Crisis del coronavirus

Banca y aseguradoras redoblan su oferta de sanidad privada con los seguros de salud en pleno auge por la pandemia

Usuarios guardan cola para recibir atención primaria en el centro de salud El Alamillo, en Sevilla.

El negocio del seguro privado mejora durante la pandemia, con un incremento de su facturación con respecto al año pasado. Se le abren, además, excelentes perspectivas. Numerosos indicadores y análisis ilustran un creciente interés. Hay más contratos online, más actividad en buscadores, más intención declarada de suscribir un seguro... La banca y los principales grupos aseguradores toman posiciones y refuerzan su dispositivo comercial en un mercado en el que se prevé un auge reforzado por el “miedo a nuevas epidemias”, según un documento sobre el sector de la consultora PwC.

Las aseguradoras ingresaron por seguros de salud 2.240 millones de euros en el segundo trimestre del año (de abril a junio, ambos inclusive). Esto supone una subida de 94 millones, un 4,3% con respecto al mismo trimestre del año anterior, según datos de Unespa, la patronal del sector asegurador.

Este incremento se produce en los seguros privados mientras, en conjunto, el sector asegurador retrocede con respecto a 2019. En el segundo trimestre, la facturación global del sector, que incluye también otras áreas como automóviles, empresas o vida, alcanzó los 13.253 millones, lejos de los 15.861 del mismo periodo del año pasado, un 16,4% menos, siempre a partir de los datos que ofrece Unespa.

Fuentes del sector recalcan que la subida de la facturación de los seguros de salud en el segundo trimestre no puede imputarse únicamente a nuevas contrataciones a partir de la declaración del estado de alarma. Es también producto del mayor número de clientes que contrataron seguros a lo largo del año 2019. A ello también hay que añadir la subida del IPC, añaden las mismas fuentes. Unespa no detalla el número de asegurados con nuevo contrato desde el inicio de la pandemia. El último dato oficial disponible es del cierre de 2019, con más de 10,5 millones de asegurados. La subida es marcada desde 2011, cuando eran 8,47 millones.

El sector asegurador en salud ha experimentado este periodo de bonanza coincidiendo con el deterioro de los sistemas públicos derivado de la anterior crisis económica. En 2017, el gasto sanitario público seguía sin recobrar los niveles precrisis y había perdido peso en relación al PIB [ver aquí información en detalle]. Los beneficiaros de este boom del seguro privado han sido sobre todo cinco compañías que controlan en torno al 70% del mercado, Segur Caixa Adeslas, Sanitas, Asisa, DKV Seguros y Mapfre. El volumen de primas del sector al cierre de 2019 fue de 8.572 millones de euros, un incremento del 4,4% con respecto a 2018, con datos del lobby de la sanidad privada IDIS.

Ya corrían buenos tiempos para el aseguramiento privado. La pandemia no los ha interrumpido. Ha llegado a haber incluso tensiones entre actores de la sanidad privada. La patronal hospitalaria reclamó al Gobierno que hiciera a las aseguradoras pagar parte del coste de la crisis, que estaban sufriendo especialmente los hospitales bajo intervención del Estado [ver aquí información en detalle].

Un profesional del sector destaca que con la actividad comercial convencional interrumpida por los meses de restricción a la movilidad las aseguradoras se han dedicado a retener a sus clientes, al mismo tiempo que ampliaban su base de asegurados a través de plataformas online. Es ahora, en septiembre, cuando se han activado las campañas comerciales y sellado las alianzas entre banca y aseguradoras.

Más búsquedas y contratación online

El auge se detecta ya claramente en Internet. infoLibre solicitó al comparador de seguros Rastreator los datos desde abril de búsqueda de seguros de salud. ¿Resultado? Las búsquedas han subido un 15% con respecto al mismo periodo del año anterior. En septiembre, con el debate público centrado ya en la saturación de los centros de salud, el incremento interanual ha alcanzado el 40%.

Fuentes del sector señalan que precisamente en septiembre se ha retomado la actividad comercial, por lo que los mejores resultados irán previsiblemente aflorando desde ahora hasta final del año. Rastreator aún no tiene cerrados los datos de contratación de septiembre, pero sí de los tres meses anteriores: un 6% de subida.

Así lo ve Rastreator: “La preocupación ante una segunda oleada se puede apreciar de forma directa en el aumento en las búsquedas de los seguros de salud”. El buscador y comparador de seguros anota que una de las novedades percibidas durante la pandemia es el aumento de interés por la cobertura de teleasistencia y los teléfonos 24 horas.

