se mueve Joe Biden.

En cuanto a la UE, a juicio de Ruiz tiene “un problema de credibilidad” por ese “enemigo interior” que citaba García Zaldívar. No obstante, no tacha a la UE de la lista de actores clave. Podría ser, afirma, “un laboratorio” para ir por delante en la definición de reglas, aprovechando su condición de club con normas comunes. Además, Ruiz destaca el hecho de que en clave nacional se hayan ido abriendo paso discursos de limitación de ayudas estatales. Al mismo tiempo, la responsable de Justicia Fiscal de Oxfam muestra su decepción con los resultados del semestre de presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea, ya que no se ha dado el suficiente impulso a las exigencias de transparencia a las multinacionales a través de los conocidos como “informes públicos país por país”. Ruiz regresa una y otra vez a una palabra: “transparencia”. “Salvo Dinamarca, ningún país ha hecho público el listado de empresas que han sido receptoras de ayudas”, lamenta.

Justicia fiscal

Parecido diagnóstico se da entre diversos analistas y organizaciones consultados para este artículo. Hay tres elementos ampliamente compartidos: la evasión fiscal sigue provocando una sangría impune mientras Estados de todo el mundo se adentran en una crisis de consecuencias imprevisibles; al margen de los propósitos loables, las medidas adoptadas hasta ahora en la UE han sido fundamentalmente cosméticas; la OCDE no es el espacio idóneo para abordar reformas.

Tove Maria Ryding, coordinadora de fiscalidad de la European Network on Debt and Development (Eurodad), afirma: “Hemos visto a los gobiernos proporcionar apoyo público a las grandes empresas multinacionales y endeudarse aún más”. Al mismo tiempo, los gobiernos europeos “no han logrado introducir medidas eficaces para garantizar que el apoyo público a las empresas multinacionales no termine en paraísos fiscales”.

En declaraciones a infoLibre, Ryding muestra su escepticismo sobre las negociaciones en la OCDE, porque postergan los intereses de los países pobres. Y añade: “Existe el riesgo de que las normas se vuelvan aún más complejas e ineficaces de lo que ya son”. A escala europea, reclama una directiva de transparencia que permita a los ciudadanos “ver dónde hacen negocios las multinacionales y cuánto pagan de impuestos en cada país”. “En lugar de eso”, lamenta, “algunos de los Estados miembros de la UE han intentado utilizar la llamada lista 'negra de paraísos fiscales de la UE', tan profundamente defectuosa que, por un lado, no incluye muchos de los mayores paraísos fiscales, y por otro lado incluye varios países muy pequeños que no son realmente un problema”. Ryding, partidaria de que la solución se busque en Naciones Unidas, alerta contra la posibilidad de que la OCDE fije un mecanismo de “arbitraje secreto y vinculante”. “Es lo último que necesitamos”, dice.

En el informe de justicia fiscal de noviembre, hace suya la inquietud sobre el rumbo de las negociaciones en la OCDE Dereje Alemayehu, coordinador ejecutivo de la Global Alliance for Tax Justice: “El hecho de que la OCDE no haya realizado reformas significativas en las normas fiscales mundiales en los últimos años, a pesar de las reiteradas declaraciones de buena voluntad, deja claro que la tarea era imposible para un club de países ricos”. Alex Cobham, director ejecutivo de la Tax Justice Network, añade: "Un sistema tributario global que pierde más de 427.000 millones de dólares al año no es un sistema roto, es un sistema programado para fallar”. Cobham cree que la negociación podría desembocar en un mero “impuesto de redención” para los gigantes tecnológicos, lo que sería una receta insuficiente.

Vicky Cann, especialista en fiscalidad de del Corporate Europe Observatory, resalta su “enorme decepción” con la presidencia alemana del Consejo, sobre todo por la falta de impulso a los informes públicos país por país, “importantes porque la transparencia del impuesto de sociedades es un requisito esencial”. “La presidencia alemana ha estado demasiado centrada en conseguir un acuerdo sobre impuestos digitales a nivel de la OCDE, mientras no se desarrolla un plan B de la UE”, señala a este periódico. Caan sostiene que han pesado los intereses de empresas alemanas como BASF o Fresenius, dueña de la sanitaria española Quirón.

