PORTADA DE MAÑANA
Ver
La sombra de ETA sacude la campaña al alza de EH Bildu

Armenia, ¿el décimo candidato a Estado miembro en la Unión Europea?

Francisco Aldecoa

Ha pasado desapercibido en los medios de comunicación españoles que el Parlamento Europeo adoptó una resolución el 8 de marzo de 2024, hace casi un mes, en la que apoyaba la posibilidad de que Armenia se convirtiese en un Estado candidato a la ampliación de la Unión Europea. Con ello, sería el décimo candidato, junto a los 6 de los Balcanes Occidentales y 3 de la vecindad oriental, Ucrania, Moldavia y Georgia.

Es conocido que, desde el mes de agosto de 2023, la UE, a partir de unas declaraciones del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en las que indicaba que habría que hacer una ampliación de los nueve países potencialmente candidatos antes del 2030, el proceso de ampliación se ha acelerado de forma rápida. La Presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, en su discurso del Estado de la Unión en septiembre de 2023, se pronunció en esta dirección.

Posteriormente, incluso se produjo una decisión de la Comisión Europea, del día 8 de noviembre, donde se hace una evaluación positiva de la relación con el conjunto de Estados candidatos y recomendando que Georgia obtenga este estatuto, como ya lo han obtenido Moldavia y Ucrania en junio de 2022. El Consejo Europeo del 14 y 15 de diciembre de 2023 toma decisiones en este sentido, siendo Georgia el primer país del Cáucaso, con frontera con Armenia, en recibir este reconocimiento.

Desde el Movimiento Europeo, ya veníamos considerando que el siguiente Estado sobre el que se podía considerar su posible adhesión era Armenia, ya que era uno de los seis países que formaba parte de la Asociación Oriental, en aplicación de la política de vecindad de la Unión Europea. Tres de ellos, Ucrania, Moldavia y Georgia, ya han obtenido esta condición de candidatos, con lo que Armenia sería el cuarto de la vecindad. Los otros dos Estados de la Asociación Oriental no están en condiciones para ser miembros de la Unión Europea; Bielorrusia es claramente imposible por su vinculación a Rusia, y Azerbaiyán está lejos de cumplir las condiciones democráticas, más aún tras la agresión al pueblo armenio en Nagorno Karabaj, en septiembre de 2023.

Por ello, para Armenia es una oportunidad esta nueva situación, ya que para ser Estado miembro no solamente hace falta reunir los criterios de Copenhague, sino que es necesario que la Unión Europea se sienta con capacidad de absorber nuevos miembros. Hay que recordar que España tardó 7 años y algunos de los países del centro y el este de Europa, que ingresaron en 2004, 2007 y 2013, tardaron más de una década. Por ello, hay que aprovechar la oportunidad de que la puerta se abra, aunque, como es bien sabido, la negociación, al final, se hace por cada uno de los Estados, uno a uno, teniendo en cuenta la aplicación de los requisitos para comprobar que estén en condiciones de ser país miembro.

Para Armenia es una oportunidad esta nueva situación, ya que para ser Estado miembro no solamente hace falta reunir los criterios de Copenhague, sino que es necesario que la UE se sienta con capacidad de absorber nuevos miembros

¿Cuáles son las dificultades que tiene actualmente Armenia para que se estudie la posibilidad de que sea país candidato? Particularmente, la relación que mantiene con Rusia, ya que goza de una relación económica, energética y de seguridad muy fuerte. Por ejemplo, pertenece a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva con Rusia y otros países vecinos de esta. Este tratado garantiza la integridad territorial de sus fronteras.

Sin embargo, en la medida en que actualmente no ha sido aplicado en relación a la agresión de Azerbaiyán, está claro que de facto ha dejado de estar en vigor. Ahora hace falta que también lo sea de iure. La relación económica con Rusia es muy fuerte, perteneciendo a su área de libre comercio. También es especialmente importante en materia de energía, gozando de un acceso a un gaseoducto con Rusia que le abastece.

Por lo tanto, para poder intensificar las relaciones con la Unión Europea, es necesario que esta situación de vinculación con Rusia vaya disolviéndose de forma progresiva. Hay que recordar que la Unión Europea tiene ya una misión civil de estabilidad desde hace un año y goza de cierta cooperación al desarrollo, así como de ayuda humanitaria, que se ha intensificado con la ayuda a los refugiados provenientes de Nagorno-Karabaj. En relación al funcionamiento democrático del país, este está mejorando progresivamente y, posiblemente, esté en mejores condiciones de lo que está Georgia. Si a esta se le ha dado el visto bueno en relación a la democracia, por qué no se le va a poder dar a Armenia.

Como conclusión, la nueva situación de la Unión Europea, desde la agresión de Rusia a Ucrania, donde se ha producido una cohesión entre los Estados miembros, así como las perspectivas de ampliación a nueve nuevos miembros (diez si se considera a Armenia). Asimismo, la actual situación política de Armenia, en la que tiende a separarse cada vez más de Rusia debido al incumplimiento de sus obligaciones y a la percepción que hay en Armenia de que en el futuro tampoco va a ser posible esta relación, se convierte en una oportunidad para avanzar en el acercamiento de Armenia hacia la Unión Europea, facilitando que esta pueda convertirse en país candidato.

_____________________________

Francisco Aldecoa es catedrático emérito de Relaciones Internacionales en la UCM y presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo. 

Más sobre este tema
stats