Memorias

Aznar dice que el CNI tenía dudas de la autoría del 11-M dos días después de los atentados

Libro de José María Aznar, El compromiso del poder.

INFOLIBRE

El expresidente del Gobierno José María Aznar, escribe en la segunda parte de sus memorias que el CNI dudaba de la autoría de los atentados del 11M dos días después de la matanza en Madrid. "No estamos en condiciones de respaldar o rechazar ninguna de las dos grandes alternativas", en relación a que Al Qaeda estuviera detrás de los atentados, le comunicó el entonces director del Centro Nacional de Inteligencia, Jorge Dezcallar, a través de un informe personal no clasificado.

"Ni antes ni después del atentado se ha detectado absolutamente nada ni dentro ni fuera de España que pudiera indicar una preparación o satisfacción por lo que ha ocurrido", prosigue el informe al que remite en El compromiso del poder, la segunda parte de sus memorias, donde narra su etapa al frente del gobierno entre 1996 y 2004. "El silencio es total, como atestiguan todos los contactos mantenidos con los servicios de inteligencia de nuestro entorno o el mundo árabe. Nadie ha detectado nada ni antes ni después, y eso que la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) de Estados Unidos lleva veinticuatro horas dedicada a este tema con máxima prioridad", mantiene el citado documento.

Sobre la invasión de Irak, Aznar, sostiene que la apoyó para "preservar y hacer respetar los intereses de España". También escribe que "nadie dudaba de que Sadam Husein poseía armas de destrucción masiva".

El expresidente conservador y líder de la Fundación FAES cree que la Ley de Partidos que permitió la ilegalización de Batasuna fue la norma más compleja de todas desde que se aprobó la Constitución. El expresidente del Gobierno lamenta la "desgraciada sentencia" del Tribunal Constitucional que volvió a legalizar a la izquierda abertzale, y advierte que los miembros de ETA "quieren presentarse como pacificadores".

Acusa al PSOE de cometer "un grave error" con Gibraltar

Respecto a Gibraltar, Aznar califica de "incomprensible" que después del trabajo diplomático desarrollado durante su mandato, y "en vez de continuar explorando las posibilidades abiertas con el avance sustancial en la vía de la cosoberanía", el Gobierno de Zapatero retrocediera "hasta un punto insólito y gravemente perjudicial para la reivindicación española al aceptar un foro trilateral que incorporaba a Gibraltar como una parte más reconocida por España". 

En su opinión, la estrategia del Gobierno del PSOE supuso un "grave error que sólo podía tener una interpretación: la debilidad y el abandono, claves de nuestra política exterior durante demasiado tiempo".

Un actor y un pintor no quisieron fotografiarse con él

Por último, el expresidente rememora algunas anécdotas que le ocurrieron en su relación con el mundo de la cultura. En concreto, cita las negativas del actor Carmelo Gómez a fotografiarse con él en La Moncloa o del pintor Eduardo Arroyo, con quien afirma que después llegó a tener una relación muy cordial.

También hace referencia a su afición por la poesía y las dudas que había de que esto fuera cierto, y relata cómo una noche en la que Mario Vargas Llosa y su mujer fueron a cenar a su casa, le enseñó al escritor la biblioteca de su despacho íntegramente dedicada a la poesía, con libros llenos de papelitos amarillos señalando páginas. "¡Ah..., entonces, era verdad!", cuenta Aznar que exclamó Vargas Llosa.

¿Qué ha sido de los verdugos del 11-M?

¿Qué ha sido de los verdugos del 11-M?

Más sobre este tema
stats