Veterano ya en las lides del debate fiscal, García Zaldívar admite no tener unas expectativas excesivas sobre la futura ley española contra el fraude, aunque cree que sí avanzará en la dirección correcta, ni tampoco sobre el resto de iniciativas en marcha en el ámbito internacional. Eso sí, cree que se están dando pasos al frente en el terreno de la “batalla de las ideas”, requisito para cualquier cambio. Su esperanza reside sobre todo en que la pandemia provoque un “retroceso de las teorías neoliberales”, según las cuales “el mercado siempre se autorregula” y el Estado no debe intervenir en el reparto de la riqueza. “Ya se ha visto que no es cierto”, dice. Y añade: “Antes de cada avance en los impuestos, siempre ha habido una oposición. Siempre se ha dicho eso de: '¿Quién es el Estado para entrar ahí?'”.

La salud es lo primero: suscríbete a infoLibre

Cuando nos golpeó la pandemia, infoLibre fue el primer medio en España en abrir todos los contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda acceder gratis a ellos. El esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las fake news. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




11 Comentarios
  • SETITO DE TWEETER SETITO DE TWEETER 31/01/21 10:12

    CLARO LOGICO....Y ESO ES GRACIAS A QUIENNN ???¿

    esos fraudes es gracias al PP Y PSOE .....los mismos que perdonan a los $%&/& Borbones sus fraudes millonarios.......
    PP-PSOE LLEVAN TODA LA VIDA PERMITIENDO ESTOS FRAUDES A AMIGUETES ....
    ¿ porque sera ??
    ¿ PORQUE ESOS MISMOS DEFRAUDADORES LES FINANCIAN SUS CAMPAÑAS SERA ?? yo estoy seguro de que si ...asi es ....
    y los que siempre pagamso el pato, sufrimos y malvivimos cada vez mas ....somos los trabajaodres, los pobres, la familias....
    MIENTRAS ELLOS SIMULAN TRABAJAR PARA NOSOTROS ....cuando solo trabajan para los ricos, los empresarios, iberdrola, endesa.el ibex......los borbones, los franco, los amancio y otros miles mas .....
    ESA ES LA JODIDA REALIDAD COÑO
    ¿¿ cuando os enterareis de eso españoles....??? QUE SEGUIS VOTANDOLES !!
    ¿ CUANDO OS DAREIS CUENTA JODER ??
    ¿ o no ves que cada vez vives peor....tienes menos poder adquisitivo, cobras menos PAGANDO TODO MUCHO MAS CARO ....etc etc etc
    solo podemos ...QUE NO DEPENDE DE NINGUN PUTO BANCO, NI RICOS, NI EMPRESARIOS...PUEDE CAMBIAR LAS COSAS JODERR !!
    ¿ es que no entiendo como no os dais cuenta coño ??

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • SETITO DE TWEETER SETITO DE TWEETER 31/01/21 10:28

      aqui teneis la prueba DEL PUTO PATRIOTISMO DE ESOS JODIDOS BORBONES...el verdadero cancer de España

      https://www.eldiario.es/papeles-castellana/lista-amnistia_1_3955858.html

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • losdel38 losdel38 30/01/21 20:43

    ... Y yo creo que por desgracia para España el mayor cancer Paraiso Fiscal que tiene España se llama Vaticano.

    En España hay 117 Obispo y 15 cardenales y todos ellos tienen pasaporte diplomatico del Vaticano y todos los gastos tanto en España como en el Extranjero, aviones, hoteles de 5 estrella, juergas, regalos de miles €......Son pagados con la tarjeta pasaporte y ademas en España no pagan Impuestos ni IBI ni luz electrica y de juvilación tiene los mismo ingresos .......Eso si todo es por la gracia de Dios que es muy gracioso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • SETITO DE TWEETER SETITO DE TWEETER 31/01/21 10:26

      ESOS TAMBIEN SI SEÑOR, SON OTRO CANCER PARA LA CIUDADANIA...
      y creo que son de mecha jutno al PP-PSOE-BORBONES-FRANCO-AMANCIA-THYSSEN ETC....son todos la misma mierda , y los unicos responsables de esos fraudes , haciendo la vista gorda....Y JODIENDO A POBRES PORQUE HEMOS PAGADO 80 EUROS MENOS EN NUESTRA JODIDA DECLARACION..... mientras permiten defraudar miles de millones a sus amiguetes

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • JOECAR JOECAR 30/01/21 14:35

