LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El divorcio de las derechas reconfigura el tablero y pone a prueba las políticas del PP

Desigualdad social

Cáritas denuncia que uno de cada quince ciudadanos vive con 300 euros al mes

Cáritas denuncia que uno de cada quince ciudadanos vive con  300 euros al mes

Ibon Uría

En España, uno de cada quince ciudadanos vive con menos de 307 euros al mes. Es el umbral de la pobreza severa, situación que ya afecta a mas de tres millones de ciudadanos según denuncia Cáritas en su octavo Observatorio de la Realidad Social. La organización alerta además del empobrecimiento generalizado causado por la crisis y de la creciente desigualdad social.

En esta línea, Cáritas Española subraya que España es el país europeo con menor equidad en la distribución de la renta. De cada 100 ciudadanos, los 20 más pudientes acumulan una riqueza 7,5 veces mayor que la que poseen los 20 más desfavorecidos. La media europea sitúa esa proporción en 5,5 veces. Entre las causas de ese fenómeno se cita el elevado desempleo, el debilitamiento de las políticas sociales y "el recorte progresivo de derechos".

"No ponemos en duda los datos macroeconómicos", aseguran fuentes de la organización preguntadas por si vislumbran el final de la crisis económica, "pero este modelo de salida de la crisis va a dejar a mucha gente fuera del sistema". Cáritas cuestiona así reforma de las pensiones –previsiblemente, subirán un 0,25% de cara a 2014–, la pérdida de poder adquisitivo de los jubilados: "Son los que sostienen a muchas familias", recuerdan, y la reforma sanitaria del Gobierno del PP, que "ha dejado sin sobertura a miles de personas", dicen.

Pero no sólo son las pensiones y los recortes en Sanidad: "El cambio en la financiación del sistema educativo conlleva situaciones de desigualdad" y "los ajustes y los recortes crean un caldo de cultivo para una oleada de empobrecimiento y exclusión social", asegura el documento. ¿El resultado? Un tercio de los atendidos en los programas de acogida ha recurrido por primera vez en 2012 a la ayuda de Cáritas. En el otro extremo, uno de cada tres demandantes de ayuda lleva al menos tres años en situación de necesidad. En total, fueron 1,3 millones de personas a lo largo de 2012.

Más recursos y más voluntarios

Cuando la caridad sustituye al Estado en respuesta a la desigualdad

Cuando la caridad sustituye al Estado en respuesta a la desigualdad

Ante una situación que califican de "desprotección social", Cáritas incrementó su presupuesto hasta los 276 millones de euros, de los que la Conferencia Episcopal aportó algo más de 6 millones. Con respecto a 2011, el dinero destinado a programas de asistencia sube un 10%. Si se compara con 2008, la subida es de más del 27%. También ha aumentado la proporción de fondos privados frente a los públicos: por primera vez, las donaciones privadas suponen más de 7 de cada 10 euros, frente al 66% del año anterior y el 60% de hace cinco años.

Por programas de gasto, las mayores partidas fueron destinadas a programas relacionados con la acogida y la atención primaria (60 millones de euros), los mayores (32,8 millones), las personas sin hogar (22,4 millones), la infancia (12 millones), la familia (10,7 millones) y las personas inmigrantes (7,2 millones). Una buena parte del presupuesto también se dedicó a programas de empleo. Cáritas destinó más de 24 millones de euros a la creación 17.000 puestos de trabajo a través de 50 empresas de inserción social.

En la presentación de la memoria anual, los responsables de la organización se han felicitado por el incremento de voluntarios. Durante 2012 fueron 70.229, un 9% más que en el ejercicio anterior y 14.000 más que hace cinco años. En el otro lado de la balanza, disminuyó por cuarto año consecutivo el número de trabajadores contratados por Cáritas, que emplea en la actualidad a 4.253 personas.

Más sobre este tema
stats