Los abusos de la banca

Cargos de IU exigen a Lara más contundencia ante el escándalo de las tarjetas

El coordinador federal de IU, Cayo Lara.

E. H.

El diputado por Málaga, Alberto Garzón, ya había advertido de que en su intervención en la Presidencia Ejecutiva Federal (PEF) de Izquierda Unida, celebrada este sábado, sería "muy agresivo" y que pediría "muchas responsabilidades políticas" sobre el uso de las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia por dirigentes vinculados a la organización. Y así lo hizo. Dijo que "IU está en jaque, por el lado externo y por el lado interno" y que la militancia "necesita signos y decisiones firmes" porque está "frustrada" y "desesperanzada".

El nuevo hombre fuerte de la formación, por su actual cartera, la Secretaría de Proceso Constituyente y Convergencia, exigió "picas y cabezas en la Puerta del Sol de Madrid". "Que caigan los corruptos y los responsables políticos de aupar a esos corruptos", aseveró. Añadió que "toda basura que haya podido existir, tiene que ser barrida por nosotros mismos sin miedo a quien pueda caer".

Pero Garzón no fue el único que exigió contundencia al coordinador federal, Cayo Lara, según fuentes conocedoras del contenido de la reunión consultadas por infoLibre. A su intervención siguieron las de otros dirigentes del partido como Enrique Santiago, el parlamentario en el Congreso Ricardo Sixto o la diputada de la Asamblea de Madrid Tania Sánchez. Todos hicieron discursos duros y reclamaron rapidez en la ejecución de las acciones encaminadas a investigar internamente el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid. Las suyas fueron algunas de las intervenciones más contundentes, si bien todas las federaciones "sin excepción" defendieron la idea de que había que cortar de raíz todos los vínculos de IU con la corrupción. 

Los tres aupados por IU a Caja Madrid fueron José Antonio Moral Santín (456.522 euros en visas black), Rubén Cruz (233.700) y Juan Gómez Castañeda (128.100). De ellos, los dos primeros ya no son militantes y el tercero nunca tuvo carné. Lo recordó Cayo Lara al decir que los consejeros de IU que utilizaron tarjetas B "hace tiempo que no son de IU". Sin embargo, la sensación generalizada en la organización es la de que no puede quedar en ningún resquicio de IU ninguna persona que "por acción o por omisión" haya permitido que estas personas "metieran la mano en la caja de todos". 

A eso se comprometió Lara cuando exigió que haya "luz completa" sobre este asunto en lo que dependa de la formación, "caiga quien caiga", pues dijo que los implicados y los responsables directos deben asumir todas sus responsabilidades. "El que haya metido la mano tiene que pagar", sentenció antes de admitir que "no le temblará la mano para pedir disculpas" si tiene que hacerlo.

No obstante, está por ver hasta dónde llegan esas responsabilidades. Aunque ningún dirigente apuntó directamente a nadie, las fuentes consultadas señalan que sí hubo "algunas intervenciones directas a la yugular" de Miguel Reneses, secretario de Organización de IU federal desde 2008, diputado en la Asamblea desde 2003 –donde fue portavoz en la comisión de Economía y Hacienda de la Asamblea de Madrid– y coordinador regional durante un breve periodo, de 2000 a 2002, y a quienes algunos incluyen junto a Ángel Pérez –portavoz de IU en la capital y defensor de Moral hasta el estallido del escándalo de las tarjetas– en el grupo de responsables de IUCM que deberían asumir responsabilidades políticas por el escándalo de las tarjetas

IU ratificó además la creación de una comisión de transparenciaya aprobada el lunes– integrada por Ramón Luque, Lola Sánchez, Manuel Fuentes y Antonio Cortés, encargada de velar por que no haya rastro de duda y se aclare la participación de IU en las cajas de ahorros. Entre las tareas de ese grupo está velar "porque en ningún caso se frustre la investigación de la comisión de investigación de IU Madrid y mandata a la Comisión Ejecutiva Federal para hacer efectivo este acuerdo". 

El grupo de Arturo Fernández se embolsó más de 83.000 euros con las 'tarjetas B'

El grupo de Arturo Fernández se embolsó más de 83.000 euros pagados con las 'tarjetas B'

Más sobre este tema
stats