    De la lista que la AEAT TIENE EN SU PAGINA WEB, en Europa tenemos 6 paraísos fiscales y concretamente en la Península Ibérica uno que se llama Gibraltar. Recientemente se pusieron las campanas a doblar con el acuerdo entre España y UK, pero se ha dejado el tema de su condición de PF para más adelante. Pues bien, convendría no dejarlo eternamente ya que del Peñón operan muchas Cías. legales allí, con inversiones en toda la costa del sol y demás sitios turísticos del Mediterráneo español, que no tributan en España.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • JOECAR JOECAR 30/01/21 14:16



    Los países y territorios calificados como paraísos fiscales por el Real Decreto 1080/1991, de 5 de julio de 1991 (BOE de 13 de julio), son los que a continuación se señalan:

    Principado de Andorra. (A partir de 10-02-2011, el Principado de Andorra deja de ser considerado paraíso fiscal)
    Antillas Neerlandesas (A partir de27-01-2010 las Antillas Neerlandesas deja de ser considerado paraíso fiscal).
    Aruba (A partir de27-01-2010 Aruba deja de ser considerado paraíso fiscal)..
    Emirato del Estado de Bahrein.
    Sultanato de Brunei.
    República de Chipre. (A partir del 28 de mayo de 2014, deja de ser considerado paraíso fiscal, al entrar en vigor el convenio para evitar la doble imposición).
    Emiratos Arabes Unidos hasta el 1-4-2007.
    Gibraltar.
    Hong-Kong. (A partir de 13-4-2012 Hong-Kong deja de ser considerado paraíso fiscal)
    Anguilla.
    Antigua y Barbuda.
    Las Bahamas (A partir de17-08-2011 Las Bahamas deja de ser considerado paraíso fiscal).
    Barbados (A partir de14-10-2011 Barbados deja de ser considerado paraíso fiscal).
    Bermudas.
    Islas Caimanes.
    Islas Cook.
    República de Dominica.
    Granada.
    Fiji.
    Islas de Guernesey y de Jersey (Islas del Canal).
    Jamaica (hasta 15 de mayo de 2009).
    República de Malta (hasta 11 de septiembre de 2009)
    Islas Malvinas.
    Isla de Man.
    Islas Marianas.
    Mauricio.
    Montserrat.
    República de Naurú.
    Islas Salomón.
    San Vicente y las Granadinas.
    Santa Lucía.
    República de Trinidad y Tobago (hasta 27 de diciembre de 2009)
    Islas Turks y Caicos.
    República de Vanuatu.
    Islas Vírgenes Británicas.
    Islas Vírgenes de Estados Unidos de América.
    Reino Hachemita de Jordania.
    República Libanesa.
    República de Liberia.
    Principado de Liechtenstein.
    Gran Ducado de Luxemburgo, por lo que respecta a las rentas percibidas por las Sociedades a que se refiere el párrafo 1 del Protocolo anexo al Convenio, para evitar la doble imposición, de 3 de junio de 1986.
    Macao.
    Principado de Mónaco.
    Sultanato de Omán. (A partir del 19 de septiembre de 2015, Omán deja de ser considerado paraíso fiscal).
    República de Panamá.
    República de San Marino (A partir de02-08-2011 San Marino deja de ser considerado paraíso fiscal).
    República de Seychelles.
    República de Singapur. Con efectos desde el 1 d

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Maritornes Maritornes 30/01/21 13:09


    Los grandes evasores se hernian de risa con estas comedias a lo Benny Hill producidas por la OCDE y asociados.

    Muy bueno el capítulo "Ley contra el fraude fiscal en España", donde se aprueban unos PGE donde no está previsto aumentar el número de inspectores de hacienda, a día de hoy especializados en "Cerrajería Avelino" y muy lejos de poder medirse con los fulgurantes asesores de las grandes corporaciones.
    También te partes con "El enemigo en casa": ahí sale España con sus evasores fiscales triscando como alegres cervatillos en los verdes pastos de un sitio que podría ser Madrid.

