Caso Benalmadena

La alcaldesa de Benalmádena no rompe con su número dos a pesar del escándalo del comedor social

El presidente del comedor de Benalmádena denuncia a la alcaldesa y el interventor

El pacto de Gobierno en Benalmádena entre el PP y Unión Centro Benalmádena (UCB) no se tambalea… de momento. Este martes se publicó el informe definitivo de la fiscalización del comedor social de la localidad, que denuncia que la asociación que lo gestiona no ha justificado en qué ha gastado más de 262.567 euros entregados en concepto de subvención por el Ayuntamiento desde 2011. A pesar de que el teniente de alcalde Francisco Salido (UCB) es uno de los principales impulsores del centro y tanto su cuñado como su hermano desempeñan funciones en el mismo, la alcaldesa de Benalmádena, Paloma García (PP), “aún no ha decidido” si romperá con el pacto que la aupó al poder en 2012.

Este martes el Ayuntamiento de Benalmádena hizo público un comunicado reconociendo que el informe definitivo sobre las cuentas de la Asociación Comedor Social –que hasta hace unas semanas recibía 3.000 euros semanales del consistorio como subvención– confirmaba e incluso empeoraba el diagnóstico que ya adelantó el informe provisional, publicado en exclusiva por infoLibre: frente a los 251.000 euros que el interventor computaba como no justificados en su primera evaluación, el informe definitivo elevaba esta cifra hasta los 262.567 euros. Por ello, el consistorio informó de que se había iniciado el expediente de reintegro” para que la Asociación devolviese la cantidad cobrada como subvención cuyo gasto no había podido justificar, y también señaló que el informe definitivo del interventor será remitido al Tribunal de Cuentas para su análisis

Sin embargo, en la nota no se hacía ninguna referencia a las posibles consecuencias políticas del escándalo. Y es que el teniente de alcalde y concejal de Bienestar Social de Benalmádena, Francisco Salido, es uno de los principales promotores del comedor social y tiene estrechos lazos con la asociación que lo gestiona: su cuñado es el secretario de la misma, mientras que su hermano –que también es mencionado por el interventor en su informe– se encarga de las compras del comedor. En declaraciones realizadas en su día a este periódico, Salido admitió el papel de su cuñado, pero negó que su hermano estuviese vinculado con la Asociación.

El silencio del Ayuntamiento

infoLibre intentó sin éxito ponerse en contacto con Paloma García para conocer su opinión sobre el informe definitivo del interventor, así como para saber si se plantea emprender alguna acción respecto a su número dos. No obstante, fuentes de su equipo explican que la alcaldesa "aún no ha tomado ninguna decisión" sobre el futuro del pacto de gobierno con Salido, cuyo partido la aupó al poder en 2012 al romper el acuerdo que mantenía desde 2011 con PSOE e IU y apoyar una moción de censura contra el entonces alcalde, Javier Carnero.

Respecto a la posibilidad de emprender acciones legales contra la Asociación, estas fuentes son cautas y señalan que el Ayuntamiento intentará que la organización que gestiona el comedor social devuelva el dinero no justificado a través del expediente de reintegro que ya se ha abierto.

Curiosamente, quien sí continúa con su proceso legal es la propia asociación, que la pasada semana reaccionó a la publicación del informe que denunciaba sus presuntas irregularidades denunciando tanto a la alcaldesa como al interventor del consistorio por dos presuntos delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación. Este martes anunció que había presentado documentación adicional ante el juzgado para justificar las subvenciones que, según los informes oficiales, no se habrían empleado debidamente.

En un comunicado con un tono muy duro, la Asociación informó de que ha presentado ante el juzgado de guardia de Torremolinos “la memoria económica de los ejercicios 2011 al 2013, incluidos los balances, las cuentas de pérdidas y ganancias y los libros de contabilidad de esos tres ejercicios”. “Debemos tener en cuenta que esta contabilidad nunca fue solicitada por el interventor, el tesorero, o los técnicos municipales de Economía y Hacienda”, señala igualmente la organización, que asegura ser víctima de una “campaña de injurias y calumnias” que atiende “únicamente a razones políticas ante las próximas elecciones municipales”.

Este diario intentó localizar a Antonio Pérez Relinque, tesorero de la asociación, para averiguar por qué esta información no se presentó previamente ante el interventor, pero fue imposible contactar con él. Igualmente, infoLibre trató sin éxito de hablar con Francisco Salido para conocer su opinión acerca del informe definitivo y las acciones legales emprendidas por parte de la Asociación contra el Ayuntamiento, así como sobre el expediente de reintegro abierto por el consistorio y sus posibles repercusiones en el pacto de gobierno en Benalmádena.

La oposición exige responsabilidades

Quien sí ha expresado su parecer es Encarnación Cortés, la concejala independiente que promovió la investigación de las cuentas de la Asociación Comedor Social desde el Ayuntamiento, con la ayuda de la Comisión Anticorrupción del Partido X. Tras conocerse el contenido del informe definitivo, Cortés ha cargado duramente contra la alcaldesa y ha denunciado la “inacción” de Paloma García quien, a su juicio, habría emprendido una “huida hacia delante” al no haber destituido “a los responsables del comedor social” ni haber presentado el informe del interventor ante la justicia, una decisión que ha tachado de “incomprensible”.

“A la alcaldesa de Benalmádena le interesan más los cálculos políticos que velar por los intereses del municipio, vista la decisión que ha tomado de enviar el informe del interventor al Tribunal de Cuentas, obviando los juzgados y sin destituir a ninguno de los responsables de la asociación, algunos de ellos cargos de confianza del equipo de gobierno”, ha señalado la concejala, que igualmente protesta porque no se hayan tomado “medidas contra el concejal que ha venido aprobando las subvenciones que se han administrado de manera presuntamente irregular [Francisco Salido], tal y como se desprende del informe del Departamento de Intervención del Ayuntamiento que se ha hecho público”.

Encarnación Cortés ha ido más allá y ha apuntado al líder del PP en Málaga, Elías Bendodo, como el responsable de que no se haya tomado ninguna decisión sobre el pacto de Gobierno en Benalmádena. “La alcaldesa decidir, decide poco”, ha señalado en este sentido la concejala a infoLibre, para destacar que “una vez más, la democracia en Benalmádena está secuestrada por Elías Bendodo”, ya que si bien el Ayuntamiento ha retirado la subvención a la asociación y ha iniciado conversaciones con otras organizaciones para evitar perder el servicio social, “elude actuar de manera contundente y eficaz contra ninguno de los responsables de un desaguisado que ha colocado a Benalmádena en el mapa de la corrupción en España”.

Por su parte, el líder del PSOE y de la oposición en Benalmádena, Javier Carnero, exigió la semana pasada el “cese fulminante” de Salido como teniente de alcalde y concejal de Bienestar Social, toda vez que el informe “demoledor” del interventor hizo públicas las “graves irregularidades” que habría cometido la Asociación Comedor Social. “La alcaldesa de Benalmádena no puede mirar hacia otro lado ante este caso de graves irregularidades y debe tomar medidas de inmediato cesando a Francisco Salido. Si no lo hace, Paloma García se convierte en cómplice”, aseveró Carnero.

El teniente de alcalde de Benalmádena, imputado por el escándalo del comedor social

El teniente de alcalde de Benalmádena, imputado por el escándalo del comedor social

Más sobre este tema
stats