Los abusos de la banca

El grupo de Arturo Fernández se embolsó más de 83.000 euros con las 'tarjetas B'

El fiscal ve indicios de delito en los pagos de Fernández

El vicepresidente de la patronal CEOE y presidente de la madrileña (CEIM), Arturo Fernández, y su concuñado Gerardo Díaz Ferrán, ahora en la cárcel, endosaron a Caja Madrid más de 83.000 euros en gastos al Grupo Cantoblanco, propiedad del primero, que pocos días antes de dejar la tarjeta de Caja Madrid pasó un gasto de 6.000 euros a favor de sus empresas. 

El 18 de febrero de 2010 Arturo Fernández realizó el primer cargo con su tarjeta black. Fue de 307 euros en el restaurante Nicolasa, de su propiedad. Desde entonces y hasta el 23 de diciembre de 2011, Fernández pasó en gastos más de 9.000 euros a Caja Madrid.

La primera semana que aparece en los extractos bancarios constan cuatro cargos en tres restaurantes suyos: 624 euros en el Nicolasa; 401 euros en Arturo Teatro Real; y 85 euros en el restaurante Arturo. Y así todas las semanas, con cargos que superaban de forma regular los 150 euros, llegando incluso a los 300 euros.

Dos pagos en un día

Pero el 28 de febrero hay dos desembolsos de la tarjeta (uno casi a la una de la mañana y el segundo a las diez de la noche) en dos restaurantes suyos: El Amparo (284 euros) y Cantoblanco (1.000 euros). En total, Fernández facturó en 19 ocasiones a Caja Madrid gastos en establecimientos de su propiedad. Llama la atención que un día antes de finalizar los registros de sus gastos con la tarjeta B de Caja Madrid, el vicepresidente de los empresarios españoles facturara 641 euros en una gasolinera.

Un día después, el 23 de diciembre de 2011, Arturo Fernández hizo tres cargos con la tarjeta en su restaurante Cantoblanco de 2.000, 950 y 2.550 euros, en total 5.500 euros. Esta cifra no tiene parangón con los anteriores cargos a sus empresas. Y unas horas después, a las seis menos diez de la tarde del mismo 23 de diciembre, aparece otro cargo de 438 euros. Este último mes gastó 7.194 euros del total de 37.326 euros.

Pero la documentación aportada por Bankia demuestra que Díaz Ferrán siguió utilizando la tarjeta de Caja Madrid con cargo a la nueva entidad financiera. Lo que supone otros 1.450 euros en diciembre de 2011 y en febrero de 2012.

Díaz Ferrán

El primer cargo de la tarjeta black del expresidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, se realizó el 19 de abril de 2005. Y hasta el 17 de octubre de 2009, fecha del último abono, la mayor parte de los gastos se realizaron en los locales del Grupo Cantoblanco, propiedad de su concuñado Arturo Fernández, vicepresidente de la patronal española y presidente de la madrileña (CEIM).

De los 93.984 euros pagados por Díaz Ferrán con la tarjeta B a cuenta de Caja Madrid más de 74.000 euros se abonaron con periodicidad fija, y con cargos de 1.800 y 1.200 euros que se repetían cada pocos días. Se abonaban a Cantoblanco, Arturo, Edelweiss, Nicolasa, El Amparo, Hispano Bar, Príncipe y Serrano, Playa de Madrid y el Club Tres Cantos, todos de su concuñado.

Al igual que en el caso de Arturo Fernández, Díaz Ferrán acelera el gasto de la tarjeta los últimos diez días, en los que desembolsa 6.000 euros en los restaurantes Cantoblanco, Arturo, Nicolasa y Príncipe y Serrano.

Arturo Fernández dice que no es corrupto y que lo de las tarjetas 'black' fue un “accidente”

Arturo Fernández dice que no es corrupto y que lo de las tarjetas 'black' fue un “accidente”

Más sobre este tema
stats