    SPOILER:
    El mejor "gag" de la comedia viene cuando los principales perjudicados por el fraude se pelean entre ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • PedroLibre PedroLibre 30/01/21 11:06

    Oigo mucho hablar últimamente de el “Listado de PARAISOS Fiscales” pero ya no se oye nada de aquel famoso “Listado de PARASITOS Fiscales” que los sucesivos gobiernos decían que iban a sacar a la luz con pelos y señales para el general conocimiento de la población española. Al final, lo de siempre, las clases bajas a sufrir, las clases altas a evadir y las clases medias con nomina amarrada, a pagar la fiesta de los políticos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • JOECAR JOECAR 30/01/21 11:01

    No sé lo que piensa Biden de su paraíso fiscal (NATAL) Delaware y si piensa tomar medidas, pero los PF son un cáncer para la economía mundial en general. Un cáncer se trata con la quimio y los PF se debería tratar por analogía con algo que diera resultados y fuerte. Se necesita establecer un cortafuegos fiscal en cada economía y poner trabas a las inversiones que procedan de uno, obligando a cerrar los canales de financiación si se detectan fuentes de PF. SÉ QUE ES DIFICIL Y LA AEAT LOS TIENE BIEN IDENTIFICADOS. PUES MANOS A LA OBRA!!!. Que iluso, ¿NO?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Raul Raul 30/01/21 08:09

    Esto es un recordatorio de que EL DINERO NO ES EL PROBLEMA. NO HAY NINGUNA ESCASEZ DE DINERO por parte de ningún gobierno. LO QUE MÁS ABUNDA EN EL MUNDO ES EL DINERO. Hay DINERO DE SOBRA para pagar pensiones, para IMPLANTAR UNA RENTA BÁSICA UNIVERSAL PARA TODA LA POBLACIÓN. HAY DINERO DE SOBRA. TODOS los gobiernos MIENTEN cuando dicen que no hay dinero para esto o para lo otro. MENTIRA. TODOS los gobiernos están permitiendo la existencia de cientos de paraísos fiscales que dan cobijo a BILLONES de dólares y euros QUE NO COTIZAN NADA AL FISCO. Pero ES MENTIRA que no haya dinero. La existencia de esos paraísos fiscales demuestra que HAY DINERO DE SOBRA PARA PENSIONES, PRESTACIONES, RENTA UNIVERSAL ETC SI SE QUIERE RECAUDAR Y ACABAR CON LOS PARAÍSOS FISCALES. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Raul Raul 29/01/21 22:51

    Se da la paradoja de que en esta guerra del SÁLVESE QUIEN OUEDA por acaparar las vacunas por parte del occidente capitalista neoliberal, más de la mitad del planeta VA A QUEDAR SIN SER VACUNADO y se convertirá en un gigantesco reservorio donde el virus SEGUIRÁ EXTENDIÉNDOSE, EVOLUCIONANDO, PERFECCIONÁNDOSE Y MUTANDO y dichas mutaciones evolucionarás E INMUNES A LAS VACUNAS OCCIDENTALES seguirán extiendose por todo el planeta de forma continuada. LA MAYOR PANDEMIA DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD que es el coronavirus SE EXTENDERÁ ASÍ DURANTE AÑOS. Lo único positivo es que esta pandemia por su prolongación a a lo largo de varios años REVENTARÁ TODOS LOS DOGMAS DEL CAPITALISMO EXTRACTIVISTA NEOLIBERAL. La deuda de las naciones SE MULTIPLICARÁN POR BILLONES. La MEGAPANDEMIA del coronavirus lo que llevará a plantearse DE UNA VEZ que esa deuda debe ser ANULADA pues JAMÁS se podrá pagar, podría ser así LA OPORTUNIDAD DE DINAMITAR DEFINITIVAMENTE EL DESORDEN CAPITALISTA NEOLIBERAL, de ser así y pese a los millones de muertos producidos al menos la pandemia habría traído algo positivo. Porque, no lo olvidemos, ESA NORMALIDAD PREVIA AL CORONAVIRUS A LA QUE TANTO ANSIAMOS VOLVER YA ERA UNA PUTA MIERDA de desigualdad, precariedad, depredación medioambiental y explotación a mayor gloria de la religión criminal neoliberal y de los sacrosantos mercados.
    La prolongación de esta megapandemia durante años merced a nuevas mutaciones evolicionadas surgidas en los países sin acceso a vacunas no será mala cosa si permite DINAMITAR LOS PILARES NEOLIBERALES sobre los que se asienta este criminal capitalismo neoliberal destructor esquilmador y suicida que nos lleva al colapso medioambiental. NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA, como se dice.....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

Lo más...
 
Opinión