PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Gobierno busca fórmulas para garantizar que la enmienda de ERC no afecte a la lucha contra la corrupción

IU

Sólo un 25% de la antigua militancia de IU Madrid se afilia a la nueva federación

Cayo Lara, con el secretario de Organización y el coordinador de la Presidencia Federal de IU, Adolfo Barrena y José Luis Centella, este domingo 29 de marzo de 2015.

La nueva federación de IU en la Comunidad de Madrid parece no convencer a muchos de los antiguos militantes en IU-CM, el partido del que la organización liderada por Cayo Lara se desvinculó el pasado junio. Tres meses después de que IU federal fundase una nueva formación para sustituir al que hasta entonces había sido su brazo en la Comunidad de Madrid, tan sólo 1.100 de los aproximadamente 4.300 afiliados de IU-CM se han inscrito en el nuevo partido.

El enorme cisma abierto entre la dirección federal de IU y su federación madrileña, IU-CM, que se agravó en los meses previos a las elecciones autonómicas y municipales de mayo, se zanjó definitivamente el pasado 14 de junio, cuando el Consejo Político Federal de IU –su máximo órgano entre congresos– aprobó cortar todos los lazos con la organización madrileña y fundar otra formación que fuera su rama en la comunidad. En la resolución aprobada en esa fecha, la dirección de IU federal ofrecía tres meses a los militantes de IU-CM para que se inscribiesen en la nueva federación manteniendo sus condiciones.

Pero, a una semana de que finalice ese plazo –se cierra el 14 de septiembre–, lo cierto es que de los 4.300 afiliados con los que contaba IU-CM en el momento de su desvinculación de la organización de Cayo Lara –según fuentes de IU federal; a las primarias para el 24-M celebradas en noviembre de 2014 se convocó a 4.775 militantes–, tan sólo poco más del 25% ha completado el proceso de inclusión en la nueva federación. El secretario de Organización y número dos de IU, Adolfo Barrena, rechaza valorar estos datos, si bien asegura que su organización está "moderadamente satisfecha de cómo se está desarrollando el proceso" e insiste en que IU no pretende "entrar en competencia" con su antigua federación madrileña.

IU no entra a valorar las afiliaciones

"No tenemos unas expectativas concretas sobre el número de militantes, la afiliación es libre en este país", sostiene Barrena. En cualquier caso, que el plazo finalice el próximo 14 de septiembre tan sólo implica que los antiguos afiliados de IU-CM que se inscriban en el embrión de la nueva federación madrileña ya no podrán conservar su "estatus", en palabras del secretario de Organización, lo que incluye "el tipo de cuota y su forma de pago, no duplicarles el recibo" o la "antigüedad", que da, por ejemplo, derecho al voto en los procesos de IU si es de más de dos meses. No obstante, cualquier persona podrá seguir inscribiéndose con posterioridad a esa fecha.

En cualquier caso, el proceso sigue en marcha y el pasado 2 de septiembre el dirigente mantuvo una reunión con algunos de los militantes que sí se han inscrito en la nueva organizacion. Barrena explica que ese encuentro, en el que participaron afiliados de la ciudad de Madrid, fue el primero de varios que se organizarán durante esta semana y la siguiente con todas las agrupaciones comarcales. En las reuniones, sostiene el secretario de Organización, se ofrece a los nuevos militantes "información sobre el estado del proceso" de conformación del nuevo partido, que de manera provisional está funcionando a base de "grupos de trabajo" controlados por IU federal.

Esta situación se mantendrá así hasta que se convoque una Asamblea para constituir formalmente la nueva federación, así como sus estructuras y órganos de dirección. Barrena sostiene que aún no hay una "fecha clara" para la convocatoria de esta asamblea, si bien desliza que el deseo de IU es negociar el posible pacto de confluencia para la lista de Madrid para elecciones generales a través de su federación madrileña, algo que no obstante también podría hacer si es el federal quien controla aún la rama madrileña. Otras fuentes de la organización son más concretas y sostienen que el proceso de constitución podría acelerarse tras los comicios autonómicos que se celebrarán el 27 de septiembre en Cataluña.

Una disputa que se inició hace casi un año

La creación de una nueva federación de IU en Madrid no está siendo un camino de rosas para la organización liderada por Cayo Lara, que no obstante consiguió hace unas semanas que se desestimase la petición de IU-CM de registrar su logo y sus siglas –coincidentes con los de IU federal– para utilizarlas como un partido independiente, ya que tiene personalidad jurídica propia. La formación de la que se desvinculó IU había solicitado en enero, seis meses antes de la ruptura, apropiarse de estos símbolos, algo que el pasado 26 de agosto rechazó la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Y es que el desencuentro entre ambas formaciones viene de lejos. Fue hace casi un año, en octubre de 2014, cuando el estallido del caso de las tarjetas black en el que estaban involucrados exdirigentes de IU-CM como José Antonio Moral Santín dio el pistoletazo de salida a la guerra interna, ya que sectores de IU señalaron como responsables políticos de la participación de la federación en el escándalo a dos excoordinadores madrileños: Ángel Pérez y Gregorio Gordo. Ambos fueron expulsados por IU federal, pero no así por IU-CM.

El ambiente enrarecido por el escándalo se ennegreció aún más a causa de las divergencias sobre la estrategia a seguir en las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, ya que los dos vencedores de las primarias en la formación –Tania Sánchez y Mauricio Valiente– apostaban nítidamente por confluir con otras fuerzas en contra de la opinión de buena parte de la dirección de IU-CM. El conflicto entre ambas posturas dio con ambos dirigentes fuera de IU: Valiente acabó presentándose en las listas de Ahora Madrid a los comicios locales y ahora es tercer teniente de alcalde de la capital, mientras Sánchez renunció a concurrir a las autonómicas e irá en las listas de Podemos para las generales. IU-CM, por su parte, quedó fuera del consistorio madrileño y de la Asamblea de Madrid.

Mauricio Valiente y Chus Alonso, nuevos coportavoces de IU Madrid

Mauricio Valiente y Chus Alonso, nuevos coportavoces de IU Madrid

Más sobre este tema
stats