23-F

La Casa del Rey no se querellará contra la autora

Los reyes dan el pésame a Adolfo Suárez Illana y a su mujer, Isabel Flores, en el funeral de Estado del pasado 31 de marzo.

El último libro de Pilar Urbano, La gran desmemoria. Lo que Suárez olvidó y el rey prefiere no recordar (Planeta, 2014) es, según la Zarzuela, "pura ficción imposible de creer". Además, desmiente "rotundamente" que el jefe del Estado alentara entre bambalinas la operación Armada para tumbar a Adolfo Suárez y agradece a los exministros y colaboradores del expresidente, y también a su hijo mayor, que emitieran un comunicado en el que tachan de "relato novelado-libelo" el volumen, concebido para "desestabilizar las instituciones y atacar frontalmente" las figuras del monarca y de Suárez. Pues bien, pese a estas gravísimas acusaciones, la Corona no piensa demandar a la periodista

No habían pasado ni cinco horas desde que finalizara la rueda de prensa de presentación de La gran desmemoria en el hotel Intercontinental de Madrid. Poco después de las cinco y media de la tarde de ayer jueves, las agencias Efe y Europa Press escupían las reacciones de la Zarzuela y de los exministros y asesores de Suárez, con muy pocos minutos de diferencia. En ambos casos, despreciativas contra la labor de la periodista. Una "acusación infame y tergiversando la verdad", decían los firmantes del comunicado: seis exministros del expresidente (Rafael Arias Salgado, Jaime Lamo de Espinosa, Rodolfo Martín Villa, Marcelino Oreja, José Pedro Pérez Llorca y Salvador Sánchez Terán), su secretario y cuñado, Aurelio Delgado; el teniente general Andrés Cassinello Pérez, el general Fernando López de Castro y Adolfo Suárez Illana. La Corona cumplimentó a los diez por la "defensa del papel institucional" del monarca y remarcó de nuevo que su relación con Suárez estuvo marcada por el respeto mutuo y la lealtad recíproca, "así como en una sincera amistad en el terreno personal". La Zarzuela trasladó su desmentido a través de un portavoz, pero no colgó ningún comunicado en su web.

infoLibre preguntó a la institución si tiene previsto querellarse entonces contra Urbano, que en su libro acusa al rey de impulsar en la sombra la operación Armada. "No conduce a nada. Este tipo de libros se escriben con un abogado al lado. Pero nosotros no vamos a debatir con Pilar. Lo que hemos hecho es sacar ese desmentido porque no podíamos dejar que se asentara la impresión de que quien calla, otorga. Así que por ahora es todo lo que tenemos que decir", respondieron ayer por la tarde fuentes oficiales de la Casa del Rey. 

La Zarzuela, en su reprobación a Urbano, ha ido más lejos que en 2008, cuando publicó La reina muy de cerca. En aquel libro, la periodista revelaba, a través de múltiples entrevistas con Sofía, que esta se mostraba contraria al aborto y la eutanasia y rechazaba que la unión entre homosexuales se llamara matrimonio. La Corona respondió que no se habían reproducido con exactitud las opiniones vertidas por la reina en el ámbito privado. Urbano contraatacó: no eran "confidencias", sino "declaraciones". La polémica, en aquel tiempo, fue mayúscula, menos proporcionalmente a la que está generando a La gran desmemoria, pese a que en este caso las acusaciones son mayores puesto que conciernen al propio jefe del Estado y a su papel en un episodio tan sensible de la democracia como el 23-F. En ambos momentos, no ha habido un comunicado oficial colgado en el portal público

Críticas de Suárez Illana y del PSOE

Con La gran desmemoria también han entrado al trapo, aparte de los ministros y colaboradores de Suárez, el hijo mayor del expresidente, quien remitió un burofax el 1 de abril a la autora para pedirle la suspensión "inmediata" de la distribución del libro, porque reproduce la foto que él mismo tomó a su padre y al rey en julio de 2008, cuando le entregó el Toisón de Oro. Que apareciera esa imagen en el libro, "además de ser un reclamo comercial", implica, para Suárez Illana, que su nombre se asocie a un contenido que dice no compartir y que juzga "profundamente lesivo al derecho fundamental al honor" del expresidente, a su papel en la Transición y al nombre de su familia. El director editorial de Planeta, Carlos Revés, ya dejó claro ayer que se habían pagado todos los derechos de autor por esa foto, tomada en el jardín de la residencia familiar. 

También el PSOE ha desacreditado la obra antes de leerla. La autora "miente mucho más que habla", dijo Felipe González el miércoles. "La autoridad histórica de Pilar Urbano es cuanto menos discutible –añadió ayer Elena Valenciano, la vicesecretaria general y candidata de las europeas–. No seré yo quien contribuya a que venda ese libro". 

Cayo Lara emplazó a la Zarzuela, sin embargo, a actuar si tanto le disgusta el libro. Que "lleve a los tribunales" a la periodista si es "falso" lo que publica, apuntó el coordinador federal de IU minutos antes de comenzar la manifestación convocada por los sindicatos contra las políticas de austeridad. Las "gravísimas" acusaciones de Urbano contra el rey son de tal nivel que la Corona "debería estar ya" demandándola o dando "todas las explicaciones del mundo". "Si las cosas son como ella plantea que fueron, viene a decir que el jefe del Estado fue quien paró el golpe y uno de los inductores del golpe blandogolpe blando [la operación Armada]", informa Europa Press. El líder de la federación volvió a solicitar que se desclasifiquen todos los documentos del 23-F porque el país "tiene derecho a conocer toda la verdad". 

Pilar Urbano responde al rey: “La Zarzuela quiere obligar a historiadores y periodistas a trabajar de rodillas”

Más sobre este tema
stats