Solidaridad con Chile

El colectivo Chilenos en Madrid y la Fundación de Baltasar Garzón reivindican la dignidad de las protestas de Chile

Imagen del acto en solidaridad con Chile, en el Teatro del Barrio, en Madrid.

El colectivo Chilenos en Madrid, junto a la Fundación Internacional Baltasar Garzón (Fibgar), organizó este miércoles por la tarde un acto de difusión y apoyo en el Teatro del Barrio a la movilización del país andino, donde el jurista Baltasar Garzón, la abogada chilena Tamara Martínez, el hispano-chileno y secretario ejecutivo de análisis del PSOE-M Carlos Morales, la documentalista hispano-chilena Cecilia Barriga y el periodista chileno Andrés Bautista han analizado y reflexionado sobre la situación en Chile a día de hoy. Además, el acto ha contado con la participación de la compañía de ballet chilena Embrujo, la cual ha rendido un homenaje al país latinoamericano con un extracto de su montaje Lota, las mujeres del carbón, dedicado a las mujeres trabajadoras de Chile.

El evento comenzó con un comunicado del colectivo chileno en el que, brevemente, expusieron el escenario que ha dado lugar a las tres semanas semanas de manifestaciones multitudinarias en las que el pueblo chileno ha exigido lo que consideran "justo". Según ellos, en un primer momento, solo demandaban la anulación del incremento en el precio del transporte pero, pronto, la rabia, la desesperación y el hartazgo ante "las injusticias siempre silenciadas por los mandatarios y gran parte de la élite política y social" dieron lugar a la creación de "un autentico levantamiento popular y transversal que ya no tiene miedo a protestar". Y por ello, señalan, ahora miles de chilenos salen a la calle para exigir al presidente Sebastián Piñera y a su Gobierno, entre muchas otras cosas, "dignidad, el fin del endeudamiento, acceso a la educación, una pensión digna, la valoración de los pueblos originarios o la condena de la corrupción por parte del Gobierno". También condenaron que el presidente Piñera haya respondido a las manifestaciones con armas, con la declaración del estado de emergencia y el toque de queda, lo que para ellos significa que el mandatario "ha roto con la democracia".

Después se procedió a la lectura en voz alta de los nombres de las 23 personas muertas a manos de la Policía y las Fuerzas Armadas desde el inicio de las protestas. Daniela Carrasco, José Arancibia, Agustín Coro, Andrés Ponce, Mariana Díaz y Alex Nuñez son solo algunos de los fallecidos. Asimismo, se mencionó a las 160 personas con heridas oculares, los casi 4.500 detenidos, en su mayoría de forma ilegal, aseguran, y las más de 20 denuncias por violaciones sexuales.

Antes de comenzar el análisis de la situación con los invitados, el colectivo recordó que el abuso no viene de ahora sino que llevan 30 años sufriendo un modelo socioeconómico, el neoliberalismo, impuesto durante la dictadura del general Augusto Pinochet. Un sistena que todavía prevalece gracias a la Constitución de 1980 y que requiere de cambios estructurales para responder a las demandas de los chilenos.

Y, por último, afearon a la comunidad internacional el hecho de que lleve años maquillando la realidad social de Chile.

El estallido era cuestión de tiempo

Los invitados compartieron con los asistentes su opinión respecto a la situación de Chile y todos ellos coincidieron en que era inevitable que sucediera."Es increíble que no haya pasado antes", aseguró Carlos Morales.

Baltasar Garzón lo describió como una "olla a presión", la consecuencia de una acumulación de agravios que han rebasado un vaso lleno hace tiempo. Señaló que a día de hoy, los medios de comunicación oficiales, "básicamente todos los medios menos los escritos lo son", le echan la culpa a los ciudadanos. Según el jurista, no se están analizando las causas: "Hablan de los 30 años de democracia pero no de los déficits, de lo que realmente hay que hablar”. Junto a la exención de responsabilidad por parte del presidente Piñera, es lo que hace imposible encontrar las soluciones a los problemas reales de la sociedad, considera Garzón: entre ellos, la desigualdad y la discriminación existentes en el país sudamericano.

Por su parte, la documentalista Cecilia Barriga señaló que la revuelta no habría sido posible sin todas las herramientas de organización social que hay en Chile desde hace unos años. Según Barriga, "los estudiantes y las mujeres han sido claves a la hora de traer nuevos discursos a la política y para denunciar la separación muy seria y muy grave en la sociedad".

