La portada de mañana
Ver
La resistencia femenina al fascismo: “Los militares hicieron el golpe, nosotras lo transformamos en revolución”

Muy fan de...

Nuestra ciclogénesis de cada día

Vaya semanita de ciclogénesis explosivas. Además de Gabriel y Helena, hemos tenido algunas más y estamos erizados como gatos. Muy fan.

– La ciclogénesis "TAXI versus VTC": ciclogénesisun asunto gravísimo que afecta a la vida de miles de personas, con argumentos enfrentados, tiene, como casi todo, un lado divertido. En las dos últimas semanas, he visto en el metro de Madrid gente con cara de bajar a ese universo subterráneo por primera vez en la vida. Y tiene su aquel contemplar esa mezcla de fascinación, despiste y miedo, que muestran al transitar por un laberinto de transbordos…

  Pulp Fiction John Travolta GIF from Pulpfiction GIFs

El conflicto enquistado ha permitido que algunos vivan la experiencia enriquecedora de cruzar sus vidas con las del paisanaje de toda condición, en el subsuelo. Me los imagino de noche, boli en mano:

"Querido diario,

Hoy he bajado al metro y estoy flipando. Había mucha gente y un perro en el último vagón. Hay músicos que tocan, vendedores sentados en el suelo frente a una sábana en la que hay caballitos que dan vueltas, bolsos y camisetas del Real Madrid. Ha sido guay. Mañana volveré, si los taxistas no desconvocan… ¡qué nervios! Hasta mañana, diario".

– En Podemos, la ciclogénesis Íñigo: provocó el adelanto del Consejo Ciudadano, al que no acudió la pareja protagonista, Errejón-Iglesias, por distintos motivos.

Errejón faltó, según unos, para no aumentar el mal rollo, según otros, para hacer más evidente la distancia. Bueno, y porque se lo habían pedido expresamente Montero y Belarra… Iglesias no fue porque está de baja por paternidad, aunque entró vía telefónica desde casa, como aquellos concursantes de "Hola, Rafaella".

Antes del cónclave, Iglesias envió un comunicado a los medios: "Errejón –a pesar de todo– no es un traidor".

A veces un "a pesar de todo" tiene más carga que mi Smartphone, cuando lo dejo enchufado toda la noche…

La conclusión, tras la larga reunión de la dirección y los líderes regionales: formaremos nuestra candidatura y, a partir de ahora, cada uno por su lado, sin hacernos daño y luego ya… puede que negociemos.

– Al PSOE llegó la ciclogénesis Pepu: El exseleccionador de baloncesto que triunfó en el Mundial de 2006 apareció como salvador del desastre socialista madrileño –que ya va para largo–, tras una encuesta de Telemadrid sobre intención de voto municipal, en la que le dan una nota más baja que la mía en matemáticas de segundo de BUP.

Pepu revolucionó tanto el panorama que parecía que habían fichado a Rosalía, de hecho, el 'Mal querer' se manifestó en forma de triplete: en el propio partido, muchos no entienden que venga de fuera la esperanza, en detrimento de los que llevan años haciendo méritos. En la hemeroteca, de la que tiró el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, una entrevista del pasado en la que Pepu veía más reflejos en Rajoy que en Zapatero, para ganar en el último minuto. Y en la zona peligrosa de la tabla, la información de El Confidencial: "Pepu montó una sociedad para ahorrarse impuestos". Total, en este momento no sabemos si Pepu, en lugar de gritar ¡ba-lon-ces-to!, elegiría la palabra ¡can-di-da-to! o ¡ma-rro-na-zo!

Al gobierno, además, la ciclogénesis "Presupuestos" continua azotándolo… Sobre la posibilidad de un adelanto electoral, habló la ministra de Hacienda y luego lo hicieron Ábalos, Carcedo y Calviño.

Sobre si se trata de una declaración de intenciones o de una indirecta para los que no se deciden a apoyarlos hay disparidad de opiniones. Lo cierto es que a mí, después de oír a los ministros y ministras hablar del asunto, no me ha quedado claro. Me consuela comprobar que no soy la única: la propia Montero dijo que es muy difícil saber lo que pasa por la cabeza del presidente, que es quien tiene que tomar la decisión. Next coming.

– Y la madre de todas las ciclogénesis: la que lleva por nombre Nicolás, con su futuro ligado al del pueblo de Venezuela. Ojalá fuera todo de un dramatismo tan exagerado y cómico como el de los culebrones televisivos, pero no. El drama de un país azotado por los sucesivos gobiernos es real. Y lo peor es que la vida de cada ser humano tiene fecha de caducidad y se te puede pasar, sin levantar cabeza, por la mala cabeza de quien va al volante.

– Al otro lado, la ciclogénesis Donald: otra cabeza privilegiada. Presumir su buena intención en la reacción al conflicto venezolano es de una candidez que roza la ternura. Por experiencia histórica sabemos que cuando Estados Unidos se remanga para resolver los problemas ajenos es como el fontanero pirata que viene a arreglarte un grifo: acaba inundando la casa y luego te da la tarjeta de su empresa familiar para que arreglen los desperfectos.

La pista la ha dado el Rubius yanqui esta misma semana, cuando pidió que vuelva el calentamiento global para evitar el temporal que azota el medio Oeste americano. Metáfora perfecta: para contrarrestar un tormentón, Donald apuesta por el calentamiento oval, o sea, de huevos.

En medio de este mogollón nacional e internacional, a veces, brillan las pequeñas noticias. Esta semana, se ha hecho viral el cabreo supino de un anónimo, indignado por los llantos de un bebé que vive en su mismo edificio y la respuesta del padre.

 

El padre de la criatura, con un enorme e inteligente sentido del humor, ha respondido al anónimo, entre otras cosas: "Lo siento, la niña vino con un problema de fábrica, no tiene interruptor para detener su llanto, ni botón de volumen para rebajarlo". Bravo.

Se confirma, el ser humano es una ciclogénesis explosiva en potencia. Que no nos hayamos extinguido ya como especie tiene mérito.

Más sobre este tema
stats