BBVA lanzó en junio un “seguro de salud online para evitar ir al centro médico”. Este banco cifra en un 13% el incremento de su contratación de seguros de salud online en el primer semestre del año. "Con datos acumulados a junio, en BBVA España la facturación de seguros de salud creció un 18%", indica Francisco Rey, director comercial de BBVA Seguros, que pone en relación la presente coyuntura con el auge de los contratos. "Se ha incrementado por las coberturas de los seguros BBVA Salud, con servicios novedosos que, en un contexto como el actual, permiten cuidar de la salud sin necesidad de salir de casa", explica Rey, que prevé que el sector "continúe esta tendencia de crecimiento".

“Uno de los principales problemas que está habiendo a raíz de la pandemia es la saturación en la atención primaria. Con motivo de la covid-19 se están anulando o posponiendo citas a muchos pacientes y por ello, algunos diagnósticos se están viendo afectados de forma directa. Ante el temor de una segunda oleada, que ya estamos empezando a vivir en estos momentos, efectivamente está aumentado el interés por la contratación de los seguros de salud tal y como vemos que ha ocurrido en septiembre”, explica Víctor López, responsable de aseguradoras de Rastreator.

Movimientos de bancos y aseguradoras

Hay movimientos tectónicos en el sector bancario y asegurador. La fusión entre CaixaBank, líder del sector a través de VidaCaixa, y Bankia supone una convulsión. La integración implica la ruptura de Bankia con Mapfre. La penetración del seguro de salud entre los clientes de CaixaBank es mayor que entre los de Bankia. El nuevo grupo espera aprovechar esta oportunidad y hacer de los seguros uno de sus pilares.

Banco Sabadell y Sanitas han sellado en septiembre un acuerdo para ofrecer seguros de salud a los clientes de la entidad financiera. El acuerdo, de cinco años de duración, incluye servicios de gestión digital de la salud, como la videoconsulta, en los que Sanitas es líder. La entidad financiera aporta su red comercial en España, con más de 5 millones de clientes a través de cerca de 1.700 oficinas.

Más movimientos. Banca March ha empezado en septiembre a comercializar los seguros de salud de DKV. El acuerdo entre ambas partes también pone énfasis en la atención a distancia.

Informes

El sector bancario refuerza su actividad comercializadora de seguros justo en medio de la pandemia. No es raro. Sobre la mesa de la banca y las aseguradoras se acumulan los pronósticos favorables. La consultora Bain & Company, en una encuesta durante la pandemia realizada a más de mil personas de entre 18 y 65 años, constató que entre los entrevistados que no tenían seguro un 27% tenía intención de firmar uno. De los que ya tenían, un 5% había aumentado su cobertura.

Bain & Company resalta que los interesados en contratar seguros son más jóvenes y con menos ingresos. Ejemplos. Sólo el 7% de los asegurados tienen menos de 25 años, pero hasta el 18% de los que tienen intención de contratar son de esta franja de edad. Sólo el 11% de los que tienen seguro ganan 1.000 euros o menos, pero hasta el 23% de los que tienen intención de contratar están en esta banda de ingresos. Bain & Company también detecta una clave geográfica. Los clientes de municipios de hasta 100.000 habitantes suman el 39% de los asegurados, pero son el 47% de los que tienen intención de contratar.

Resultados de la encuesta de Bain & Company por edad, ingresos y tamaño de municipio.

Un documento orientativo publicado por PwC durante la pandemia señala un “potencial aumento de demanda de seguros de salud por el miedo a nuevas epidemias (idea de 'vulnerabilidad') y la prevención de las mismas”. El documento señala que otros seguros pueden verse castigados por la reducción del PIB, pero no los de salud: “Al ser una crisis sanitaria y por la percepción de la respuesta de la sanidad publica, el ramo de salud podría tener un comportamiento anticíclico [...]”.

El informe Covid-19. Impacto y perspectivas para la industria aseguradora, de Community of Insurance, una empresa de comunicación orientada a compañías y profesionales del sector, apunta una clave: “Será necesario observar la reacción de la sociedad ante la sanidad pública y su impacto en la sanidad privada”. El informe prevé un incremento de primas por seguros de salud del 24,3%.

Una enfermera y 28 pacientes: la "bestial" carga que hace que muchas profesionales abandonen la sanidad privada madrileña

Una enfermera y 28 pacientes: la "bestial" carga que hace que muchas profesionales abandonen la sanidad privada madrileña

Más sobre este tema
stats