Abstención en las últimas elecciones y la posibilidad de un 'impeachment'

Ante la pregunta de uno de los asistentes sobre el por qué del alto nivel de abstención en las ultimas elecciones a pesar del malestar general, el secretario ejecutivo de Análisis del PSOE-M Carlos Morales manifestó que "no asistir a las elecciones es otra forma de protesta" y que lo que esta pasando en Chile, pasa también en España y en todo el mundo: "Estamos viviendo una crisis de representatividad"

Desde el punto de vista de Andrés Bautista en relación a este asunto, la juventud ha trabajado más en generar una conciencia social pero no política, alentado por el pensamiento recurrente de "¿para qué voy a votar si al final es más de lo mismo?". Pero las cosas han cambiado, afirmó: se ha producido un "despertar", la nueva forma de hacer política es "vinculante" y abarca a jóvenes, adultos y mayores. "Ahora, la juventud entiende el poder que tiene el voto, esa cohesión social que genera la organización cívica", concluyó.

Para Baltasar Garzón, lo que demuestra esa escasa participación es que "los encargados de la gestión de la democracia no han hecho sus deberes y el pueblo les vuelve la espalda”. Y añadió: "Si hoy se convocasen unas elecciones o una votación sobre la Constitución, el nivel de participación se duplicaría". No obstante, según el jurista, lo que ocurre ahora es que la sociedad ha visto cercenados una serie de derechos y por eso han estallado: el por qué no han ido a votar y lo que está sucediendo no son hechos equiparables, considera.

En cuanto a quitar a Piñera del poder mediante un juicio político o impeachment, "la Constitución esta atada y bien atada, como decía Franco", respondió Garzón, pues al tratarse de un presidente en funciones es casi imposible llevar a término un juicio político que requiere la mayoría de los parlamentarios. Sin embargo, continuó el jurista, sí que se han iniciado acciones que quizás no lleguen a una decisión final pero sí pueden dar lugar a que se inicie el proceso: "Lo importante es que se visibilice porque supondrá la continuación de la lucha".

Garzón también señaló que existe una diferencia entre lo que se vivió durante los años de la dictadura y la situación actual: "Ahora tenemos ejemplos de jueces que exigen responsabilidades, las instituciones en parte no están participando en las barbaridades y abusos que se están viviendo estos días".

Por último, aseguró que los que están en el poder saben que es "el momento de la acción y de la resolución" y es justo por eso que lo están dilatando.

Violación de Derechos Humanos y blanqueamiento del presidente Piñera

Los casos de violación de derechos humanos y violencia sexual han hecho saltar las alarmas a nivel nacional e internacional y ha supuesto para muchas personas una vuelta a la época de la dictadura militar. Según Cecilia Barriga, frente a esta situación el movimiento feminista ha respondido organizándose para crear unidades de apoyo y autoprotección. Se han presentado denuncias con nombre y apellido—en paralelo a la labor que esta llevando a cabo el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile—, se está trabajando a nivel de redes de apoyo e incluso se han producido acciones políticas. Aunque no es suficiente: "Hay doce mujeres desaparecidas y no hay respuesta", no dudó en denunciar la documentalista.

La abogada Tamara Martínez felicitó al movimiento feminista, especialmente importante en este país desde tiempos de la dictadura. Al mismo tiempo, denunció los problemas a los que se enfrentan las mujeres a la hora de independizarse y su dependencia de los hombres que, según  ella, dan pie a que "la sociedad crea que la mujer es libre de poseer", lo que tiene como consecuencia que las mujeres no se atrevan a denunciar, por miedo y por vergüenza. Para Tamara Martínez, en imprescindible "apoyar al movimiento feminista para que anime a estas mujeres y no se normalicen estas conductas y puedan ser sujeto de reproche penal, como en cualquier sociedad desarrollada".

En referencia al mencionado Instituto Nacional de Derechos Humanos, Baltasar Garzón se dirigió a Sergio Mico, director de la organización, para recordarle que debe llevar a cabo la investigación sobre las violaciones de Derechos Humanos con total imparcialidad: "No puede establecer la conclusión antes de realizar la investigación" . Según el jurista, la actuación de Sergio Mico “está apoyando indirectamente la impunidad”.

En cuanto a la decisión del presidente Piñera de no celebrar en Santiago la cumbre del clima –COP25– ni la Copa Libertadores por las posibles protestas que se pudieran producir, Baltasar Garzón recalcó que esa no es la solución a los problemas y se ha mostrado contrario a que se le haya permitido conservar la presidencia de la cumbre cuando ha demostrado que no es capaz de dar solución a los problemas de su país. Asimismo, se ha dirigido al Gobierno español n funciones para reprocharle que, al asumir la celebración de la cumbre en Madrid, "haya blanqueado la imagen del mandatario chileno, responsable de la grave y sistemática represión de los derechos fundamentales que viven los chilenos".

Más de 75.000 personas se vuelve a concentrar en Chile en la tercera semana de protestas

Más de 75.000 personas se vuelve a concentrar en Chile en la tercera semana de protestas

Más sobre este tema
stats